Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A 1 B C. MIÉRCOLES 14 DE ABRIL DE 1937. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 46. Los vascos en Filipinas E E M P LO Los vascos residentes en Filipinas, en el archipiélago que fue pedazos de España y que España perdió tpor la incomprensión de sus gobernantes, por la. intransigencia cerril de los Nozaledas, por el criterio de ahorrativa ama de llaves de aquella agriada señora que siguió regentando nuestros destinos después de. decir: piérdanse las colonias, con tal de que se salve el trono ios que emigraron, movidos por el deseo noble y legítimo de mejorar su condición o llevados por el espíritu aventurero y navegante de la recia raza; los hijos de aquellos que en las remotas islas, a fuerza de trabajo o de. ingenio crearon hogar y familia, pero que en ningün momento se han olvidado de la madre patria, al verla hoy en peligro vuelven a ella, sus ojos, sus ojos empañados por el llanto, y con ejemplaridad admirable ofrecen su dinero, ya que í o les es dado ofrendar sus pechos para que Euzkadi se defienda- mejor y arroje lejos, muy lejos, a los traidores, a los que sin el menor amor a España, presumiendo de españolísimos, han pretendido venderla a la ambición extranjera. 1 1 cabie nos dice que el vizcai. no Inchaus 5 ti ha ofrecido al presidente del País Vasco toda su fortuna, ¡todo su dinero! Piénsese en lo que esto representa. No sabemos si el señor Inchausti es millonario, o solamente un comerciante bien acomodado. Ignoramos también si ha amasado su fortuna dólar a dólar; si la heredó de Precedecero, primer emigrante, o si la conquistó con rápidos golpes de audacia. Para apreciar el rasgo, para valorarle, es lo mismo. Es un espatriado que se desprende de todo cuanto tiene, ganado a puños o amontonado con codicia, con tal de que Vizcaya, con sus minas, con sus factorías, no pase a ser colonia alemana; con tal de que Euzkadi no pierda la autono- los patanes enriquecidos en el liberadoMéjico... No, no le imitarán, Los neoamericanos, los que salieron de las capas bajas del pueblo, los que en Buenos Aires se pusieron los primeros zapatos, o en Cuba la primera camisa planchada, o en Méjico saborearon por vez primera pan a manteles, al contemplar sobre su panza la moneda áurea con cerco de pedruscos, han renegado a su condición de españoles y de hijos del pueblo. Su ardiente anhelo, en caso de volver al solar, es vivir en el privilegio de los que de mozos los oprimieron. Afincarse, contratar el trabajo ajeno, rodar en auto- móvil, empolvando a los que como ellos en otros. tiempos solo trotan por los caminos tras la vaca o cargados como burros para llevar al mercado el queso, las verduras, las panochas... Salvemos del reproche a los Inohaustis que pueda haber en la Argentina, en Cuba, en Montevideo, en Nueva España; pero son pocos, muy pocos. Si el ejemplo de los vascos cundiera, a estas horas en nuestros frentes habría millares de expa, triados defendiendo a España, al puebloLavando muchos de ellos su hurto de desertores. Si cundiera, a España, llegarían los pesos, los bolívares, los centenes, los soles convertidos en fusiles, en ametralladoras, en aeroplanos, en carnes, en trigo... Los más leerán emocionados las falsas noticias de- nuestra magna lucha, propaladas por una Prensa servil a. las egolatrías... y llorarán, abriendo, conmovidos, los brazos a. los que acaban de huir, trai dores o cobardes, el día que en España se proclame el triunfo de la Libertad, cerno lloraron cuando la monarquía se hundió para siempre. -A. F. XÍ. mía que acaba de conquistar. La autonomía que él o sus progenitores ambicionaron para Filipinas, anhelando no perder el nexo con la patria. No dejar de ser españoles, como algunos se vieron forzados a dejar de serlo, ante el dilema de conservar su hacienda o retornar a España con el hatillo con que la abandonaron. No está solo el Sr. Inchausti en este admirable gesto. -Entre otros vascos residentes en Filipinas se han recaudado ya 10.000 dólares, que han sido remitidos a Bilbao para los gastos de la guerra. Imiten el ejemplo los vascos residentes en América, los gallegos de la Argentina, de pesetas Domicilio sociaí; Carrera de San Jerónimo, 29. -MADRID Dirección telegráfica; BANKINTER Teléfono 11095 Apartado de Correos 673 m m m m m n m DE AHORRO SU C U R- S AL ES a m a m Águilas. Albacete, Alicante, Ayarnonte, Cádiz, Callosa ele Segura, Carayaca, Cartagena, Cieza, Dolores, Elche, Pellín, Huelva, Ibi, Jijona, Lorca, -Meliila, Murcia, Orihuela, Puerto de Santa María, San Fernando, Saiilúcar. de Barrameda, Sevilla, Ve j ex de; la. Frontera y- JTecla, f -iísw. i