Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. DOMINGO 9 D E NOVIEMBRE D E 1 9 4 1 EDICIÓN D E JJA MAÑANA. PAG. 1 S. EN UN MAGNIFICO DISCURSO, EL FUHRÉR EXPRESA LA CERTIDUMBRE DE LA VICTORIA, A U N Q U E LOS ENEMIGOS SE ESFUERCEN EN PROLONGAR LA GUERRA Los alemanes en el istmo de Kerch. Los ingleses pierden 3 y aviones sobre Alemania y otros 14 sobre; e! Canal de Ja Mancha. El discurso del Führer habrá exaltado los ánimos de sus viejos partidarios de primera hora. Sil tono viril de su verbo es realmente admirable. Expresa con fe inquebrantable la certidumbre de la victoria, aunque no menciona, ¡echas. Sabe fíue la lucha va a ser dura y prevé incluso la posibilidad de que por voluntad de los anglosajones la guerra se prolongue. Todo es posible- -dice- -menos que Alemania capitule. Acepta el reto (le Washington, ipero, a pesar de la orden dada, por el Poder ejecutivo norteamericano de que los barcos armados disparen contra cualquier buque alemán, las instrucciones de Berlín son contrarias. Sólo se disparará contra aquel barco yanqui que haya (ornado la iniciativa o Nevé contrabando de guerra. En cuanto a la 77. R. S. S. aunque resista todavía, ocho o diez millones de combatientes lian sido ya eliminados. Él aís de la mentira está virtualmente vencido. En resumen; se trata de un discurso que demuestra a todo el mundo la decisión inquebrantable del Reich nde continuar luchando por su libertad. y el bienestar de Europa, salvada de. la amenaza bolchevique y la explotación plutocrática. 1 los transportes alemanes y realizar la in; vasión y ocupación del Cáucaso. Y los ingleses, aquí, piensan ilusionadamente, y- así lo. dicen, en el numeroso ejercitó: que el general Wavel manda en las regiones, asiáticas contiguas. Luis CALVO. (Prohibida la reproducción. Importante discurso del Führer Para conmemorar el levantamiento de hace; dieciocho años Munich S, 11 noche. En la ¡histórica sa. la. de Ja Loewenbraukeller se reunieron esta noche, como oiros años, k) s participantes en la marcha nacionalsocialista del 9. d noviembre de 1923 y por portaestandartes del, Partido nacionalsocialista. La reunión de los viejos nacionalsocialistas tuvo g- ran solemnidad, por la presencia del Führ er, que. llegó del Cuartel Genera, l del Este. El gauleit. er Adolfo Wág ner le dio la bienvenida y rogó al Führer hiciese uso de la palabra. El Führer recordó sus tentativas pacifistas, las malas intenciones de las demoera, cias, las victoriosas campañas en Polonia, Noruega y Francia. v A B C en Roms El discurso de Stalin en la opinión italiana Roma, 8, i tarde. (Crónica de nuestro redactor- corresponsal. El discurso de Stalin no apura rni indigna a la opinión italiana, que, por el contrario, lo comenta alegremente, sobre todo en la pa, rte que reprocha a Inglaterra por no haber creado un nuevo frente contra Alemania, que hubiera. hecho menos terrible el ataque a Rusia. Italia bombardea, sin cesar las bases de Malta y soporta con estoicismo defensivo la represalia, de frecuentes incursiones enemigas sobre Sicilia y puertos del Sur, y persigue tenazmente a los convoyes ingleses. Por es, o tiene la orgullos. conciencia de que el frente que Stalin echa de menos no pudo formarse por la acción de las fuerzas fascistas en el Mediterráneo, que, entreteniendo a Inglaterra, han hecho más desesperada la situación del enemigo bolchevique. Se consideran fantásticas y pueriles las es. peranzas de Stalin de recqnstruir, antes de que llegue el fracaso definitivo, lo que le costó veinticuatro años de trapajo, y ha perdido en poco menos de cuatro meses, e inútiles -y absurdas las inconsecuentes frases dirigidas a envalentonar al nacionalismo ruso después de la larga enseñanza perniciosa, de carácter absolutamente internacionalista. El sentimiento de amor patrio no se compadece con el fondo nihilista de las teoría, s bolcheviques, que, al perder los bienes ¡materiales de las ciudades de donde huyen, destruyéndolas, perdieron tod fuerza moral y espiritual. -Felipe SASSONE. (Prohibida la reproducción. En este sencillo croquis se aprecia la situación aproximada do los beligerantes: en una parte del sector Norte del frente ruso. Entre los lagos Ladoga y Onega, las tropas finalndesas están sobreel fÍQSvir, en tanto que los alennaiies se extienden por la prtlia S. del primero de aquellos Jg s I gta. el río VollsJiov. Resulta a sí un ¿spacjio: intermedio ó upa lo aún por los soviets, espáÁüo que puede sor cerrado por las tropas de von i e e b atacando en direocióú al JtfE. ij acción, Que parece haberse inioiado liace días con la conquista de numerosas obras fortificadas en el sector del Valkhov, impediría en absoluto el acceso de los rojos al lago I adoga y su relaolón, ahora ya muy difícü, con San Petersburgo. -V. algunos yacimientos desparramados. -por la región del Don y, en la isla de Sakhalin, los tres grupos- prirfcipales son: Norje y Sur del Cáucaso, que tifeíien uan avanzada en Krasnovodsk, en la orilla oriental del mar Caspio; los pozos al Norte del Caspio, entre Iosríos Bajo IXral y Emba, y los, yaoimientos a orillas d el, río. -al Este; d e Kuibjshef, a unos 1.100 kilómetros al Este de Moscú. De estos tres grupos, el primero es el más importante, porque produce el 90 por 100, y de ese 90 por 100, un 70 por 100 arranca de ios pozos de Bakú, que tienen fama de ser los más fecundos del mundo. De Bakú salen dos tuberías, que desembocan ambas en Batum, y de Makhach K- ala, al Norte de Bakú, otras dos tuberías llegan a Tuapse, en el mar Negro, y a Rostov, en el Don. Toda esta región entre el río Arajes, al Sur, y el Bajo Don y el. Bajo Vcüga se mide hoy no por kilómetros, sino por barriles de gasolina. Si Rusia la perdiera, habrfa perdido la guerra: ese es el hecho esencial en la campaña alemana en el mar Negro. El mar Negro, y no el territorio que lo bordea, es la ruta estratégica del Cáucaso. Odessa y Nicolaieff están ya en poder de Alemania y sus ejércitos se aproximan a Sebastopol. Si Sebastopol cayera, las únicas bases para la Escuadra roja serían Novorossisk y Batum; la primera, precaria para la defensa, a poco menos de 100 millas marinas de Crimea, y la segunda, más precaria, todavía, porque e, s un puerto comercial muy poco profundo. Dando, pues, por sentado que Alemania, necesitará en lo futuro añadir gasolina natural á la que recibe de Rumania y a la que produce sintéticamente, y atribuyéndola también el propósito militar de arrebatar a Rusia su mejor activo, guerrero de defensa, el problema estratégico que Alemania, resuelve en estos. momentos es como sigue: Mantener en el Norte luchando a. los ejércitos rusos; forzar la línea del Don y, avanzando hacia el- Este sobre Stalingrado y Asta- afean, aislar a los rusos de sus yacimientos petrolíferos, obligándoles a destruir los pozos caucásicos y privarles de gasolina; obligar a la -Escuadra rusa dal mafr Negro a refugiarse en Batum y destruirla desde el aire, con el- objetivo final de abrir el mar Negro a- Prepararnos a la lucha final Considera. ba necesario que Gra- n Bretaña se diese cuenta de qué no- tenía sentido alguno para ella el continuar la guerra, así como que tamüoco había nada que pudiera, impedir u na paz razonable. Pero la insensatez, que dirige, los destinos de Inglaterra desde hace años, interpreté mi actitud como una señal de debilidad. No fui bien comprendido. No queda otro camino que prepararnos- a la lucha final y tomar el camino que nos permitiría- librarnos y libra, r. n Europa e. los peligros que amenazaban al Continente. Los manejos del judéo- capitalismo Guando hablé a nte vosotros la- última vez, lo hacía absolutamente persuadido de- la victoria. Pero esta. ba. convencido qug a- etras de todos Jos acontecimientos se ocultaba eíUene- migo que siempre se ha aprovechado. de las discordias entre las nacio. nes; el juefio inter 7 nacional. Este, ju. dío había sido descubierto por mí corno el incendiario mundial, el cual, por medio de la Prensa, la radio el cine y el teatro había envenenado durante lar- gos años- el espíritu de las naciones. Claramente podía, observarse que este proceso de envenenamiento continuaba. Los financieros judíos trabajaban en este sentido, y en los primeros días, de la. guerra, algunos ingleses que poseían acciones de las industrias. de armamento declararon abiertamente que la lu cha duraría, cuando menos, tres años, Dominación judía en Ja l í R. S. S. A continuación el Führer d eclaró que Inglaterra se había. convertido en la! protectora de la infamia judeo- capitalista y democrática Era perfeciíamente dlaro jue el espíritu, judío sft volvería oontra nosotros -desde el punto donde reinaba más ampliamente: desde la U R. S. S. En este país todos los intelectuales fueron asesinados. y todos loé trabajadores estaban sometidos a un 1 régimen d ei. esclavitud- ptor medio de una organización de comisarios y de judíos comerciantes. S reflexionó sobre si en este EstaAo llegaría algún día a dominar la idea nacional: pero da: esta forma, reflexionando, ee llegó a olvidar que el hjombre que ¡pasajeramente se ha convertido en dueño de los destinos da Rusia era sqlam ente un instrumento mjanejadia por la judería. A B C en Londres Otra ilusión sobre el Cáucaso Londres S, 6 tarde. (Crónica de nuestro redactor corresponsal. Napoleón- -esa inagotable panacea- -dijo que los ejércitos marchan con el estómago. Lo recuerda hoy un crítico militar inglés para decirnos que es el petróleo el sustento de los ejércitos modernos. El petróleo es la sangre de la civilización actual, y si por magia se agotara en el mundo, todas las naciones organizadas en comunidades cultas se derrumbarían. Por una chocante paradoja, el más poderoso de los países que en Europa carecen de petróleo natural lucha hoy a muerte con el más poderoso de los países que en Europa producen petróleo y la suerte de la. guerra favorece al que no lo tiene. Pero si la lucha se prolongara indefinidamente, la victoria sería del país que se adueñara- de los yacimientos más ricos. La razón está, en. que en una guerra total el factor industrial y agrícola reipresenta sn noventa por ciento. Cuanto más se prolongue la guerra más preciso se hará ¡el atender a las necesidades de la retaguardia, que vive, trabaja y produce para la guerra gracias al petróleo. La agricultura mecanizada de hoy requiere tanta sangre- petrolífera como la industria, y amibas, más que los ejércitos. Estas consideraciones generales hacen pen; sar a los cornentarisías de Londres que no hay más que un frente importante y transcendental para, el final de la guerra- en ¡Rupia: el mar Negro y él Cáucaso; Aparte de Ciento setenta divisiones rusas en la frontera alemana Se refiere el Führer a ios gigantescos, preparativos de guerra oiyiétieos Y menciona los centenales de campamentos militares- en donstrucció: n. El aumento intensísimo 3 la e producción bélica y. finalmente, lar concentración de 170 divisiones en la r oj ¡téra alemana. Después de referirse a m 8 conversa ciones con Molotov y a la coMíieción de qa la. V, R. S. S. entraría en liáá -a- finales del verano o, lo ml s tand en el otoño, -Hitlíer; dice, que el donflicto d Setvia fue provocado por 1 la Unión Soviética, ya. que Stalin. estaba convencido de a. ue esta campaña distraerla, al Ejército alemán durante un año e ntero, y que- en este espacio de tiempo 1? Ejército bolchevique- ipodríaítener- lar- calón d. e in téry nir.