Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
B C. MIÉRCOLES si DE ABRIL DE 1937. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. TODA LA ESPAÑA REPUPLICANA SE SOLIDARIZA CON LA PATRIÓTICA ORDEN QUE, EN DEFENSA LEGITIMA DE LA DIGNIDAD NACIONAL, HA DICTADO EL MINISTRO DE MARINA Y AIRE, INDALECIO PRIETO Este recio cántabro de las tierras de Asturias, recriado en las orillas del líervión, la férrea tierra Tasca, es justo en palabras, siempre dichas a tiempo, y largo cu obras. Humanidad desbordante ele- insospechadas capacidades de asimilación, rápida y eerteráf tiene su firme c a b e z a do creador de obras de asombrosa eficacia, en continuo Ibatii de íorja, donde, cutre las miríadas de chispas de s i espíritu, sarjan, sin cesar, las aíams potentes que han de dar la- Victoria al Pueblo español. Hombros de Atlante, los de Prieto, que 1 e v a n a 1 cuestas un mundo do actividades que asombran. Bien s u p o encontrar JLargo Caballero el puesto para el hombre y el hombre para el puesto. Acierto preciso, indiscutible ele gobernante en estas duras etapas de la guerra, donde tanto hombrón se convirtió en alíeííiqtie. Cartera io Marina y Aire; donde todo había que organisarlo; donde había que buscar mandos r a r a los buques y hombres j máquinas que surcaran los aires con un batir de alas invictas. Y, si fuera poco, todavía el destino había le sobrecargar el esfuerzo del hombre, con la grave responsabilidad del monidonajiiieiiíQ bélico para los Ejércitos de la República. Barcos, aviones, armas, municiones... En eso ensimismamiento íeeundo de las horas ds responsabilidad, ingente, Prieto, con su mirada minuciosa y autointrospectiva, ha ido descubriendo soluciones para tedo, entro el amasijo de célalas de su cerebro ñs mago, y ha ido ofreciendo a España los frutos de sus vigilias. Y tocio esto en silencio. Sólo su pluma lia hablado, y han surgido las órdenes y los decretos precisos; ni tino más ni uno menos. Y lia ido buscando los hombres y los ha hallado. Y ha adivinado dónde estaban las máquinas y los artefactos de guerra y su voluntad los ha traído. 1 ahora, entre T tantas órdenes secretas cursadas a sus Estados Mayores y cumplidas sin titubeos, y de cuya eficacia hemos sabido por haberlas cantado los partes oficiales de Marina y Aire cientos de veces, surge una orden pública, una orden de gran jefe político: porque sus palabras (dirigidas a los que voluntarios y con el alma encendida en bélico entusiasmo, han de cumplirlas sin vacilar) tienen también un sentido de advertencia y un alcance de desafío gallardo por deíeníier la honra, el prestigio, la ley y la razón que asiste al pueblo en su derecho para alzarse en armas contra la traición y conouistar y marcar el camino de sus propios destinos contra las felonías do dentro y de fuera, y poder escupir su indignación a los medrosos. lia República democrática española, en estas horas fie febril dramatismo, debe a Prieto- -como ayer a Alvarez del Vayo- -el homenaje cálido de su reencarnación histórica en que vuelve a encontrar el acento preciso para la defensa de su dignidad herida. Bicnhayan de la Patria los hombres que saben y pueden provocar estas santas acciones de la raza. Desáe estas columnas de A B C republicano vayan nuestras palabras de emoción sincera a los que ayer, no más, eran gala y orgullo del periodismo. espíritu y elevada moral Las directivas de la Casa del Pue- mostrando su altoinicuo que supone el ven ante el atropello blo de Madrid felicitan al Go- delante del puerto de Valencia, vigilando la! entrada y salida de nuestros barcos, a un bierno y a Indalecio Prieto crucero alemán, que, según parece, es. el Reunidas las Juntas directivas de la Casa del Pueblo, han acordado dirigir al ministro de Marina y Aire la siguiente incondicional adhesión: Leída la orden dada por el ministro de Marina y Aire a los jefes de la Marina y de. la Aviación españolas con motivo de la entrada en vigor del llamado control marítimo las Juntas directivas de las organizaciones políticas y sindicales que conviven en la Casa del Pueblo de Madrid acuerdan, por unanimidad, no sólo expresar su solidaridad absoluta con. dicha orden, sino felicitar a su autor y al Gobierno en pleno por la serenidad con que está redactado dicho documento, que es al propio tiempo, por su forma y por su fondo, una manifestación admirable de nuestra dignidad de españoles leales a la Hepública y de hombres dignos. Ante la invasión del fascismo internacional y la complicidad de los países que debieran salir a la defensa del derecho de gentes, las palabras del ministro de Marina y Aire son un exponente sereno y viril de cuánto estamos dispuestos a hacer por nuestra libertad y nuestra independencia. Graff Spee de tan lamentable recuerdo para los españoles. -Fehus. Las Juventudes Socialistas Unificadas pide a sus afiliados el estricto cumplimiento de la disposición gubernamental Valencia 2 0, 12 noche. Con motivo de la orden dada por el ministro de Marina y Aire en relación con la implantación del control en nuestras costas, la Comisión ejecutiva nacional de las Juventudes Socialistas Unificadas ha hecho público el siguiente manifiesto: Jóvenes marinos españoles, jóvenes, aviadores: Ha comenzado a regir el control a c ¿ue, injustificadamente, se i ¿os somete por los países europeos, como consecuencia de una política inhábil y vacilante frente a las provocaciones del imperialismo fascista en aguas de nuestro territorio. Aprovechando este pretexto, las potencias enemigas de España pretenderán ejercer sobre nosotros un arbitrio ilegal de vigilancia y vasallaje, que nuestra conciencia de hombres libres y combatientes por la independencia de nuestra. Patria no puede admitir. El ministro de Marina y Aire os ha dirigido una orden expresiva y terminante, recordándoos cuál ha de ser, en circunstancia tan crítica, el cumplimiento de vuestro deber. Nosotros estamos al lado de esta orden y, de acuerdo con el espíritu que la anima, decimos a los jóvenes aviadores y marinos de nuestra querida organización Socialista Unificada que será un honor extraordinario todo lo que se haga para impedir que nuestros buques sufran menoscabo o ataques por parte del fascismo internacional, por parte de Italia y Alemania, como países que se encuentran facultados, arbitrariamente, para ejercer esta control. Estáis en ej deber inexcusable, que os demandan todos los jóvenes combatientes de nuestro Ejército de Libertad, de ser, ahora más que nunca, los celosos defensores de Ja independencia del mar por; donde navega la flota española. Los barcos italianos y alemanes son nuestros eneniigos. Kí una claudicación ni un desmayo. Ni un solo barco español, como iice la orden mencionada, poürá ser detenido ni obligado a desviarse de su ruta a pretexto de requisitos Qtie a nadie incumbe. Si cumplir tales deberes- -os lia dicho también la oráen- exigiera, sacrificios, serán arrostrados sin vacilación. No dudamos, en ningún momeisío, fie vuestro heroísmo, de vuestro amor a la independencia y de vuestro deseo do vencen En la proa de cada barco cíe I5 s; aíhi va la voluntad firme y orgullos- a fie no rendir su. soberanía a los enemigos c! o nuestro pueblo. -Febus. Una manifestación espontánea recorre las calles de Valencia y aclama al ministro de Alarina y Aire Valencia 20, 12 noche. Esta tarde, a las cinco, comenzaron a verse por las calles de esta capital numerosos grupos, portadores de banderas de las distintas agrupaciones y partidos políticos, grupos que, poco a poco, fueron uniéndose hasta formarse una compacta muchedumbre, en la que figuraban millares de ciudadanos que, de una manera espontánea, por decisión propia, fueron a expresar, de una manera entusiasta, al ministro de Marina y Aire, señor Prieto, cómo el pueblo estaba conforme con la actitud enérgica y digna adoptada en la orden dada ayer a los jefes de la flota y de las fuerzas aéreas, orden que responde a lo expresado en la nota anteriormente acordada en Consejo de ministros. La gran manifestación se estacionó en la plaza de Auxias March, frente al edificio donde está instalado el ministerio de Marina y Aire. Los manifestantes prorrumpieron en aplausos y vivas al ministro y a la dignidad de los españoles ante el atropello de que es objeto por parte de las potencias extranjeras. Tan insistentes fueron los deseos de ofrecer estos aplausos al autor de la orden, que, primeramente, salió al balcón central del ministerio el jefe de las fuerzas aéreas, teniente coronel Hidalgo de Cisneros, y más tarde, el propio ministro de Marina y Aire, quien dirigió breves palabras a los manifestantes, a los que expresando su agradecimiento por las muestras de simpatía de que era objeto, agregó que había cumplido con su deber, y que el EL I hecho, en sí, no le corresponde a él persoDIPLGnalmente, sino que era la expresión justa DEL CUERP de lo que el Gobierno había acordado en su deliberación acerca de este problema. El señor secretario del Cuerpo diplomáLas palabras del señor Prieto fueron esMadrid, nos cuchadas en medio de un gran silencio, y tico acreditado en temporalmente comunica que, ausentándose do Maál terminar su breve discurso, una gran drid el embajador de Chile, decano del ovación y numerosos vivas subrayaron sus Cuerpo diplomático, desempeñará las funpalabras. Los manifestantes recorrieron al- ciones de dicho decanato, durante su augunas de las principales vías de la población, sencia, el embajador de Brasil.