Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Art. 114. El flscail de la U. R. S. S. se nombra por el Consejo Supremo ide la U. R. S. S. por el término de siete años, Art. 115. Los fiscales de las Repúblicas, comarcas y regiones, así como los fiscales de las Repúblicas autónomas y de las regio. nes autónomas, son, nombrados por el fiscal de la. ir. R. S. S, por el término de Jcinico años. Art. 116. Los fiscales ¡de los (distritos, términos y ciudades, son nombrados ipor los fiscales de las Repúblicas federadas, con la confirmación del fiscal de la U. R. S. S. por el plazo de cinco años. Art. 117. Los órganos de la Fiscalía ejercen sus funciones independientemente ide cualquier órgano local ide poder, Subordinándose únicamente al fiscal de la U. R. S. S. CAPITULO X Derechos y deberes fundamentales de los ciudadanos. Art. 118. Los- ciudadanos (de la U. R. S. S. tienen, derecho al trabajo; es decir, derecho a obtener un empleo garantizado, retribuido, según su cantidad y ¡calidad E ¡1 (derecho al trabajo esta asegurado por la organización socialista de la economía nacional, por el crecimiento continuo de las fuerzas ¡productivas de la sociedad soviética, por la ¡de la posibilidad Ide icrisis económicas y por la liquidación del paro forzoso. Art. 119. Los ciudadanos de la U. R. S. S. tienen derecho al descanso. El derecho al descanso está asegurado mediante la reducción de ¡la jornada de trabajo para la inmensa, mayoría á. e los obreros 1 a siete horas, por la implantación de vacaciones anuales para los obreros y empleados con la conservación de sus salarlos, y poniendo a ¡disposición de los trabajadores una amplia red de sanatorios, casas ide reposo y clubs. Art. 120. Los ciudadanos de Ja U. R. S. S. tienen, derecho al seguro material en la vejez, asi como en el caso de enfermedad e incapacitación para el trabajo. Este derecho está asegurado mediante un amplio desarrollo del Seguro Social de los obreros y, -empleados, por cuenta d l Estado, mediante el servicio médico gratuito y poniendo a disposición de los trabajadores una amplia red de estaciones de cura. Art. 121. Los ciudadanos de la U. R. S. S. tienen derecho a la instrucción. Este derecho está asegurado por la enseñanza primaria, general y obligatoria, por la gratuidad de la enseñanza incluyendo enseñanza superior, por el sistema de subsidios del Estado a la inmensa mayoría de los estudiantes de las Escuelas Superiores, por la enseñanza en las escuelas en el idioma natal, por la organización en las fábricas, sovjoces, estaciones de maquinaria y tractores y en los koljóces para los trabajadores de instrucción gratuita, profesional, técnica y agronómica. Art. 122. A la mujer de la TJ. R. S. S. se concede iguales derechos iue al hombre en todos los dominios de la vida económica, pública, cultural y político- social. La posibilidad de realizar estos derechos está asegurada mediante la concesión a la mujer de derechos iguales que al hombre para el trabajo, el salario, descansó, Seguro Social y enseñanza, protección por el Estado de los intereses de la madre y del niño, el otorgamiento a la mujer, durante el embarazo, de vacaciones con conservación del salario, mediante una amplia red de casas de maternidad, casas- cunas y jardines de infancia. Art. 123. La igualdad de derechos de los ciudadanos de la ü R. S. S. independientemente de su nacionalidad y raza, en todos los dominios de la vida económica, cultural, pública y políticosocial, es una ley inalterable. Cualquier restricción directa o indirecta de los derechos o, al contrario, el establecimiento de privilegio directos o indirectos para los ciudadanos, según la raza o nacionalidad a que pertenezcan, así como toda propaganda de exclusividad racial o nacional, u odio y menosprecio, son castigados por la ley. Art. 124. A fin de asegurar a los ciudadanos libertad de conciencia, la Iglesia en la tT. R. S. S. está separada del Estado, y la Escuela separada de la Iglesia. La libertad del ejercicio de los cultos religiosos y la libertad de propaganda antirreligiosa están reconocidas a todos los. ciudadanos. Art. 125. De acuerdo con los intereses de los trabajadores, y a fin de consolidar el sistema socialista, se garantiza por la ley a los ciudadanos ide la U. R. S. S. a) La libertad de palabra; ¡b) La libertad de Prensa; c) La libertad de reuniones y mítines; d) La libertad de desfiles por las calles y de manifestaciones. Estos derechos de los ciudadanos quedan asegurados poniendo a disposición de los trabajadores y sus organizaciones, imprentas, depósitos de papel, edificios públicos, calles, medios de comunicación (correos, telégrafos, teléfonos) y otras condiciones materiales necesarias para ejercer esos derechos. Art. 126. De acuerdo con los intereses de los trabajadores y a fin de desarrollar la iniciativa de organización y actividad política de las masas populares, se asegura a los ciudadanos de la U. R. S. S. el derecho a asociarse en organizaciones sociales: sindicatos profesionales, uniones cooperativas, organizaciones juveniles, organizaciones deportivas y de defensa, sociedades culturales, técnicas, científicas. Los ciudadanos mas activos y conscientes de las filas de la clase obrera y de otras capas de los trabajadores, se unen en el Partido Comunista de la U. R. S. S. que es la vanguardia de los trabajadores en su lucha por la consolidación y desarrollo del orden socialista y es el núcleo dirigente de todas Jas organizaciones de los trabajadores, tanto las sociales como las del Estado. Art. 127. Se asegura a los ciudadanos de la U. R. S. S. la inviolabilidad de la persona. Nadie puede ser detenido sin una decisión judicial o sin la aprobación del fiscal. Art. 128. La inviolabilidad del domocillo de los ciudadanos y el secreto de la correspondencia están protegidos por la ley. Art. 129. La XI. R. S. S. otorga el derecho de asilo a los ciudadanos extranjeros perseguidos por defender loa Intereses de los trabajadores, o por actividades científicas, o por la lucha nacional liberadora. Art. 130. Todo ciudadano de la U. R. S. S. tiene el deber de cumplir la Constitución de la Unión de las Repúblicas Socialistas Soviéticas, cumplir sus leyes, velar por la disciplina del trabajo, cumplir honradamente sus deberes sociales y respetar las reglas de la convivencia socialista. Art. 131. Todo ciudadano de la U. R. S. S. tiene- el deber de cuidar y fortalecer la propiedad común, socialista, que es la base sagrada e inviolable del sistema soviético, la fuente de la riqueza y del poder de la patria, fuente de una vida holgada y culta para todos los trabajadores. Las personas que atenten contra la propiedad común socialista son enemigos del pueblo. Art. 132, El servicio militar general es ley. El servicio militar en las filas del Ejército Rojo de los Obreros y Campesinos es un deber de honor para los ciudadanos de la U. R. S. S. Art. 133. La defensa de la patria es el deber sagrado de todos lo ciudatlanoa de la U. R. S. S. La traición a la patria, violación del juramento, el paso al lado del enemigo, el perjuicio causado al poder militar del Estado, el espionaje a favor del Estado extranjero, se castigan con toda la severidad d ¿3 la ley como el crimen más grave. CAPITUTO XI Bl sistema electoral. Art. 134. Las elecciones de diputados a todos los Soviets de Diputados de los Trabajadores: al- Consejo Supremo de la Unión Soviética, a los Consejos Supremo de las Repúblicas federadas, a los Soviet de Diputados de loa Trabajadores comarcales y regionales, a, los Consejos Suflrespios de las Repúblicas autónomas, a los Soviets de Diputadla de. 16 s Trabajadores de las Regiones autónomas, Soviets de Dipútadxi dé los Trabajadores de los distritos, térmÜ ¡OfS, j; lu dades, lotíafldBXtfefegruíales stanitzas villas, aldeas, kiso nl 8 tfJ 9 ¿ute 1- sa c eletjrtb. ii, por los electores a base d l sufragio- -éleMoral universal, (guMl y disefto, en votación secreta. Art; 135. lias, eleccitmfca de í i utetdqis l se hacen por sufragio universal: to 4 ps tás qitídadanos d l -tí. R. S. S. que hayan cumplido los dieciocho años de, edad tieiiéji derecho a participar en las elecciones 1, ide -diputados, y a. jgefc eIe lSos, a excepción de los dementes y íjeígottas condenadas, le privación de sus derechos electorales por- la Justicia ¡Art. 136. Las elecciones a diputados se hacen por sufragio igual: cada ciudadano tiene un voto; todos los ciudadanos toman parte en las elecciones sobre baséis, iguales. Art. 137. Las mujeres grogián igual derecho a elegir y a ser elegidas que los hombres. Art. 138. Los ciudadanos jue están en las filas del Ejército Rojo gozan del derecho a, elegir y a ser elegidos, igual que los- d inás ciudadanos, Art. 139. Las elecciones d, e, diputados son directas. Las elecciones a todos los Soviets dé Diputados de los Trabajadores, comenzando por el Soviet rural y urbano hasta el Consejo Su ¡premo de la U. R: S. S. Inclusive, se efectúan por los ciudadanos por sufragio directo. -Art. 140. J 51 escrutinio ett las elecciones de diputados es secreto. Art. 141. Los candidatos las elecciones son presentados según los distritos electorales. El derecho a presentar candidatos se asegura a las organizaciones sociales y Sociedades de los trabajadores, a las organizaciones del Partido Comurista, organizaciones sindicales, cooperativas, organizaciones juveniles, sociedades culturales. Art. 142. Todo diputado tiene el deber de rendir cuentas ante sus electores du su trabajo y de la labor del Soviet de Diputados de los Trabajadores, y puede ser revocado en. cualquier momento por decisión de la mayoría de los electores, en la forma establecida por la ley. CAPITULO XII Escudo, bandera, capital. Art. 143. El escudo del Estado de la Unión de las Repúblicas Socialistas Soviéticas consiste en la hoz y el martillo sobre el globo terráqueo dibujado en los rayos del sol y bordeado por espigas, llevando la inscripción en los idiomas de las Repúblicas federadas: ¡Proletarios de todos los ipalses, unios! Por encima del escudo, una 1 estrella de cinco puntas. Art. 144. La bandera del Estado, de la Unión de las Repúblicas Socialistas Soviéticas consiste en un paño rojo con la imagen en el ángulo superior, al lado del asta, de la hoz y del martillo, de oro, y encima de ellos una estrella de cinco puntas bordeada de una raya. de oro. La proporción entre el largo y el ancho de la bandera es ¿e 1 2. Art. 145. La capital de la Unión de las Repúblicas Socialistas Soviéticas es la ciudad de Moscú. CAPITULO XIII Procedifriieiito de modificación de la Constitución. Art. 146. La Constitución de la U. R. S. S. puede ser modifiícada, únicamente por decisión del Consejo Supremo de la U. R. S. S. por resolución adaptada por una mayoría no inferior a los dos tercios de votos en cada una de sus Cámaras.