Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID DIÁ 1 DE MARZO DE 1941 NUMERO SUELTO 15 CENTS. SUSC 1 UPC 1O N: MAlHili) UN MES, 3,70 PESETAS. PROVINCIAS: TBES MESES, 12,05. AMERICA Y PORTUGAJDí TBES MESES, 13,15. EXTRANJERO: TRES MESES. 33.65 PESETAS. REDACCIÓN Y ADMINISTRACIÓN: SERRANO, 61, MAPRIPi APARTADO K. 43 ABC DIARIO ILUSTRADO. AÑO TR 1 GESI MO CU ARTO N. 10.926 D U E L O N A C 1 O N AL EN LA M A Ñ A N A DE AYER FALLECIÓ EN ROMA S, M, EL REY DON ALFONSO X 11I Su Reinado. El fallecimiento. Semblanza biográfica Rivera y se instauró en España el régimen de La Constitución de 1876, como las precedictadura. Fueron- años de prosperidad, de ordentes, fijaba un plazo demasiado corto para DUELO NACIONAL habilitar a los menores de edad, eri la suceden, de trabajo fecundo. Bajo las directrices sión dinástica. Al cumplir diecisiete años, don El Gobierno expresa su hondo certeras de aquel gran patricio, el país se Alfonso XIII, nacido Rey como heredero posrehizo y España se vio bien regida y se sintumo de D. Alfonso XII el Pacificador, tuvo pesar y adoptará las medidas netió segura de sí misma. Alumbraron, entonces que ocupar el Trono de España y regir a la cesarias para el traslado de los hombres de alta, inteligencia y noble corazón nación en circunstancias que aun para la may entre ellos el insigne D. -José Calvo Sótelo, dures y la experiencia hubieran sido trabajo- restos al Panteón de El Escorial que había de dejar ¿con su. labor portentosa, sas. El sistema parlamentario había seguido, honda huella en la administración local y en El Jefe del Estado, Generalísimo con mayor celeridad que en otros países, el la Hacienda españolas. Franco, firmó ayer el siguiente deproceso degenerativo que le impone su natura: En la- jornada histórica del 14 de abril de creto lesa, porque a la letra constitucional que deli 1931 el Monarca, que d quiso derrama E n él día d e h o y h a fallecido en. mitaba en condiciones aceptables de restricmiento de sangre, suscribió u- n documento noRoma Su Majestad D Alfonso de ción y utilidad la función- de las Cortes, haBorbón y Habsburgo Lorena, q u e ble y levantado y se retiró de España con la bíanse superpuesto aquí modos exóticos, imiDinastía. taciones perniciosas, convencionalismos y há- hasta el 14 de abril de 1931 y duranbitos que se vigorizaron como un estatuto de te u n dilatado período de la Historia Ha muerto un gran, español. Su corazón eshecho y acentuaron su degeneración. El Par- de E s p a ñ a reinó en nuestra nación. tuvo penetrado siempre de un amor sin- límilamento, fuera del tipo histórico al que inten- El Gobierno participa con hondo petes a España. Español por su educación, por tó aproximarlo la ley de 1876, era, no ya insu temperamento, por sus anhelos, por aquel sar en el sentimiento por su muerte. eficaz, sino dañino: un secuestro de los podeideal de engrandecimiento de su- Patria, que Y al comunicar al pueblo español la res del Estado, una remora consentida y exfue guía y norte de sus actos. Sobre él cayeinfausta noticia, cumple a la vez el plotada por la inferioridad de la clase p. olítiron la falsedad y el odio de quienes, quebranpiadoso deber de disptBer- las honras ca. Habían desaparecido Cánovas y otros potándolo, querían quebrantar el baluarte que se cos hombres que dieron algún tono de autori- fúnebres q u e proceden y de rendir el oponía a sus ansias antiespañolas. Su figura dad y seriedad a la vida- pública. Los partihomenaje q u e es debido al Soberano entra en la Historia, y en ella encontrará la dos gubernamentales, envueltos en el desdén muerto- lejos de la Patria, cuyos desjusticia queje corresponde. popular, incorregibles e impotentes para re- tinos sirvió fervorosamente desde su A B C, ante la inexorable- desgracia que validarse y rehacer su fuerza y su apoyo en puesto de Rey. E n su día, el Gobiernos llena de un hondo dolor, -hace llegar a la la- entraña del país, minados todos por la dis- no acordará las medidas necesarias Real Familia el testimonio de su solidaridad cordia del personalismo, disgregados en exien sus sufrimientos, y eleva férvidamente suguas fracciones fulanistas, vivían de ficciones para el traslado de los restos al panteón del Real Monasterio de E l E s- oracióna Dios para el descanso eterno del alma a expensas de la Corona, siempre sin el conde D. Alfonso XIII. curso apreciable y efectivo de la ophtión pú- corial. blica; y los otros partidos, alcanzados también El fallecimiento E n su virtud, por la displicencia general se mezclaban d las Don Alfonso XIII murió a las once cinD I S P O N G O Artículo i. E l día mismas ficciones oligárquicas, buscando en cuenta y uno de ía mañana ellas el provecho de su política y a. veces la i d e m a r z o de 1941 sera de duelo n a satisfacción de codicias. personales. Esta cri- cional, declarándose inhábil á todos Roma 2 8, 1 tarde. Don Alfonso de Borbón, cuyo estado se había agravado durante sis que el Rey halló al subir di Trono y que I los efectos oficiales. las últimas horas, ha muerto a las 11,51 de fue agravándose- en lo sucesivo, puso a prueesta mañana, h Art. 2. 0 A partir dfil m o m e n t o de ba- -y a muy dura prueba- -su capacida. d y su. El doctor Colazzo se encontraba presente la firma de este decretd y durante los en el momento; en que D. Alfonso sufrió un celo en los treinta años de su Reinado. Don nuevo e inesperado ataque. Los otros médidías 1, a y 3 del mismo mes, ondeará Alfonso, casi niño, no tardó en explorar y cocos se limitaron a certificar la, defunción. Don en los edificios públicos la bandera nocer el panorama de la Monarquía. InteligenAlfonso padecía, desde hace años, una angina de pecho. Guardaba cama desde el día te, culto, activo, cordial, animoso y muy pa- nacional a media asta. 13 de febrero. EFE. triota, pero sin instmvi- entos útiles y sanos, Art. 3. 0 E l día 3 de, ¡marzo, dé Rodeaban al egregio enfermo su esposa y. con la única disponibilidad de las ficciones siis- acuerdo con las autoridades eclesiástitutivas, D. Alfonso XIII tuvo que actuar ticas, s celebrarán en Madrid y ca- í us hijos. Llegada del P r í n c i p e de largo tiempo para escoger el mal menor de sopitales de provincia, solemnes funePiamonte luciones forzadas, discutidas siempre con ma- rales por el eterno descanso de D o n Roma í 8, 2 tarde. En el, momento de la levolencia por los despechados en cada turno. muerte de D. Alfonso de Bórbón se enconAlfonso X I I I traban presentes doña Victoria Eugenia, el Así lo dispongo por el presente d e Príncipe de Asturias, el duque de Segovia Pero aun así, con Gobiernos obstruidos, pay la princesa de Tórlonia. Poco después del ralizados, infecundos y efímeros, que no po- creto, dado en Madrid á 28 de febrero fallecimiento de D. Alfonso llegó al Gran Hodían elevar el nivel de la política, hubo en de 1941. -FRANCISCO F R A N C O tel el Príncipe de Piamonte, acompañado do los duques de Bergamo y Pistola, que pene- iodos los órdenes de la Administración protraron en la cámara mortuoria. -EFE. gresos de mayor o menor importancia, que se comprueban en el cotejo de aquella época con de España. Otro noble cuidado suyo fue pro- Las últimas horas de Ja enfermedad. JVlás las anteriores y que se acentuaron particular- curar y fomentar la expansión de la influen- pormenores dé) fallecimiento; Doña María- m, ente durante la Dictadura del general Primocia y de la presencia española en África. DuCristina, en Turín de Rivera: normalización de la Hacienda y iynte la guerra mundial de 1914- 1918, sus Roma 28, 6, tarde. Don Alfonso de Bor- del crédito, auge de la riqueza industrial y iniciativas humanitarias añadieron a nuestra, bón había pasado- la noche anterior- bastante agrícola, saneamiento del régimen municipal neutralidad un matiz generoso. La organiza- tranquila, MaStavel; punto de que los médicos 1 y provincial, propulsión de las obras. públicas, ción de un vasto, servicio tutelar para lost pri- creyeron apreciar una ligera mejoría y el doctor Frúgróni. se separó del paciente bien mejoras de dotación y eficiencia en la ense- sioneros trajo al Palacio Real de Madrid la impresionado, alrededpr de las diez. ñanza primaria... Obra- personal, de grandes simpatía de todos los países beligerantes y el La muerte sobrevino de. un modo casi ircw vuelos, expresivo ejemplo de los afanes- pa- agradecimiento de iina inmensa muchedumbre previsto. El enfermo- sufrió na tuerte ataque cardíaco a las diez y media, de la taañatrióticos del Rey, fue la creación de la Ciudad de familias afligidas. na, en el- momento en que sxx familia se Universitaria, que en lo proyectado y enilo El 13 de septiembre de 1923, España se hun- disponía a trasladarse a la basí vca de Santa ejecutado supera a todo lo conocido de insti- día entre luchas banderizas y ia sagrada úni- María de los Angeles para asistir a. los fudel marqués de. las Torres de Mentuciones análogas. dad wxciongl. r- ecihía... golpes Moríales. D. AL neralessecret 3 ff 6- de üfSS; lfonsoi: yécientemente doza 1 CM 4 óllái $i9 tsi fóhso aceptó ¡la decisión del general Primo de fallecido. El doctor Frug- oni, llamado ¡urgen-