Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B Cr 1 siPE- í ¡940 y DE MAÑANA. -PAJG. 8, Discurso del Sr. Alarcón de la Lastra La organización de los Sindicatos como tercera parte de la obra económica Habló después el ministro de Industria y Comercio, Sr. Alarcón de la Lastra, quien expuso su satisfacción por asistir a un acto en el que se le demostraban todos los valores económicos del país, que están dispuestos a cooperar a la obra. de engrandecimiento de la Patria. Elogia la personalidad de los componentes de la Comisión Reguladora y muestra su confianza en el fruto de la misma. Dijo que con esta constitución da comienzo la segunda parte de la reconstrucción económica del país. En la guerra no sólo intervino el Ejército para combatirla, eino que en la retaguardia, los laboratorios, fábricas y talleres, contribuyeron eflcaznieiKe con sus valiosos enlaces a las distintas Ramas de la industria, que se crearon y que fueron muy combatidas. Esto es injusto. Se han fijado en lo que esas Ramas no hicieron, pero no se han preocupado en examinar los problemas que resolvieron. Xosotros nos encontrábamos sin diñero, sin organización, sin centros de informe, sin estadísticas, porque todo residía en Madrid. Suplimos estos procedimientos, y gracias a ellos se pudieron normalizar la producción, los servicios dé importación y de exportación, etc. Estas Ramas fueron a integrar la Comisión Reguladora, formada por hombres de toda competencia económica, y con su acierto contribuyeron a la victoria. Con todos los proyectos que aquí habéis presentado, y con este discurso que ha pronunciado el Sr. Planas yo os prometo que el ministerio, y nó sólo el mío sino todos aquellos a quienes afectan estae cuestiones, irán resolviendo con más facilidad el problema que aquí se plantea. Luego alude al desequilibrio señalado por el Sr. Plana e ntre la producción y el 1 consumo, y pide a todos que sean optimistas. El también reconoce que la salvación de España está en la producción, pero con cierto límite para no caer en j a crisis de la superproducción. Se ocupa del problema de los precios, y dice que es complejísimo y qué no se puede resolver de cualquier forma. Es cierto que muchas primeras materias han elevado sus precios, pero no es menos cierto, que ahora los obreros irán siendo más. No hay hueJgas, se vende todo lo que se produce y al contado. Estas son compensaciones muy dignas de tenerse en cuenta. Me parece bien que se vaya a un aumento de jornales, pero teniendo en cuenta aquellos que rigen en la actualidad y cuyas diferencias en algunas industrias son bien notorias, pues mientras unos obreros cobran doce pesetas 7 otros cobran cincuenta diarias. A continuación el señor ministro hace un esbozo de lo que ha de ser la tercera parte de la obra económica, referida principalmente a la organización de los Sindi- catós, los cuales habrán de ser Jos que recojan una parte de la acción de las Comisiones, pasando a su vez éstas a representar los intereses del trabajador. Elogia el trabajo de todas les Comisiones Reguiadoras, y destaca la del Combustible, que ha hecho que todos los servicios estén atendidos con carbón nacional sin necesidad de importaciones nuevas. La Escuadra, la Flota mercante, etc. todos utilizan el carbón nacional. Esto es muy digno de tenerse en consideración. Destaca también la labor compleja de la Comisión Reguladora de las Industrias Químicas, y dice que hay muchas que tendrán que ser ampliadas y otras creadas. Hay que proceder con mucho tacto. Por Ultimo, se ocupa de la Industria del Papel, y dice que la guerra del Norte nos ha dejado sin muchas materias primas. Ello, no obstante, el esfuerzo nacional es tan considerable, que del 13 por 100 de fabricación nacional que existía hace seis meses, se ha llegado a más del 40 por 1 Ó 0. Por tanto, en, un corto plazo nos podremos independizar del extranjero en materia de papel. Felicita a las C- Elisiones Reguladoras allí reunidas, y musstra su firme esperanza de que sabremos colaborar con toda eficacia en la empresa nacional. Fue muy aplaudido, y con los mismos honores que a I entrada, fue despedido hasta la puerta del edificio. EN EL INSTITUTO DE ESTUDIOS POLÍTICOS Ayer tarde dio su anunciada, conferencia en el palacio del antiguo Senado el decano d e la Facultad de Ciencias de la Universcidad Central, d o n Luis Bermejo Vida. El acto íué presidido por el Sr. García, Valdecasas, director del Instituto de Estudios Políticos, y en el b a n c o a z u l tomó asiento el ministro de Educación Xacional, Doctor Bermejo Sr. Ibáñez Martín. El salón de actos aparecía totalmente ocupado por casi todos los catedráticos de las distintas Facultades de la Universidad Central, a cuyo frente se hallaba el rector, D. Pío Zabala. También se encontraban entre la concurrencia, el ex ministro D. Elías. Tormo- y numerosas jerarquías del Movimiento y personalidades diversas. El director del Instituto del Combustible y miembro del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, después de un breve prólogo, en el que expone el aspecto que va a dar a su conferencia, se ocupa de la situación del problema, petrolífero en el mundo. Destaca los medios que los distintos países ponen en juego para conseguir el aceite mineral: desde el vulgar y expeditivo de quitárselo a otro por la fuerza o por la diplomacia, cuando la pujanza, de la nación lo permite, hasta el laudable y meritísimo de tratar de obtenerlo por medio del estudio y laboriosidad de sus hombres de ciencia. Se fija principalmente el ora, dor en este último camino, para señalar con elogio cuánto Alemania ha hecho y cómo le han seguido de cerca Italia, Esta- Interesante conferencia de D. Luis Bermejo, decano de la Facultad de Ciencias dos Unidos, Inglaterra, Fra. ncia, Japñn $o tras naciones. Hoy día la política del petróleo en loa países que no lo poseen natural és la da procurarse fuentes de abastecimiento se guraa y viables, y dentro de las posibilidades de cada, cual, una política de almai cenamiento con su cuantía forma y garantía de su seguridad del mismo. Lo que ocurre es que este recurso, por diversas eausas, va también fallando, y las dificultades originadas por la guerra, los precios, la escasez de medios de transporte, las divisas y toda una serie do inconvenientes hacen, permisible que los pueblos afortunados sojuzguen a los que no tuvieron suerte en el reparto, viéndose stos en la necesidad de volver los ojos a lo que el conferenciante! llama previsión actual inaplazable es üe- cir, a la obtención de un combustible líquido de síntesis. El profesor Bermejo dedica después unoa períodos de su conferencia a la, política, que ha tenido y tiene España sobre combustible líquido, y elogia, en primer lugar, al hombre que debe citarse siempre que. se trate de defender a España: a Calvo Sotelo. Se refiere a la obra, genial que representan los Estatutos del Monopolio de Petróleos, que no se oponen, antes al contrario, a la. incorporación de toda iniciativa en pro de la obtención de carburantes y lubrificantes de síntesis, y elogia también los servicios prestados por la C. A. M. P. S. A. a nuestro victorioso Ejército, amenazado de escasez de este elemento vital combustible, y fueron siguiendo la ruta de Colón, a pueblos de la América, espiritualmente española, pa. ra traer petróleo y asegurar en e curso de la misma ruta, en Canarias, una refine ría, completando así la labor político- económica del Monopolio. Se refiere después a las explotaciones da Puertollano y alude a la reciente visita de nuestro Caudillo, invicto, a aquel lugar, en la que puso ese calor, personal que no sólo no regatea, sino que se complace en prestar a aquello que su gran instinto de gobernante y patriota le señala como posible base de nuestra seguridad y de nuestro engrandecimiento. La gran riqueza de pizarra allí axistente merece ser explotada con la debida extensión, ya que no existen dificultades de orden técnico ni de rendimiento. Se ocupa luego de la riqueza enorme de materias primas carbonosas, I. asta hoy casi Olvidadas, y alude a los lignitos españoles, en los cuales tiene puesta su fe él conferenciante, ya que debidamente seleccionados y tratados, puede permitirnos conseguir nuestra autarquía de combustible líquido, y, como resumen de todo lo expuesto, señala las causas por líis que los resultados de tanto esfuerzo no han podido conjugarse en un sólo e indestructible interés nacional, de lo que deduce e. l orador la necesidad en que se ha visto, él Estado de enqajar en moldes nuevos y nuevos organismos la orientación de su política española en 1 cuanto a combustibles sólidos creando, primero, la Subcomisión Reguladora del Combustible Líquido y, después, él Instituto del Combustible, que es tanto como crear los organismos encargados de la, función ordenadora y ejecutiva y de la función técnico científica, respectivamente. Como director del Instituto del Combustible explica lo que ha dé ser este Centro de investigación científica en el porvenir; labor que debe culminar en contribuir a la resolución de nuestros problemas ds carburantes creando en su seno una verdadera escuela de combustible Se ocupa después el conferenciante de los sistemas de producción de carburante, afirmando que el carbón no es solamente un combustible, sino una excelente materia prima para obtener combustible, y expone rápidamente, los sistemas a utilizar para ello; el aprovechamiento integral de los combustibles sólidos, gasificándolos, y del último sistema de producción por destilación a baja temperatura, de los carbones. Por último expuso su fe para la resolución del gran problema de loo combustibles líquidos declarando que lo dicho demuestra hasta qué punto puede simplificarse el problema de la obtención de combustibles; líquidos si se eligen, para comenzar, materias primas carbonosas, tales que, bien sea por su reducido coste de arranque o bien sea por la riqueza en productos de destilación, puedan rendir un alquitrán primario económico El ilustre, profesor, al minar su brillan, te disertación, íué muy aplaudido y felicitado. BOLORES- GOLPES: -GOKTUSIONES- REUMA ESPAÑOL) El mayor surtido. Brillantes 1. calidad. ALMACENES JOYERÍA T PLATERÍA J. PÉREZ FERNANDEZ. Zaragoza, 7 y 9. PULSERAS DE PEDIDA Barachol Ü 3 1 Ü 1. f Ideal contra la sarna. Sin b a ñ o- ni desinfección de ropas, aplican- do la pomada sólo en las manos, s Evita enormes molestias y g a s- j t o s M u y superior a toda imita- j ción. En farmacia: 6 ptas. tubo. 5 RECAMBIOS MADRID Av. Plaza Toros, 11 (junto a Renault) Suministros para automóviles. Grandes existencias. 3- S -A X CX- A -O El surtido más fino en plumas estilográficas. Nicolás María Rlvero, 2. Tf. 10712