Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Sin permiso del alcalde los madrileños han cambiado el nombre de calles y plazas (Viene de 1 última página. AVENIDA DEL QUINCE Y MEDIÓ ¿No es este rasgo de ingenio una fortaleza moral y ü. ri propósito indestructible de vencer? Plaza del e boscado. Al dios ¿le las aguas le han gastado una broma pesada. Además de haberle quitado el líquido elemento que rodeaba su enhiesta figura, l e han puesto un caparazón que le cubre totalmente. Ni siquiera puede con. sol- arse con los remojones- de las nubes de verano. Para un dios con figura de hombre, -la determinación tíel Municipio es una humillación, y una vergüenza. En la som bra, como, él, hay todavía muchos fascistas. Se euibren con la. pinta de republicanos de toda la vida O lo que es peor, se disfra- Neptuno ya no- es Neptuno. Ahora la plaza de los que fueron hoteles de la frivolidad y del buen comer de Tos poderosos se llama Plazo dei Emboscado la mole de la Telefónica. Además está, rodeada de casas de varios pisos, lis pequeña. Pero los obuses han caído con, precisión sobre ella. Ya no van los viejos, ni los niños, ni l s bohemios. El árbol fue tronchado por Ta metralla. Ahora ya no se llama plaza, de Bilbao, sino PLAZA DEL GUA PLAZA DEL GÜA Es muy gracioso. El gua es un jue o de los peques que consiste en hacer un agujero en la tierra y con un impulso de los dedos meter unas bolas de cresta. ¡COÍmo la plaza de aire provinciano. y eecoleUí es. tan pequeña! Asi es Madrid. Para el dolor; u, n unrisa, y una burla, sin maldad, sin ira. Como en ¡os saínetes. Los malos mueren a manos de la verdad y de) a razón. El madrileño sabe que vencerá, y por eso. no se deja arañar ni por el pesimismo ni por. el miedo, Y entre obtfs y obús, sonríe al futuro y a, i victoria. Lázaro SOMOZA- -SIIiVA La plaza de Bilbao, conocida ahora por lo plaza dol Gua zan con mono y se visten con. prendas viejas, y sucias para, disimular. Se conríete una injusticia con el buen dios húmedo Porque no se merece que le digan lo que le dicen ahora. Y es lo que él dirá, indignado: ¡Conste que yo no tengo edad, para ir a las trincheras! Ne ptuno ya no es Neptuno. Ahora, la plaza de lo. s que fueron grandes- hoteles de la frivolidad y dfl buen comer de los poderoso se) la. ma así: Tamibien le han tapado. Desde la plaza de Castelar a la glorieta de Atocha no qu eda un dios al aire libre. Por eso. la, musa popular le ha puesto a ia hermosa avenida EL OCASO DE LOS DIOSES Plaza del gua, La placita que atraviesa la calle de Rosalía de Castro tiene el aire humilde y recoleto de una de esas hermanas de provincia. Ks cuadrangular. En medio haj un jardinillo y un árbol corpulento. Y unos bancos para que se sienten los viejos. V unas estrechas y- breves avenidas para ttu jueguen los niños. Su enorme delito para la furia nazi s que. se encuentra cerca de l o q u e fue Dirección general de iát ííuridacl y al este, de PLAZA DE EMBOSCA Teraamw- a su ira. y a su poder mitológico. Si se amosca nos enviará el diluvio universat... O algo más formidable: que se. sal a de madre el aprendiz de río Faifa un dios que citar: el dios Apolo. Oiro dios que lambién ha sido tapado: e! dios Apolo. (Fotos V. M.