Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. VIER- ííSS. á 2. DE. ABRI. L: -DE. i93 PAG. 3 El día, tai vés ñó ííiüy lejano. en las armas republiáaflas- ¿Usfen la última palabra ea, esta, susrra, expulsando del suelo, español a traidore mercenarios y extranjeros: cuando los cadáveres de los qiie: ofrendaron sus vidas en las trincheras- cál jjan do. -jsus tumbas para venir en tropel á ceñir los laureles de la victoria sobre- las sienes d ó la m a d r e patria, ellos, los traidores execrables, que sé miren en el espejo Sé los Cuadros ds dolor, del daño qué: én, las personas y en las. cosas lia. producido la metralla extranjera. Que so apunten ése r tanto, sí; pero que no osen incorporarse, audaz e hipócritamente, a las glorias del triunfó, que en nada. les pertenece. Será entonces llegado el momento de hacer una PA- RT EOTJCÍAL DEL- Al NJSTERIQ DE DEFENSA escrupulosa selección áe valores raciales. EJKKCÍÍ 0 DE 3 SÉRKÁ. -Este: En sector de I laVorsi, No sería dejar caer la más vil blasfemia cohoúSsíarpí ayer- los- pueblos do AÍÍIÍS é l Mailoíis, desalojandonuestras fuerzas r e- y, al sobre la santidad de la patria el intentar- t e n a d e ás- emp de. aJgtmas altaras c ¡a bafelaií eeiisegraido ocupar en enemigo, en lü ¡n ásemp de. aJg p eq. iparai como españoles, al conde, don Jjeváiité: El enemigo ataeó en ¡türeocióñ a S a n g Máíoo- SaliüsSelüa, Sierra i esónaíla, en -eon Pelayo y Alonso Peres de- Gus- e n Jjeváiité: El cerca dé este último pueblo Otros ataques- refoeKk s, coaníísCiéiiSos l a s alturas, en dirocsiSn mán? Pues a tanto equivaldría el. que Tirig. -Álbocácer, írceron. recíiazados toiii. lm. ente, contraatacanao Jas tropas leales, W quienes, en holocausto. de nuestra España, -m e j o r a r o n s u s l r o s i e i o n e s gaía enaltecerla y reivindicarla. hemos E n el sector, d e la, costa se lacha don intensidad, caatro IiUóineíros al norte ffiQ ¿portado todo género áe lealtad y sacrifi cios, ños aviniéramos a ser confundidos- cor. A l c a l á d e C h i s r e r t Naostra Aviación ametralló, con eficacia Varias concentraciones. rolíeíáe Si tTn. a. pa los qúéi e. carneciSndoIa- y. humillándola, pensaron atarla ds pies y manos, para ha- rato ñp reconocimiento aionijgo fue derribado, cayendo inceiiaiatío en terreno faccioso Centro: Ayer se ¿voSaron dos- minas propias ctí la, Casa le 5 Gnaráa e Iniftituto decerle, el ultraje, do entregaría a las codicias 1 del dominio ds italianos y alemanes. No. Migieiie tJel Parorke- dej Oeste, sufriendo reneia. es liauoJias Sajas, psilülenicjto tíos Nosotros, con el, corazón- lacerada, a- con- fortines, cvalieníemente canqnistados por las tropas léales, que- capturaron prisioSne dolernos de. los estragos que nuestro pafs TOS; entre ellos dos moros. S 3 n l o s d e m á s E j é r c i t o s s i n n o v e d a d r llegó; á. producir la, perfidia de quienes no merecieron r ace, r en fil. Hilos, 1- los- traidores, V S T K H t ó O T O K E N E M I G O Í S R 3 f f i I B A X Ó 1 si aún los queda uh resquicio de concien- 1 Nota fiel- pinisíerio- de Defensa Nacional: Cuando intentaba volar sotee Fuig- cia; a espiar sus. c uípas, sintiendo sobre cerda uñ írimotor -enemigo, í; aé atacado por las déíensas antiaéreas 3. e nqútíía pov ella íl- abrumador peso, de la tai- a: que lié- bJación, qué consiguieron íiacér Maiioo. én el avión esfe- a- njero. -El- apa- x- áto cayó en q g ó K J y éónsiguió aíerrivatán- éncitóa mientras Vivan, j- d é l a que vuelto éii i itenws. Uno. d s los tripulantes se lanxó- en p 1 podrán, jamás librados. ía- más podrán ser librados El estigma hu- sair cn. el vecino pueblo francas de lid, Touu- fie Oarol. estigma humillante dé la traiciCn. A. partir, pues, de ahora, el honor éspa- Sol, sihtiondo eí Orgullo, de presentarse ante E f GENERAL. -MIAJA VI E. FA. él r mundo, luciendo todos, los esplendores LA VIUDA dé sús legítimas galas, hács expresa y caSITA- -LOS FRENTES DE IGLESIAS tegórica renuncia a ataviarse con otro in- duashtO que no. sea la lirapia toga ariti- -KA rm -GRAVE ACCUiENíEB fascista. Valencia 21. Por liaber sufrido una caí- Castellón 22, 1, S madrags- dai A prime Máñtiel B E I J T CASTI 3 DI O. da cuando subía la escalera de. su domi- ra hora de la tarde de boy llegó a esta, cacilio, lia sido asistida factiltativamente la pital el- general jefe- de la A; rúp? ción d viuda de Pablo. Iglesias! doña Amparo É e- EjÉrcitos de la. zona centi- Al de Sípañaj 4 se. lia, qué Ve. sultó con; la. fractura doble del quien acompañaba él- comisario político, eütt recientemente designado pura brazo izquierdo y magullamiento general. ñera! Jesús Hernández; el jefQ- ae- l Estad Los- maíüacios. 2 -gaerra necesitan- tu cargo, Los doctores Gliete y Chavas consideran Mayor de la Agrupación de Ejércitos, c í ayuda material. Sé í a negarás? Cóla 1 fcorá. i étí la sijséripeión nacional- pro 4 ue, por su avanzada edad, él. estado de la rpnél Matal. íana, y personal, tésnlco a. las acoidenticla es peligrósb. tiíiüen de- guerra, órdenes del genera, 3 ia- ja. La. presencia dét ilustre defensor de Madrid, en esta pcbla ción causó gran entusiasmo entre ei veein da. rio, que al advertirle aclamó espontánea mente al nuevo defensor de á: roña cerí tral- de España; quien se dirigió- a la, CótmaíKjancia. Militar, donde so informó detéi. Una alpcudóir del general. Miaja y de Jesús Hernández nidamente de la situación áctua 1, y más tarde estuvo. en él Gobierno civil, donde El felo- rioso general, Miaja, general éii jefe de: 1 a zona central, y el comisario dé cambió impresiones. con. él gobernador. 1 éstos Ejércitos, J 6 sús Hernáii déz, han ¡dirigido al Ejército dé. maniobras én el Luego, el general Miaja y su acompaña miénto se clirigió hasta el jjuea. to e man 5 fi- éiité de Levanté la siguiente alOcu- ción: do del 333 jéreit, O de maniobras. En el cami Soldád ds, jefes y comisarlos á el EjSseítO de niaaiobras: En la defensa- por todo no se detuvieron varias veces, conversando. él general Miaja y, el comisario ¿ahcral coa nuestro pueblo, por todo ol Ejército Po ulár de la Eepública, d. e, la independencia los soldados (jus encontraron, dé- los c. ualeí! y ia libertad de 3 a patria, Os cabe a vosotros, soldados, mamios, comisarios del Ejérrecogieron ciírtr. niente ia imjiresióa del elecito- dé maniobras, i honor de deíe nder uno de los frentes que con m i s rabia codivado espíritu que áiiima a nuestras, combad tientes. cian tos- EjSroito. 3 exü- anjeros. Corradles el paso con el plomo de vuestros fusiles, con- él acero- de vuestras bayoneta con él corazón. antifascista y- español de vuestros La presencia ¡del defensor. Se Ma tí i cattsó gráh júb. ilo entré las fuerzas sercanas al pe- ehos. Resistid hincados en 1 la tierra q- ue no quiere ser ultrajada por los invasores. frente, qué expreÉ? iron, su firme conflaiiza, Resistid, oomo resistieron loa combatientes de Madrid en las. puertas de la ciudad en quien durante diecisiete, meses mantiene inexpug- nable la capital de la. Éepúbíiea, inexpug- nabls. Toda míestra España do. hoy es el Madrid de entonces; eonio Madrid, ConveEsar. on después con el jefe fiel. Ejér ha. de Iíbr r en la décisi- ón de. no se- r esclava. Madrid cupimos hacerle viótoirioso- cito de maniobras y e ¡l: Estado. Mayor del mismo, así. como con nu. mvrosos jeíes de loa, porque. supimos resistir. Soldados- ni. un paso atrás; cada, palmo de tierra de la patria distintos servicios. 3 Bl seneral Miaja les, ex tiene qué ser defendido, como se deíeridierosi las tierras de Madrid. Cada metro que presó su convicción ple, na en el triunfo y avance el enfemigó tiene, el precio de. nuestra vicia, dé nuestra, independencia y de su decisión inquebrantable xie- que la. má- nuestra- libertad. Jefes, oíieialés, -firm. és ai frente dé vuestros soldados, -para hacer: sima, disciplina se advierto a sijitp lé vista, lucha la re- de granito el- bloqtre de- la resisíeiicfa: C miearios; fo- rm ad con. vuestro ejemplo y lo misino en. la zona, de modo qué enlograr taguardia, pues d esté iodrá vuestro trabajó la fibra dé ésa, resistencia, dé la unidad inqu- ebrantable de tos com- se la inázima eficacia, an la contienda. Conoció el general Miaja, con todo debatientes. Vuestro pan, tfuestros hogares- vuestro- trabajo, Vuestros hijos, voestra- s tallé; la situación del frente, -y- di- ctó ía tierras. íiid- epén ¡d- iea t- és y fibres bajo la baaderá dé la Ríspúblícá, están detrás de esa, medidas oportunas para impedir que él resistencia siiblime, qüe. deséiieadenará nuestra victoria. HémOs comí r 6 ba, 3 á, la alta enemigo avart e un solo paso más. Anta el jefe del Ejército dé maniobras, el gene, moral- dé vuestro espíritu -la capacidad áe vuestros mandos, él ardor dé- vuestros raí Miaja pidió a to. Sosj. su leal cola. o r a- comisarios. Sabemos qué. cumpliréis gloriosamente ios niinidáto- s dé España, dé lé. ción, como la vienen prestando- hasta- aJio- ra, aumentada, si cabe, dados Jos momenRepública, del Qobiérho y de vuestro gsné ral. tos difíciles, por que se, atraviesa, y aflrmS V El general jsfe de la zona central, Josó Sliajá; el comisario, Jesús Héi- nánde que bajo la dirección, -ds; tara esperto jefe Tapidamente, éé adveríiírán ios: progresos DE PUEBLOS. Y POSICIONES f- a de. -nuestras líneas én los lectores de Levante. Coladuras de minas y ocupación, de ¿ios íor tínes rebeldes en el Parque del Oeste