Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. M A R T E S 19 D E JULIO DE 1938. sis de que dar paso a las peticiones del Gobierno español hubiera producido una guerra europea. No puedo admitir tal tesis ni en el orden teórico. En esta creen. cia me acompañan numerosos estadistas extranjeros que han tenido en sus manos Ja responsabilidad de las riendas políticas de sus países. Es desatinado afirmar que lete Gobiernos de la República buscaBSn una guerra- general. Hubiese sido una táctica equivocada que nosotros aconsejáramos a los demás. Como sería absurdo creer que la política exterior de mi país se debe a analogía o diferencias de régimen político con otro. PAG. 2 MADRID, TRINCHERA DEL MUNDO BAJO EL SIGNO DE TRAGOS BAIvÁSfÓE DESOIiA OR IJÉ DOS AÑOS DE GUERRA E S TJAS TIERRAS DE JESPA A Anoche, Radio Salamanca, con una inconsciencia solamente comprensible en patológicos deficientes mentales, echaba a voleo las campanas del regocijo pregoneras de los dos pasados años triunfales Estas relaciones internacionales están En tiempo no muy pasado, hacía yo en r e g i t e por leyes inmutables. Por ello, la República í a tooebo la misma política ex- estas rttismas columnas la observación de terior que la Monnrcraía, y por idénticas que en épocas de guerra y en períodos rerazones nadie lia tenido entro nosotros la volucionarios todos los tontos y. todos- los intención Je provocar una oüM agtaaión locos ponen cátedra en plena plaza, públicaeii 3 íiqi oa. Y como principal motivo, por y todos ellos logran seguidores discípulos, este: si la hubiese JaabiSo nuestra causa incondicionales adeptos, que salen maes 3i uMe quedado relegada a ira segundo tros- en insensatez- -como hay también las escuelas de cucos que los produce en término. truhanería- -y que crean un ambiente de AQUÍ, JTA 1OI E ESTA DESESPERADO confusionismo enrarecedor de la attnósfs. Es necesario- que acaben las inquietudes ra renovadora y heroica. y el desasosiego de los que esperaban actos Por clara fortuna- ¡y por dura experiendesatinados e 7 as autqrida- des de la Ee- cia. en Í nuestra 23 sps. ua independiente 3 púbüca. Aquí, -nadie está desespera- áo. IMS esta clar- 3 de gerite- ssfestán siendo asfixiadas hombres de mi generación, que en nue. stra- -cuando no yuguladas- -por el buen sentijuventud fuimos conmovidos por el hecho, do y recto juicio fiel pueblo. En la España conservamos aún la huella en nuestro es- invadida poi los Ejércitos de la alianza inPara busca. 1 antecedentes a la invasión píritu del desastre del S 8. ternacional fascista los tontilocos, mente- que sufre nuestra, patria hay que recordar n JET, TÍNICO QUE NO TENIA! DERECHO catos de la revolución naeionalsindicalista tas guerras del siglo 3 CVII, que, al socaire do una cruza, da religiosa, se defendía están cada vez más sueltos, y A INTERVENIR E S X A GUERRA ES- su pr. ipoganda y su influencia. más en auge una hegemonía política. Los españoles ha PASOI A, EKA EX GOBIEKNO EKPASKMC Frente al balance que el sedicente Go- cían, en efecto, cosa parecida a lo que ¡os Ha influido, sin duda, en nuestra for- bierno -de Burgos presenta voceador por italianos hacen ahora en España, y enmación política, y sería demasiado que fué- sus radios con insana glorificación de la tonces a los facciosos, segregados de sus semos a cometer, a, estas alturas, un disla- obra nacionalista de estos dos duros, te- antepasados, no se les ocurría decir que te todavía, más greye. Yo, por mi parte, rribles años, quiero oponer simplemente la estaban fundando un Imperio. Tan pronto declaro que no podría colaborar con nin- acusadora elocuencia de unas cifras, acu- como el rey líhiricíue dispuso d urt Impegún Gobierno que aspirase a convertir la ciadoras de justicia- ¡simplemente de jus- rio y de una fuerza militar, el Ejército esgTierra española en una guerra general. En ticia! para aquellos que en la creación pañol que guarnecía París saliO, y el rey esa tesis que anda por el exterior se dice y fomento de la desgracia de España pu- Enrique los dijo: ¡Españoles; os agradezco que es imprreseindible el deber de imitar sieron sus manos: Muertos de ambos ban- lo que habéis hecho por mí; pero, no- volla jfuorra de España. Ta hemos tenido oca- dos, un millón. Niños caídos bajo la me- váis más... La salida de los italianos es sión de decir por nuestra parte que limi- tralla de la aviación fascista aliada, vain- para- los españoles una cuestión de hontar la guerra de España es obligación de tiséis mil. Viviendas destruidas, un millón ra, deba serlo para todos, y, por tanto, los demás. Les incumbe a los demás. Nos- doscientas cincuenta mi! Población civil una cuestión previa. (Aplausos. otros no tenemos medios de que dejen de sacrificada, setecientas mil personas. Soladesembarcar toneladas y toneladas de ma- mente en Madrid, la aviación y la artille- JJA GUERRA CIVIL ESTA AGOTADA Las otras fases que lía ido atravesando terial y miles y miles tío hombres en las ría italoalemana ha producido má, s de qostas de España. Esa obra incumbe a los ocho mil bajas entre no combatientes. Di- el problema español, están vencidas o están agotadas. Me refiero al pronunciaflemas. La República española ha sufrido nero? -stado en la guerra y, cíanos materiasacrificios inmensos en su interés, y de aque- les causados por ella, setenta y cinco mil miento inicial y a la guerra civil que de lla política, como de aquella tesis, ha sur- millones de pesetas. Hay que tener en cuen- aquel pronunciamiento fue señal. Ei pro- gido la política de no intervención y ese ta que la renta total española era antes de nunciamiento militar fracasó a las cuarenta Comité que la Historia juzgará. la lucha diez mil millones anuales, de los 5- ocho lloras, y estos dos años transcurridos, en que nuestros enemigos han reciPero, por nuestra parte? tenemos dere- cuales los gastos normales del Estado absor- bido portentosos i- ecursos en hombres y en cho a Icclr que, por o realizado, parece bían del cuarenta al cuarenta y cinco por material y la numerosa presencia de mo que el tínico qn. e no tenía, clereciio a inter- ciento. risma, están demostrando que hubiese cevenís en la gaerra cspaíiclp. c ¡i c? GobSsrao Marte ha devorado en dos años la rique- dido el movimiento seguidamente si pro- 1 cspaiio za creada por tres generaciones de espa- nunciamiento. sin la ayuda exterior. La QU. H SB VAYAS X INVASORES XS guerra civil está agotada. porque se c ñoles Producto de esa tesis y de esa política T toda esta espantosa hecatombe, esta haya acotado; está, agotada por la expe 1 ha sido el Comité de Londres y el acuerdo desolación, esta. ruina, ¿por qué? ¿para riencia terrible de estos dos años en el bareciente cíe todos conocido. Ha llegado a qué? Para que Hitler- -iniciador y planea- gaje del movimiento. Errores infundados, aprobar un testo en virtud del cual se dor primero de la rebelión- -pueda en un explotados con íines bastardos... Uno do sacaran de España esos qu e llaman volun- discurso hacer la declaración formal de ellos era que nuestro país estaba en vístarios extranjeros que Alemania e Italia garantizarán con- peras de una insurrección comunifia. Hace v- n año, un texto igual, aná. ogo, no juntamente la independencia de una Espa- E I J ENEMIGO D E VN ESPAÑOL ES SÍBMPRE OTEO ESPAÍÍ- OIJ pudo ser aprobado. To pienso que si enton- ña nacionalista En el acta de Algeciras ces se hubiera hecho, ya estaría España se- dice: Francia y España garantizarán ¿Cómo Alemania -e Italia podrían dap pacificada, y aliora, añado que ¡imitar la conjuntamente la independencia del Impeguerra- de España es escindirla, porque esta rio Jalifiano. Fórmula idéntica, Idénticos una interpretación a la iuvasión de nuestro suelo? ¿Cómo j. odría? i mantenerla sólo la mantiene la invasión extranjera. propósitos. Consecuencias idénticas. cu: i; -o el piíi tStlo CORIÜISÍSUI e, v a 5 pro. ¿131 valor je! acuerdo tic liendres? ¿Es Italia y Alemania han venido aquí a con- ducirao el movimicjito, el cío Jüasios ía c buena o de mala í c? Convendría decla- vertir España en una colonia sin bandera. flueneja y mohos lanaicmao? ¿Cuáncío, a? rar que el Gobierno de la República no tie- Eso es todo. pesar de fcafeer ido a unas elecciones en ne ni pidió permiso a. naílic para acoplarlo La emisora salmantina de la ignominia, no había conseguidlo más tie í ¡7 o reclia zarlc, y que sostcraJeaiüo de siesnpre al terminar anoche la radiación del balan- actas? ¿Quién iba a iiacer esa insarrecc iie la snerra debe quedar reducida a un ce de los dos años triunfales de guerra, eitai? IÍO lógico es cao esas fueizasj que ronílieí. 0 interno, no puede negarse a todo cerró con esta frase, producto, sin duda al- fse llamaban fuerzas tío orden, cuse ae Kublo ÍJUO tienda dar a esto realidad. En guna, del subconsciente: levaron, liubieran formado el cuadro t: n octnbre fiel 80 s marcó por nosotros el ca ¡Dios salve, a Franco! derredor del Gobierno pasa, protesei íe. mino. TJOS Gobierno? ííc l. -i República hjm Pero no lo salvará, porque Dios, dicen Otro error íué creer qn; el Kstado no jHslKtiílr en peSii solución a ente particular. los teólogos, que lo puede todo, absoluta! 1 Go ic FtO espr. uo? poíU áa criticar aquella mente todo, pero que hay algo que no pue- iba a saber dci enderse. La realidad e s que HI se pospusieron a los intereses scncraiea de resolución, peílir acJara cJonos; pero gii el de hacer: borrar el pasado. la nación los intereses particulares y que íení a no p; lía discrepar, porque táíij tvn por los asentes del exterior se explotó el pc? eión es conocida: Que vayan los inI A N PESAI BA V 3 T vasores. Y al realizarlo, 1 0 lo hacemos sin 2 5! ie nos caase dolor, ya Q ie liemos de adherirnos a Qíie se marchen ele nuestro lado loa homares fio buena fe, que vinieron jun- de los despachos diplomático; pero sí que tema de los ¡ntoresss que se creían ámenasatlos por una revolución bolchevique. El enemigo ile un espaiíol. es sieiupra otro español. l.o español es ser al que osiiK C gusííi tl ir, lo que so íe antoja, i rp Jó molesta qno íjaj- i otto espuüoi qub oco tic ifeüal liberíac! Este modo fie ser egoísta y provecnSór lia dado lugar a un SINGULAR IMPERIO EÍJ QXJ 13, PARA NACER, XECESITA QUE SUS SUBDITOS SE ARROJEN A I OS PIES B E SUS VALEDORES En realidad, si I03 espaaoJcs- n ¡e refiero a los de la otra zona- -quisieran tiar muestras do su carácter, 5 3 no liaría falta el Comité (le l OR Ires, jioi íiue serían ios mismos españoles, clcsciiga ido 3 y avergonzados, ios que arrojarían a los invasores. Al Comité fie Ixindres rio se le paefle, ni. tiene, por qué, pedir que mire la ira de ios españoles. Pero es un baldón para nuestro país ese Acuerdo. Me avergüenza que. lo hayan. -prometido españoles; aunque sean enemigos nuestros. Ya só que para dominar su impaciencia, soportan esa invasión qiio es la piedra angular eii que se va a fundar im fantástico Imperio español. ¡Sería un singular Imperio el que, para, nacer, oeecsfta que sus subditos so arrojen a los pies de sns valedores! Cuando los españoles dc otros tiempos fundaban Imperios, no traían a Ios, ext. rai 3 jeros a luchar a su propio sucio y a luchar contra su precio país. Ib vt a Alemania, sac ¡iíeal) a. a Roma, encarcelaban al Papa con mejores o peores medios... Xo BIS pregunto si balsrá toí- ivía algún español que, cuando vea a sus eonrjiatriotas muertos por iniíiares, so consolará en su dolor fie español pensando ea ese Imperio... (Muciioa aplausos. to a. r. otrcs s rtr- enü r l; iiborícjX justicia. y la ai se quiere de verdad, extinguir la guerra de Bspañn, no hay mí, 5 que cumplir con JTO no sé lo que ocurre en los recovecos rapidez el acuerdo de Liocdre