Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Madrid, 70 ée mayo efe 7938 SUSCRIPCIÓN A Ñ O XXXIV. NUMERO 10.923. REDACCIÓN Y ADMINISTRACIÓN: SER 5 ANQ, 61. TELEFON O 517I C. APARTADO NUM. 43 Madrid: un mes, 3,50 pesetas. Provincias: tres meses, 12. América y Portugal: tres meses, 12,50, Extranjero: tres msses, 30 ptas. Di CtNiOH ¡CANA Número sueífo, 15 céntimos EL PROCESO DE LA CON- POLÍTICA INGLESA Y FIANZA Eo todas las actividades nacionales se aprecia más cada lía la activa, y recia iase desarrollan en la política internacional de Europa acontecimientos tors- encióa del Gobierno. Es indudable que qu van a dejar honda huella- -y no serla, oportuno analizar ahora- importa sten otros tiempos, para dirigir la vida de ñaüar dos sucesos cuyo registro Justifican Úos mismos. xm país, hubiera bastado con eso. Hoy, no. X, a mayoría conservadora ha vuelto s. funcionar en 1 Parlamento inglés para IJS guerra es va monstruo que exige nracombatido por. las oposiciones. Nada anormal cb. os sacrificios y otue no se conforma sin aprobar un proyecto d- 3 su Gobierno parlamentario es eso: operación 3 e irayoríaa en el fenómeno. Exacto. El régimen el de todas las voluntades. E l despertar tíc destinadas a seguir el curso de una política: la política que, en su norabre, y con nuestro pueblo hizo pedazos muchas cosas su apoyo, desarrolla el Gobierno mientras tiene su confianza. Ahora bien, 1 la actual y, -entre eHas, aqíicl sentido mecánico cul- mayoría conservadora, en el Parlamento británico tiene un origen muy concreto: tivado por instituciones seculares interesa- las elecciones generales Je 1935. Y esto es lo importante; en aquellas eleccíoaeá, la das en que las masas, no fuesen ramea mul- bandera de campaña enarbolada por el partido conservador inglés- -especialmente netamente Pero titudes ciudadanas. Ta no lo esperábamos por su jefe de entonces, míster Síanley BaWwing- -fue d Abísima. antntahana. conindependencia El partido todo de l s alturas. Conio sabemos ahora antiitaliana, de un caso concreto: de la la defensa de aquella independencia. E Inservador füé a las urnas propugnando íue las altaras no puedan devolvemos más. glaterra le 3i ó sus votos. Así nació la mayoría actual. Ahora, esta, misma, mayoría. üo lo; qne nosotros les demos. Con su es- acaba de aprobar- -votando contra su propio origen y justificación- -el AcuorJo fuerzo estimulan, analizan- y ordenan el jpigloiiaJia. no, es decir, el reconocimiento de la existencia de Etiopía, coma país inmaestro. jSada Ríenos que eso; peeo nada dependiente. uiás jua oso. P o r nn fenómeno explicable, El Gobierno Daladier ha llevado de estar ausentesfietodo, saltamos á estar cretos- leyes. Y hay un primero entreai Diario Oficial de Francia sus primeros áelos primeros: el que abr ¡e un crédito- de 4.712 presentes en todo. Pero eso fue en las pri- millones de francos para la- defensa nacional. De esta cifra, se entinan 650 millones a meros momentos. Cuando había demasia- Guerra l. Q 00 millones a Marina, 2.300 millones a las fuerzas del Aire. Frarrria siguedos organismos que intentaban gobernar. s, aüsfeeha de su Ejercito. Pepo ya no lo está tanto de su Marina, ni de su Aviación. Pero a estas alturas, todos los ciudadanos Sin embargo, hay otro Jato para ser muy especialmente anotado. En un plazo de 3 y casi toaos los onsaiüsjnos h a s aprendido seis meses reorganizará Francia su Aviación de guerra, hasta un cupo de cerca e 4.000 aparatos. ¿Pero pu- ede o- btenerse este fantástico rendimiento- de la industria su apel. Ti si afeuito no lo h a querido francesa? No. Como no so obtiene con la cifra presupuesta. 331 renliiruento va a comprender, es igual: se lo han obligado a obtenerse, en gran parte, de la industria norteamericana. AHÍ pstán los créditos, aprender. Í evidentemente. A esto ya se le llamó en Roma y, sob. re todo, en Berlín, intervención 3 e Xortearaerica Y, seguramente, tienen razón suceso. TL sia sociedad moderna es demasiado Alguna vez tenía en Europa intervenciones no totalitarias al calificar así elprecisaque haber y catalogables, complicada para que no se imponga l a mente e n contra suya, -Juan D E AGTIKilE. espeeializacíón. Cada cual ipuede ser maestro en lo suyo y pasará difícilmente de aprendiz en So de los demás. E l secreto del éxito estriba en que todos entiendan su especialidad y se aianen por mejorarla. Que los Sindicatos multipliquen la producción, que el IJjército motorice el entusiasmo y que el Gobierno lo recoja todo con diligencia y lo aproveche con oportunidad. El ministro de Estado español, cuya voz será oída hoy por el orgaEl Gobierno da todos- los días pruebas de merecer la confianza ciudadana. Y nos- nismo de Ginebra, ha hecho una declaración en la que dice: No otros venimos obligados a renunciar- -en hay armisticio íii mediación posible entre un pueblo independiente, aval de aquella confianza- -a nnichas co y orgulloso de su independencia, y sus invasores sas que podrían parecemos irrenunciables. Pero renunciamos hoy, para que no nos EL E LA K 3 ET 0 ÍION contra la política seguida, por ei Gobientq hagan renunciar macana. Dejamos incluso inglés. CONSEJO la libertad, para conquistarla de una ma Ginebra 8. El orden Sel día- le la CI se- ACUVIDAD BIPLOMATICA E S IiA JOK. nera definitiva. Abandocaiuos conquistas y KAJ A B E AXEH, derechos, por unos meses, para no dar oca- sión del Consejó d- e la Sociedad de Naciones sión a que nos los arrebaten para siempre. comprenderá todos los gr a. des problemas Ginebra S. La mañana de hoy ha sido de la política internacional del momento: dedicada a camíbioa de- iEapre- sicnes entre Nos resignamos hoy incluso a ser máqui- el conflicto chmojaponés; la reforma del nas, con tal de poder ser mañana hom- JPacto; el problema del anschiuss desde los elesatíos con objeto de- preparar la de los diferentes problemas bres. Renunciamos a todo hoy, para tener- el x unto de- vista social y humanitario, en discusiónal Consejo de la Socredad de sometidos Nar, elaci 6 n con los rsfugia. dos, planceado por ciones. lo todo mañana. los Gobiernos francés e inglés. y los dos Hablamos con demasiada frecuencia de grandes problemas que- han sido recienteLord Ilalifas- a celebrado ya conferenla retaguardia, y ya es hora de que nosmente objeto de negocia- ci rtes entre las cias con nete de los catorce miembros del enteremos cíe q e en esta guerra, provo- cancillerías: la guerra de Espina y- el reco- Consejo, y hoy- sostuvo una larga conferencada por egoísmos y ambiciones, todo es nocimiento del imperio italiano: esto ulti- cia con el delegado soviético, Litvinov. Asifrente. T si en el surcado por las trinche- mo a instancias de Inglaterra. Este asunto mismo, Halifax y el ministro de Negocios S francés, Bonnct, se pusieron de acuerdo soras hay que tirotear al enemigo declarado, promete, dar juego en las reuniones. 1 El llamamiento del Gobierno tie España, bre- la actitud que observarán, sus respecla conducía no puedo ser distinta para el para que se examine de nuevo el problema tivas delegaciones durante la reunió i. El sncutoierto. E a el Ejército no se discute; de la intervención extranjera en España secretario general de la Sociedad de NaJo han aprendido en ei parapeto y hemos constituye tina, continuación ile las discu- ciones, C Lvenol, obsequió coja un almuerzo de aprenderlo en Jas ciudades. IJa obliga- siones y resoluciones adoptadas por ol Con- a las delegaciones. Durante el mismo, los ción del soldado es. combatir o trabajar. Y sejo y la Asamblea en mayo y septiembre miembros del Co- isejo tuvieron ocasión tie e impresiones obre 3 nosotros beremos soldados hasta que ter- últimos; pero, sobre todo, alude a la con- celebrar un cambiocomponen el orden del clusión del Acuerdo angloitaliano y a l ¿is los problemas que mine la guerra. día. protestas del Cobíerno español cerca del de Toños (j ÍJ. Airtorla. Pero no El Conejo celebra una sesión privada a basta ern ac la. añoramos. Ks necesario El llamamiento del Gobierno rte la Re- las cinco de la larde, consagrada al ssñapública ss presenta como una protesta lamiento del orden del día. -Fabr que secamos conquistarla. DE FRANCIA HA EMPEZADO LA LA SOCIEDAD DE NACIONES