Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
NACIMIENTOS Y ARBOLES DE NAVIDAD rácier bucólico, que. es alegría. dei hogar risas de niños, golosinas fabricadas por manos monjiles, tales los almíbares de Jas. Coalmendras, mazaLA MEJOB MARCA DE CHAMPAN mendadoras de- Santiago, que tienen regusto Cúpome la suerte d pasar eo Italia, y panes de Toledo, dulces por más señas, en Venecia, las Navidades a tradición, ranias de oloroso pino, nieve y ¡del año anterior. Ya, jue la fortuna me las escarcha, fragancias de montaña, tiernos vu negaba en, España, pude gozar de unas muy llancicos, que cantan desde el fondo da HOY Y MASfAJTA parecidas a fas nuestras, al borde de los nuestra historia, campo, familia, y religión. tamales célebres, ungidos de belleza e hisTE- B A I L E Cierto que el áróol, de, Noel posee también toria. Por aquellos días se desarrolló en la Reserven sos mesas personalmente para lá su innegable poesía; pero le falta, para nosPenínsula del Arte una activa e interesante otros, sentido religioso y nacional. Bien campaña, tanto desde la Prensa, como en está en los países donde los rodea y acuna, carteles y conferencias, a favor de los beun medio tradicional, renovado de padre lenes o nacimientos como los llamamos nosa hijos. Yo, que he pasado en Alemania otros; de los presepios, como dicen los más de una Nochebuena, conozco todo el italianos. Hay toda una serie de argumen- Cura la sarna sin baños ni desinfección de encanto de esa velada tudesca, ea que los tos estéticos, de patriotismo y de sentido ropas, aplicando la pomada sólo en laa niños rubios contemplan con candorosos religioso, que aconsejan el retomó a Jos na- manos. Ideal contra eczemas, erupciones, ojos muy abiertos las maravillas del árbol, cimentos de muestra infancia, desplazados fístulas, etc. etc. El medicamento prefe- cargado de milagrosos frutos y juguetes, en los últimos tiempos, gracias al esnobismo rido por médicos y enfermos. Ea Farma- que p r e s i d í a el Tío R prechi: barbas cias, 6 pesetas tubo. mundano, por el abeto de origen extranjero, blancas, hopalanda y capucha salpicadas de tocado, quizá, de cierto neopaganismo nórnieve. Cuando yo participé en ella, era una dico. aparecía entre antiguas blondas inaprecia- fiesta de familia conmovedora, impregnada El nacimiento español, que fue traído a bfes y suntuosas joyas. Después de ¿a Misa de ésa duUura germánica legendaria, tan Madrid en los equipajes de los Borbones dé Gallo, que ante el JMiño Dios se decía, 1 cantada por los poetas; pero lejos de nuesnapolitanos, arraigó inmediatamente dentro desfilaban, adorándolo, ios duques su fami- tro modo meridional y católico de concebir de nuestras costumbres, tan. semejantes a las lia, y familiares, así como la servidumbre. la significación de la fecha sagrada. de la península hermana. Al. principio fue- Todas ías casas nobles de España e Italia, Yo nunca olvidaré que. mi madre, cuanron obras de arte reservadas a Reyes y po- durante los siglos xvni y xix, montaban, do yo era niño, me hacía arrodillar, en unión a semejanza de los Monarcas, sus corres- de mis hermanos, delante del nacimiento fa- tentados, a ricos conventos e iglesias monásticas. En Milán se celebró el año 38 una pondientes nacimientos o presepios por los miliar, constelado de velitas de cera encencuriosísima Exposición de Presepios, desde días de Navidad. Tal uso, que tan. bien cua- didas, y que, Jal filo de la medianoche, Ijora los más primitivos a los más complicados y draba con el sentido de familia y religión en la cuál se dice vino nuestro Redentor de nuestro pueblo, no tardó en extenderse al mundo, rezábamos todos juntos, mientras fastuosos. En nuestro Palacio de Oriente, se exhi- por la dase media y la popular españolas. nuestras almitas de niño, ingenuas y emobía, en los años de la Monarquía, por estos En la ciudad de Granada se especializaron cionadas, se estremecían ante el tierno misdías, un Belén magnifico, de la. -época de diestros escultores en el modelado de las terio. Carlos IV, que se construyó para solaz de figuritas para ¡nacimientos: Niños Jesús, ReEsta manera católica y española de conJos infantitos reales. En el palacio de Gtiai yes Magos, pastorcillos que tenían toda la memorar la Nochebuena, ¡qué lejos se engracia de verdaderas obritas de arte. La dafcázar, residencia que fue de los duques cjientra, no ya del árbol de Noel, sino más de Parcent, se conservaba otro, donde cada tradición matritense del mercado navideña aún de ciertos bailotees, jazs ¿gorritos de figurita de barro pintado era una estatuilla se fijó en las plazas Mayor y de Santa papel, bolillas de celuloide, globifos y otras de mucho mérito. En palacete del viejo Cruz, cuyo decorado antañón, y evocador zarandajas por el estilo! 1 duque de Valencia, formábase para Noche- también se presta como fondo a las escenas buena un Portal dónde el Niño divino de la Navidad popular. Divina fiesta de ca- MELCHOR DE ALMAGRO SAN MARTIN ¿tur IÜÍJA i UiiüS SAN RE M 1 S HOTEL RIT 2 CENA DE FIN DE AÑO BARACHOL SIDRA CHAMPAGNE