Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. MIÉRCOLES 3 DE AGOSTO DE 1938. PAG. 3 CRÓNICA DE BARCELONA EXAMEN Y CONSECUENCIAS DE UNA OFENSIVA (Servicio especial de A B C) La lectura de la Prensa de París llegada ayer a Barcelona es altamente sugestiva. Tanto la que nos viene siendo favorable como la que sostiene la causa del franquismo, lian recibido con asombro la noticia de nuestra ofensiva del Ebro. No la esperaban. Desde luego, el fracaso incuestionable del reciente violentísimo asalto dado por los invasores a nuestras tierras levantinas se reflejaba ya en, sus telegramas y comentarios, Y los periódicos fascisioides procuraban disimularlo, trompeteando desaforadamente los caitos provisionales de los facciosos en Extremadura. La consigna dada por Salamanca a Le Journal Le Maiin Le Petit Parisién L Epoqne Le Jonr Petit Journal L Action Frangaise Le Journal des Debáis etc. se resumía en un cambio de perspectivas. Levante, con sus italianos y marroquíes, sus Bcrtis, sus fícrqonsolis, sus Amaláis, sus Piassonis, sus Arándas, sus Várelas, sus Solchagas y sus Valiños, pasaba a segundo término, v le reemplazaban, en los grandes titulares de primera plana y en la literatura efectista de los despachos telegráficos y de las red- acciónales glosas, los campos de las otras veces feraz Extremadura, hollados y desvastados por los moros, terciarios y condottieros internacionales de Qneipo y Saliquet. Y, sin embargo, el teatro occidental de las operaciones es secundario, por draméti, eos que puedan ser los episodios que en él se desarrollen. La partida principal y. decisiva se juega en las provincias orientales, desde el Cinc a al Turia, pasando por el Ser re y el Ebro. Las habilidades periodísticas no pueden ocultar esta gran verdad; ni escamotear las realidades de que se está acompañando. Después de la ocupación de las ruinas de Ñv. les, el mando enemigo, deseoso de acabar la tremenda pugna de Levante, que te extenúa y desangra, montó una operación de ciran estilo por el lado de Sarrión. Y pidió auxilio a los italianos, que en su cari totalidad se habían ido retirando de la línea de fuego. Los generales mussolinianos consultaron a Roma. Eran los días en que el Comité de no intervención de Londres ponía ía última pincelada en el cuadro cubista del plan de la retirada de voluntarios exfranjeros. Mussolini, después de dar su aprobación a lo convenido a orillas del Támesis, aprobó asimismo los proyectos de ofensiva a base de soldados de Italia, que habían sido imaginados, en las márgenes del Turia y del Guadalupe. Una burla más o menos no importaba nada. I- tord Plyntouth está muy acostumbrado ya La formidable presión nos hiso retroceder, luego de heroica resistencia. Pero este repliegue, hecho con lentitud obstinada y serena, no fue una derrota. Nuestras líneas cedieron sin romperse. El punto neurálgico de la tremenda batalla se inclinó al Sur y, luego de algunas oscilaciones, se fijó delante de Viver. Y allí se estrellaron los atacantes. Nuestra Infantería se clavó en el suelo, y toda la Artillería y toda la Aviación enemigas no pudieron hacer callar a sus fusiles y a sus ametralladoras. Y a la inquebrantable defensa siguieron los contráataques. Una ves vu ts comprobóse la superioridad del combatiente español sobre el italiano. Las embestidas con bombas de mano y con arma blam- a, sucediéndose día y noche, quebraron é íiñpetu del eneniigp exótico y, de sus auxiliares. Cvané iniciamos 1 EN COMBATE AEREO SON DERRIBADOS UN TRIMOTOR A L E M Á N Y CINCO CAZAS ITALIANOS Prosigue 3 a brillante acción de nuestras tropas en Teruel. Ataques rotundamente rechazados en e! Este PARTE OFICIAL DEL MINISTERIO DE DEFENSA EJHRCITO D E TIERRA. -Ester Tjas fuerzas al servicio de la invasión, Intensamente protes itfas por s i aviación y tanques, atacaron hoy nuestras, líneas ds la zona del Ebro, siendo totalmente rechazadas por ios soldados españoles, ÍJTIO les infligen claro castigo. En la tarde de ayer, los cazas republicanos, que protegían un servido ño nuestros aparatos de bombardeó, encontraron, a la altura cié Gandesa, líi Fíats, que IHIyerón cobardemente. Prosiguiendo sus servicios, nuestros aviones combatieron con un Heinfeel- 32, 15 Jícisseí Sxniíh y 22 3? iat. Fueron derribados el Hemkel, que cayó incendiado al este de Mix; un Fiat, al este He ViKalba; otro, al norte de Pofela de Masalnra, q ¡e estalló en el aire; otro, en los montes de Aseé; otro, qr e se destrozó Incendiado, al suroeste de Fajpón, y un último, Fiat, que se incendió ea el aire. Nosotros perdimos dos cazas, cayendo en territorio leal, ileso, tino de los pilotos, que pe arrojó en pai Reaíílas. Centro: í. as fserzas españolas, venciendo brillantemente la resistencia, enemiga, atacaron ayer la zona (le Albairacói, conquistando el Portillo de Gnadalaviar, cotas 70 1.731, 1. ÍÍ 02 y 1.552, y los pueblos de Griego, Gnadalaviar y Frías le Albarraeín, rebasando ampliamente el río Gitadalavlar. Se liara capturado muchos prisioneros y material de guerra muy abundante, a n por clasificar. Extrffma Jtira: l a línea propia ha s lo rectificada a vanguardia con la ocupación de COITO Volado, en el sector de Castuera. En los iciTiás frentes, sin noticias de interés. AVIACIÓN -En ía mañana de hoy, los aviones alemanés lian bombardeado HospJtalet y Tarragona, cansando, víctimas entre la población, civil. Conquista de nuevos pueblos y prisioneros en los montes de Albarracín En el Cuartel general facilitaren anoche! a siguiente nota: En la región de los Montes Universales ha continuado hoy la ofensiva, consolidándose las posiciones conquistadas ayer, y conquistándose los pueblos de Guadalaviar, Alto do las Hoces, Ija Esquilada y Vértice Cañadas, en la región del raismo. En el subsector Sur del mismo frente hemos conquistado el Alto del Moro y Cerro JTorte. el paso del Ebro, la decantada maniobra de ruptura a que el titulado generalísimo pretendía asociar su nombre y sus grados militares acababa en una. lisis que significaba el fracaso más rotundo. Corresponsales ingleses de periódicos de derechas, como el Daily Express han dado cifras aterradoras de pérdidas italianas. No queremos reproducirlas. Basta decir que, según todas las informaciones, Viver será recordado en Italia mucho más amargamente que la Alcarria todavía... F cuando la batalla de Levante derivaba hacia una espléndida victoria defensiva republicana, otro Ejército español pasa el Ebro, rom- pe las fortificaciones levantadas por los rebeldes en la margen occidental, desde el Delta a Meqitinensa, se afirma en la otra orilla, hace miles de prisioneros, se apodera de grandes cantidades de material de guerra, toma montañas y pueblos y avanza andas, desorganizando el dispositivo estratégico del enemigo. ¿Cómo reacciona éste? Primero, mintiendo impúdicamente en sus comunicados; pero dejando esfapar entre sus mentiras confesiones preciosas. Ha culpado, en parte, de sil desastre al vecindario de los pueblos ribereños, que le hiso traición y ayudó a los soldados de la República a pasar el río. Esa actitud de los catalanes y aragoneses que vivían desde la primavera bajo el yugo faccioso revela el estado de la retaguardia de Franco. Millones dé españoles esclavizados nos tienden los brazos y nos liaittan con voces salidas del alma. ¡Ya iremos, hermanos, a daros libertad! La segunda reacción del adversario recuerda, los arbitrios a que recurrimos nosotros en Extremadura y Casíiil- i la Nueva en los días trágicos del otoño de 1936. Y desde ahora puede hacerse una- afirmación; ésta: Franco y sus mentores han fracasado en Levante, luego de sacrificar, docenas de millares de vida: Tienen que modificar todos sus planes y pedir nuevos y cuantiosos auxilios a Berlín y a, Roma. Y esio han de hacerlo prccissincnle en los días en que la República acepta, salvo las reservas naturales, el plan de Londres. LA CARICATURA DEL DÍA tuido ver s ¡no pegan Demiof DISTRAYENDO AL MUNDO