Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
C R I T I C A Y NOTICI AS; DE Él BROS Y REVISTAS Antes que nada, política por Javier M de Bedoya. Otros libros. Gacetillas La línea del razonamiento se acusa con justeza. y penetra en- el ánimo, del lector, La guerra- -toda guerra- -implica el paso persuadiéndole de que, efectivamente, imrapidisimo. de una generación a; otra. En porta mucho una nueva valoración de la pocierto orden de consideraciones, las conse- lítica. La tesis a este respecto que Bedoya cuencias no pueden quedar, reducidas a un mantiene es incontestable de- eras: impordeterminado llamamiento de quintas y la tancia y dificultad- -dice- -del. arte político, subsiguiente desmovilización. Es toda una desconocido como tal por la mayor parte de generación la que irrumpe tn la Historia, los españoles Y añade: la consecuencia llegada la hora del combate: mucho más que se persigue con- el mantenimiento de cuando el combate representa, a la vez que este principio. fundamental es muy concreuna lucha militar, una pugna política, y ta y práctica: la: liberación del Estado. Je cuando las promociones inmedíatamente ante- aquellos elementos extraños que dificultan riores a la sazón bélica y revolucionaria son su natural funcionamiento arrastradas, en tesis general, por el fracaso Alguna salvedad; sin embargo, hay que histórico del régimen caído o de la sociedad hacer. Es indiscutible, d esde luego, la conen ¡trance de metamorfosis. veniencia de formar esa clase dirigente que lia postulado Cantalupo. Pero no cabe Lo nuevo, evidentemente, llama a los nue- desconocer los riesgos del profesionalismo vos, y quienes, pese a la cronología, quieran político ni dar a este último concepto, un seguir en las líneas de choque, han de reno- carácter tan exclusivo y excluyante que devarse a su vez. Los que se alarman o sortécnico. Para Bedoya, formar prenden hoy del auge reconocido -los jó- je fuer allínea de elementos sospechosos en la misma o venes, tienen que comprender, aparte la ra- ajenos a la noble: misión de gobernar puezón suprema e ineludible de nuestra crisis blos, los aficionados, los técnicos, los bupolítica y social, que la réplica a 1 juven- rócratas, los meros agitadores... Y! no. tud triunfante no la puede ni debe dar la qué punto pueden contraponerse el desconfianza, sino el propio rejuvenecimien- ¿Hasta y el técnico? El político, en defiinito. A esa luz debe ser leído el libro que mo- político el técnico de los negocios del Estaes tiva las presentes líneas: Antes que nada, tiva, que engloban- muchas otras técnicas do, política, por Javier M. de Bedoya. auxiliares, eri. cada caso. Con todas ha de Demasiado joven, no faltará quien diga. contar, y aun én ciertos momentos y proPero ¿no nos hallamos en el seno, trémulo blemas, ¡reconocerles; primacía. En otro, su- y ardiente, de. un. Estado recién nacido... puesto, correría la eficacia tremendo riesgo. Naturalmente: nuestro Estado tiene un aboPero no. nos es factible desenvolver las lengo, responde a una tradición. -No ha nacido, ciertamente, por generación espontá- mil y una sugestiones del libro de Bedoya. nea, ni, en otro sentido, es un expósito. Lo Justamente es interesante, porque, a lo larhan engendrado muchas fuerzas históricas, go de las posiciones que va fijando, en serbajo el auspicio de Franco, y la continuidad vicio de spaña y del Movimiento que la es su lev. Pero el aliento. que lo. vitaliza es salvara, suscita correlativas ideas y emonuevo. Nueva la política, y es lógico que ciones. El diálogo que todo escritor de calidad sostiene con su lector, se mantiene sean nuevos también sus definidqres. yivo: y se resuelve al final: en una saludable Javier M. de: Bedoya, a la vez que aten- inteligencia. Y no seremos osotros quiedía, durante la guerra, a servicios de Bene- nes subrayemos en ciertos pasajes de Anficencia y Auxilio Social, cuya gestión le tes que nada, política algunas ingenuidades, acredita de organizador eficaz, ha publicado porque bien, quisiéramos cambiar la expedos libros: Onésimo Redondo, Caudillo de riencia por. la ingenuidad. ¡Cuántas cosas Castilla, biografía muy animada, y Siete se resolverían, fácil y alegremente, si los años de lucha, memorial que ilustra consi- hombres maduros sacaran del fondo de su derablemente el conocimiento histórico de alrría el muchacho que fueron... las etapas: que el propio Bedoya ha contribuido a cubrir. Ahora, este tercer libro: M. FERNANDEZ ALMAGRO. Antes que; nada, política, se titula, y bien. se percibe en. él la resonancia del maurrasiano Politique d abord. Pero no nos despiste el eco, a lo mejor, puramente casual. Javier M. de Bedoya es un genuino falangista a la castellana, y en el pensamiento como en Palabra íntimas. y Alma y sangre dos su expresión se descubren arranques de la libros del excelentísimo señor don Dapropia tierra nacional. El sentido práctico y realista que carac- niel García Mansílla Andrés de Lujan teriza la visión de Bedoya informa asimisMientras España había mo la prosa que sirve de vehículo a sus bajador de en Argentina en guerra, el emla nuestra patria juicios y opiniones. La prosa de Bedoya daba a la imprenta, Í con otros, estos dos ligusta de ío directo, de las palabras que ha- bros poéticos, -escritos en cías de la catásgan más fluida la materia, más fácil la for- trofe europea, vertidos del francés a nuesma, y en todo instante, se subordina a la tra lengua por Adela Rodríguez Larreta, mayor precisión y transparencia del concep- esposa del autor, y Eduardo Marquina, resto. El propósito de rehabilitar la acción po. lítica- -usando este vocablo en su acepción pectivamente, más pura- -da unidad a los diversos temas que sucesivamente se desarrollan: recluta y selección de los políticos, fases de todo movimiento en general, y, concretamente, de la Falange; función de las jerarquías; la Un concepto nuevo de la Historia de idea de servicio en el nacional- sindicalismo; los instrumentos del Estado- -Prensa, España, por nadie descubiertodehasta Exobras sociales, etc. la fundamental consig- ahora, y uña visión española na de la unidad; las 1 circunstancias que han tremo Oriente, contiene el nuevo libro cualificado el nacimiento y desarrollo de la de García Sanchiz: SACRIFICIO Y Falange; contenido del. Poder y posible re- TRIUNFO DEL HALCÓN Editopertorio de soluciones a los problemas; que rial Española, S. A. Padre Larroca, g, urge afrontar... SSbiá Antes que nada, política Con; una misma, presidencia cóncéptuáíj ambos libros son sensitivamente diferentes. Mientras en Palabra, íntima aborda la manifestación mística del. Hombre, frente al dolor de las batallas- -su delicada dedicatoria a Benedicto XV y el total sentido cristiano de la obra- Alina y sangre refleja el viaje de un protagonista, a través de las razones de la vida. Dos impresiones líricas, en las que se adivina un pensamiento rotundo; la agilidad ingeniosa del ritmo y. de la rima se enfrenta con la recia pasión de otros versos Alina y sangre) cargados de clásicas enseñanzas. Con ser las dos colecciones de poemas, cantos infinitos a lo divino, en Palabra íntima utiliza el poeta un cancionero, a la manera española de la mística, mientras en el segundo libro, el arte mayor, ondea la felicidad doctrinal del noble intento. Así, pues, la diferencia apuntada en ambas obras es- triba en la diversidad formal, que impulsan alardes líricos, de poesía excelente. La versificación es dueña del más autorizado estilo; el Sr. García Mansilla se ha propuesto dificultades constructivas, que resuelve mediante la inspiración valiente de las formas literarias. Las versiones de la señora de García Mansilla- y de Eduardo Marquina traducen en rima y elocuencia el encanto original del poeta. Dos libros excelentes. Angustia del. alma, en el camino dividid o del Bien y del Mal. Al fin, como un conjuro sabroso de inmortalidad, las puertas rhvvj- ¡i- y. iv- i crta- la felicidad. Una bella gentileza de la traductora, inicia su trabajo con un homenaje a los mártires españoles... M. de A. Gacetillas Tratamiento de la catarata senil, doctor Jesús Galíndez. Pedidos, autor: VillanueV va, número 29, o Cava Baja, 10 (Clínica) Para aprender a conducir: Sanchiz, Manual del Chauffeur. ípsp, encuadernado, pe? setas 14. Alvarez Valdés, Topografía, 30. pe setas. Abad 1 de julio! Episodios- inédíW tos del glorioso Alzamiento nacional, 5 pfi- setas. De venta: Librería Dossat, plaza dé Santa Ana, 8, y principales librerías. V; f Miquelarena, Cuentos de humor, 6 pese tas. Arrarás, Franco, 6 pesetas; Foxá, Mct drid, de Corte a Cheka, 8 pesetas. Sa laverría, El muchacho español, obra declarada de mérito nacional 4 pesetas. Concha. Espina, Retaguardia, 6 pesetas. Menéndez Pelayo, Histeria de España, 8 pesetas. Corí de de Rodezno, La princesa de Beirá, 6 pesetas. De venta en todas las librerías. Pedi- dos: Librería Internacional. San Sebastián. Valencia 1936 (Reportaje del año trágl- co) por Gabriel Araceli. Novela Rosa y otras lecturas adecuadas para señoritas. Extenso surtido en la Librería. Franco- Española. Avenida José Antonio. Eüificio Rialto. Guía Michelín de Carreteras 1936- 1938, edición XI, pesetas 15. Librería Fe. Puerta del Sol, 15. Está minuciosamente relatada en el nuevo libro de D. Juan Ignacio Luca de Tena, titulado A Madrid, 682, nbvela dialogada, escenas de guerra y amor. Edición de lujo con ilustraciones en color, de Kemer, diez pesetas en todas las librerías. Pedidos, a Santarénj. Valladolid, La epopeya de la defensa de Toledo. Otros libros