Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C MIÉRCOLES 25 DE AGOSTO DE 1937. EDICIÓN DS LA MAÑANA. PAG. 7. ESPAÑA SE DIRIGE, UNA VEZ MAS, A LA SOCIEDAD DE NACIONES, DETALLANDO LAS A G R E S I O N E S REALIZADAS CONTRA NUESTROS BARCOS POR LA ESCUADRA ITALIANA Y LLAMA LA ATENCIÓN SOBRE EL PELIGRO QUE ENTRAÑA PARA LA PAZ MUNDIAL LA SITUACIÓN CREADA POR EL FASCISMO EN EL MEDÍT ERRANEO El Gobierno de la República deja al arbitrio del presidente del Consejo del organismo de Ginebra la oportunidad de convocar una reunión inmediata extraordinaria tar a los náufragos socorro alguno. El fuego se extendió al derramarse la esencia por la superficie del mar, lo que puso en peligro la vida de los que intentaban salValencia 24, 2 tarde. El Gobierno esvarse. pañol ha dirigido la siguiente nota al sePor todo lo anteriormente expuesto, y cretario general de la Sociedad de Nade acuerdo con las manifestaciones hechas ciones: por el capitán y otros tripulantes del Cam Tengo el honor de poner en conocimienpeador no queda lugar a dudas de que to de V. E. los hechos siguientes: la agresión partió de los buques de guerra Primero. El día 11 del actual, a las italianos, uno de los cuales puede afirmaronce horas, el vapor español Campease que fue el llamado Saetta dor fue hundido a 14 millas sudeste del De los 42 hombres que componían Iv. cabo Bou, El Campeador había salido tripulación, 30 lograron salvarse en los boel día 4 del puerto de Costanza, con un tes, y se dirigieron a la costa de Túnez, cargamento de 9.600 toneladas de gasolidonde las autoridades han instruido dilina, con destino a un puerto español. gencias, y han prestado a la tripulación El día 11, a las nueve de la mañana, ayuda y atenciones, por las cuales expresa cuando el Campeador se encontraba a su reconocimiento el Gobierno español. unas diez millas al sur de La Lampedusa, En la exposición de los hechos anterioapareció un buque de guerra con bandera res, coinciden las declaraciones prestadas italiana y procedente del Noroeste. Se acer- ante el cónsul de España en Túnez por en al Campeador cambiando con éste el capitán del buque Campeador don los saludos navales, y aproximándose tanFélix Garay Cororodo; el primer oficial to, que pudo leerse claramente su nombre: del mismo buque, don Andrés Ferrer Al Saetta en popa, y las letras S. A. pinvarez; el sexto maquinista, don Raimundo tadas en rojo y gran tamaño, en proa. Bosarrate Iturriaga, y otros tripulantes. A partir de este momento, el mencionaEl vapor inglés Dido recogió en el ludo buque de guerra italiano no se apartó gar del siniestro a otros tres tripulantes, del vapor Campeador A las dieciséis que fueron desembarcados en Gibraltar el horas del mismo día apareció otro buque día 14 del corriente, los cuales, según dede guerra italiano, del mismo tipo y taclaración prestada ante el cónsul general maño del ya mencionado, cuyo nombre no de España en Gibraltar, al producirse la fue posible leer por no haberse aproximaexplosión en el Campeador se lanzaron do, tanto como el anterior. Y, una vez que al mar para salvarse a nado. La iluminahubo cambiado diferentes señales con el ción que el incendio producía les permitió Saetta siguió, con éste, la ruta del vaver la presencia a estribor del buque sipor español. A las siete de la noche, la niestrado de los buques de guerra italiaposición de los buques era la siguiente: el nos, que, indiferentemente, contemplaban buque Campeador marcha con rumbo el naufragio. cabo Bon, seguido a unas cinco o seis miUnos treinta minutos después del accillas por los buques de guerra italianos ya dente pasó a lo largo un buque mercante, mencionados, los que, unas veces en línea apareciendo después otro inglés, el Dido y otras veces uno al lado del otro, seguían que trató con la mayor consideración a los la dirección marcada por el Campeador mencionados. Un A la puesta del sol, encendió las luces de tres tripulantes recorriendo el lugarbote del Dido estuvo del sinavegación el buque español, y lo mismo niestro para tratar de salvar más vidas, hicieron los de guerra que le seguían. A sin lograr encontrar otros supervivientes. las diecinueve veinte, los buques de guerra El vapor inglés Clintonia recogió en italianos apagaron sus luces y se adelanel lugar del siniestro a otros dos tripulantaron, poniéndose por el costado de estribor del Campeador a poca distancia del tes del Campeador que han desembarcado en Cartagena, uno de los cuales ha mismo, pudiendo distinguirse los movimiendeclarado ante el ministro de Defensa Natos de los buques italianos por navegar a cional que, cuando se había alejado a nado poca distancia, lo que permitía ver perdel Campeador pudo ver claramente a fectamente BUS siluetas. los dos destructores italianos, y que al extinguirse el incendio, el Saetta y el otro A las diecinueve horas cincuenta minubuque, gemelo enfocaron sus reflectores hatos, el Campeador sufrió una violentícia el punto donde acababa de hundirse el sima sacudida, por efecto de un proyec Campeador dirigiéndolos hacia los náutil, que alcanzó al departamento de máfragos, que se debatían en el mar, para quinas, quedando apagadas todas las luces ametrallarlos. Añadió dicho superviviente del buque e inutilizada la telegrafía sin que oyó perfectamente varias ráfagas de hilos. Con un intervalo de cinco a siete minu- ametralladora. Después los. dos destructores italianos se alejaron. Cuando los náutos se produjo una segunda explosión, y con tro intervalo de cinco a siete minu- fragos fueron vistos por el Clintonia estaban ya casi desfallecidos. El capitán del tos, la tercera y última explosión. Clintonia ordenó que se guardara silenRápidamente, el Campeador empezó cio a bordo, por si se oían voces de algún a hundirse. Algunos tripulantes pudieron otro náufrago, ordenando enfocar los resalvarse en los botes del buque. Después de la última explosión, el Campeador flectores sobre las aguas, viéndose a cuatro marineros, provistos de salvavidas, comenzó a arder. Por la luz que el incenque eran ya cadáveres. dio proyectaba, la oficialidad y la tripulación, que ocupaban los botes de salvaIndudablemente, habían muerto a consemento, pudieron ver la silueta de los bucuencia de los disparos que con sus ameques ie guerra, que aún se hallaban a poca tralladoras hicieron los destructores italíadistancia del lugar del siniestro, sin pres- El torpedeamiento del Campeador Otros cuatro barcos hundidos Segundo. El día 13 fue hundido el vapor español Conde de Abasólo en las proximidades del cabo Bon. El día 17, el vapor inglés City of Wellington desembarcó en Argel 23 tripulantes del barco mencionado. El capitán del Conde de Abasólo ha relatado en el Consulado de España en Argel que el día 12 del corriente, a las doce de la tarde, aproximadamente, volaron sobre el buque dos hidroaviones italianos, tipo Savoia, que tomaron dirección Sicilia. El mismo día, dos cruct- ros italianos pasaron a dos millas, dirección Oeste, costas de Marruecos, sin que hicieran ningún movimiento hacia el buque. El día 13, cuando el Conde de Abasólo navegaba próximo a la costa, a la altura del cabo Bon, pasaron seis buques de guerra italianos. Una hora más tarde aparecieron dos remolcadores italianos. El mismo día, a las veinte horas, navegando a los 36,10 longitud Norte y 12,41 latitud Este, se divisó un buque en la dirección de las islas Línea a la Panteleria, que se creyó que era mercante, por llevar luces blancas en las torres y verdes y rojas en banda. Al llegar a popa, viró, poniéndose de proa al buque español, encendiendo los reflectores; virando nuevamente y poniéndose de costado, apagó las luces, lanzó un torpedo que destrozó las máquinas del vapor español. Eran las nueve de la noche, y el buque se encontraba a 36,10 de latitud Norte y a 12,52 de longitud Este. La tripulación se lanzó al mar en los botes. Las características de los agresores son: torpedero de tipo novísimo, con dos chimeneas y dos puentes. El capitán del Conde de Abasólo cree que se trata de un torpedero italiano. Tercero. El día 15, a las diez treinta, el vapor español Ciudad de Cádiz fue tor- pédeado a 15 millas de la isla de Tenedos, en las circunstancias siguientes, relatadas por el capitán de dicho vapor en el Consulado de España en Estambul: El Ciudad de Cádiz se encontraba en las proximidades de la isla de Tenedos, cuando surgió a la superficie un submarino sin pabellón, con la letra y número C- 3 pintados en rojo, que siguió la derrota del barco español hasta las diez treinta. El submarino maniobró a unos 300 metros, y disparó ocho proyectiles y dos torpedos, que hicieron blanco en el Ciudad de Cádiz al mismo tiempo que izaba la bandera de los rebeldes. La tripulación del Ciudad de Cádiz pudo embarcar en tres botes, y fue recogida en el vapor ruso Abanorou E 1 Ciudad de Cádiz tardó diez minutos en hundirse, a la latitud 39,38 Norte, longitud 20,46 Este. El submarino que realizó la agresión es de construcción moderna, llevando gruesos cañones a proa. puente, cara de popa del periscopio, respectivamente; cañón antiaéreo y radiogoniómetro: El sub. marino no avisó. Presenció el hundimiento del buque y el salvamento de la tripulación por el buque soviético, al que no ayudó, cuando el vapor español había izado bandera blanca; aguardó hasta el hundimiento y se alejó hacia el Oeste. El capitán del Ciudad de Cádiz opina que se trata de un submarino no español. Cuarto. El día 18, el cónsul de España en Argel comunica que ha llegado a dicho puerto el vapor Aldecoa perseguido por un destructor italiano. El Gobierno español no ha recibido todavía la declaración delcapitán del Aldecoa. a o s s