Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
DIARIO ILUSTRADO. AÑO TRIGÉSIMOS EGUN DO. N. Í 0 A 72 1 S Ü JH DIARIO ILUSTRADO. AÑO TRIGESIMOSEGUNDO. N. 10.472 V gico, del racionalismo; en lo satírico, del blo, donde estaba la Virgen de la Granja, comentario social de los, dibujantes de pe- que, según la leyenda, h abíaselé aparecido, allá en el siglo- XVIII, entre unas zarzas, riódico. a- Qué emoción para ua español reconocer baun pastor de poesía bucólica que se llamaBermudo. En medio de la paramera, la Ya están en tierra española- -y en éu en los negros de Manet la influencia de hogar- -lcs venerables cuadros del Museo nuestro Museo, el Museo que había de ermita era un oasis de luz y da color: floque no habían vuelto aún a la casona del marcar huella, indeleble, en el que, a su vez, recía de santidad el sayal franciscano de Castilla. Una vez, tn otros día. como estos Prado. marcaría rumbo firme al arte contempo- de septiembre, vi cómo llevaban a la VirTú, español, te enorgulleces de tu Mugen en andas hasta- la iglesia del pueblo seo del Prado. Todo español sabe ya que ráneo. Whistler vivió soñando años y años para que le rezaran su novena Se subases un- gran. Museo; Cierto. Pero o nes- -como en ilusión suprema- -con venir al taba, con. fines de caridad, el derecho cíe ser debemos cansar de decirlo y repetirlo; de portador. de las andas por un tiempo deter- medir una vez más y sin cesar lo que va- Museo del Prado. Todo eso, y mucho más, representa nues- minado, y- se volvía a subastar el de. proselen y suponen. tro Museo. guir después con la dulce carga, y todo el No- basta el entusiasmo. nada más: hay ¡Ya han vuelto, españoles, a. él todas pueblo iba detrás, quemando rastrojos como qtie apoyarlo en conciencia y convicciones. sus abras i luminarias votivas, y las preces ascendían al Aquí de la frase magna del sin igual cielo con el humo. MANUEL ABRIL José Antonio: L a Patria no es nuestro Después... En algunas ocasiones, en Macentro espiritual por ser la nuestra, sino drid, fui a ver a mi amigo Guillermo, de porque hemos tenido la suerte incomparapaso en él, para decirle: ble de nacer en una. Patria que e llama, precisamente, España. Dentro de ocho días estreno una comedia; llévame a Yunquera d é Henares, a No queremos al Museo por ser. nuestro rezarle 1 la Virgen para que salga bien. ni lo admiramos por nuestro; lo queremos Después... Se rompió el llavero de aquey admiramos por ser único. Al volver a Espaiv- -que fue como volver lla familia, de la casona hospitalaria; cada En muchos pueblos de- Europa, podemos a mí misrno- después de la santa guerra llave fue por su cuenta a abrir su destino: ver Museos asombrosos: pero lo que en ellos vemos puede, por lo general, ser vis- de su nueva reconquista, y- yo también me murió el paier, que era un viejo médico reconquistaba, ¿ntre las personas y lasxosas rural, sencillas pero copiosas la caridad y to y conocido en cualquier otro. perdidas- -hay cosas sagradas, como espejos la sabiduría; las mocitas- -los capullos se Pero lo que el Prado tiene no se puede hicieron rasas- -tornaron. estado y siguieron encontrar en parte alguna. del alma- eché de menos, y. pregunté por Velázquez, el Greco y Goyá están sola- ella, la imagen de una Virgencita, en un pue- a sus maridos; a Guillermo lo mató... sublo castellano, ante ia cual oré algunas ve- mejor: amigo, un perro enfermo de iiidromente en el Prado y, sin estos tres pintores, ees en rríi mocedad. fobia, y se quedó a dormir para siempre no hay modo de alcanzar concepto pleno Érá en Yunquera de Henares, en la pro- bajo su tierra, mientras yi? me fui por otras del arte de la pintura. y a soñar. ¿Para siempre también? El caso del Greco es único. No sólo por- vincia de Guadalajara, adonde solía ir casi a andar cuándo? ¿Hasta i todos los años, invitado por mi eamarada que es, acaso, el pintor -más asombroso que 1 Cada vez que volvía preguntaba por la ha nacido, sino porque en él se da 1o que el escritor Guillermo Jiménez Athy, que Virgen de la Granja, y hace unos meses vivía allí en la casona de. sus mayores. Guicasi. podríamos llamar lo sobrenatural en me dijeron que al principio de la guerra llermo, aficionado a las letras, versificador pintura: la- pintura alcanzando unas regiola furia iconoclasta de los rojos había fufácil y hombre de ingenio agudo hacía nes en donde la esencia. terrena se volatipinitos de autor dramático, con más destre- cilado la estatua, y la había decapitado y liza y supera. Un poco de materia puesta enterrado no se sabía dónde, y que habían za que yo, ¡ue apenas había dejado los a. arder Sí; desde luego, la materia en desaparecido las joyas y los exvotos, y las andadores, y; cómo coincidiéramos en el llama mística de transfiguración... tornado saloncillo de un teatro madrileño, él Coli- andas... Pero hace unos días, una hertrascendente. seo Imperial, allá por el año de. 19.10, don- mana de Guillermo, la señora Fernanda Solamente en España y en Madrid- -en el Museo- -puede estudiarse el caso excep- de yo. me di al vicio inocente de componer Jiménez, esposa del doctor Vital Aza, me cional de este caso de pintor de un- terre- comedias, nos hicimos amigos, y él, que lo dio la gran nueva, húmedas dé ternura las era también ds- la caza y del. madrugar, claras pupilas hechas a ver el dolor ajeno, nal... de ultratumba. y temblorosas las manos caritativas: un como el inmortal hidalgo manchego, me Velázquez, ¡qué distinto! Bastaría eí bár aro- ¿por curiosidad, por piedad- arrellevó algunas veces a su pueblo á ver. sacontraste entre ambos para honrar a la lir el sol- castellano y a tirar a las perdices pentida; -desenterró la cabeza y un brazo Nación que ha sabido, en caso único, prode la imagen; la señora Jiménez de Aza. todavía, duqir por influjo racial, por. obra de lo más en los barbechos. Yo conservabalá pureza por adquirió aquellos despojos, y. ahora, restauinolvidable inpropio, dos artes tan diferentes y que- eso esdé mi poesía, el recuerdo, por don Félix Gránela en fantil me- -pese a ser opuestos- -sean, no obstante, los inado aún e n este que nosecohabía transí or- rada la talla Hipódromo, la ha regaladolos a viejo, dos insustituiblemente españoles; a) go que. inútil y absurdo profesor de de tamo leer, talleres del El día 8 de este ines. apareció su pueblo. retórica que se crea, aquí y que no puede crear de esa de nuevo en Yunquera de Henares, en sus ignora todavía, la asignatura. Guillermo y manera ningún otro pueblo, del mundo. yo recorríamos Jos i ános, escopeta en ris- andas de oro, con su manto bordado- y su, Pero lo grande de Velázquez- no proviecorona, y el Niño Dios en los brazos como, 1 tre, y al caer la tarde, cansados de dispane de su comparación con el yGreco; prosegún, la leyenda, apareciera hace dos siglos, rar, lleno de aves e, l morral, trasegábamos, viene de su valor intrínseco e insustituientre unas zarzas, ante los ojos deslumhrade la bota que teníamos apercibida a nuesble un valor sin el cual no es posible ni tras fauces ardientes de sol, el áspero vi- dos de un pastor. Han vuelto a arder las saber lo que es realismo de verdad- -reanillo de la tierra, que, cómo era un clarete luminarias votivas de los rastrojos, y humo lismo digno de arte- -ni saber lo que es color de sangre pobre y no un espeso bor- y preces han ascendido otra vez por el cié- España. ¡Explicar a Velázquez por Cer- gdñá, no fuera delito haber enfriado. Cuan- lo de España, libre y. azul. La Virgencita vantes a- Cervantes por Velázquez, y a do el chorro caía de la bota a mi boca, ha llevado como regalo sendos billetes de España por uno- y otro! ¡qué misión! -cincuenta pesetas para las familias más nedetenía mucho tiempo el calderón musical ¡qué caso único! de su curva, y Guillermo me reprochaba, cesitadas de la localidad, y se han repartido Este caso no es posible conocerlo más la sedienta codicia, yo, después de enju- tarjetas que reproducen la imagen, donde (jue conociendo España y nuestro Museo garme los labios cen el dorso de la mano en el dorso, tras el haz de las cinco flechas, del Prado. para guardar en ella el aroma del vino, solía, cinco rosas para las llagas del Señor, puede, leerse la noticia feliz: La Virgen de Y ¡Goya! Goya no existe más que en. repetir un. latín de Horacio, que no he olvila Granja vuelve a su pueblo a rogar por el Museo del Prado... Todo lo que Goya es dado todavía Nec vivere carmina possunt se ve sólo- en, el Museq. Y Goya es- -con el qu z, scribitntur acqitce potoribiu. No pueden quienes la ofendieron, pidiendo a su DiviGreco y con Velázquez- -padre del arte vivir los poemas escritos por los bebedo- no Hijo paz y trabajo para todos: trayen. moderno. res de agua. Pero el latín llevaba mi recuer- do a los desvalidos un pedazo de. pan El expresionismo alemán nace del Greco. do a los días de mi. niñez, en que ayudaba En la iglesia del pueblo esperará la imaa misa en aquel colegio de frailes dominicos Eá impresionismo francés- proviene- -por que pretendieron educarme, y sentía la gen Hasta que le reconstruyan su ermita. Manet y por Rendir- de Yc ázquez y de necesidad de orar, en pleno campo, como Yo iré entonces a implorar- de nuevo su Goya. 1 Goya ha sido el precursor del siglo xix aquellos labradores del célebre cuadro de divina gracia, con mi llanto limpio, como en los tiempos- lejanos en que todavía era. en 16 pictórico del impresionismo; e oltre; Millet. Entonces me llevaba Guillermo a en lo psicológico, de lo temperamental; en la ermita, a unos tíos, kilómetros deí pue- ppeta y cazador. F E L I P ¿S AS SONÉ lo patético, del guiñqlismo; en lo ideológi- ¡COMPLETO EL MUSEO DEL PRADO! LA VIRGEN RESUCITADA