Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID DÍA 25 DE FEBRERO DE 1942 NUMERO SUELTO 25 CENTS, a? g SUSCRIPCIÓN: MADRID: UN MES, PESETAS, PROVINCIAS: TRES MESES, 18. AMERICA Y PORTUGAL: TRES MESES, 20. EXTRANJERO: TRES MESES, 37,50 PESETAS. REDACCIÓN X ADMINISTRACIÓN: SERRANO, 61, MADRID. APARTADO M. 43. ABC m m DIARIO ILUSTRADO. AÑO TR 1 G ET SI M 0 0 U 1 N O N. 1 1.233 UN SUBMARINO JAPONES BOMBARDEA LACOSTA DECALIFORNIA Y HACE UN IMPACTO DIRECTO EN UNA F U E N T E DE PETRÓLEO Ataque naval contra el Japón, rechazado. Otros ocho barcos hundidos en aguas americanas. A ciento veinte kilómetros de Rangún. Churchill anuncia duras pruebas y días amargos. El Führer anuncia Jos preparativos para ef arreglo de cuentas definitivas Al adelantarse la Falange de Berlín a transEn el transcurso de pocos días ChurchiM mitir a los intrépidos aviadores 1 saludo de ha emprendido dos modificaciones bastante España, no lo ha hecho sin añadir el sentido homenaje de admiración a los que, al serviimportantes en- su Gabinete; De la primera cio de iia misma, han hecho el sacrificio de tanda ya habí- amos en A B C del domingo; sus vidas. Entre líos se encontraba uno de es la trascendente, por la preponderancia que nuestros mejores. Pequeño en estatura, pero inmenso en espíritu. Era una de nuestras fiadquiere Cripps, amigo de Moscú. La segunguras señeras de ios tiempos gloriosos de reda lo es írtenos, pues no se trata de perso- En el Palacio de El Pardo se dijo conquista. Su peculiar alegría, su clara inteligencia y compañerismo najes de gran relieve. Es más bien un intento una misa corpore insepulto un- hueco suirreemplazable sin límites, dejan entre nosotros de satisfacer a la opinión pública, que exigía como con emoción ha recordado el teniente el carácter íntimo que tuvo la renovación del equipo ministerial. Las crí- la No obstantedel cadáver del excelentísimo coronel Pazo al evocar los caídos de esta, traslación ticas se dirigían principalmente contra el mi- Sr. D. Nicolás Franco Salgado, intendente escuadrilla, que en Jos cíeíos y sobre los camnistro de la Guerra, Margesson, por los reve- general de la Armada; padre de S. E. el Jefe pos de Rusia, ha rubricado, en ei- etimológico sentido de la- palabra, la bravura, -pericia e ses en Asia y África- Y, efectivamente, ha del Estado y Generalísimo de los Ejércitos, intrepidez, características de la insuperable desde El Pardo hasta el cementerio de Nues- Aviación española. -Ernesto DEL CAMPO. sido substituido por el secretario permanente tra Señora de la Almudena, fueron muchas (Prohibida, la reproducción. del ramo, es decir, ni por un militar, ni por las personas que se asociaron al duelo del Caudillo, rindiéndole así un tributo de afecto un político, sino por un alto funcionario. En y adhesión. A B C en París cuanto al nuevo ministro de Colonias, lord En el Palacio de El Pardo se celebró, a las Cranborne, ha sido subsecretario de Negocios nueve y nredia de la mañana, una misa La triste realidad Extranjeros con Anthony, Edén. Finalmente, corpore insepulto oficiada por el obispo que el Gose supone que Moore- Brábazon haya sido se- de Madrid- Alcalá, a la de laasistieron Región, París 24, 1 tarde. (Crónica de nuestro bierno Capitán general primera Los defensores de los parado por indicación de Cripps, como estor- gobernadores civil y militar, alcalde de Ma- rédaetor- eorresponsa, l. reclamaron en la sereog Bhim y Daladier bo para tina cooperación más estrecha con drid, presidente de la Diputación, intendente gunda, audiencia de la vista de Riom. la anugeneral de la Armada y otras personalidades. lación del sumario y la apertura de una insRusia. Terminada la. misa, el párroco de El Par- ENTIERRO DEL PADRE DE S. E. EL JEFE DEL ESTADO A B C e n Berlín Adiós a la primera Escuadrilla azul Berlín 24, 1 tarde. (Crónica de nuestro redactor- corresponsal. Para quienes, hace ahora poco más de medio año, tuvimos a satisfacción Se darles aquí üa bienvenida, ha sido, en verdad, cordialísima la de poder volver á saludar en Berlín, de paso para España, a los bravos aviadores de! Escuadrilla azul, que tan de gloria se han cubierto sobre el gélido cielo de Rusia. Muy pronto, otros cámarádas los ¡sustituirán para, con el espíritu del inmortal Morato, seguir manteniendo lozanos en tan lejanas e inhóspitas tierras los laureles de la gloriosa Aviación española. Para la Falange de Berlín ha sido una jornada (Je fiesta mayor la que de ha ofrecido ocasión de agruparse alrededor del, embajador de España y jefe supremo de ¡la organización en Alemania, el conde de MayaJde, para expresar a los valientes repatriados todo el orgullo y admiración con qu e desde aquí hemos seguido todos los compatriotas au brillante actuación. El más. genuino adelantado de España, su representante oficial, Jes dio ja bienvenida con palabras emocionadas y alusivas a ¡la trascendental misión que nuestros aviadores han cumplido en Rusia, al proseguir sobre sus cielos la lucha iniciada en nuestra Patria contra el enemigo bolchevique. Habéis sabido mostrar al mundo que si iel español, en heroísmo, no es superado por nadie, en el inteligente manejo de la técnica moderna puede igualarse a los mejores les ha dicho, resumiendo el sentir de la numerosa concurrencia reunida en los salones le la Falange. La Gran Cruz de Alemania, en oro, que sobre el pecho del comandante Salas- digno sucesor del héroe García Morato como en su discurso de salutación le califico el as de ¡la Aviación española y actual agregado aéreo en Berlín, teniente coronel Pazo- prendiera el general Vori Richthofen en el acto de despedirse de nuestros aviadores, este gran amigo d España: y antiguo jefe dé la Legión Cóndor, galardonado por iel Caudillo con la Medalla Militar española; y las cruces de hierro de primera cíase que con él ostentan üos integrantes de esta magnífica escuadrilla que, en realidad, es la de Morato, nos hablan de una sinoera, sentida, y reciproca- menté estimada fraternidad de armas, que no dejará de producir valiosos frutos en el porvenir. En un porvenir q descansa en la ue brillantísima actuación de estos nuestros aviadores. dignos camaradas da los valientes de i- TVtHaiñn Azul, del mismo modo que. las do y los padres de la comunidad de franciscanos del pueblo rezaron diversos responsos, procediéndose después a la ceremonia reli giosa del entierro. El Caudillo, en unión de las autoridadea antes mencionadas, del embajador de España en Portugal, D. Nicolás Franco, del general Franco Salgado, del alto personal de sus Casas Militar y Civil, acompañó al cadáver hasta la salida ¡de El Pardo, donde se despidió el. duelo, rindiéndose a r finado los ho ñores propios de su jerarquía militar por una compañía de Infantería de Marina, que desfiló a continuación ante el féretro y haciéndose las salvas de ordenanza. Acto seguido se efectuó el traslado al panteón familiar- en el cementerio da Nuestra Señora de la. Almudena. trucción nueva. En cambio, los Sres. Ga. melin, Jacomet y Guy la Chambre observaron, así como sus abogados, silencio riguroso. Según los primeros, la acusación, peca, por vicio de forma. A lo largo de una sesión en que ía casuística suplantó a la dialéctica, y el pormenor procesal, e inclusive dramático, fila figura de delito que se ¡trata de esclarecer, el antiguo leader marxista exhumó, después de. tres años de prudente mudez, su repertorio de ademanes equívocos y su terca voz constipada. Mucho antes, en efecto, de entrar en la, prisión, callaba el jefe del grupo más numeroso de la Cámara; calló en la primavera de 1940; calló en una sesión memorable de la Asamblea Nacional, cuyo orden del día, consistió en un voto de cenfianza al mariscal Pétain. Si el Sr. Blum cree que la guerra se perdió por culipa de un Estado Mayor, que, pretiriendo la Aviación, el yl estrategia, dinámica, De todas, las provincias españolas llegan material blindado una a guerra de posiciones, se consiitu yó en incesantemente a la Casa Civil de S. E e l ¿cómo se entienda que no lo dijera hasta Jefe del Estado infinidad de mensajes en Tos ahora? ¿Cómo se ntie- ná que haya esperaqu 6 las ¡autoridades y jerarquías y muchos do a que le acusen para, a su vez, erigirse particulares expresan al Caudillo su pésame en acusador? Sobre que las responsabjlidamás sincero y dolorido por la muerte de su cíes civiles no excluyen las responsabilidapadpe, l excelentísimo señor D. Nicolás des militares, ni la traición a los deberes Franco Salgado- Araujo. del cargo que la requisitoria denuncia en los hombres ¡políticos deja, de ser compatible, y quizá simultánea, por la impericia de un man. El embajador de Alemania, acompañado do cuya más alta Jerarquía, el ex generalíd e barón de las Torres, visitó ayer tarde, a simo Gamelin. se eienta también, en el ban l Jas cu atro, el cementerio de la Almudena, quillo. La defensa- -ha, replicado el fiscal, Sr. Cas, colocando sobre la tumba del padre de S. E. el Jefe del Estado y Generalísimo; de los tagneau- -se duele de que el proceso se lia unas personas, siendo que Ejércitos una magnífica corona enviada ex- mite otras no cuantas responsables. Masasí que hay menos lo presamente por el Führer. se trata de deslindar aquí es la preparación de la guerra, y lai ley. prevé que los culpables son tales ministros y cuales ex ministros, no los generales. Las responsabilidades subsiguientes surgirán, en todo caso, en Berlín 24, 2 tarde. Con motivo de la el curso de la vasta. Los Sres. Blum y Dala. dier se resignan a desalojar esta trinchemuerte del padre del Generalísimo Fran- ra, pero tratan de resistir en otra. ¿Por qué co, el Führer- Canciller ha enviado un te- fijar la impreparación de la guerra en junio de 1936? No cabría fijar el tránsito d e la legrama de pésame al Caudillo de Es- paz a la, guerra antes del otoño de 1988. puesto que, al concertarse e n septiembre de paña. -EFE. tal año los acuerdos de Munich, se alejó la perspectiva de una ruptura de hostilidades. De suerte, que la inrpreparaciOn de la, guehazañas de unos y otros recuerda, n hoy a todo rra viene desde septiembre de 1938, q data el mundo ¡la Cruzada qu e, como primer- acto de antes. Si la instrucción se pronuncia por de la, actual gran contienda mundial, coronó esta segunda alternativa, ¿por qué empezar triunfalmente. el Caudillo Franco. El ¡cma a contar desde el advenimiento al Poder del Segunda campaña pintado en la fuselada Frente Popular y no buscar más atrás, por proa de los cazas españoles en Rusia, sub- ejemiplo, a 1934, año en que el mariscal rayando la insignia del grupo del inolvidable Pétain era ministro de la Guerra? Morato, es harto elocuente respecto ai sentiLa Saja no se ha- stremeeido. Los circunsdp de la presencia á España éri Eus: 4, tantes todos han dominado eu estupor. No Una corona en nombre del Führer Telegrama de pésame del FührerGanciller al Generalísimo Franco