Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DIARIO ILUSTRADO. AÑO TRIGESIMOSEGUNDO. y f JLJ V 1 1 IB J m i PIAR O m m ILUSTRADO. AÑO TRIGESIMOSEGUNDO. SUSCRIPCIÓN: MADRID, UN MES, 3,70 PESETAS. PROVINCIAS: TRES MESES, 12,65. AMERICA I PORTUGAL: TRES MESES, 13,15 EXTRANJERO: TRES MESES, 33,65 PESETAS. REDACCIÓN X ADMINISTRACIÓN: SERRANO, 61, MADRID. APARTADO N. 43 UNESFUERZO GENEROSO tablecido pueda tener una larga duración De nuevo la voz del Santo Padre La voz del Pontífice las naciones deben ser liberadas de la pevuelve a demostrar al mundo la fuersada esclavitud de la carrera. de armamenza de los resortes espirituales. En los Condena de la agresión contra tos, así como del peligro de la fuerza material, como violadora tiránica del Deremomentos críticos por que han- pasado Finlandia cho. Las proposiciones de paz que no atrilos pueblos en el curso de la Historia, Ciudad del Vaticano 24, 9 noche. Su la Iglesia, por la voz de su Represen- Santidad el Papa ha pronunciado esta ma- buyan importancia fundamentaly al desarme mutuo, con sentido orgánico progresivo ñana, ante tante, que lo es del propio Dios, ha discurso, en el Sacro ColegiolaRomano, un- -un desarme de orden practico a la vez el que condenó agresión de evidenciado que frente a las organi- Finlandia por la U. R. S. S. e indicó las que espiritual- pondrían de manifiesto, mas más tarde, zaciones humanas, con todo su gran bases sobre las cuales debe restablecerse la y. su pronto oviabilidad. su inconsciencia falta de espectáculo de armamentos, escuadras paz. y alardes militares, no más que con Desgraciadamente- -dijo- -hemos presenUna mejor organización de Europa ciado una serie de actos inconciliables, tanto Tercero. En la reorganización de la vida la palabra, podía demostrar al mundo con las prescripciones del Derecho internainternacional común sería preciso que todas que es superior a todo esto, la razón cional positivo como con los principios del las partes interesadas se diesen cuenta dé y la justicia. Derecho natural y los sentimientos de hulas lagunas y deficiencias del pasado. Y esta categoen la creación y reconstrucción de En realidad, nadie como el Sumo manidad más elementales. Enagresión pre- tituciones internacionales deberían las ins- ría de actos entra de lleno la tenerse Pontífice puede juzgar la situación de meditada contra un pequeño pueblo labo- en cuenta las experiencias que han dado las los pueblos a la hora que sobre ellos rioso y pacífico, bajo el pretexto de una iniciativas anteriores. T si por la flaqueza amenaza que nunca ha existido y se desencadena un huracán de pasio- siquiera era posible. Las. atrocidades que ni humana no pudiera preverse y asegurarse comeemprender las nenes, con tanta serenidad y tanta fir- tidas en esta, agresión y el empleo de me- todo en el m omento de que es difícil desde paz- -ya meza. Sonólos principios eternos fren- dios de destrucción, incluso contra los no gociaciones la pasión y de la amargura- pojarse de te a las ideas efímeras; los sentimien- combatientes y evacuados, contra las muje- serla de una gran importancia capital consres, los ancianos y los niños; el desprecio tituir unas instituciones jurídicas que garantos nobles, en contraste con las acti- de la libertad y de la vida humanas, constizaran la aplicación fiel y leal de tudes desatadas; las impurezas del tituyen hechos que claman la ira de Dios. venios para evitar interpretaciones los con arbitas mundo, con la diáfana claridad del y unilaterales de las condiciones dei Los esfuerzos por mantener rias tratados. ultramundo. Todo poder temporal sig- l -s niñea muy poco ante las exigencias la paz Cuarto. Un apunto que debe atraer pary postulados del poder espiritual, y El Santo Padre recordó a continuación ticularmente la atención general, si se quieen los trances de crisis, esta voz, que los esfuerzos llevados a rabo por la Santa re llegar a una mejor organización de EuroSede para mantener la paz, y expuso cómo vierie de arriba y que, aun no hablan- estas iniciativas pacíficas fracasaron por la pa; es el que se refiere a las necesidades de los pueblos do ex cátedra aparece tocada por profunda desconfianza que reina entre los justas y reales demandas que, y de las minorías étnicas, si no bastan las alas del Espíritu Santo, tiene la pueblos. Los problemas planteados entre para crear un derecho estricto cuando los fuerza máxima dé las grandes defini- las- naciones- -añadió- -no eran insolubles, tratados reconocidos y sancionados se hapero llan en vigor, merecen, sin embargo, una ciones, y su eficacia rebasa el mundo desunaesa mismadedesconfianza, resultante consideración benévola para tratar de darcatólico para conmover a todos los impidió multitud encircunstancias diversas, les satisfacción dentro de los medios pacítener fe todas las promesas y hombres de buena voluntad. I creer en- 4 a duración y. viabilidad de todos ficos y, si es preciso, mediante una sabia, Su Santidad Pío XII se ha dirigido los convenios yposibles. El recuerdo de la justa y concordante revisión de esos tratade dos. Muchas incitaciones a la violencia se al mundo, debatido en convulsiones de vida sefímera turbada por las negociacio- alejarían después que se estableciera un vernes acuerdos acabó paralizar todo locura, en el día de la Navidad. ¡Ma- esfuerzo para encontrar una solución pací- dadero equilibrio entre las naciones y se ravilloso anuncio horas antes de la fica a las cuestiones, internacionales. Aho- reconstruyeran las bases de la confianza, conmemoración culminante del Cris- ra, Ños vemos con espanto las consecuen- mutua. tener la guerra, tianismo! Dios se hizo hombre para ciaselque puede vista moral comotanto desLas normas del Derecho divino de punto de material, salvar al hombre; y su anuncio sobre económico y social. He ahí unas conideraQuinto. Pero incluso los mejores arre- i los pastores es decir, sobre los más ciories ¡que deben hacer reflexionar a los glos serán imperfectos y estarán condenagobernantes y llevarles a examinar ios efecdos al fracaso si los que dirigen las pueblos humildes, fue un anuncio de paz. tos y los fines justificables de la guerra. pueblos no se El Santo Padre exalta en este día Los que tienen sobre, sí la responsabilidad y los vez más mismos, sentido dejan penetrar, cada por el de responsabilas ideas de paz, y lo hace con los del destino de los pueblos debían poder de- lidad que mide y pondera los estatutos hufinir, en el momento oportuno, los puntos manos según las normas simples e inqueojos vueltos hacia la Europa ensanfundamentales de una paz la sed grentada, y sus. acentos conmovidos se y no negarse a priori a justa y honrosa brantables del Derecho divino, por justicia negociar si se de justicia que tiene como base la dirigen especialmente a los fuertes y presenta la ocasión. moral, por el amor universal, que constipoderosos, en favor de los pueblos détuye un puente para los que no sienten la biles y oprimidos. Las bases de una paz justa y felicidad de participar de nuestra fe. En el magnífico discurso se advierhonrosa El envío aj Vaticano de un embajador te el equilibrio que emana de su alta Los pueblos tienen derecho a la indede Rooseveit jerarquía religiosa, y la dialéctica que El Santo Padre agregó que no ignoraba pendencia invade la esfera política. En este aslas dificultades que se oponen al logro de El Papa precisó después pecto la voz del Papa tiene, junto al neas sobre las cuales podríalas grandes lí- esa ciusta paz internacional, y, después de basarse, a su anunciar que acaba de tener noticia de la valor apostólico, el de un mediador juicio, la paz internacional, a saber: decisión d- Rooseveit de enviar un emba Primero. Garantizar a todos los pueautorizado y eminente, que esgrime, no derecho a la sólo doctrina, sino principios jurídicos blos el como postuladovida y a la indepen- jador personal cerca de, la Santa Sede, de- claró: dencia, fundamental de una que atañen a realidades concretas. Esta nueva no puede sernos más agrapaz justa y honrosa. -La voluntad de vivir Frente al heroísmo de Finlandia, de una nación no debe significar nunca la dable, puesto, que constituye- una poderosa bien representativo de! derecho a exis- sentencia do muerte de otra. Si esta igual- contribución a la realización de una paz al sufridad de derecho desaparece o se tir contra la barbarie arrolladora, peligro, el orden jurídico exige unapone en justa y duradera y poralivio- de losExpremientos producidos guerra: reparaPío XII, en la Natividad del Señor ción, pero no por las armas, sino por las samos, pues, al presidentelaRooseveit las fede 1939, lanza al mundo su palabra reglas de la justicia y de la equidad. licitaciones y expresiones dé jiuestros sende reconocimiento. -BF 33 Segundo; A fin de que el orden así esde paz, EL PADRE SANTO LEVANTA SU AUGUSTA VOZ PARA EXPONER LAS BASES DE UNA PAZ JUSTA Y DURADERA