Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
-B- C. EDICIÓN- DE LA MAÑANA. PAG. 5. LA CESA pasta, 5,1 a ¿o s c írepitosa, de la- actualidad. internacional, fea, sicío. v k siá p SC í ei d Bruselas. Acaso no tanto- por la C ífe: la póiíMta- -exteSícn eii. Inglaterra, en. la: U. K. S. S. y ea Itraiscia, j u n t o Itevis, pracscmaEd d del! míaximo reüsve en la poíítica estertor de los Estailos; TÁnidos, de i. AHíéi- ioa. Se hai- senjaSiffo aboca. ea BjytseSas la Hasaad Conferencia Se las nueve potencias- -en 19 S 3: lo Mso en. WáápEi Süran, SDntmatíxo: de la. i3 sya if ji tI, s. Manclíiiria- y noi es clfeaasííHicía ésta qjse pipete pasar ae aípéfec ilíífea. É ü el. primer momento s pensó volver ai reraíiííSa en JÍ 9 ít; s i. eierÍca. J Pero. se alígró. él propósito, por iniciativa! énrope PiecEsa- mesííe: ppr a írancotóglesa. aiá. cltsiiieitts s maniíestó el désso ele. loa- Gotóasaes- ¿fe jliigiáiteííra y Francia en el sentido de íiaeer ostensible lai yssciicia. ofioi I i (ia los Est ífós iíaSidlos. ea Eíiropa. En Washington tavo el deseo la! mséjor acogida. Una- íssígMéncia oScíésa. puso en JaiJios ds mistar HuE, secretario de Rfeteclones Skte? ioses. ñe. los ¡ISstgÓosyiTlíJílog, estas, palafoxss: Hay feasía- ntes reiotAvos y bastantes: amcaaisas fie. ¿giiepra eii Oriente, y en Occidente ara. Justificáis que eeat en Xtaoopa, coi mayor prosfiísitlaa; a ios lugares; en joo se están desasroQaiido. ea- ceisos tie Tpnen. en grave rfe. sgay, la paz del IHIHIÜO, Qqnáa se examine la sitcaciósi actoal y se adó ¿tea laa íleelsiprias pprtáueBíes. Én- Iioaares, y en 3? arfs, üPi oto parte, no se b a ocpltado acuca que se consideraiba Seseábís to, presencia dé los Estfi- 3o s efiÉragMi, en la, i íim, era, ocasión, pEo icia- y atcij 3i ei! lo ft. qiie la política extefib? preconizada- por el. Eresíáente Koose vétt era tía apoyo: de. -vaíór Inestimable, erfáéaíeijjeiíte Becessiio para resolver, frent e a toda eventualidad el esta So fie, peirtiístiación. perinaxienté a fjme viene sieadoi someiífla la vida europea. Sin una declaración oficial sotare tal Circunstancia, ien expresada está, pues, ía coincidencia, do puntos de vista entre WásMiigtwo, liOBüres y París ea cnanto al anipiio seaiiSo otorgarle a la retarlos fie Bruselas. Sin que. paefia olvidarse, por otra parte, la ligazón de intereses, cadtó día? nás estrecha y fieme, que relaciona, a IWásMagíoa con Moscú. ¿Acaso rao Iné el delegado de l a 1 T. II. S. S. Qiiten expr. esó. clEi aate. laa pítSnias. ir calebracias por la Socied áj de Nacioitea, sn pesar por la ausencia de NoríeaiDiSlicáí ¿T no h a expiiesto yá el) EresMenís EhooBopélt, ¿le Tina manera, clara y rotonda, sus puntos de vista sptee las agresiones del fescisisio en Oriento y en Occidente? H se; I am eacoutrafio, pues, en. Bruselas los directores, de la política exterior en. máe poteEsyia i5o fascSsías, r; para. iid p tan sóío ikütita, Orieate, ni a t a l e s c l u Sia veniQo clesde, los Estílaos UiiiSíjs místei íformai 33 a, vis, flelegaáo especial i del. BíesMente Roosevélt. ÉttéÉpn eátos en íla línea áe otígewíKíiSii están ios proWejnas Pljoiteados pjpr Jss. j agresiones, que; el. íssc! ss 33,o.1 eB! top eo tieaje- em iss. arcíia. Y he aqm- Jo sne da su veraatlera, y v SiimiBosa, -jmpo? incla a l reítriloH de Bruselas. F U AJÉ Hyeres 4, 5 tarde. El barco portaaviones Comandante. Teste ha zarpado hacia la costa de Túnez con todas ios aparatos d caza destinados a las maniobras del litoral norteafricano. Otros aparatos de reciente construcción han ¡legado a esta base, para participar en las maniobras aéreas de Ma iagascar, Mediterráneo central e Indochina. -ITabra. Bizerta 4, 10 noche. Ha llegado a c e puerto el buque portaaviones Comandante Teste con numerosos aparatos, que participarán en las próximas maniobras aéreas de África del Ntrte. -Fat ra. Maniobras en el Mediterráneo consecuencias sobra ei Subcor- iité de no intervención y cree que éste ha entrado en vías de ÍKU 1. QO optimismoRespecto a la Conferencia del Pacifico, se comenta el acuerdo que reina entre los representantes de Fraíicia, Bélgica, Inglaterra y los Estados Unidos, y que seguramente habv? de influir en los representantes de los demás países. -A. I. M. A. Moscú 4, 2 tarde. Xjitvinoy, en su discu áo, de la. Confereiieia. fie Bruselas, agrad Sció lasiuyitaciñn hecha a la Unión Soviética. esiJeciaJinenio por parte del, representante de los Estados Unidos, asociándola en los. aEuntoB de Estremo Orienté. B B estos últimos años- -dijo- -la vida internacional ha adquirido una experiencia ütí r zi valor, y ello, nos obliga a, fijarnos eti. los obstáculos peligrosos en el camino db Tas conferencias iniernacioEaies, si bien éstas, sus fines principales, ss. refiépeji a fia jifcólóngación, d a- h e c h o s iiiísirnaeíbriales, aíinqii a ye, ces se ap. artan. de eHos, empe- ZÍÜKIO a. vl ir. su propia yi da y. sus: intereses particttíáir es. Sucefle, en ocasiones, que l scónÍOTéftcias o, los Comités, en lugar de supriirifcr o veaceriloBfenorAenos agresivos, se- convierten ellos misinos en. un instrumentos d los; agresores, que los. emplean rpása. sas propios actos; esto ocurra cuándo las organizaciones internacionales entramen relactoiLes con los mismos agresores o intentan modificar sus procedimientos. En el; proceso de las conversaciones suceBÍSTOS con. los. agresores puede ocurrir que se sobrepase el límite en el cual las potencias inspiradas indubitablemente c o a l a s mejores intenciones se inclinan hacia el punto de yistá del agresor, ayudándole en sus actos. Cuando: se trata de una ofensiva de un Estado contra otro, si ésta consigue gu reeuitaáo encierto límite, la. organizaci 6 n internacional, con el íin de lograr un éxito, no tiene otra misión mü, s fácil que la ce dirigirse al agresor, indicándole que se que con el botín que ha tomado por la fuerza y 1 que la paz subsista, y en cuanto a la víctima, ds la agresión, sOlo queda aconsejarla ama a tu agresor y np te opongas al psligro Pero esto puede ser sólo un éxito superficial para la conferencia, y no el triunfo da la paz y de los países pacifistas, puesto que estos éxitos no. pueden dar lugar más que a. nuevos casos ie agresión y crear la necesidad de nuevas conferencias. A. consecuencia de la desviación indicada por mí en- la organizaciones internacionales, QV, eii. su discurso, advierte los g p que acechan. a, la. Conferencia sen inevitables loa rozamientos Btttre los países pacifistas, dando Tugar a la desunión de los misinos, lo. cual es utilizado por los agresores. Sin embargo, la uniSn. de los países pacifistas es muy necesaria en el momento en que los países agresores se unen. Habiendo considerado que he hecho constar los peligros a que está ahora sujeta toda conferencia, deseo un éxito a la Conferencia de Bruselas y a las proposiciones que nos serán presentadas por las potencias que nos han invitado a ella. Estoy seguro que la nueva conferencia soslayará los peligros indicados y que mantendrá la paz, no sola. -Hiente en, el Extremo Oriente, sino en todo el mundo. -Faíwa. Bruselas i, 2 tasde. Esta mañana han cetébraílo una conferencia liitvinov y Delbbs. A las oncease ha celebrado, en el despacho del Sr. Spaak, una conferencia, en. la que han participado Edén, Norman Dawis, AKfoováiidi, Litvinov, Desgraeff (Holanda) y Augusto- de Castro (Portugal) Esta conferencia, restringida, estaba destinada a preparar la sesióa privada convocada para esta tarde. -3 BY Una conferencia preparatoria Bruselas 4, 4 tarde. La Conferencia restringida, reunida a las once de la mañana en. el despacho del Sr. Spaak, en la ciue participaron los representantes de la Unión Soviética y de los, Estados firmantes del Pacto de las nueve potencias, salvo China, terminado a las doce y media. Según ciertas indicaciones, parece haber prevalecido la Idea de la delegación norteamericana, de constituir tm Scbcomité compuesto dnisaruente de representantes de los firmantes del Tratado de las nueve potencias, salvo China. Este Subcomité quedaría encargado de enviar al Japón, en nombro de la Conferencia, el llamamiento a la conciliación que se p nsó desde el primer momento, y si la respuesta del Japón fuese satisfactoria, el Comité podría ser llevado a ejercer la mediación prevista entre los Gobiernos dé Tokio y Nankín. A primera vista, esta solución debe ser una fórmula transaccional entre los partidarios de. un mandato confiado a Inglaterra y a los Estados Unidos y los que indican las cuatro potencias mediadoras en 1932, es decir, los dos países anglosajones, Francia e Italia. liitvinov y Potemkin, que asistieron a. esta reunión, no se opusieron a esta solución, ya Que la U. R. S. S. no quiere suministrar al Japón. un nuevo pretexta para declinar las invitaciones de la Conferencia. -J? atoa. Se acuerda hacer al Japón un nuevo llamamiento a la conciliación Como era de esperar, se constituye I un Subcomité Bruselas 4, 10 noche. Ha terminado el debate de la Conferencia do las nueve potencias relativo a la constitución de un SubcomitS encargado 3 e redactar la respuesta a la nota japonesa y ofrecer sus buenos oficios a los beligerantes del Extremo Oriente. El proyecto ha sido aprobado. La Conferencia de las nueve potencias volverá a reunirse el viernes por la mañana. Edén- regresa mañana a Londres. Durante su ausencia se encargará Ce presidir la delegación británica MacDonald. -Fataa. Se afirma que hay absoluta coincidencia entre Edén- y Delbos sobre la cuestión española Bruselas 4, S tarde. En los círculos teen iniOTmrJ 3. es, dicen que en la entrevista que celebraron ayer los Sres. Delbos y E- slen se puso fie relieve el perfecto acñei áo do am- El Comité de no intervención se reunió bos GoMci iios pai a no procede? al reconoayer cimiento fie la beligerancia hasta después de Londres 4, 10 noche. Esta tarde se ha Iiaüjerse verificado usa retirada sustancial vuelto a reunir el Pleno del Comité de no do voluntarios, da acuerdo con Is posición intervención. írssnc- ybTit iiiea mantenida en el Comité de El Pleno aprobó las recomendaciones heIjOiiSr CS. -ITabra. chas el pasado martes por el Subcomité, y Satisfacción en Bruselas confió a éste la continuación del estudio de las cuestiones que figuran en el proyecto Bruselas 4, 4 tarde. Se comenta en los de resolución, que Eon: oontrol, retirada de círculos oficiales la visible satisfacción de los voluntarios y ejercicio de los derechos los ministros de Negocios Extranjeros de de beligerancia. Inglaterra y Francia, Sres. Edén y Delbos, El presidente del Comité, lord Plymouth, quien asegura que el discurso del primero se pondrá en relación, con el Gobierno de en la Cámara de los Comunes, antes de jnarchar a Bruselas, iiatorá d tener- íeliee Ja: ge! tfíblica. x- pofi íS ífflfe de Salamanca