Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
B O. SÁBADO 3 DE FEBRERO DE 1940. EDICIÓN DE A MAS ANA. PAG. 8, PARA CAMBIAR LA FISONOMÍA DE MADRID El conde de Montarco esboza el plan de obras extraordinarias que se emprenderán en j 940 Nuestro querido colega Informaciones publicó anoche unas interesantísimas decía- raciones del consejero nacional, conde de Montarco, presidente de la Comisión de Fomento y da la dé Información y Cultura de nuestro Ayuntamiento. Por el interés que tienen, ya que recogen nada menos que una consigna del Caudillo, con relación a Madrid, nos complacemos en insertarlas. La evolución que se está operando en las funciones municipales y la forma de resolver las cuestiones que más directamente interesan al vecindario, se reflejan en las declaraciones de X Eduardo ele Kojas y Ordóñez. Helas aquí: La Falange tuvo, desde sus comienzos, un claro concepto de lo Que debía ser Madrid como capital fie España. Un Madrid distinto del que entonces existía, habla de ser la capital de una España bien diferente de la que en. aquella época era escenario de la terrible lucha que iniciábamos al grito de ¡Arriba España! Madrid tenía que buscar su autenticidad como fundamento y exponente de la capitalidad del Estado Nacionalsindicalista, donde no admitíamos valores falsos. Y. Madrid, en aquellos momentos, ante una España desnaturalizada, sóio exhibía malas imitaciones de otras ciudades nacionales o extranjeras, o un tipismo de mal gusto tomado de esos personajes de saínete, castizo engendréis de nuestro teatro moderno, y cuya casta tiene tan poca tradición. Tanto nos preocupaba esta transformación, ante todo moral, pero también física, a realizar en Madrid, que. recuerdo cómo a la vuelta del acto de Cáceres, en 1934- -la primera salida que la Falange hizo per tierras de España, y su primer contacto con la auténtica raíz nacional, campesina y popular- al dar vista a Madrid, Rafael Sánchez Mazas comparó la actitud hostil que Madrid tenía frente a nuestro Movimiento y aquella con que Extremadura nos había comprendido horas antes. Y José Antonio, que siempre reprochaba a Madrid su falta le sentido nacional, y que en otra ocasión nos diría que amamos a España porque no nos gusta, nos dijo cómo el mejor modo de transformar Madrid sería prenderle fuego por los cuatro costados y colocar unos retenes de bomberos en los edificios que merecen conservarse. Esta difícil empresa de la transformación moral y material ¿e la capital del nuevo Estado es una tarea a la que no podemos renunciar, pese a todas las dificultades, después de haber wfdo de labios del Caudillo, como consigna precisa: Hay que cambiar la fisonomía de Madrid. Madrid, que por voluntad suya no es un montón de escombros y que por su mandato ha vuelto a ser designada capital de España- -nunca olvidemos los madrileños que pudo muy bien haberlo dejado de ser- no puede reparar en sacrificios que sean obstáculo para el logro de esta transformación que 61 nos ha ordenado. Al servicio de esta consigna en la Comisión de Fomento, el Ayuntamiento ha desarrollado su labor entre enormes dificultades, pues todos vieron en quí estado se encontraba Madrid a su liberación, cuando nos hicimos cargo de la ciudad- -narta más que la Hmm eza de las calles, el derribo de parapetos y la desaparición de los vestigios de la guerra y la barbarie roja han costado al Ayuntamiento unos doce millones de pesetas, todo ello ejecutado enn una celeridad asombrosa, teniendo en cuenta la escasez de medios- pero muy pocos saben de la enorme cantidad de problemas de toda índole que los rojos nos legraron, y que han obligado a distraer nuestro esfuerzo. Como base fundamental de la transformación de Madrid, querernos que, al cumplirse el aniversario de la liberación, sea una realidad la reforma de 1O Í distritos, con arreglo a una más regular distribución de habitantes, y de misión, dentro de la vida total del Municipio. También como balance del trabajo de un año damos a Madrid un plan de ordenación de Mercados, que comprenderá el abastecimiento cómodo y total de la población, dotándola de una red de mercados que han de estar construidos en breve plazo. Hay que hacer constar que nunca hasta ahora se había abordado este problema en su totalidad, dando lugar a esa vergüenza que constituye para Madrid la existencia de puestos ambulantes que plagan la ciudad. Tenemos un plan de obras a. realizar, con cargo a un presupuesto extraordinario, que incluye partidas considerables para la reconstrticción y reparación de daños de guerra, y, en el que, además de mejorar los servicios municipales, se acometen obras de mejoramiento de envergadura tal como el ercpiimp d la Vía de José Antonirt en la rallo de la Principa; la Vía de San Franciscn- Puprta de Toíedo, que con el Viaducto terminarlo, descnngpsíionará enormemente la circulación en la calle da Toledo y plasa Mayor la r? f orma ds los listeados Bu- EL LIBRO QUE RECUERDA Y ALECCIONA No pasa semana- -casi diríamos que no pasa día- -sin que llegue a, nuestras manos algún libro nuevo consagrado a narrar episodios de la revolución marxista. Es copiosa esa bibliografía y debe ser así. Cada libro que se publica aporta un dato interesante y facilita un testimonio personal. Así se va haciendo la historia del gran crimen de que España íué víctima, escogida por eí oscuro designio revolucionario. El Ilustre periodista D. Juan Pujol dijo, en cierta ocasión, que cada una de las víctimas del terror marxlsta debía referir su caso en letras de molde. Se conseguiría así que ningún dolor quedase ignorado, y al medir la profundidad y extensión de la tragedia que tantos miles de beneméritos españoles sufrieron, SP afirmaría en nosotros el horror hacia lo que pasó y al ambiente que lo hizo posible. Decía bien el gran escritor. Por eso debemos estimar cada libro como un saludable ejemplo que se coloca ante nuestros ojos. Que la memoria es flaca y la voluntad suele sufrir cansancios en la vigilancia, cuando el peligro se fue. Recordar, en cada hora, aquella angustia es un estimulo para amar la paz presente y para afirmarnos en nuestia voluntad de no perderla nunca. Algunos espíritus, bien avenidos con el olvidj, repugnarán la aparición periódica de esas actas de acusación. Son los áej cómodo vivir sin recuerdos ingratos, los de echar tierra correr un velo o pasar la esponja y que el mundo siga rodando. Pero. nqj hay que mantener vivo el recuerdo, no con espíritu rencoroso y anticristiano ni para sostener latente d odio personal o perpetuar la pugna que terminó con el último parte oficial de guerra, sino para repugnar por siempre el delito y su clima y salvar recaídas mentales en funestos y pasados errores. Para decirnos a todas horas y en todos los minutos que aquello no volverá jamás. levares, el derribo de casas fuera de linea, algunas ya famosas, y otras muchas obras de embellecimiento que cambian el aspecto de Madrid. Todas estas obras se empezarán durante este año de 1940, y antes de que termine el año verá el vecindario de esta capital el ritmo veloz de ellas. Con esto, sin embargo, la transformación de Madrid no se realiza, indudablemente. Hay que redactar unas Ordenanzas de nso que eviten en lo sucesivo que Madrid siga siendo una ciudad en la que no rige más limitación que aquella que cada propietario, o especulador, o arquitecto se impone a sí mismo, sin tener en cuenta el interés municipal, que en el caso de Madrid se convierte en nacional. T queda la obra enorme de transformación que ha de realizarse en los accesos y cintura de la capital, en el valle del Manzanares, en el barrio de Arguelles y en la prolongación de ¡a Avenida del Generalísimo. Pero aquí es donde nuestra actividad y voluntad de hacer, las cosas con rapidez encuentran mayor dificultad. Por un lado no tenemos que olvidar lo que el presidente de la Junta 1 Política dijo acerca de lo que dificulta nuestra labor el tener que utilisar instrumentas viejos y anticuados y el Ayuntamiento tiene un sistema funcional característico de la época liberal, montado para la discusión y oposición que caracteriza ese régimen, dentro del cual todos sabemos que. es imposible lograr nada constructivo, y cuyo mejor ejemplo, como resultados funestos, era Madrid. Ahora las cosas han cambiada, y cuantos trabajamos en el Ayuntamiento estamos compenetrados y animados por un común deseo de mejorar nuestra capital, y sólo nos estorba, a veces, este sistema tan complicado, por el que nos vemos obligados a regirnos en la vida municipal. Por otro lado, para conseguir una mayor eficacia en esta, enorme tarea que antes he enumerado, se creó la Junta, de Reconstrucción que ha de. redactar, a través de su Oficina Técnica, el plan de reconstrucción y reforma de esas zonas, así como prestar su ayuda técnica al Ayuntamiento, y encontrar el modo de realizar todo esto- -ya que el Municipio es materialmente imposible Que haga frente él solo a tanto destrozo como Madrid ha sufrido- poro esta labor considerable que la Junta de Reconstrucción ha de llevar a cabo, exige una preparación detenida que la Oficina Técnica está desarrollando con todo detalle, aun- que esta minuciosidad llevé consigo u n a mo ñor rapidez. L a Comisión de Información y Cultura qua ha de ser el instrumento municipal da la trans formación moral que en Madrid ha de operarse, está preparando los actoa con que el Ayuntamiento conmemorará, la liberación de Madrid y el agradecimiento dd la capital al Caudillo. Como corresponde a este nueva etapa, una vez terminada la güera, los actos han de te ner un carácter marcadamente constructivo, y, por tanto, consistirán, principalmente en inauguraciones de obras ya terminadas y comienzos de otras, haciéndose en ese día la entrega de un gran número de viviendas que hemoa reconstruido en el barrio de Usera, en el grupo de Casas Baratas del Ayuntamiento. En el poco tiempo que esta Comisión de Información y Cultura lleva funcionando, tiene iniciada una extensa labor que en algunos aspectos pueden ya juzgar los madrileños. Así la desaparición de carteles de las fachadas, de los que, pese a todas las prohibiciones nunca se hablan visto hasta ahora limpias; loa conciertos populares que la Banda Municipal ha dado todos los domingos. Pero todo esto, le repito, no es más qua el principio de una labor de educación qua hay que llevar a cabo en el pueblo de Madrid para que conozca aquellos auténticos valores madrileños, de los que le alejó un falso madridismo casticista contrario al sentido castellano, integrador, que ha de. tener la capital de España. Pues es menester que recordemos siempre que esas provincias, a las que Madrid ss creía tan superior, son las que liberaron a la Villa y a España entera del dominio rojo. Para esta labor educativa el Ayuntamiento utilizará de una manera ordenada todos los elementos culturales de que dispone y que hasta ahora funcionaban sin ningún método, utilizándolos también como poderosos instrumentos de propagada de cuanto Madrid encierra de bueno. LA MEDICINA Y LOS MÉDICOS Sesión clínica en el hospital de San Luis de los Franceses Hoy, sábado, a las siete de la tarde, en la, sesión clínica del hospital de San Luis de los Fraíiiceses, disertarán: el doctor Romero de Arcos, sobre Electro- cardiografía y el doctor D. Fernando Sánchez- Covisa, sobre Enfermos prostáticos y sus cuidados La Academia Médico Quirúrgica Española Esta Sociedad celebrará sesión científica, el día 5 del aotual, a las siete de la tarde, en la cátedra segunda de la Facultad de Medicma. El S. E. II. de Medicina Con la colaboración del profesor Jiménez Díaz, el S. E. U. de Medicina organiza un ciclo de lecciones en las que ofrecerá, a estudiantes y medióos, temas basados en estudios personales. Las conferencias, que se titularán Lecciones de los sábados se celebrarán todos los sábados a la una do la tarde en la Facultad de Medicina, en el aula sexta. La primera será hoy, día. 3 de febrero. RECONSTRUCCIÓN DEL SANTUARIO DE NUESTRA SEÑORA DE LA CABEZA La suscripción en la provincia de Jaén alcanza la cifra de ciento noventa y cinco mil pesetas Jaén 2, 12 noche. Con motivo del cierre de la suscripción nacional para la reconstrucción del Santuario de Nuestra Señora de la Cabeza ha vuelto a cobrar actualidad la heroica gesta del capitán Cortés y demás combatientes en tierras de esta provincia. Jaén ha sido una de las capitales que, en proporción, ha recaudado mayor cantidad para la reconstrucción del santo lugar. Hasta el momento se han recaudado 195.000 pesetas, y faltan todavía las liquidaciones de muchos Ayuntamientos y entidades particulares, que, en su afán de cooperar al levantamiento de un monumento que perpetúe la heroica hazaña que tuvo lugar en los picachos de Sierra Morena, se prestan voluntariamente a abrir suscripciones cu sus industrias y establecimientos. -LOGOS.