Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
MADRID DÍA 24 DE OCTÜBRE DE 1940 NUMERO SUELTO 15 CENTS. B) B -i M W á DIARIO 1 LUSTRAD O A ÑO TRI Cj ES I M O TER C E R O N 10 816 SUSCRIPCIÓN: MADKXD: UN MES, 3,70 PESETAS. PROVINCIAS: TRES MESES, 12,65. AMÉRICA Y PORTUGAL, TRES MESES, 13,15. EXTRANJERO: TRES MESES, 33,65 PESETAS. REDACCIÓN Y ADMINISTRACIÓN: SERRANO, 61. MADRID. APARTADO N. 43. i ENTREVISTA TRASCENDENTAL AYER. EN LA FRONTERA H 1 SPANO- FRANCESA. SE AVISTARON LOS JEFES DE ESTADO DE ESPAÑA Y ALEMANIA, Y LA CONVERSACIÓN FUE CORD 1 ALÍS 1 MA, COMO CORRESPONDE A LA GRAN AMISTAD DE LOS DOS f AISES A la entrevista asistieron el Sr. Serrano Súñer y Yon Ribbentrop. Se celebró en el histórico vagón del Führer. La conferencia de ambos Jefes de Estado duró más de dos horas. Una segunda entrevista de los Sres. Serrano Súñer y Yon Ribbentrop, El Führer invita a una comida á! Caudillo y al Sr. Serrano Súñer La entrevista se celebró en una La conferencia duró más de dos Despedida cordialísima. El Caudillo regresa a España pequeña estación fronteriza y en horas. Una segunda entrevista enAl a. bandonar el tren especial del Führer, el histórico vagón del Führer tre los ministros Sres. Serrano ambos Jefes de Estado pasaran nuevamente revista al batallón que rindió honores milita. En Francia 23. Él Jefe del Estado espa, res, mientras la banda de música interpretañol, Generalísimo Franco, y el Führer- CanSúñer y Yon Ribbentrop ba los himnos nacionales de los dos países. ciller de Alemania, Adolfo Hitler, han celebrado esta tarde una detenida entrevista e n una pequeña estación fronteriza, en el territorio ocup ado del sur de. Francia. La entrevista ha tenido por escenario el histórico vagón del tren especial del Führer, y a ella asistieron el ministro de Apuntos Exteriores de. España, Sr. Serra- no Súñer, y el de Rela. ciones Exteriores del Reich, Von Ribbentrop. v La entrevista se prolongó hasta las seis y eiiico minutos, hora en que el Caudillo y su ministro de- Asuntos Exteriores abandonaron él tren especial del Führer para trasladarse al español. Media hora después volvieron a reunirse los mrnistros Sres. Serrano Súñer y Von Ribbentrop, y una vez terminada esta nueva entrevista, el Sr. Serrano Súñer regresó al tren especial del Generalísimo Franco. El Führer acompañó seguidamente al Caudillo hasta el mismo tren especial de este último, que iba a emprender su regreso España, y amaos cruzaron un saludo de. despedida muy efusivo. Inmediatamente, y despedido por los acordes del Himno Nacional español, el t r e n espeoial del G- eneralísim- o Franco emprendió- la marcha con direccic i al territorio de España. -CIFRA. La llegada del Führer y el Caudillo. Fuerzas alemanas rinden honores EL C 0 HU 1I CAÜO OFICIAL En Francia, 23. El F. iinrer na tenido noy con el Jefe Estado español, fieneraiisinio Franco, una entrevista en la frontera iiispano francesa. La entrevista ha tenido lugar en el ambiente de camaradería y cordialidad existentes entre ansias naciones. Tomaron parte en la conversación el ministro de Relaciones Exteriores del Reich, Yon üibbentrop, y el ministro de Asuntos Exteriores de España, señor Serrano Súñer. -EFE. Se da a la publicidad el comunicado redactado en los dos idiomas A ¡as siete de la tardé fue dada, a la publi- Después de la entrevista Hitler- Lava! Cerca de las tres y media de la tarde llegó al lugar de la, entrevista el tren especial que conducía al Führer- Canciller y a sb ministro de Relaciones Exteriores. Poco después de las tres y m e d i a llegaba a la. m i s m a estación el tren especia, l del Caudillo, integrado p o r tres vagones que ocupaban el séquito de Su Excelencia y otras personalidades. La estación estaba profusamente, engalanada con banderas de España y de Alemania, y había en ella formado, para rendir honores, un batallón integrado por tres compañías de Infantería alemana, números 2, 23 y 44, al mando üv coronal Ricarm, con bandax. de música. cidad, idiomas español y aleAmbos Jefes de Estado cambian mán elredactado en los la entrevista, que flgul comunicado de un- saludo efusivo. El embajador ra en otro lugar de esta pagina. de Alemania hace la presentación El Führer Canciller invita a una comida al Jefe del Estado español, de los séquitos Al detenerse el tren en que viajaba el Cau- a su ministro Sr. Serrano Súñer y dillo con su ministro de Asuntos Exteriores, los Sres. Hitler y Von Ribbeiitrop, acompaal séquito ñados por las personas de su séquito, se dirigieron al coche ocupado por el Generalísimo Franco, y, al descender éste, ambos jefes de Estado cambiaron un saludo efusivo. El Caudillo vestía uniforme militar; él Führer- Canciller. ri, iforme de campaña del Partido Nacional ¡alista. SI embajador de Alemania en Madrid, Von Stohrer, hizo la presentación de las personalidades de los respectivos séquitos, y ambos Jefes de Estav do, seguidos por sus ministros de Asuntos Exteriores y personalidades del séquito, pasaron revista al batallón de lionor mientras la banda de música interpretaba los himnos nacionales de España y Alemania. Una vez revistadas las fuerzas, el Führer- Canciller invitó al Caudillo y a los ministros Sres. Serrano Súñer y Von Ribbentrop a subir al coche- vagón de su tren especial, donde los cuatro quedaron reunidos. En las primeras horas de la noche, el Führer- Canciller invitó al Caudillo y a las personalidades de, sus séquitos respectivos a una comida, que se celebró en. el coche- salón del. Á B Cen Roma tren especial del primero. El Caudillo s? ntó a su derecha ai ministro alemán de lielacionesr Exteriores, Von Ribbentrop, y a su IzLas liaves del Mediterráneo quierda, al mariscal Brauschitch. A la derecha Roma 2 3, 5 tarde. (Crónica de nuestro redel Führer se sentó- el ministro español, señor. Serrano Súñer, y a su izquierda, el em- dactor corresponsal, El coloso inglés. aunbajador de España en Berlín, general Espi- que abroquelado y apercibido, está inquieto en su casa porque caen goteras. ardientes y nosa de los Monteros. en cambio tiene una, quietud que no quisiera en las icasas ajenas que hizo suyas. ¿Pero TRABAJADOR: La X elegación troviiícial puede estar, en muchas casas a la- vez? ¿Posee el don de la obicuidad? No; pero es un de Subsidios Familiares regala el cumplí- coloso y mientras Alemania- le bombardea desi n t e n t o -de. la. lejv- ampara. tULj. dSi fi. clM! j, vS. -aJft. a- e- -el cielo -üe I os- díres páWtiseSffisárl ¡F 1 Sf- cohará reconocer si se te niega. Reclama razón. Italia procura atarle. de pies. y manos en ed Mediterráneo. Pienso en. un enfermo ante ella. Ayer, oí par qué I a val (lió cuenta al mariscal Pétain de su entrevista con el Führer, el ministro de Negocios. Extranjeros, Paul Bou douin, dijo a los periodistas americanos que la vieja enemistad entra Francia y- Alemania tenía que cesar. Francia reanuda la política que tanto se reprochaba a Jorge Bonnet. después de Munich y del 6 de diciembre de 1938. Bonnet comprendía que Francia no era, suficientemente fuerte para estar presente en todas partes y que forzosamente tenía, que limitar sus ambiciones. El Imperio le debía bastar; la geografía se oponía a sus alianáas en. la Europa central y la oriental. En Munich se inauguró lina política, qun. lo mismo podía resultar un tremendo error que un aran acierto, según hi interpretación que se le daba. Podía ser una peligrosa tregua antes de llegar, al conflicto armado, pero también- hubiera podido resultar la liquidación de las controversias con el Reich, zcbré la base del reconocimiento de sus derechos especiales en ciertas regiones de Europa. Jua política (le Bonnet no pudo prevalecer y antes de que pasaran nueve meses después de la firma del pacto de amistad germano francés, estalló la guerra. Y en un mes de ofensiva ha quedado derrotado el ejército de Francia. La derrota ha sido necesaria para qué los políticos llegaran a comprender las enseñanzas de la geografía y g te aceptaran el concepto de ía solidaridad continental que había sido la idea fija da Napoleón.