Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
EL GRAN VJ SIK, ElGURA D E L A N E C D OT A RI G H EfeR O I C O A ultima hora de la tarde llegó a Madrid el Gran Visir A las siete y media de lá tarde llegó a Madrid el excelentísimo señor Gran Visir del Gobierno jalifiano, Si Hamed Gam- mía, acompañado de numeroso y lucido séquito, en el que figuraba el coronel Sánchez Pol, inspector de las Intervenciones marroquíes de España. Para recibir a Su. Excelencia salieron hasta Aranjuez el interventor del Sur, comandante Olmedo, y el del Norte, capitán Coig- El Gran Visir se detuvo en la Cuesta de la Reina, contemplando la línea de fortificaciones. En la puerta del hotel Ritz, donde sa hospeda Su Excekacia, fue recibido y cumplimentado ¡por el gfobcniadorcivil, señor Alarcón de la Lastra, y por el alcalde, señor Alcocer, quiens le dio la bienvenida en nombre de la capital. Rindió honores una compañía de Regulares, con- guión, banda y m- ulja, -que desfiló seguidamente ante el primer ministro jalifiano con extraordinaria marcialidad. El público vitoreó; y aplaudió con entusiasmo a la rep. resentacióri de Marruecos, contestando el Gráa Visir con vivas a España y al Caudillo Franco. I II wf- W Jti fW fi Componen el séquito- cié Su Excelencia, además de su secretario... Sid Moiiamed Ben Hach Abdelkadev Hach Tieb; Naifa en E s paña, Si Mohamed- el Bakali; representante de Su Alteza Imperial en España, Si M o- -hamed el Melali; cónsul general en la Arabia, Hach Mohamed Ben Amar; bajá -de Tetuán, Si Mohamed Axaáx: -bajá en la región oriental, Si el Hach. Mohamed Ben Amar Uohen; bajá de Xauen, Si Liasid Ben Salah; bajá de Villa Sanjurjo. Hach Mauritania española envía su primer ministro- para que la represente en las fiestas Solimán el Ja- tabi; bajá honorario, Sid de la Victoria. El venerable Si Hamed Gam- mía, co ¡ii- su brillante cortejo de bajaes y Mohátned Afcdcaaclak; kaíd de Beni Urria caídos, ha entrado- en Madrid, y Madrid, hoy prenda máxima de la pas porque fuá. meta guel, Si Ahmed Budra; de Beni buaiat) i, castrense y política de la guerra, aclama al consejero yf yor de Su AlteSa Iinperial, al Si Hach Haddu Ben Mohamed Mizian. -íde ilustre letrado y filósofo, pero, además, héroe d- e- memómble jornada. Beni Ahmed fGomara) Si Mu- ley Hamed. Glorioso jidio. de 1936... Angustias patrias. Sin embargo, la fe triunfaba sobre tanta íncertidumbre. El Ejército colonial de Marruecos saltaba entre los dos Continentes, Meslohi; de Beni- Jaled, Hach Mesau- d Ben Haddu; 3 e: Beni Hamed (Rif) Si Hach hombre a hombre. Incansables los pájaros, pero... ¡cuan pocos! Cualquier episodio po- Seddik Jam- lkh; ds Beni Ider, Si Hach día malograr el prodigio. Mohamed Bagdadi; de Ketama, Si HaCh Las máquinas de la Aviación roja, se cernieron. en vuelo de rapiña sobre Sidi Saidi la blanca, sobre Tetuán- augusta, cuna de: la. adñtm mógrebina, hogar de pensadores y Abselam Tulud, y de Beni Iseft, Si Ha- med podas a quienes pudo impresionar el criminal alarde, y a- ún más por la circunstancial el Jam- mal; presidente de la Comunidad imposibilidad de la replica. Cayó la metralla niárxista sobre la civ. dad del ensueño musulmana de Ceuta, Si Abdeselam Ben hubo estrago y espanto. Si Hamed Gam- mía, Gran Visir del Majsen jalifia. no. asmiió Amar; secretario, Si Mofemed Ben Büaía responsabilidad de la hora decisiva. Presentida la victoria de Franco en cumplimiento nán; ¡Dresidente de la Comunidad de Melide divino decreto, quiso decir a su pueblo que ía fuerza vale poco sin asistencia déla lla, Si Mizzian Ben; Mohamed Ben Kassen, razón. Y así, el venerable jerarca del Mogreb cspañol, ilioy huésped ilustre de Madrid padre del ilustre coroqel Mizzian. secreta rescatado, montó a caballo cuando arreciaba el kombardep y recorrió imperturbable las rio, Si Ahmed Ben Mizzian Ben Kassen, calles de Sidi Saidi misteriosa. Heroico acto del que seidedujo. Muevay impetuosa re- acción del pueblo marroquí hacia: la: cáusa- de Espáña. hermano del bizarro coronel: el ch. erif Si Braliím Ben Abdeselam Masaiii. el peribEl Caudillo, siempre justo, prendió sobre las albas vestiduras de Si Hatned una crus laureada; la- primera que a tanto riesgo y honor se ganara, durante la guerra- salvadora. dista marroquí Sidi Mohamed Ben Abdelah Este es el hetho registrado en el. ancc. d tario heroico de la. Cruzada, credencial, maguí- s Masatii; jel locutc- r de: la: oficina- de Defensa fica del altísimo embajador- qii e fic 0 ti deslumbrante cortejó de icalcs báfaés y Cdídes, Nacióh ai, Galí D a n oficial moro de la T: envía Marruecos a las fiestas dadA- Ui- ctana. Alta Comisaría Hach Al- lal Moh Al- la- 1 El Gran Visir y su sá- q- uiiOjuinaKScen las entusiastas aclamaciones del buen: pueblo Seddik. y los señores Si Hach Mchamed madrileño. La figura procer y atractiva, de Si Hamed Gam- mía- en el inarca 4 uminoip Ben Hach Tieb, Si Hach Ahmed Aürrar, de este Madrid vuelto a la pas por la victoria impecable de Franco, compone un símbolo Si Mohamed Ben el Melali Ermiki, y don excelso. ¡Cuantas y cuan poderosas razones para que un filósofo traspasase las- lindes Agustín Blanco. del heroísmo! Insobornable fe de un pueblo místico que presintiera su fatal conjunción Hoy, la representación marroquí dedicon España sobre los caminos de la Historia. -AXTOXIO OLMEDO. cará el día a visitar la capital.