Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
bilidad, sino porque, además, el republicanismo español, nutrido, en parte, por la clase media laboriosa y profesiones liberales, ha sido siempre, y lo sigue siendo ahora, progresivo y afanoso de justicia social plena. En este sentido, el Frente Popular, propugnado por Jorge Dimitroff, agudo observador de las corrientes político- sociales de esta época, encontró en España un campo sobremanera propicio para su realización, prestándole clima favorable desde primera hora la actitud de las fuerzas republicanas y la forma democrática con que se estableció, pues una de las características del pueblo de España- -constante de su historia- -es esa arisca independencia que le hace resistirse a cualquier decisión impuesta de forma arbitraria. En el camino de esa justa comprensión de nuestra psicología, encontramos la actitud del partido comunista, reflejada en la línea que defiende su sección española, y que le hace situar esta contienda cotilo una pugna entre la República democrática y las reminiscencias feudales de la reacción española. El ejemplo de la U. R. S. S. que a los veinte años de revolución instaura, como colorarlo de su experiencia política, una democracia estricta, coincide, en paralelismo sorprendente, con el caso de España, que, después de numerosas tentativas de este tipo, tiene que defender con la sangre de su pueblo unas conquistas políticas obtenidas por las vías normales de una legalidad indiscutible, y que se cifran en el establecimiento, por medios democráticos, de viejos anhelos de reivindicación social. A B C se enorgullece de ofrecer al pueblo de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas el cordial homenaje de la España libre, y en este caso, como en todos, se sentiría totalmente satisfecho representando el sentir unánime de los republicanos españoles y el de todos los sectores del antifascismo. U STED también puede conseguir una buena digestión tomando después de las comidas una cucharada de Elixir Estomacal Sáiz de Carlos, medicamento dé sabor agradable y siempre inofensivo, pues en su composición no figura ningún calmante ni producto que pueda ser perjudicial. Con las primeras dosis notará la desaparición de síntomas tan molestos como el dolor de estómago, acedías, gases, vómitos, etc. comerá más, las digestiones serán perfectas y en poco tiempo recuperará la salud y alegría perdidas. La confianza que goza entre la clase médica este específico y su éxito mundial durante con una cucharada de cerca de medio siglo, garantizan su eficacia. E LIXIR STOMACAL SÁIZ DE CARLOS