Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
i Madrid 9 ée sepfie re- 4 e W. 3- B fr- s r S U S C R i P C Í O N AMO XXXIY. NUMERO ll. GSO. REDACCIÓN Y ADMINISTRACIÓN; SERRANO, 61. TELEFOMO 51710. APARTADO DE CORREOS NUM. 43 DIARIO AL SERVICIO DE LA- DEMOCRACIA Madrid: un mes, 3,50 pesetas. Provincias t tres meses, 12, Amé I rica y Portugal: tres meses, 12,50. Extranjero? tres meses, 30 ptas. Número suelto, 15 cénfimos ACCIÓN DEL GOBIERNO EN TORNO A LA R E T m A DA DE YOLilNTARIO S Tjti acción del CSoblerno español en t o m o ai plan Ifritánico p a r a l a r e t i r a d a de v o I, íilarios -Gscribíamos recieaitemeiíí -no- p u e d e Quedar cancelada con el envío a Xiondrcs de u n a respttesta aprolíatorla No es Ir? lícpúlílicSs en efecto, mí ente pasivo- -jTmclio mcnoS; resignaáo- -íjiie recilja en calidad de m e r c e d nacJa qtie Iiag contacto con su razón, oon sii interés y cóm sii ¿ioreclio, Y el p l a a IrAtérAca, escatimando y relsuycTiiíIo la enes JIÍ 1O lue e n I paña, está piasiíea. teñen p l a n t e a d a íoíios los pueblos as iiLiiropa, n o- es IÍH ser TICÍO benéfico que so p r e s t a a l desTalidi sino iijia ii: iiieFa, íAiperfeeta, p o r o t r a pa r. tSj, de liacer ima resíitEieión a jiiien Mea snlfc, peso a toílas las iiijiistlclaíí, iiicompí ejiíiÁoiies y defecciones ajenas, ralofse p o r sí nilvsmo. CJoiisto así esta rcalldaci ele Talor EO sy coiisíí eraljle. T. Ü, Il 3 páMlca espaSola se encontró- -y cu íigosjto cíe 1 38- -ante u n a sitiiacióm de licelio (la originada p o r el Acuerdo de n o inferencia) que, a nuestro Jaiclo, n o lia sido e- iacíajncaíe clefinida todavía. liO que se líizo en Fcalidad no fué siegcsrle irn E s t a do, ciiyís, IcgiíiBildacl formal stalaa reconoelda, aqnoHas facultades ñe su soberanía iijJierciites a í a liljertad p a r a t r a í a f y coji traííir fuera d o sus froBíeraSs sin a d o p t a r lina y estaMecer rara sitaaclóii de lieclio tales fine, a Jazgaff p o r ellaSj ÍI I S paña so eiicontrateii en lucha dos reljelioiies coíitrapnestas freatc a lai Estacio m o rJlKiBsio. IJa m i s m a roalwlatl lia d c m o s í r a ílo Inogo, a la i- ista del listarlo repiiMlcano reconsíraído y en pleniíucí d e facialíaíl diTíír. cntc, en qnó medldaí e r a falsa t a m b i é n Q? tíi rnajícra ele csjiiiclar el p r o b l e m a español, íipiintalüdora de la, gra- n al erración que ííié siempre cí Acncrclo no íníerTeacloEJPta. F c r o ijo es esto lo que ftiBáaíMejitalmeiit e imr 0 ta aíioTa. X o cjiíe justifica plenam e n t e fine la acción del GoMerao espaiíol en torno al plan líritáiiico p a r a la r e t i r a d a íle T Iniitarios BO pnecla quedar especiada con el ejiTÍo a i oníli- es de u n a respuesta anro ií orla es el propio mecatiisiao cié la ílJaíéctic; con qwe sus ikveiiíores y sus p a dres aíloptivofi lían TCHÍÍIO jusíificauSo el Acücrclo cíe no isiter- cciieión. DoncleqHiera íiiie I. s Góblenlos ríe la Rep- á 1) Bca alegaron 1.I0 S cleroeliGFi del E s t a d o español, isn solo y aTgnmeiito les fisé opiACsío: se Tiía itcíKa, el Aeaerílo papa ex itar (iwe isna inter- t- eijción f erseralisaíla en ios asuntos de Fispafííi prendiese la g n c r r a fuera del rea esprií lfífa ¿QV. G alguien n o cumplía los Coiixrvior- fie n o íKlervciieióii; que ísabía Isitervevr f rl -ta recalcitrantes? PiieB! o proce P íf. 110 e r a iflenmciar el Aciierrio, sino óMiíínr ri todos p a r a laacerlo eíertlTO. E s dceir, qoe la riuperviYeácia cíe la política Ko iBíerToaeJoniPla queclalía. coiidlcloiiacia a sn cff cílviclaíl. T op totlo esto, y a impcalsos fie cf. tn clialccírca, ii9 cló el iwoyeeto torltáiíico ijv. va ía retiratla íTe Tolimtai ios. IJO aceptó el ílofoier io ñe l a RepúMiea. liO lian repiií ííri Li Q- uicaes r e p r e s e n t a n ea l í a p a S a a lo. rcr. ileit: ai ícs de Jti, JnterTCHelói? Tocias J P- S JííSííí jeácípiXgg que le fwerón opriéstaw al Groljjerna s? íiol iaen. p o r sli. Jíáse. v. imii V- Ao nt ds. q ii a eii íjie de tó ¿lo el razona sssiento que fiTSaiiíalaÍja al artificio no i a t e r Venploitísla, no paecle a c e p t a r el GoMeriio espaSol que se l i a g a e l silencio en derredor fíSTiyo; Bi qBO en silencio swlifíf tar el artifi ero Xa Jiay señales ele ello en J s setlvidaclcs áticas ele estos días en Ijonütes. H a c e- naos días criizaron l a frontera clieea. t o- L Q AlcnsanJa, estos c u a t r o s oídaflos, desertores clel BJéfcito iie. zi. Pregimtofui. los motlYOg d e sm i leeím n, h. n maMJfestado q u e hasi a b a n d o n a d o stjs puestos a catisa d e l a i rigidez do l a illspípíina y do l a escarísima aJissientaolóm a qwe se ve SOJE Ejército del, fülirer (Foto Vidal. BATALLA DIPLOMÁTICA Y PREGAU NES MILITARES D u r a ya, t a n t a s seHianas la tensión diplomática oris inada por las m a n i o b r a s de otoño que se presiente su final. P o r Que llegue el Gobierno inglés a flominar plen a m e n t e la situación; p o r awe se decida Hitler a p u n t u a r l a con un golpe do m a n o o por que la; atención de todoa- 5 sta posibilidad es bastante nxenos remoCa de lo aue pudiera suponerse- -sea requerida p o r acontecimientos r e a l e s y más. categóricos que la crisis g e r m a n o e h e c a en su forma actual. Lo inxprobable, desd. e luego, es que sin sufrir cambio p u e d a prolongarse- la tensión diplomática a rjue asistimos por estos días. ¿Ir or qné no p u e d e prolongarse sin u n a modiñeación da fondo? Lo primero, j or que las posiciones actuales- -la fle Frai cia, la de I n g l a t e i r a y la de Rusia, de u n a parte, y las de- Alemania e Italia, d la otra- -en torno al diálogo que, preí; idldos por lord Runciman, sostienen los su detes y el Gobie? no de P r a g a conducen fatalm e n t e a la guerra, la cual y a sería u n a modiflcación de b a s t a n t e fondo. Lo se nxndo, por que el, Gobierno inglés, que a s u m e actualmente la direccióti de la ofensiva diplomática contra el provocador de la crisis, se esfuerza, con u n a tozudez que ticn bien probada, p a r a ir eliminanido motivos de fricción, pa. ra reducir la agresividad de los frenéticos, p a r a hallar f ó r m u l a s de arreglo pero m i e n t r a s t a n t o es uuicn, de m a n e r a yisible, a d o p t a u n a serie de precauciones, incluso de orden militar, d o t r í s d e las cuales, y confirmando sus palabras, se ve la decisión de no r e h a i r situación alguna q ue pueda producirse en el jueg o de las alianzas. E s m u y posible que ni aun aquellas personas que m á s de cerca si! uen ol curso de los acontecimientos- -autores o espectadores inmediatos en ellos- -puedan prever su final, apoyando el jujclo en un x azonamiento estimable. Que late la g u e r r a en su fondo, no lo d u d a n ya ni aun los que eran m á s aptim. istas pocos meses a t r á s P e r o todos los vaticinios tienen ciue quebrarse por hoy ante la lucha entre los frenéticos u e Berlín, con sus preparativos militares, y la tenacidad del Gobierno de LondE. es, cuya decisión de no p e r d e r los m a n d o s de su política exterior se maniíiesta incluso en las pfecaueicncs de todo orden que la a c o m p a ñ a n P o r si fuera poco, el jefe del Gpbiemo francés, cuyo papel en la actual contienda no es t a n de segundón c o m o los inadvertidos puedan suponer, juzgando por apariencias, no se h a r e c a t a d o p a r a h a b l a r a n t e la Comisión de g u e r r a de la Cámara- -son noticias fidedignas de París -sobre las preca. uciones que se ven obligados a adoptar, t a n t o F r a n c i a como sus aliados ant u n a sit aación poco tranqtiilisa doraj, -J, I É A