Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
B C. MARTES 13 DE JULIO DE 1937. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG, 5. tas Besaron a amontonarse unos ochocientos cadáveres, pidiendo el enemigo para recogerlos una tregua, que les fas negada. Continúa el combate y el castigo del enemigo, que aumenta de proporciones de día en día. El esfuerzo mayor se llevó a cabo contra nuestras líneas avanzadas de Villanueva del Pardillo, que han resistido y rechazado con gran dureza- el ataque montado con todo lujo de elementos de artillería y cuarenta tanques rusos desbaratados en sus alrededores. En el sector del barrio del Iiucero (carretera de Extremadura) en brillante contraataque de nuestras tropas fue conquistada- una trinchera enemiga y abandonados por los rojos más de setecientos muertos, quedando en nuestro poder cuatro carros rusos. Con esto se eleva a catorce el número de los destruidos y cogidos en el día de ayer. Un escuadrón enemigo, que intentó filtrarse por uno de ¡os bosques de aquella zona, fuá sorprendido y dispersado, abandonando setenta muertos en nuestro poder. El enemigo, que se había filtrado por los bosques de ViHafranca del Castillo, lia sido rechazado y perseguido por nuestras tropas, obligándole a abandonar material y gran número de muertos, todavía no recontados. Como se- ve, el informe copiado es una sarta de mentiras, que choca visiblemente con la realidad cié nuestros triunfos- efectivos, teniendo por finalidad esos embustes mantener una moral que en las filas facciosas decae por momentos, según lo acreditan las declaraciones de los prisioneros. Madrid, 12 de julio de 1937. A las seis dos aviones ele la misma clase descubrieron un coavoy de camiones qíio marchaba en dirección a Vfflaviciosa cíe Odón y a los cuales bombardearon, así coino al mencionado pueblo. A las siete, aparatos e caza en numero de treinta, que habían salido a proteger a J los de bombardeo, ametrallaron a. una batería antiaérea emplazada al sureste de Bosadilla del Monte. A las siete- diecisiete, varias escuadrillas realizaron los siguientes bombardeos: conti a tropas enemigas en Navalcarnero, en la parte este del mismo pueblo y en la carretera; contra tropas enemigas guarecidas en el bosque al noroeste de Sevilla la Nueva; contra tropas enemigas, on Nayalcarnero, por segunda- vez; contra, tropas enemigas e: i Sevilla la Nueva; contra posiciones facciosas al este y noroeste de dicho pueblo y centra, el bosque situado al nordeste ds ViJIama- iita. Al mismo tiempo iné también bombardeado el bosque enclavado al nordeste de Villanueva de Perales. A las ocl o diez, bombardeo contra, concentraciones facciosas en Alcoroón. A lar ¡ocho cincuenta y cinco, uno de- nuestros aparatos- de gran bombardeó, que verificaba reconocimientos a retaguardia, se encontró con diez cazas que despegaron del aeródromo de San Martín y los cuales no lograron darle alcance; el aparato leal bombardeó el aeródromo fie Avila, donde había ocho o diez aviones, cayendo todas las bombas cu reguero dentro del campo y produciéndose una gran explosión. A las nueve veintidós, -cuarenta aviones de caza ametrallaron. a las tropas rebeldes en las trincheras áe la- Gasa, de Campo. A Jas once treinta, reconocimientos por dos aviones de gran bombardeo sobre la provincia de Segovia y bombardeo del aeródromo de El Espinar, del cual despegaron va- rlos aviones. A Sas troce diez, seis aviones de gran bombardeo realizaron ataques sobre BoliadiHa del Monte, Villaviciosa de Odón, Villamant- iUa. y Villa- nueva de Perales. A Jas catorce, cuarenta aviones de. caza que salieron a protege otros de bombardeo, realizaron después de termina- do esto servicio un ametrallamíento contra las posiciones enemigas de VaMenioro; cuatro de eilos ateca- ron a un caza enemigo, que a su vez pretendía, acometer a uno de los nuestros de bombardeo; el caza enemiga fnó derribado en las proximidades de Valdcmoro. Los mismos cazas atacaren en vuelo rasante a l a s tropas enemigas en la Casa de Campo y una columna de camiones cerca de Ara vaca, vetó- calos en ios cuales se produjeron muchas explosiones, lo- que hace suponer que iban cargados de municiones. Seguidamente, las mismas escuadrillas ametrallaron ÍES trincheras eisemijas coreanas a Majadahonda. A las catorce veintiséis, bombardeo del bosque situado a un kilómetro al nordeste do Echadilla del Monte. A la mi 3 mo hora, otra escuadrilla realizó un bombardeo sobre las tropas facciosas congregadas en Villaviciosa de Odón. Uno de los aparatos de esta escuadrilla, al emprender el regreso, íué atacado por tres cazas enemigos, entablándose porfiadísimo combate. Dos de los aparatos rebeldes fueron derribados. El nuestro quedó también destrozado; el piloto y el bombardero cayeron entre nuestras líneas y las del enemigo, pediendo liega. r a territorio leal merced a sa seienidad y arrojo y al auxilio que. les prssíajron las fuerzas leales. En e 3 camino fuá herido gravemente ds un fcalaEo el bombardero. Entre las catorce treinta- y las catorce cuarenta, tres escuadrillas bombardearon las proximidades do Viáafranca del Castillo, las tropas rebeldes de Pozuelo de Alarcón y las cenconíradas en Majadahonda. A las quince treinta, se bombardeó el extremo norte del bosque situado al nordeste de Boadilla del Monte, así como esto pueblo. A! ss dieciséis- cincuenta despegaron treinta y tres apara- tos de caza al recibir aviso de uo aviones enemigos atacaban a nuestras tropas por la parte dé El Escorial. Lograron darles alcance, entablándose un empeñado comísate. Los aviones facciosos eran seis- trimotores, cinco bimotores, protegidos por unos treinta, cazas, aunque posiblemente había, de estos otros más que no fueron vistos. XJna de nuestras escuadrillas atacó a los trimotores y bimotores, los cuales emprendieron rápida huida, arrojando las bombar, fuera de nuestras líneas y yendo a caer algunas en las propias líricas facciosas. El combate, qae fue de bastante duración, se desarrolló sobre territorio enemigo. El resultado definitivo del- mismo fue el siguiente: un Heinkel y ocho Fíats derribados, cayendo tres de estos últimos dentro de nuestras líneas. Nosotros debimos perder un aparato, cuyo paradero se ignora. A las diecisiete diez, íué boiüba- rfleaílo entre San Martín y Nava del Rey un convoy de vcinto cauiicííes. A las diecinueve treinta, fue bombardeada la parte este de Villafranca del Castillo, líos casas que protegieron este servicio atacaron por cinco veces con sus ametralladoras a las tropas enemigas en la Casa de Campo. No ha regresado a su base un aparato que salió por la. macana a efectuar un servicio muy profundo de reconocimiento- en la retaguardia. Segunda, región a ca (Levante) A las ciaeo cuarenta y cinco, un aparato de gran bombardeo practicó un reconocimiento sobre el archipiélago balear. Del aeródromo siícplo a 1 este de Palma de Mallorca, despegaron dos Fíats, que atacaron a nuestro avión. Este les hizo frente, consiguiendo derribar a uno de los Fíats, que envuelto en densa humareda cayó al mar. 3 Ja jornada, de boy ha sido una de las más intensas y victoriosas. de nuestra Aviación. Aparte tic haber causado enormes daños y bajas al enemigo con sus bombardeos y a metraUl mientos, ha destruido trece aviones, parte de ellos de los más modernos y potentes. Nuestras bajas, dando por perdidos los dos aviones que no ten regresado a sus bases, se limitan a tres apara- tos. El merecido ascenso del teniente coronel Jurado Barrio El ministro de Defensa Nacional ha firmado la siguiente orden: Al planearse las operaciones que están desarrollándose en los frentes de Madrid, el teniente coronel de Artillería don Enrique Jurado Barrio, ya con destino en el Arma de Aviación, pidió, siendo aceptada su propuesta, retrasar su incorporación al nuevo destino para cooperar de modo directo a las operaciones mencionadas, en las ccales le fuá conferido el mando del dieciocho Cuerpo de Ejército, de reciente formación, al que se encomendaba el principal esfuerzo. No fue obstáculo al deseo del teniente coronel Jurado su delicadísimo estado de salud, que, agravado extraordinariamente estos días, motivó anoche su evacuación. No obstante el visible quebranto de su salud, que ha exigido durantes las actuales operaciones muy urgentes asistencias médicas, el teniente coronel Jurado no se separó un instante de su paesto de mando hasta después de haber conseguido el objetivo preferente que se señaló a sus tropas: la toma de VilIanueva del Pardillo. La actuación del referido jefe en este breve período de operaciones, que culmina en la conquista de VilIanueva de la- CaSada y VilIanueva del Pardillo por las tropas a sus órdenes, ha sido una serie de aciertos. A tales títulos procede añadir qae el teniente coronel Jurado fue uno de los primeros jefes que se ofrecieron al Jobierno en julio de 193 G al estallar la subversión militar y desde aquel instante ha venido trabajando de modo incansable en la columna de Somosierra, en el frente de Extremadura- en el mando de la primera división, y, por último, en el Cuerpo de Ejército cuarto, de cuya gran unidad tomó el mando en las dificilísimas circunstancias creadas por el repliegue en desorden que provocó el ataque de las divisiones italianas, a pesar de lo cual supo entonces hacer frente a tal situación, organizando las fuerzas, conteniendo al enemigo, y, finalmente, dirigiendo la maniobra en la batalla de Brihuega, que constituyó el triunfo mas resonante de cuantos hasta ahora logró nuestro Ejército en la presente campaña. Tan meritoria, conducta, encomiada en su propuesta por el general del Ejército del Centro y por el jefe del Estado Mayor Central, justifica sobradamente el ascenso, y por ello dispongo la concesión al teniente coronel de Artillería don Enrique Jurado Barrio del empleo de coronel de dicha Arma por méritos contraídos en esta campana. 2 En el ministerio de Defensa Nacional fné prisioneros, que rebelan una ignorancia abfacilitada ayer tai- fie la siguiente nota: soluta respecto a ia verdadera situación El ministerio fíe Defensa Nacional cree del país, a pesar de lo cual manifiestan conveniente hacer p- Ébiico un boletín de unánimemente que lo mismo las tropas al información del enemigo, que, según se servicio de los facciosos, por la fatiga de consigna en el mismo documento, alcanza fa campan que la población civil, por la las noticias rceilíMas en el cuartel general crisis económica y las vejaciones a que la faccioso hasta las veintidós lionas del día someten alemanes e italianos, están fran 11 de julio. Por esc- boletín so verá cómo camente deseosos de que termine la guerra. informan los jefes rebeldes, de la marcha El parte oficial de los rebeldes a que dede las operaciones. A creer sus afirmaciojairios hecha referencia, dice así: nes, no hemos tomado Brúñete, ni Villa Frente de Madrid, En la noche de ayer nüeva de la Cañada, ni Villanueva del Pary día de hoy ha continuado el combate en dillo, ni hemos obtenido triunfo afe- mso a el sector de Brúñete. Él enemigo es rechalas operaciones que vienen desarrollando- se. Por lo visto, no basta el testimonio cíe? os zado y perseguido en sus intentos contra nuestras líneas. El número de muertos centenares cíe prisioneros que les hemos toabandonados delante de nuestras posiciomado, ni el hecho incontrovertible de ennes pasa de tres mil. Frente a una de és- Las cínicas mentiras de Jos fac- contrarse en nuestro poder los pueblos referidos. Informaciones tan cínicamente falsas exciosos plican las declaraciones de algunos oficiales