Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B, C. V I E R N E S 6 DE AGOSTO DE 1937. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 7, LA POLÍTICA DE NO INTERVENCIÓN A PESAR DE TODOS LOS RUMORES TENDENCIOSOS, LA FIRME ACTITUD DE LA U. R. S. S. NO HA CAMBIADO Y EL PORVENIR DEL COMITÉ DE LONDRES SE TORNA CADA VEZ MAS OBSCURO Sin tener en cuenta el voto de las víctimas de Guernica y Durango, se quiere otorgar a míster Edén el Premio Nobel de la Paz ¿HA FRACASADO LA NEGOCIACIÓN EPISTOLAR. ENTRE LONDRES Y ROMA? El intercambio epistolar Londres- Roma, que ha venido cumpliendo sus fines actua listas durante los pasados días, debe haber desembocado en una situación poco favorable, para su continuación y eficacia. Probablemente ha servido para algo: fijar posiciones, en las que los intereses británicos e italianos se hacen inconciliables. No para otra cosa. Aunque ya es bastante. La sintomatología subraya y acusa esta postura en tres fases bastante apreciables: primera, el silencio que sigue en Londres al intercambio epistolar; segunda, que en Roma se apresuren a calificar lo actuado corno posible iniciación de una era de relaciones cordiales y pacíficas, pero negando que pueda ser el comienzo de unas negociaciones; tercera, el despertar inesperado de lord Plymouth y la convocatoria para hoy del Subcomité de no intervención. Por si fuera poco, hay otro síntoma muy estimable en la línea confirmatoria de aquel supuesto. Cuando se hizo pública la iniciativa de míster Neville Chambeiiain, y trascendió el envío de su carta al dictador italiano, la Prensa inglesa- -también la de París- -anunció como muy probable una próxima entrevista entre míster Edén y Ciano, secretario este último de Mussolini para. los asuntos exteriores. La noticia no fue confirmada ni desmentida por nadie. Pero inmediatamente que llegó a Londres la respuesta del duce a la carta del primer ministro inglés, los círculos oficiales de la Gran Bretaña se han apresurado a desmentir que se hubiese pensado nunca en tal entrevista. Es decir, que el desmentido se hace después, pero no antes de que en Londres fuese conocida la postura italiana. En el fondo, es un extraño empecinamiento el de los ministros ingleses por operar- -en privado podría añadirse- -cerca de los medios políticos italianos, y hasta por irles brindando una cordialidad, aparente al menos, cuando más arisca se hace su actitud. No participamos nosotros de ese juicio tan generalizado, y según el cual Inglaterra estaría dispuesta a poner todos sus intereses bajo la bota del dictador de Roma. Laflojedad de su actual política exterior no puede llevarnos hasta el punto de dar por bueno juicio tan poco lógico. Es evidente que la política exterior inglesa aparece en estos momentos como desposeída de aquellas actitudes tajantes que jalonan su mejor tradición. Pero no puede olvidarse que las actitudes fuertes de Inglaterra fueron acompañadas o precedidas siempre de movimientos encaminados a prepararse un terreno firme, sobre el cual se pudiera operar luego con las máximas garantías apetecibles. Este fue el caso en julio de 1914. Y el caso contrario durante el invierno de 1035. Claro está que no queremos llegar con esta tesis a conclusiones definitivas- Estamos razonando a base de una experiencia y de unos síntomas captados en plena actualidad. Los hechos están bastante lejos de nosotros para que podamos encuadrarlos ahora en este comentario. Sin embargo, seguimos creyendo- -y es un análisis objetivo de la cuestión lo que intentamos- -que no es definitiva ninguna de las posturas en que hasta ahora aparece situada Inglaterra en lo que afecta a las derivaciones internacionales de nuestra guerra. Acaso cuando la Sociedad de Naciones reúna su Asamblea, en el próximo mes de septiembre, se hayan producido ya acontecimientos que justifiquen cuanto dejamos escrito. Y no porque creamos en la influencia de unas u otras posturas políticas dentro del frente internacional, sino precisamente porque pesamos toda la influencia fatal c inevitable de los intereses. ...y habla con el encargado de Negocios alemán, sacando una buena impresión Londres 5, 2 tarde. El presidente del Comité e no intervención recibió ayer a 3 los embajadores üe Francia, Italia y la U. R. S. S. y ha recibido esta tarde al de Negocios alemán, doctor Wormánn, que substituye a von Ribbentrop, por hallarse de vacaciones. Parece que en las conversaciones con los distintos embajadores, lord Plymouth ha sacado la impresión de que podía convocar con utilidad al Subcomité para mañana. -Falbra. H o y se reúne, por fin, e. S u b comité de no intervención Londres 5, 3 tarde. Mañana, a las tres de la tarde, se reúne el Su bcomité de no intervención. -Fabra. Londres 5, 12 noche. El Subcomité de no intervención celebrará mañana una nueva reunión en el Foreing Office, y se estima que esta reunión será una repetición 1 de los debates anteriores. Los delegados de nueve países tratarán de llegar a un acuerdo sobre el plan de paz inglés que fue entregado el 14 de julio y que hasta ahora ha avanzado muy poco. El resultado de la convocatoria es, desde luego, un enigma, debido a que Maisky, embajador de Rusia en Londres, ha negado exista un cambio de actitud por parte de los representantes de los soviets. Sin embargo, se espera que Maisky haga unas declaraciones acerca de esta actitud soviética. Determinados observadores afirman que el final de esta reunión será un aplazamiento de varias semanas en los trabajos del Comité, con lo que se retrasará en igual tiempo la discusión del plan inglés. -United Se comenta en Ginebra iá actitud del Gobierno español Ginebra 5, 1 tarde. La nota que el Servicio español de Ginebra ha publicado como referencia del último Consejo de ministros ha producido cierta confusión en Ic- s medios oficiosos de la Sociedad de Naciones. Los comentarios que se hacen de la referida nota son muy variados. En los medios de izquierda, se afirma que es una prueba más de la nobleza con que el Gobierno de la República Española procede, estando dispuesto a defender los altos intereses de la Sociedad de Naciones, incluso sacrificando, si fuera preciso, sus propios intereses inmediatos; si éstos no coinciden con los del organismo ginebrino. En estos momentos en que China es invadida por el Japón, sin que la. Sociedad de Naciones so haya pronunciado, y en que se habla de liquidar el problema de Aí isinia, reconociendo su conquista por Italia, la actitud del Gobierno de la Repüblíca, hablando de sanciones. -palabra que recuerda tiempos dolorosos de un problema de guerra por liquidar- -se considera un acto de valentía política, digno de! mayor elogio, pues aunque esta cuestión pong a en un grave aprieto a Francia e Inglaterra, la asamblea tendrá que pronunciarse, no J. DE A. La I L R. S. S. mantiene su fir- cambiado y el porvenir del Comité continúa inseguro. -Fabra. me actitud respecto a Jos volun- Loord Plymouth conferencia con tarios dice la Prensa londinense varios embajadores y aplaza la re Londres 5, 1 tarde. Todos los redactores diplomáticos de los periódicos, de la mañaunión del Subcomité. na desmienten el rumor propalado ayer, según el cual los soviets habían consentido en mostrarse menos intransigentes en a. cuestión e la retirada de los voluntarios. J Muchos periódicos se esfuerzan en hacer ver que la actitud de Moscú no es más intransigente que la de Berlín y Roma. El Daily Thelegraph estima que lord 3? lymouth convocó seguramente- la reunión de mañana, del Comité ante la esperanza de que la U. R. S. S. modificara su actitud: pero por el momento, la situación no Londres 5, 1 tarde. I- O, reunión anunciada para hoy del ComitO de no intervención, probablemente será aplazada hasta el viernes, con el objeto de que lord Plymouth tenga tiempo de celebrar conferencias con los principales jefes de las delegaciones Ayer conferenció con los embajadores de Francia, U. R. S. S. e Italia, y hoy lo hará con el encargado de Negocios de Alemania, que substituye al embajador durante las vacaciones de verano. -Fabra.