Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
V? Modrié 3 de agos fo de 1938 SUSCRSPCIOIM sy, AÑO XXXIV. NUMERO 10.998. REDACCIÓN Y ADMINISTRACIÓN; SERRANO, 61. TELEFONO 5171 Q. APARTADO DE CORREOS NUM. 43 Madrid í un mes, 3,50 pesetas. í Provincias: tres meses, 12. Amé- rica y Portugal: tres meses, 12,50. Extranjero? tres meses, 30 ptas. j ÓRGANO DE UNION REPUBLICANA Ni cimero suelfo, 15 céntimos A N T E UN SATISFACTORIO A C O N T E C I M I E N T O MILITAR í s? 3 í ss 5 S 3 K? rr? ím? í: í RreEsri? r jí -ií i f c v Nos consideramos oMigaflos a s, er uaiiy parcos cíi el comentarlo de las operaciones militares qiie so clesarrollaii cutre Cataluña y IjCTaEte clespiiés del sensacional aconíeciinienío q a e fué el paso fiel Eliro por el Ejército de la RcpnMica. Y r a y a anticipada esta íleclaraclóii: TJaeulamos imestra p a r qncílatl -eniiéiicíarJo los maliciosos- n o a tales o cuales rcsiillatlos categóricos q u e nosotros podamos prever p a r a las operaciones en curso, Que los esperamos óptimos, sino a que nos sentimos reclamados por otro delíer. Y consiste éste en encajar el magnífico rendiitiieiito d a d o p o r Kiiestro tostruiaento militar (lo mismo al otro lado y seguido el paso del EIK O qne en los frentes levantinos) dentro del cnadro general Ú. O la vida civil española. 151 EJércJlo de la Repiiblica. e n ¡a ocafeióíi que motiva este comentarlo, y en pleno episodio I r a s c e n d c t i t c- y t a n trase- eiideiite! -de nuestra iHclía. lia licelio algo t a n seKclllo y t a n categórico coiao esto: obedecer ima orden; ejecutarla valerosam e n t e sin m á s exaiMen del iiíandafo ni del jí? omento; es clecirj cumplir sii deber y a u n superarse en el ciraipEiiiaiento, sñliiondo cada soldado owe, pos a r d u a que pareciese la omiírcsa, en aquella snperación estaba la clave del éxito. E s t p- -ijodría decírsenos- -es virtud militar de l a que n o del) e 1 estar desprovisto Ejército algano. Exacto. la oyloción de; los invOH res destreja a la Iniancla española, Gobierno de la No es extraño, p o r ello, que t e n g a el de l a República cd re cada día suegros estros pct e qns I alños s duquem y oMden Im IIcpúMlca s a fenena í) roTÍslóa. S s su deber, atrocidades d la gvi tta, (Foto Alb ro y Segovia. y lo cumple. Puestos a encajarlo dentro ítcl cuadro general do l a vida civil española, es cwaado liallanios aquella expresión suya que qncrenios destacar; el ejemplo. Y, derivada de este cjernpo, la confianza. Más todavía: el impulso p a r a fino toda la vida civil española se acomode al ritíno moral de osíoG cosnlíalientes. Son consecuencias t a n enlazadas como inseparaMes. Queremos decir, en resnmen, qnc, con esla m a n e r a de sns ¿feljeres, el Ejército nos invita y nos alecciona a todos El P a r l a m e n t o briíá, íiico h a suspendido sus sesiones h a s t a el próximo mes de p a r a e! superado cnniplimionto de l06 nuestros. Todos- -c a d a n n o en su pnesto lia- noviembre. Dos debates pusieron tórmino a la ú l t i m a etapa legislativa: uno, sobre ccinos lioy la g u e r r a en la E s p a ñ a libre. política interior; sobre política internacional, el otro. No podía faltar, entre los t e m a s Vejíimos oljügaños a hacerla. X el míninio situados en ri dcsárroilo de ésto, aquel en torno al cual se polarizan las actividades do confianza. -es el iiiásiino lo qne real- sostenidas d e la diplomacia inglesa y la preocupación de E u r o p a e n t e r a la g u e r r a iJienío nos da -en la eficacia del esfuerzo en E s p a ñ a y sus derivaciones m á s o menos inmediatas. H a stirgido, pties, la ú l t i m a conífm, necesario p a r a que éste alcance sn oportunidad que se le ofrecía a xníster Chamberlain p a r a d a r estado p a r l a m e n t a r i o m a y o r desarrollo, es í á m b i c a el Ejército por ahora, a u n a respuesta sobre el m á s d u r o litigio que le siguen las oposiciones qwlen nos lo está aportando. Cumpliendo él en relación con aquel mismo problema. ¿Cuándo y en q u é condiciones, se considerará con iiu dclfcr y njostrando a todos lo- resul- quo la cuestión de, K s p a ñ a estará solucionada, a los efectos de que pueda a c e p tados prácticos do aquel cumplimiento, tarse l a v i g e n c i a del Acuerdo angloitaliano? E s t a era la p r e g u n t a r e i t e r a d a un día como p o r u n a vez m á s está liaclciitío en y otro p o r liberales y laboristas, con l a que aquella i- espuesta se correspondía. E osíos días, p r a c b a qize no es estéril nin- idéntica tenacidad q u e pusieron las oposiciones en la p r e g u n t a h a b í a venido pog ú n esfuerzo ni sacriflclo alcnno. Que n o es niendo el p r i m e r ministro en e l u d i r l a respuesta. Sin perder el esquematismo h a eptéril la, resisiencía; que n o lo son ni Jas bitual en sus declaraciones, sin p e r d e r su reserva, vino a darla, sin embargo, cuando privaciones ni las Molestias originadas por el período de las sesiones p a r l a m e n t a r í a s tocaba a t; u lin: No se sabrá- -dijo texl a gs; erra; quo no se pierde, en fin, ningún t u a l m e n t e- -h a s t a que todos los v o l u n t a r i o s hayan salido de E s p a ñ a Entonces poesfuerzo, ni do orden militar ni do orden d r á a p r e c i a r s e si ya, en tales condiciones, el problema h a quedado solucionado. civil, a p o r t a d o al mismo propósito: la vic ¿P o r qué esta declaración de última h o r a? Míster Cbamtaerlain, a d e n t r a d o ya, toria repnlíllcana. por lo visto, en el, camino de laís rectificaciones a su anterior política- ¿por qué no E s el coineníario que nos parece m á s en siguiendo u n a- s e g u n d a etapa de su política, que estaba, prevista? -lia qtierido c e r r a r la línea de los p l e n a m e n t e sallsí actorios el paso a la flltima esperanza de Mnssolini si afín creía obtener nuevas concesiones aconteeinsieníos ntiüíarea a que asistimos -o volver a ellas- -aprovechando la suspensión de sesiones p a r l a m e n t a r i a s es decir, e n estos días. si esperaba que, -desligado el p r i m e r ministro del aco. ío p a r l a m e n t a r i o podía r e t r o traer su conducta a. l. a e meses pasados. I a re. spuesia quiere decir, en efecto, que Kt i 1 la r e t i r a d a siistaneial ya no es, en sí misma, solución q u e tampoco lo es, p o r rnano i for osa, ni a u n la r e t i r a d a total, sino que, cumplida ésta, el examen de la. E A U S T E D S I E M P R E sitc- ñ- cíÍ! que entoncep se c r e e s e r á lo qtie deflíia si se í m llegado o no se llegó oda is. a i estado resolutivo. Es- r, últinía declara, ci 6 n de mfs er Chamberlain, acogida en R o m a con inquietud y de- caífosi ffo. es a h o r a el Je de t o d a s las actividades de la diplomacia italiana. E l INGLATERRA Y SU POSICIÓN A C T U A L DE PRlVlLECiíO CON RELACIÓN A R O M A Y A BERLÍN