Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. S Á B A D O 17 D E ABRIL DE 1937. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 10. NO RESPETAN NI A LOS DERECHISTAS Jos cuales huyeron. El trabajo de la factoría no se- interrumpió. No hay que lamentar desgracias ni daños. -Febus. VASCONGADAS Uribe visita los frentes. Calma impuesta por el mal tiempo Bilbao 16, 11 noche. El ministro de Agricultura de la República, Vicente Uribe, recorrió algunos sectores de los frentes. Estuvo en Marquina, donde esperó 1 la llegada de un hermano suyo, enrolado en ano de los batallones combatientes. j 3 r ¡el sector de Elorrio visitó a otros dos hermanos suyos, que combaten también en las filas de las milicias vascas. SI secretario de Defensa ha manifestado que- durante el día de hoy no se realizaron operaciones en los frentes de Euzkadi, a consecuencia del mal tiempo reinante. -E ebus. EL DOCTOR- GALVEZ. ASESINADO POR CUMPLIR CON SU DEBER En Málaga ha sido condenado a muerte, y ejecutado por las hordas fascistas, el eminente tocólogo, director del Hospital, doctor Gálvez Ginachero. No se trata de un crimen más, cometido por la bestia que no se sacia de sangre. El asesinato del doctor Gálvez supone, además de la pérdida de un médico notabilísimo, cuya fama, extendida por toda España, rebasaba al extranjero, un grado inconcebible de crueldad. El doctor Gálvez no perteneció nunca a ninguna central ni partido de izquierda. Vivió siempre apartado de la política, y sólo intervino y se significó en ella como hombre de muy de la derecha al aceptar de la dictadura la Alcaldía de Málaga y un puesto en la Asamblea de Primo de Kivera. Su único hermano profeso, en la Compañía, y se distinguió entre los jesuítas por su intransigencia. El doctor Gálvez también contaba entre los clericales más fanáticos. Pero no intervenía en la política. Pasarla la dictadura, salió de la Alcaldía, donde hizo una gestión honesta, aunque obscurecida, por la inquietud desenfrenada del travieso conde de Guadalhorce, y no volvió a pensar más que en su consulta, en su clínica, en la dirección del hospital y en su sala de Maternidad, que él costeaba de su bolsillo particular. Gálvez, rico por su matrimonio, ganó, además, una enorme fortuna con la medicina. Tranquilizada Málaga, después de los desórdenes producidos por l a rebelión en el mes de julio, el doctor Gálvez se presentó ante las milicias populares de Investigación. -Creo que se me busca. Soy el doctor Gálvez, y quiero saber qué ge pretende de mí. Los milicianos se miraron, y le dijeron eme se marchara tranquilo. -Somos trabajadores y a ningún trabajador de la ciencia le hacemos daño. -Eso soy yo- -repuso Gálvez- un trabajador que ha consagrado toda la actividad de su vida al servicio y remedio de la Humanidad. Nunca hice política ni mal a ninguno. Pero hay más. To soy católico, y católico practicante; si esto es delito para ustedes, debo ser preso y condenado. Los milicianos del Comité- -milicianos malagueños, tan calumniados por todos, tan tildados de crueles y severos- -le respondieron que aquello no era delito para ellos, y que los técnicos trabajadores de la ciencia y lel entendimiento serían respetados y amparados por la Revolución trabajaran o no por ella. -l3 e eso se trata- -repuso el doctor- Que no se me dificulte ni se me niegue autorización para reanudar mis clínicas y mis consultas de Maternidad, y que se me utilice para dirigir el hospital y seguir atendiendo y costeando mi sala de tocología. Desde aquel momento el doctor Gálvez, volvió a ocuparse del hospital, que era su vida entera, abrir su consulta y su clínica, y el coche de Gálvez volvió a circular por las calles de Málaga entre el respeto y la gratitud del pueblo revolucionario. Pero al entrar los italianos en Málaga, el doctor Gálvez, que continuaba en su puesto, cumpliendo con el deber profesional, fue detenido, y compareció ante uno de los Tribunales que para legalizar sus crímenes crearon los fascistas al posesionarse de la capital. El doctor Gálvez fue inculpado del horrendo delito de prestar sus auxilios a los rojos en el hospital y en su clínica, y sin respeto para sus ideas derechistas, ni consideración por sus antecedentes, se le condenó a muerte, y la sentencia ha sido cumplida. No es cierto el bombardeo a Jas factorías bilbaínas, dice 3 a Embajada española en Londres Tjontlres 1 S, 11 noeíse. La Embajada de España en esta capital, debidamente informada- desmiente rotundamente las informaciones publicadas de que diez aviones rebeldes hayan bombardeado Bilbao, cansando serios daños en los Altos Hornos, astilleros 7 a ¡bordo del destructor José Luis Diez -Fabra. Comentarios de Jzvestia sobre las operaciones de Vizcaya Moscú 16, 11 noche. El periódico Izvesíia en un artículo titulado Primeras lecciones de la lucha por Bilbao escribe: l a serie de fracasos de los planes de los rebeldes en las operaciones de Bilbao pueden parangonarse con las de Gnadalajara y Pozolblanco. El mando rebelde, para compensarse de estas dos últimas derrotas, pensó en un ésito, y por ello realizó el intento de Bilbao. Es cierto que los rebeldes pueden renovar sus ataques a Bilbao en cualquier otro punto de los frentes de Asturias y Vizcaya; pero para ello tendrá que reforzar sus tropas con elementos de reserva o trasladando fuerzas desde otros frentes, y para esto ss precisa mucho tiempo. lia operación de Bilbao demuestra que en Jas actuales circunstancias es cada vez más difícil para los rebeldes e intervencionistas conservar la iniciativa de las operaciones. Aquellos tiempos, en los que con n n grupo de quince o veinte mil soldados se podía ir de Sevilla a Madrid, han pasado ya- líos periódicos alemanes- -agrega lavestia -recomendaban a Franco trasladar el centro de gravedad de sus esfuerzos a frentes de segunda importancia, pero la experiencia de Bilbao ha demostrado que no es tarea fácil. Franco y los intervencionistas 1 0 tienen fuerzas bastantes para tomar Ma 1 drid y para continuar las operaciones en otros frentes tiene a u e ser a expensas de debilitar sus líneas en Madrid, lo cual tampoco es admisible. Teraaina el artículo preguntando si no. le quedará a 3 fanco más solución que estar como eiseí S iKí lo frente a Madrid hasta fse el Ejército republicano acumule fuerzas bastantes para nsesíar el golpe infaliíjle. -Fabra. apenas habían dejado de ser niños cuando comenzó la guerra y desde el primer momento empuñaron las armas para oponerse a la traición. No le importaron los requerimientos familiares para reintegrarse a su hogar; él seguía en el campo de batalla, con valentía indómita y probado heroísmo. Recorrió muchos frentes del Centro: Talavera, Casa de Campo, Ciudad Universitaria y otra vez Casa de Campo; en esta ocasión para ser ya el último frente de su corta vida. Una bala explosiva- -triste expresión del adelanto científico de los pueblos salvajes- -holló su cuerpo. Antes de morir su corazón valiente tuvo fuerzas para aconsejar al camarada que estaba a su lado la conveniencia de que se retirase rápidamente, de aquel sitio peligroso; su camarada se negó rotundamente, hasta que pudo llevarse consigo el cuerpo mortalmente herido. Bellos gestos, el uno y el otro, sin los cuales la guerra no se podría contemplar con ojos humanos. ¡Honor a los que dan su sangre y su vida por la justicia y la libertad del pueblo! HASTA MARCH HUYE Los avances leales incrementan el turismo faccioso hacia Italia Valencia 17, 3 madrugada. Noticias de Gibraltar confirman que continúa el éxodo de personajes y personajillos que por la Línea de la Concepción huyen de la zona facciosa. Por ese lugar lian pasado varios aristócratas, latifundistas y banqueros que han embarcado en Gibraltar. Varios de los que han marchado ultimar. -jnte ge han dirigido a Italia, dando come razón de su viaje el deseo de tomarse un escanso en el extranjero. El avance impetuoso del Ejercito republicano por Pozoblanco y ata. catástrofe de Guadalajara son los que haiüprovocado esta desmoralización entre los personajes que han venido ayudando a les facciosos. También llegó a Gibraltar y mar- clió con dirección a Francia el contrabandista JTuan March, quien embarcó en el trasatlSsntieo Conde de Savoya -Petras. SANTJ AGO D É L A CRUZ, H E R I D O Cuando se trasladaba, en acto del servicio, a un frente de Madrid, ha sufrido un aparatoso accidente de automóvil el teniente coronel jefe del regimiento de Caballerla JÍSÚS Hernández, nuestro compañero en la Prensa Santiago de la Cruz. Afortunadamente, las lesiones sufridas por el querido camarada y por sus acompañantes- -su capitíin ayudante, José Antonio Soto, y el chofer del vehículo- -son de escasa consideración, habiéndose podido reintegrar a sus trabajos en pro de la independencia patria, ASCENSO DE VARIOS AVIADORES POR M É RITOS DE GUERRA Valencia 16, 11 noche. El ministerio do Marina y Aire ha facilitarte la siguiente nota: El ministro de Marina y Aire ha ascendido a casetán al teniente de Aviación don. Felipe del Río Crespo, perteneciente a las fuerzas aéreas del Norte. El referido ofi- cial lleva derribados en aquel sector seis aviones enemigos. También han sido ascendidos a capitanes por méritos de guerra los tenientes pilotos Ananías Sanjuán, Emilio Galera, Alfonso Jiménez y José Cuartera González. i v. NUESTROS HERPES Rafael Martín Panizo En, el frente de Madrid ha caído durante estos días el soldado del pueblo Rafael Martín Panizo, de la 68 Brigada Mixta. Era uno de los bravos luchadores que