Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C ViEUNKS 12 BK SíiU- BE 1341. K P A H. ROOSEVELT PRONUNCIA UN DISCURSO DE TONO BELICISTA Y ASEGURA QUE SUS BUQUES YA NO ESPERARAN EL ATAOUE ENEMIGO El regente de Hungría y Bárdossy visitan al Führer en el frente ruso. En Carelia, alemanes y finlandeses han establecido contacto. Inglaterra envía centenares de aviones a Rusia. Incendios catastróficos en Moscú y San Petersburgo XIn neutral que coge un barco o un avión de alguna potencia beligerante, sabe que arriesga su vida. Por esta razón lo prohibe la Ley de Neutralidad norteamericana. Y si ahora el presidente Boosevelt autoriza a los ciudadanos de sil país a viajar, aunque sea excepcionalmente (para empezar) en barcos o aviones ingleses, lo hace, sea para preparar la abolición de la referida ley, -seo- porque no le importa mucho que se produzca un nuevo incidente. Lo mismo podemos decir referente a los barcos que van a Islandia o a Egipto, es decir, que entran en agtias proclamadas por el Eje como zonas de guerra. El hecho de qu, e troyas norteamericanas acampen en Islaudia, no es argumento qus pueda convencer a los alemanes de dejar pasar a los buques con bandera rayada y estrellada. SI los Estados Unidos pudiesen crear impunemente una base en Islandia, no habría razón para que no crearan otra en las islas Feroe, en Escocia, en Irlanda jo todavía más cerca de Londres. Islandia, aunque dista ochocientos kilómetros de Inglaterra y inil de Noruega, forma, geográficamente, parte de Europa y no del lievvisferio occidental. Alemania no admitirá, pues, que los Estados Unidos establezcan una ruta segura entre su territorio y la isla boreal. Si los buques estadounidenses insisten, será imposible evitar nuevas y serias complicaciones. El Gobierno de Washington estima que la solidaridad democrática le impone la obligación moral y material de asistir al Imperio británico en su lucha contra la Alemania Mtlerista. Pero debe comprender que tal política tiene sus riesgos. No es posible gozar al mismo tiempo de las ventajas de un- país neutral y desarrollar una política que apenas difiere de la actitud de un- beligerante. Por el extracto que conocemos del discurso de lioosevelt, el presidente abandona las últimas ficciones de la neutralidad, había sido la discusión de cuantas cuestiones afectan conjuntamente a loa Estados Unidos y a la Unión Soviética. Por otra paríe se manifiesta que la Misión norteamericana que ha de representar a dos Estados Unidos en la Conferencia anglo- soviético- amerieana saldrá para. Moscú a últimos de semana. -EFE. El presidente norteamericano afirma que Jia llegado el momento de la defensa activa Washington 12, 3 madrugada. A las 21,85, hora l o c a l lia pronunciado el presidente Roosevelt su anunciado discurso, ante el micrófono instalado en la Casa Blanca. Refiriéndose al reciente incidente naval, declaró que el hecho crudo y descarnado es que un submarino alemán disparó el primero contra el Greer cea la deliberada intención de hundirlo. A juicio de Roosevelt se trata de un acto de piratería, tanto desde el punto de vista legal como desde el moral. Agregó que este incidente no constituye un hecho aislado, sino que forma parte de un pía 1 general. Dijo, asimismo, que los barcos de guerra italianos y alemanes que en lo sucesivo entren en las aguas defensivas norteamericanas lo harán con los consiguientes riesgos y peligros Precisó después que, como jefe del Ejército y la Mariua de IQS Estados Unidos, ha ordenado que se ponga en práctica inmediatamente esta nueva táctica y que la responsabilidad de lo que pueda ocurrir será únicamente de Alemania. Agregó que los barcos norteamericanos no dispararán, a no ser que deliberadamente Alemania dé motivos para ello. Añadió después que la nacionalidad del submarino está clara, porque ningún barco de guerra británico o norteamericano se encontraba en las proximidades del lugar del incidente. Dijo también que Norteamérica no ha buscado la guerra a cañonazos, ni tampoco la buscará ahora, pero no desea tanto la paz, que esté dispuesta a comprarla permitiendo que sean atacados impunemente sus barcos de guerra ni sus navios mercantes. Los submarinos alemanes- -dijo- -son las serpientes de cascabel del Atlántico. Ha llegado el momento de la defensa activa. El designio nazi es abolir la libertad de los mares para de este modo dominarlo en absoluto. No abrigo ninguna ilusión en cuanto a la eficacia de las medidas que adoptamos. La Marina de guerra d e los Estados Unidos no será invencible más que mientras subsista la Marina británica, Añadió que todos los buques de los Estados Unidos, cuando ee encuentren en sus aguas de dlefensa, no esperarán ya el ataque de los barcos del Eje. sino que tomarán la iniciativa. Ha llegado la hora de decir: Habéis atacado nuestra propia seguridad, pero no iréis más allá. Ei presidente Roosevelt terminó su discurso diciendo: Nuestros barcos patrulleros y nuestros aviones protegerán a todos los barcos, no solamente a los nuestros, sino a Jos de cualquier nación que efectúe el comercio en nuestras aguas de defensa. -EFE. pidez a los lugares donde Iag cosas pueden hacerse. O se trata de un encomio vano o de un aviso. Lo cierto es que informes de la ciudad de E ¡1 Cabo afirman que Gran Bretaña está preparándose aprovechando el fin dei calor en el desierto occidental y la preocupa ción de la campaña rusa para proteger, según se dice aquí, el flanco occidiental del canal de Suez, de la misma manera que en Mesopotamia, en Siria y en Persia se ha pne. venido contra un posible ataque desde Orlen, te. Los periódicos hablan del papel que en estas operaciones desempeñará el material de los Estados Unidos. Millares de centenares de toneladas- -se dice- -dan ahora la vuellta al cabo de Buena Esperanza y los barcos van consignados, unos a l Mediano Oriente, y otros al Pacífico. -Luis CALVO. (Prohibida, la reproducción. El discurso de Roosevelt Roosevelt regresa del entierro de su madre y reúne a sus íntimos Washington 11, 1 tarde. El presidente Roosevelt. de regreso del entierro de su madi ha llegado a Washington. Roosevelt convocó a conferencia: a los secretarios de Guerra y Marina y a los jefes políticos del Congreso, así como a Hopkins. Los periódicos coinciden en afirmar que la situación en que actualmente se encuentran los Estados Unidos es muy seria. La expectación de la opinión púbflica es también grandíe, y en todos los cinematógrafos serán suspendidas las proyecciones el tiempo que dure el discurso, que será retransmitido por los altavoces de las salas de espectáculos die todo Nueva York. -EFE. A B C en Londres Reunión de dirigentes políticos en la Casa Blanca. Mucha expectación Ante el discurso de Roosevelt. La esperanza y el miedo Londres 11, S noche. (Crónica de nuestro redactor corresponsal. Tan peligrosa es la corriente de opinión que acerca de los Estados Unidos brota de la esperanza, como aque. lia que está basada en el miedo dice Ev: ening Standard en vísperas del tan anhelado discurso del presidente Roosevelt. Los quie, cegados por la esperanza. creen que los Estados Unidos van a proporcionar a este país una rápida e ilimitada, afluencia d ¡e material de guerra, proyectan como los niftos su imaginación hacia las florestas de los cuentos de hadas, donde la victoria con una V colosal vendrá un día mágico a coronar en 1 cuentro. En realidad se olvidan de este hecho amargo: que la producción de los Estados Unidos no ha adquirido todavía su pleno desarrollo, y que el S por 100. por lo míenos, O de esa producción sigue consagrada a productos de paz. Los que movidos d e miedo piensan que los Estados Unidos se encargarán un día, de la dirección de loa negocios británicos y aún del Imperio y que mediante una ayuda parsimoniosa buscan deliberadamente el agotamiento nervioso de esta metrópoli, son víctimas del espejismo contrario. La verdad, dice un comentarista, Reside en el término medio, en una moderación de la esperanza y también del temor. Bl presidente Roosevelt ha de sortear escollos en su propio país. Escollos democráticos. La última presunción de que tiene el pro. pósito de convoyar a los barcos de guerra yanquis hasta las mismas aguas territoriales británicas, revocar la ley de Neutralidad y proteger igualmente los transportes a Vladivostok y a Suez. Se habla en Washington paladinamente de que el país se va aproximando a un ápice análogo a, l de los primeros meses de 1917 cuando el presidente Wilson afirmó que la declaración de guerra a Alemania sólo aguardaba, hechos efectivos y evidentes Es decir, que, según el pasto periodístico, se está produciendo en Washington la atmósfera eléctrica precursora de) esr taludo. La voz pública habla de sucesos inminentes en África. El general Wavel- -afirma el Evening New -no es hombre de resoluciones tardas. Está convencido de que la rapidez es la esencia de la guerra moderna y de que e; mejor medio d- s hacer rápidamente las co as es acudir personalmente y con ra- Washington 11, 1 tarde. Los dirigentes políticos del grupo republicano y el democráti tico de la Cámara, de Representantes han sido citados para la reunión en la Casa Blanca, reunión a 3 a que asistirá el presidente Roosevelt. Los círculos políticos estiman que el presidente informará de este modo del contenido de su discurso d esta noche a. los diputa- Jos La Cruzada contra Rusia norteamericanos, si bien se opina que el discurso debe tratar de cuestiones trascendenParte alemán. Operaciones con éxito tales cuando se decida a consultar antes de pronunciarlo. Gran Cuartel general del Führer 11, 3 tar Ei presidente Roosevelt tratará en su dis. de. El Alto Mando de las fuerzas alemanas comunica: curso de esta noche todas las cuestiones de En el Este, las operaciones se desarrollan actualidad, sin dejar ni una so; la sin respuesta. Esta información ha sido facilitada a con éxito. -EFE. los periodistas por el secretario de la Casa Contacto de las tropas alemanas y Blanca, Early. -EFE. sevelt aludirá en su discurso- -según el corresponsal de la Agencia Reuter en. Washington- -a que otro vapor norteamericano fue hundido en el Atlántico hace unos días. A juicio del citado corresponsal, el discurro será de tonos enérgicos y acaso ei más importante que haya pronunciado desde que comenzó la guerra. Al terminar la conferencia celebrada en la Casa Blanca, a la cual asistieron ios leaders demócratas y de republicanos, el senador Barkley, demócrata, declaró que había sido discutido el discurso del presidente y que nadie juzgó necesario introducir modificaciones en el texto. Agregó que no se había discutido para nada la cuestión de introducir variaciones en la ley de Neutralidad. En los círculos competentes ee estima que el haber asistido a la conferencia, elementos demóci- ates y republicanos parece indicar qeu fueron discutidos problemas muy importantes. -EFE. Los jefes del partido aprueban el texto finlandesas Estocolmo 11, 3 tarde. Una columna de del discurso choque alemana ha franqueado el río Svir Washington 11, 5 tarde. El presidente RooCaptura de prisioneros y abundante material de guerra y ha establecido contacto con las tropas finlandesas del Oeste del lago Ladoga, según informan de Helsinki. -EFE. Roosevejt conferencia durante hora y media con el embajador ruso Washington 11, 8 tarde. El presidente Roosevelt ha celebrado una conversación de hora y media con el embajador soviético, Umansky. a presencia del secretario de Estado, Cordell Hull. Este lia declarado al abandonar la Casa Blanca- -según anuncia la Asso. ciated Press- -que el objeto d e la entrevista Berlín 11, 4 tarde. La Agencia oficiosa alemana comunica, como ampliación al parte de guerra: Las tropas alemanas cercaren y aniquilaron ayer a un grru o de fuerzas soviéticas que resistían en el sector central del frente del Este. En la. operaciones de limpieza que siguieron a esta batalla se han hecho 2.000 prisioueros y se ha capturado abundante armamento y material. En otro lugar del mismo sector, los soviets, atoyados por numerosos tanques, trataron, de atacar nuestras posiciones, pero fueron rechazados en un contraataque desencadenado inmediatamente. El enemigo se retiró apresuradamente, y durante- su persecución, los fuereas alemanas destruyeron 13 carros blindados En un tercer subsector, los bolcheviques perdieron 10 carros más. En vena localidad ocupada se registraron ayer fuertes combates en las casas. Después deuna intensa lucha cuerpo a cuerpo, los soldados alemanes expulsaron al enemigo de sus reductos. Tin grupo motorizado alemán, que durante el combate había rodeado la población, sorprendió. e n una de las carreteras de salida, a todo el Estado Mayor de una di-