Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABRIL DE 1940. NUMERO SUELTO 15 CENTS. ARTE MODERNO DO, AÑpTRIGE SIMÓTE RCERO K 10.643 Pero aquí lo importante es. que en esta España continúa, como en todo, la política- colección española- del Museo de Arte Mo- de su antecesor. El general Beftavides, que ESCOLGADO los dibujos de la Exposi- derno, hoy vemos, no solamente buenos pin- ur. día me dijo, en él. palacio de Pizarro, ción Mediterránea, vuelven a los mu- tores, sino buenos cuadros. Porque en él en- mi Lima natal, hace casi- -tres años, al ros del Museo de Arte Moderno los arte hemos de huir un poco de ja süpersti brindar conmigo, particularmente, con una, fondos de su admirable colección. Los cua- cióndel nombre. Desd luego, lo natarál. es copa de peruano aguardiente de Locumba, dros aparecen ahora colocados más sobria- qué un. gran maestro, haga un gran cuadro, por la, ventura de España; lá guerra, la ga- mente que antaño, con, menos profusión, y pero, a veces... El arte no se hizo ni para nará Franco, que es el: -primer, soldado de en virtud de un niétodo que pe mite verlos el erudito, ni para- el historiador, ni para el Europa será acaso, portador de la- condece- coa mayor, serenidad y; menos agobio. Vol- clasificador, ni para el conferenciante... sino ración cuando llegue a Madrid, adonde, viene vemos, pues, a enfrentarnos con unos viejos para. el goce. La pintura, para. verla. Yo co- Como embajador ds su República. líl Perú, amagos, después de una ausencia dolo- rosa, nocí a un coleccionista- que tenía represen- envía como su representante; a. su más alta y los vemos, algunos con las muestras, de tación de muchos grandes pintores, pero con personalidad, al que- fue el primer ciudaleves cicatrices, con déseos dé conversar la fatalidad de que tenía el peor cuadro de daño del Estado, y envía, una condecoración y aun de salirse del marco para decirnos un cada pintor. La colección, en su conjunto, dé, la Ordsn dé El, Sol, que fue fundada- por. el general San Martín, como recuerdo del. secreto que tuvieron. callado durante mucho era hórrida. No ocurre así en nuestro MuImperio de Jos Incas, pero que llega, tomo un tiempo. seo de Arte Moderno, pese a sus enormes acatamiento augura! a! renacer del- Imperio Lo primero que tenemos que deshacer cuadros de Historia, que están- redimirlos español; Porque coii todo ello don Manuel frente a estos cuadros es ese tópico tan co- por ese Testamento de Isabel la Católica, de Prado, nuevo presidente peruano, significa rriente de que España- no tiene pintura del Rosales, lienzo excepcional entre la mejor cómo siente e interpreta la palpitación de siglo xix. Nuestra pintura de este siglo; co- pintura dtfl mundo. amor a España de todo mi país, que obede: rresponde exactamente a la potencia de En suma, que en tanto que se haga un ce, -todavía, al través de los siglos, a las nornuestro, romanticismo. La corriente román- Museo de Arte Moderno, como último esca- mas del, primero de- sus historiadores, el tica venía, en efecto, de fuera; -mas los es- lón del Museo del Prado, esiá bien que las; inca Garcilaso de la Vega, natural del Cuz 1 pañoles advirtieron que no tenían que. imi- gentes vayan a este Museo que un día, sin co, capitán dé Su Majestad española y es- tarla, que la llevaban dentro, con, uña fuerza duda, fue moderno, para contemplar sus; pejo y flor del mestizaje. Horríbre de espada, nacido en la capital del ntiguo Imperio insecular. Y así como los poetas románticos magníficas obras. caico, pero de espada española, con cruz de 110 pudieron prescindir- de Lope y Calderón, Cristo en la empuñadura, y hombre de le FRANCISCO DE COSSIO nuestros pintores románticos tuvieron que tras castellanas, spldado y escritor a la par, atenerse a Velázquez y G. oya. como sil. contemporáneo Migjuel de; Cerván i Ahora bien; este Museo ¿es mi Museo de tes, a quien en Lepauto la gloria le engaraArte Moderno? Yo pienso que sí, que algún bitó. de heroísmo? a mano kqujerda y le besó día lo sería, pero hoy en él nos hallamos respetuoso: la derecha para que pudiera con ante una pintura ya clásica, que representa ella escribir el Quijote, el mestizo, hijo del un momento ya pasado, lejano a iodo género E un Iiiiperio que fue a un Imperio, capitán español Sebastián Gaícilaso de, la. de pasión y fuera del mundo de las dis, que renace, hubiera podido titular 1 Vega. Vargas, y de una joven princesa in- cusiones. Claro está, que éste es el. destino de mejor, a no parecerme demasiado caica, ñusta Isabel Chlmp. u Oe ño, nieta todos los Museos modernos, que empiezan largo el rótulo para un artículo breve como del antiguo Monarca Tupa! c; Yupanqui, v. -i v siéndolo y acaban siendp antiguos- Es el es éste comentario a un hecho, que pudiera yió, es cierto, siempre niüy, justamente orefecto inverso al de un arqueólogo de pro- parecer- una fórmala, una amabilidad diplo- gulloso de sus dos linajes, y nunca olvidó vincia, que padecía cierta cleptomanía. Lle- mática, pero que tiene, en verdad, una tras- la. palabra- inca, además de los nombres y, vaba para su colección cuantos objetos ma- cendencia de raigambre histórica mucho más apellidos Suárez, Gómez y Figueroa, que l por un famoso tatarabuelo le llegaban pero nuables veía en casa de sus amigos. Todos honda y cordial. estos. objetos los iba guardando en un ar- El Gobierno del Perú- -ms place hepehir. al referirse a la dulce autora, de sus di. as mario, y cuando alguno le decía: Pero, la noticia, porque al contacto del aire pa- agradecía, entre, los. muchos beneficios dipor Dios, ¿qué interés tiene esto, si es una ruano estalló el primer llanto de mi vida- -vinos que la Virgen- le había otorgado la cosa moderna? EJ replicaba: Déjelo us- acaba de conceder al Generalísimo Franco conversión a nuestra fe- -son sus palabras- -ted estar, que ello se hará antiguo Es de- la Gran Cruz de brillantes; de la Orden de de mi niádre y señora, más ¡lustre y exce 1 cir, que estehpmbre preparaba. la arqueolo- El Spl del Perú, que es la más alta conde- lente por las aguas del Santo Bautismo que gía del porvenir. Y- con esto no se hagan, coración que ofrece aquel país a un Jefe de por la sangre real de tantos incas p erua- demasiadas ilusiones los arqueólogos, pues Estado. Esta condecoración es la pri- nos Así vio y sintió el destino futuro de a las cosas no las hacen buenas los años, mera q u e otorga el nuevo presidente toda su gente, recordando el ejemplo, lee- del Perú, don Manuel Prado y Ugar- ciónviva todavía, de aquel inmenso Atahualsino las manos. tectie, al suceder en el mando supre- pa, que cu ando ya nada pQdía salvarlo en Pero volvamos al tema inicial. -Un Museo mo de aquella. nación- al- general don Osear la tierra, quisó, para salvarse, en la otra, con Lucas, y Alenza, y Esquive! y Madras Benavidesy y en este, acto, de franco amor a vida, que Ici bañaran las aguas lústrales, y dijo: Creo en Dios, y m e llamo Juan zo, y Rosales... es ya, por esencia, un Museo El hecho era: comp una profecía de que el magnífico. Tenemos que volver los ojos a indio peruano iba a ser para siempre Juan nuestra pintura del siglo xix, y en ella, han- 1 de aprender los, pintores de- hoy hasta qué ta riqueza tiene como primer destino me- E s p a ñ o l Aun pudiera agregar, volviendo al tema punto nuestra buena tradición pictórica no jorar las condiciones de vida de cuantos inse detiene en Goya, sino qu, e sigue. Y, otra tegran el pueblo. No es tolerable que ma- de origen, que la cruz de la condecoración- cosa aprendemos: que en esta época, el ofi- sas enormes, iyírdn miserablemente mien- es él símbolo de la fe cristiana que para cio era importante. Que éstos pintores sa- tras unos cuantos disfrutan de todos ios lu- si. émpré. nos une, y qué los brillantes, fuebían dibujar y sabían pintar. Después del jos (Punto 12 de nuestro Estado. 121 Sub- 171: 1 lágrimas deLdolpr de España, que se ha- impresionismo, es cuando muchos creen que sidio Familiar contribuye, en parte, al des- cen luz en el triunfo; pero la retórica sor la pintura puede conseguirse por gracia y arrollo ole este principio, quetísrealidad e i bra, y aquí me place acabar el comentario. por virtud de ciencia infusa. la proporción de los beneficios de if ley. F E r i P E A S S O N E D DE UN IMPERIO A OTRO IMPERIO D