Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ú Madrid, 8 d- septiembre dB- J 9 M AMO. XXXIV. -NUME- RO 1 LQ 29. REDACCIÓN Y ADMINISTRACIÓN SERRANO, 6 L TELEFOMO 5 Í 7 Í 0. APARTADO DIARIO DE CORREOS NUM. 43 LA G U E R R A Y LA G U E R R A F U E R A E p LA LEY Se por estos días el décIsMo aní Versarlo cíe un acoiitet fsraienlo- -ia firma del P a c t o Briand- Kellogg- -que, al lí rotlttcirse, j jareció destinado a proTOcar camMo de foitcio mx el curso de las rclacioiie- lnícr nacionales. Teóricamente, e n l a docítiiia, íiiTitando a cosscetler- créditos de confiaiíaa en cnanto a sw practicabilMad- -t a n t o s y tales íaeroi? los países adliepicíoSs desde los E s t a d o s Unidos d e América Iiasta Alemania, p a s a n d o p o r I n g l a t e r r a y P O P F r a n cia- preteiidía n a d a laeiios que la reallzaclóa d e este sueño: p o n e r ia g u e r r a fmeya de l a ley; o, lo que es lo niismos p o n e r fuera ele l a ley a todo país o GoMemo a g r e sor clfe ütí o. K decimos j e tamWéii Alem a n i a íiié país adlicricio a l P a c t o BriaiidKellogg. I. a Alemaaia íngcniía, confiada y saaltrats das la MepúMica de Weimarj n a tíiralaicnte. íjs, Alemania de 1 38. Tlcne el aniversario n a fuerza, t a n evocadora coaio actualista, por estos ellas drsiiiáticoi? que Tantos Tiviendo todos los europeos sin formación ni tempei a iMent o Ijclicosos. T u n a treüwcBda esiseláaiiza. No es ia liii- Jca; pero ésta nos interesa lioy l é iv x ív v. 5oo Kw porqíie flirectaniente cnl- sza con ios aconfccraiiciitbs a q a e asistimos: l a que v a luiid a a la liTcrgeiicla entre l a A l e m a n i a de- EI P r e s i d e n t e ñe los E s t a d o s UiiidoSs, FramMin B, Koosse elt, r e s i s t a l a ilota Mortel il8, atllicriíla al F a c t o Briancl- sltellogs- y a m can S n I aHCisco. I la- d e ahorfís Ijistremento del equi- n a deor i del a e n 1 iJáMa d e C. aBlooks esi la- c u b i e f tO inxiestra al- Presidontéj; acdmpa s- lmirante CJláüde r t a d e l b u q u e a l m i r a n t e (Fot- p. Vidal. p o de frenéticos dirigido por Hitler j I l s y Iieciios qac rcgisiratlos isiedaíi n o ya en lo (rae de ciencia interpretativa tiene el ccaiisea de n período histérico, sino en cáa o t r a niaiiefa de historias s e g u r a m e n t e jHcnos eScritííica, pero, desde lueg o, m á s irías ixn ae se forja e n 1 concicTíCJa de Jos p- aeMos, y u n a Tez h e c h o el registro ya Jio se l3o rraii mujcas aquellos qíic pi OTOcaii o liaceii provocar estados de ánimo popnla- rcs czi- o producto d e 1; Injiírjíiüj a cojí q a c mi pueblo es t r a t a d o Y, en T- aB parte, sto- i eí caso d e Alemania en í- íjiío fué Siitcp; í: iii5 S 33 te regida p o r la Ce 115 íltucióíi republicana de Wciniar. A p r e ía (l3. c- nccioiisfla, maltratadas p o r los vesicodoi es d e 1918. no se perdió f- vil 6 n p a r a Jiaccrle seiitíi el peso de l a fuerza ajena, -lia falta de iiíift entrega de m a t e r i a l p o r repsraeloiies. el aplazaittiento d e m i p a g o lotío iacideiite ap. rovecliaMes girvió p a r a exirexnaf rigores del Tcncedor. ¿Puecle oll i d a r s e p o r ejemplo, la ocsipacióii militar cleí Knlir, deeiciitía p o r PoiBcaré? Y desp u e s? í) espiiPFi... s cuando el cqniiio de frenéticos se IraÍJo a d u e ñ a d o del Poder, ciiaiiílo Ijrotaroii p o r toda Alemania gritos d e Síícri- a- y ele reyaiiclia, al otro lado de sus froKícrcí? sariylcron la indecisióiis el t e m o r 1 forma? íemiiladas, la galantería dlploisnáííoa. íCI, rjiíor se trocó en aspiraciones a la cordialidad, cuando éísta era n e g a d a ScJ otro lado del IIÍK, ¿Oné Irablesen h e rlto sus TCCÉnos con la- AicsMaiiia de Weim a r rf es ésta quien remilitariza Kenania, quíPíi restaljiece el sen- icio militar y quien Iníeiiln liaccr maiiioljras de o t o ñ o con sus cscf! sof! c u a d r o s mil itares? T. a íect lóti es treiueuda pitra ÍQ pneWos traKíi J? o. s y aeí ¿icos ípi. paz, ¿Acaso Iniy algusia Qiie sup i fiíoisa s a la íue. a cosía do mus- -o s iU i Jo i o lor, teiiensos- a re. uciida ya. -ios enpañolef? J r ti éíKj. eHda es ta íi liíi n p a r a los países I e a o siípicroii cuItJTar en Fss; d isiá; í, cois su propia JHSíiela, -las vlrtn derf piu ííicas. Tedios lieaxos aprendido a e ta liora lo qiie eá necesario Toccar y liaccrs y ha. íta lo que es necesario p e r t u r b a r p a t a t e n e r derecho a l merecido t r a t o É s inmenssi. la r e s p o n s a biTjdad de qaienes t a l doctrina, lian c r e a d a con su conducta. T a n inmensa, como se csomp r e n d e Imagijiaado cuál p u e d e ser m a ñ a n a en la paz, el estado de ániñáo d e u n puéblt co? ir, o el español, p o r ejemplo, pkesMcó por cónTieción y p o r uattiralcíf; ¡íoro que. tales cosa, s a p r e n d e a costa de su dolor y de sw sangre. SUSCRIPCIÓN I Ms drid: tm me 3,50 pesetas, i Provincias: tres meises, 12. Amé- 1 rica y Portugal: tres meses, 12,50. f Extranjero: tres meses, á ptas Í? YICIÓ DEXA DEMOCRACIA -i irz: iii m m i a r s i- Numero sue fo, 15 céáfimos EJES Y CLAVES DE LA ACTUALIDAD INTERNACIONAL E l hecho ele que se reuniesen días pasados, en la misnia fecha y casi a la m i s m a hopa, los GO biernos inglés y francés, n o fué coincidencia que casualin, ente se p r o dujese. El motivo funda- mental de las dos reuniones s i m u l t á n e a s h a sido el niisrao a p a r t e las cuestiones de orden secundario que fuesen- examinadas. Se t r a t ó concretamente, de estudiar dos problemas- -el originado p o r la tensión gerraanocheca y el de la intervencién italogermánica en España- -a, la vista de u n a situación- y d e unos dobumentos. L a situación es biei c l a r a fracaso del P l a n británico p a r a l a r e t i r a d a de voluntarios y fracaso- -hasta hoy- -de la misión Runciman. Los docunienLos h a n sido, de u n a p a r t e los a p o r t a d o s p o r la E m b a j a d a inglesaen R o m a y por los servicios británicos de información sbbre la insistencia de Italia, a n t e s a c e n t u a d a que a m i n o r a d a p o r estos días, en su política int ei vencionjsta; -d e otra, el informe R u n c i m a n y el del embajador inglés en Berlín sobre l a g r a v e d a d de la situación que en las reilaclones germano ohecas provocan las m a n i o b r a s de otoño No sei ía extraño que, por estos días, se- repita la simultaneidad en las reuniones ministeriíiles anglofrancesas. E s evidente que cualquiera que sea la- manex- a de p r e venir las consecuencias atribuíbles a -la grave tensión provocada por la actitud a l e m a n a cerca de Checoslovaquia, t a n t o I n g l a t e r r a como F r a n c i a- han em p fezadó a a d o p t a r medidas de seguridad que no pueden ocultarse: concentra. c ón de la flota inglesa en sus bases del m a r del Norte, desplazamiento de la Marina de g u e r r a francesa hacia el Mediterráneo, -instala, ciDnes de protección en la vertiente nort del Pirineo. A l m i s m o tiempo, otro hecho aparece bien claro: que el Gobiei- no iftgl s q u e m a sus tiltíuios carLuclios p a r a evitar q u e e s c a p e de, sus m a n o s la dirección diploniáüf a. BIÍ. S gesüoues en Bex- líni y en R o m a se acentúan a h o r a nii s; T) o. I- as últim a s noliC ia, s ñf prtirt (fpnc ¡a iug lesa que obtenemor -registran e le punto de vista, bi- lLáriico: f íi eJ Forpip. n Oírtcp se con. Ídera que, a partir del nien de julio, t o d a la poh lica esLerior ItaUana va, a remolque de líerlín; que laK aml igüedades con ciia- e. son conte. sta loíí en Horna, los requeriíuientos d e l- C o b i e r n o de Londres obedecen a esta causa, y que la tensión, a h o r a s i m u l t á n e a en- la frontex- a checosílovaca y en el Mediterráneo no pt- uede ser a t e n u a d a mientras no se obtenga del Gobierno a l e m á n- una rectificación d e conducta. E n medio de lo- s diversos matices que la grave situación s enieral co- roipr- endej