Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
La enseñanza de dos revoluciones y dos guerras contrarrevolucionarias La respuesta rusa a los invasores. Se ha dicho ya muchas veces, pero sirve ahora con toda exactitud a nuestro propósito, que el sisrlo XIX no empieza y termina en los años cifrados. por la rotulación numérica con que empieza y acaba la centuria: 1801- 1900. El siglo XIX, como unidad de peripecias con valor humano, empieza en 1789. Es la Revolución Francesa quien lo inicia. Otro suceso histórico de mundial categoría cierra el portalón de sus estancias y deja vía franca al siglo XX: la Revolución Rusa. Un nuevo acontecimiento, muy categórico y muy nuestro, la Revolución Española, está llenando hoy de contenido humano a una centuria cuya significación empezaba a torcerse, perdiéndose por los caminos estrechos y tortuosos de esa regresión antihumana que se llama movimiento, doctrina y Estado fascista. Al situar ahora, en el tiempo y en relación, estos tres acontecimientos, a cuya influencia nadie puede mostrarse insensible, ni aun sus enemigos, y cuya categoría es difícilmente igualable, no se trata de buscar situaciones ni relación en las causas, en los propósitos, ni en las consecuencias. La brújula del intento periodístico marca hoy rumbo distinto. Relacionamos las tres revoluciones sobre la línea de un hecho, muy destacado en su desarrollo, y que es el mismo en la Revolución Francesa, en Los pozos de petróleo del Cáucaso, motivo de la ayuda que prestaron los trusts a la contrarrevolución rusa. (Continúa en la página 11.