Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Madrid 30 d e o c f u h r e d e 1938 SUSCRlPCiON. Madrid: un meSs 3 50 pesetas, Provincias tres meses, 12, Am é rica y Portugal: tres meseSj 12,50 Extranjero: tres meseSj 30 ptas, AÑO XXXIV. NUMEEO 11.075. REDACCIÓN Y ADMINISTRACIÓN: SERRANO 6 L TELEFOUO 51710. APARTADO DIARIO AL SERVICIO DE LA DEMOCRACIA DE CORREOS NUM. 43 LA R E T I R A D A D E L O S V O L U N T A R I O S Humero suelfo 15 céolimos INTERNACIONALES E L PRESIDENTE D E L G 0 B r E R N 0 DE- UNION N A e í O N A L DIRIGE UNA EMOCIONADA Y VIBRANTE DESPEDIDA A LOS ANTIFASCISTAS EXTRANIERO S QUE HAN LUCHADO POR LA INDEPENDENCIA DE ESPAÑA Barcelona 2 9. Esta noche, a las diez, el doctor Negrín ha dirigiclo i or radio un saludo de despedida a los combatientes de las. Brigadas Internacionales que ab- ndoaan España. El discurso del jefe del Gobieíno ha sido ól siguiente: Amigos de España que desde 53 naciones habéis venido a combatir la invasión agresora de, los países antidemocrá. ticos y a defender lós principios de libertdd y co- a vivencia, internacional, de los que QS hoy ini patria el adalid sin. gular; al despedirx de vosotros sé que las palabras que n más agradeceréis serán las que Ueven a vuestro ánimo la certeza de que no hemos de fiaqueár en nuestro denuedo. Tenéis dereclio a esa seguridad, paladib. S dé lá libertad. Habéis abandonaclo vuestros lares, lacerando afectos íntimos. Habéis aherrojado tocia mira; de iiiteré, s personal, sacrificando el presente y truacanfio el porrenir. Habéis superado el instinto de conservación acudiendo librementei a ofrendar vuestra vida. Todo ello por venir a defender la cansa de la Justicia. Tenéis déreclio a esa certidumbre, caudillos de la Democracia. Os lo da vuestra patente de- liéroísmo. Herioísmo espontáneo y auténtico. Heroísmo siitolime el vaestío, porque, sin mandato ni ins. posieión, vinisteis a enfrentaros con la muerte, venciendo trabas, sorteando obstáculos que han acumulado las tai inferías compinchadas con la cobardía restante, unas veces; r ras, el candor, deoiá íado por las propa, andas de quienes tienen, por divisa a nsentira j la falsía. Habéis venido d 3 los cinco continentes, IXe todos los países. De las más variadas tendencias políticas. De los idearios religiosos más dispares. Creyentes y ateos. Protestantes y católicos. Cristianos y no cristianos. Unos, a luchar por ideales, de liberación política y social; otros, porque sabíais defendíais aquí vuestro país oprimido; müclios, porque intuyen que en esta guerra se dilucida el futuro de sus respectivas patrias, en las que liombres de más responsabilidad, pero menos clarividentes, nos obsequian con una amable y amistosa Jiostilidad; bastantes, -porque quieren llm piar el borrón con que ha profanado la Historia de su tierra una tiranía totalitaria; no pocos pura y libremente por amor a. España; y todos, porque el sentimiento de un santo deber os arrastró a convertiros eñ paladines del progreso, del que es hoy España el Bortaestantlarte. OS MAlfeCHAIS EN E IJ, MOMENTO DE VIS 1 JUMBKÜ, R IJA VICTORIA Y o i niarcliáis en el momento de vislimi farar la victoria que liabía de ser el finito de vuestro aia e i. Cuando hace cinco semanas se cernía so bre Europa y sobre el mundo, la amenaza de una guerra, qiñso España contribuir coa su esfuerzo y, su, sacrificio al mantenimiento de lafste. Sserópre afirmamos. que la gie- DEL DOCTOR NEGRÍN A MOMSIE UR B O N NE T ITna de Jas características m. ás confcuntlentes y eficaces de la acción del Gobierno le i a Itepública es la seriedad para cumplir, sin- dilación, sus deter ninaciones. Esta clara y terminante manera de hacer las cosas que promete, se refuerza en estos momentos con la retirada de los únicos, indiscutibles voluntarios extranjeros que habían venido a España, espontánea y libremente, ofreciendo su sacrificio personal íior la causa de la Kepública y por lo que ella- representa en su lucha por la independencia de su suelo y por- la libertad de principios universales que- son alma de nuestra Constitución principios que, ante el asombro del mundo, sabemos defender con las armas en la mano y al precio de cuantos sacrificios, dolores, heroísmo y abnegación sea preciso, basta que la. victoria ilumine el cielo de nuestra patria. No han transcurrido muchas semanas desde que el Jefe del Gobierno español afirmaba en la tribuna de Ginebra que la solución de nuestra guerra se hallaba simplemente condicionada a la retirada, dé las tropas extranjeras, afirmación- que reperciitió, con su lógica irrebatible, en las cancillerías y que se ha visto afianzada, por parte e nuestro Gobierno, com la realización de sus jji omesas con toda rapidez y publicidad y bajo el control de- una Comisión de la Sociedad de Naciones. Ya no existen eu el Ejército de la República los voluntarios- que desde cincuenta y tres naciones habían venido, con toda su libérrima voluntad, para ofrendar su sacrificio personal en holocausto a la santidad de nuestra causa. Hombres de todas las razas, hoiíibres muy hombres como dijo el señor Martínez Barrio, de cuya formación política, diversa y, en todos los casos, francamente antifascista, ao permiten la duda sobre el hecho de su voluntaria autodeterminación. En su discurso de ayer en MarseEa, el ministro de Negocios Extranjeros, Georges Bonnet, vemos qíie hace suya la tesis del doctor Xrqrín. ¿Hasta qué punto? Dentro de la turbia atmósfera en que se mueve actualmente la política francesa, éste es uno de los pocos síntomas que pudiera t ner una grata significación si la frase ño nece- sitara mayor aclaración. Estamos, convencidos- -lia dicho, monsieur Bonnet- -r- que, la solución, del conflicto español será- posible cuando todos los combatientes extranjeros hayan sido repatriados. Entonces- añad -podrá intentarse eficazmente la mediaéión lios eufemismos a que nos tiene acbstuiBbrados la diplomacia europea háce. q iie ante la palabra mediación no dejemos de alarmamos, viendo cómo la mediación se ha convertido, por arte de la magia totalitaria, en inediatizaclón en diversos y r! cien- tes bochornosos casos, pero que en el es- pañol no serían posibles y, bien claro y contundentemente lo pregonó anoche el jefe del. Gobierno de Ja Kepública. Nosotros ponemos de nuestra parte todo, y lo demostramos día a día, para lograr una solución dig, na y honrosa a nuestra contienda; pero no así los invasores y sus espoliques. En facilitar la retirada de TODOS los extranjei os que nos hacen la guerra en el Ejército de Franco, en hacerla. ineludible e inaplazable es donde tiene aplicación rec- ta, honesta- y eficaz esamediación- qué monsieur Bonnet ofrece p. ara después. Ahí es donde la diplomacia francesa tiene una bue- na y conveniente tarea, en primer término para su propia seguridad. Esa y no otra es la mediación que pedimos y aceptamos. Cuando los españoles nos quedemos solos, frente a frente, no harán falta mediadores, lia paz surgirá espontánea de í coinciden- cia esencial en ios destinos de nuestra patria, a Hífnistrados libremente por el pueblo mismo, en plenitud de soberanía e in- dependencia. Sépanlo así todos los corcu- sidores de pactos, avenencias, mediaciones, injerencias e intervenciones más o menos oficiosas y mejor o peor intencionados. rra en España, maquinada y provocada por en nuestros asuntos interiores sin particiextranjeros, alentada y sostenida por los que pación nuestra y con la colaboración de nos han invadido, sería un peligro gTave nuestros agresores. ¡Bonito aparato para desestimar las mientras no se yugulara, reduciéndola a su condición de co- n flicto interno. No s nos ha protestas más encendidas y Justificadas lieeho caso. Se inventó la infamia de la No para soslayar compromisos de honor inintervención para permitir el auxilio a unos ternacional, para subístraer a la competencia rcbelíles, invadir luego nuestro territorio, al debida pleitos de sentencia no dudosa- pero ver que la ayuda de fuera no bastaba, y- que exigen en jueces y ejecutores una gadar largas a nuestras reídamaciones, que se llardía que no -asoma cuando los p- aíses! debatían en la mará. ña del procedimiento van a la deriva! ¡Eso- ha sfdq el Comité- de no iuterveny deíla encuesta d, esi i Comité en el que se ha i lntervenido 2 Y e, ba interwnldo c i ó t t l i a.