Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Aadrid, 29 o e mayo de 1933 L- i V. i O J V IIG 10.943. REDACCIÓN ADMINISTRACIÓN; SERRANO, 61. TELEFON O 51710. APASTADO DE CORREOS NÜM. 43 Madrid: un j o pesetas. Frovjndar tres n i r s 12. América y Portugal: tres meses, 12,50. Extranjero: trss meses, 30 ptas. ÓRGANO DE UNION REPUBLICANA Número suelto, 15 céntimos HACIA EL TRIUNFO QUE IMPOSIBLE ¿Qa. laás se les puotl. exigiv a los antiíC 4 -tas españoles r. ji? rtz la decisión para la, lucha y ci trabajo; -alario la olieüiciicSa, la Ji fir) iri a y la capacidad para el sacrificio? Po 3 rS parecer que lo dábamos todo e: í a a a entrega Incondicional así caracterizada; que habíaznos ilesa do al máximo iími- No es íncoBgi- uente esta postura con otra máqaiim que íra aja o lucha, Y que reiteradamente venimos sosteniendo hombre quien Inaha y quieíi trabaja, esaquí mismo: Ja de la obediencia, eiegn a las fuerzo mayor rendirá- -jp ¡or ensato en él órdenes del Gobierno que ól- ige y irtanaa. pone su espíritu- -quien está, cosvenddlo, Por 0 TIC la oTseáiencia clega no es lo mismo quien lia comprendido joe se le tova, no qae la ignorancia, ni a 5 a ignorancia íaer- al sacrificio esíéril- -íjue cao es lo üesmoza. Ante quien manda, con autoridad y de- ralizíuiop- sino al tsfersfo flpte BO es JXIrecho, poisesaos hasta el automatismo de la posible. nirenazaaa. Y sin embargo, poáeinos aun Sar más; estamos obligados a dar más, riEdlsndo un esfuerzo t a n útH como saludable: el necesario para comprender. JSl último reajuste del Gobierno Inglés no expresa toda la externóte. sa cristB 2 eS) e nos y estamos obligados a dar eso: interna. Hay un ministro- -lord Halifax- -qu continuó -a el mtsiBtCino o Bixs, su cc 3 üj ieensíón; d a r á y certera comprensión expresa voluntad. El titular nctua! d, el Foreing Office expresó a mfebsr 3 S n 6 tíaln, fio las realidades que nos enfrenta la gfne- al volver últimamente de Ginebra, su decisión de dimitir. ¿Por 4 e? laO d EEalifax de en el Palacio de las NaeSones. ífcjbre rra, de la, exacta medida atribuíale a su vo- no volvía satisfecho allí, su reciente estanciaoyó comentar el discurs pronunciaSo tofio, desde que, estando eyó, conrentó y por í o m a y a sus dificultases actuales, de Muesoülni en G- e: iova. T no le faltaban motivos qae justlficaseji su tnsatistoocSSa. Todo muestra capacidad para vencerlas, de la lo hecho por lord HalLíax en Ginebra tenía una so- la finalidad: halagar a l dictador eonüocta ue- venimos obligarlos a prac- italiano. Y el dictador contestaba al halado con un gesto deste- mj ia 4o. PoaiblSBisnte- -y éste s ría al fracaso del Gobierno de liondres- -por ttie a una. msofabra, la do tlcar. A la ISepáHiea no le b a a servido nunca mistar ChamherlaTn, quiso oponer la suya. Pero lo fenómeno es qae tampoco el prim- ür Bniniatro inglés está satisáe gran cosa aun ¡as mejores voluntades fecho del singular delllevaron los debates de Ginebra. Algunos corresponsales curso que aplicadas al trabajo o a la tacha, cuando Prensa francesa, destacados en Londres han llegado a, deoir que hnb des conversano las grató el rígido control que la com- ciones bastante tempestuosas ntre míster Chamberlain y lord jEIaHfas. ES prím r peensióa establece. ¿Vamos a. creer que iban ministro no aceptó, ¡sin embargo, 3 a dimisión que el titular del Foreing Office 1 a servirle aliara, o que puedan servirle en presentaba, y antes le conminó a continuar en su puesto. ¿Por qué? Sencillamente, de dos adelante? Un lucí? ador o u n trabajador, a porque la salida de lord Halifax equivalía a plantear en poco más T esto años Ta tercera crisis qu én las relaciones exteriores inglesas se ptoducen. es algo testas altaras de la guerra, cuando el Isori- tan desusado en la costumbres políticas británicas, que acabaría Je debilitar- -po ssonte se carga: de tan denso dramatismo, niéndole en trattoe e roerte iwminenito- -la posición del Gobierno. l as eomtorae do sólo puede reníBr eficacia- -3 a eficacia que sir Samuel Hoare y do mí. tor Kaon eMaToan p. -r- oíitcj en ac. -jel momento. El pidmsr el caso exige- -en la medida que oompren- ministro piensa incluso o j pn a orie de crisis- -las tpamitadaas y la ne latent queda- -son caiu- a yi- irv üa, csSoTEéndose en el análisis de los he- una irreroSaridA. d alanamote I en et hecb e r la poJíSca inglesa ma ch coil ehos, qpie nada fatalmente decisivo, por Qu d fija toda la intención é ste comentario en esa. mañosa, de apreciar la ejemplo, be; ocurrido todavía en d corso actual poatica d 1 3 raR Bretaña. Serta moy ttfcfl sap ritpí n cartela, yñs nuestra, lucha. Que s o hemos agotado, eoepresivo. Tnan D 9 E ai nutnho menos, el caudal de nuestras posibíüdades para vencer. Qne podemos y de- bemos vencer. Pero ese poder está en nosTERMINANTES BBCLARACIONES DE MÍSTER IfULl, otros y es inseparable del deber que aquí le acompaña; Miara, bien, queremos decir: sao basta con jue los luchadores y trabaja- ESTADOS UNIDOS, FIEL A LO QUE FIRMO dores antifascistas se bagan fuertes en esta 3, por la; reiteración con que la ven HACE DIEZ AÑOS, INSISTE EN QUE TODA o por n a proceso de intuición. XJO necesario es que se aSiraen en ella por que DISCREPANCIA INTERNACIONAL HA DE e? examen de los hechos, el anfilSsis de Ht situación y ia meáicSn, Sel esfuerzo que cada ARREGLARSE POR PROCEDIMIENTOS mío esté dispuesto á rendir les Eeven por sí mismos a obtener aquellas ccnelusioses PACÍFICOS c iosibil dad y fortaleza. 3 e tal atañera, so Hcp- ábilíca no podría vencer con lttSS. Kl e Eski- oaos por procedimientog pacíficos. Este cV. rttiopes y trabajadores no plenamente do, Washingtonbecbo a lasecretario ¿siguien- compromiso signe siendo faa Jm ecatávo EuU, ha Prensa las como en la época en que se finaad pjKra to ojaveneidos, por examen propio, de quetes declaraciones: firmantes. pucS. í y 3 éba vencer aún, por muy dura Toniando en consideración la erítiea. si- dos los Estadoscerrar los ojos ante el heJio podemos 2 3 sea la realidad actual. No se vence con tuación le la Europa central, deseo hacer cho de que una ruptura de hoetftiátacles qae tir: Ejército de desesperados (el de la Rc- conocer que el Gobierno de los Estados se produzca, donáe quiera que sea, es para no lo es) Se vence, en cambio, con Unidlos h a seguido su evolución reciente con la situación mundial un íactor de desoráen zación para la taclia, y el traba- graa inquietud, dedicándole la mayor aten- general, de consecuencias impievistas, cación. 3o, en la que cada lioínbre, confiando en sí Hace lüez años que el Gobierno norte- paz de producir iccaléulaí les y permanenxtacioaes. S 2 v ano y en los qse linden esfuerzo a su lado, amerioaoo firmó en París uu Tratado de tes perjuicios a todas las deseo inaneozauNuestro pueblo tiene el sepa tocio lo que afrn puede obtener. Y esta renunciación a la guerra, como instrumen- nado en todas las naciones de que exista Invitación al esfuerzo coamprensly podrí ser to le em polltha, nacional, Tratado qwe mía, situación estable y penagneasa por l a iíatal para; quiea todo lo tuviese, peráaao. E s firjaaron, asimismo, sesenta y tres n c) oncs. posí, y la íusticáa y el pjHjgreso. eseó sénIjoa armantes fiecJaraban en él que el ee natatetisa en tosaladabi -tal él CUSO va es o arreglo o solucián de todas las UscrepiMó 6 e cnal ptíer nateraJeza o cuaiqulera POR QUE CONTINUA LORD MALHFAX EN EL FORE 1 NG OFFICE