Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Homenaje de A B C a la Unión Soviética Asistimos, en estos momentos revolucionarios, al naufragio de muchos valores, hasta ahora decisivos en la estructura social y política de nuestro país; pero hay otros que, aunque aparecen pospuestos por necesidades agobiadoras de la guerra, tienen un valor universal que los hará sobrenadar y alcanzar nuevamente importancia de primer plano, dándoles el rango que merecen de columna vertebral de nuestra civilización. Entre éstos, en primera línea, figura el sistema democrático, como única fuente legítima de poder. En este sentido, el pueblo ruso ofrece ahora al mundo un ejemplo y una enseñanza. Después de una larga etapa de reconstrucción nacional, llevada a cabo con éxito reconocido por todos, y para cuya realización ha tenido que afrontar inconvenientes de toda clase, llega al establecimiento del sistema democrático en toda su amplitud; hace unos días ha sido promulgada en la U. R. S. S. la nueva Constitución, después de interesantes debates en un Congreso de los Soviets. A B C que se precia de representar el sentir y las aspiraciones de vastos núcleos del republicanismo español, se honra hoy al rendir con este extraordinario un homenaje, al pueblo ruso. Escogemos la fecha del 14 de abril, por ser la que dobló el rumbo de la historia española, con un procedimiento de la más pura democracia, y queremos con ello expresar la gratitud que merece la generosa comprensión con que, la U. R. S. S. ha acogido el bárbaro conflicto planteado a la República española por la guerra civil desencadenada por las fuerzas armadas, ensoberbecidas y alentadas por los núcleos reaccionarios de nuestro pueblo, y, al mismo tiempo, declarar la honda satisfacción de los republicanos españoles- -y en esto quisiéramos poder enorgullecemos de representarlos a todos- -por el hecho de que, en contraste con aquellos países de larga historia cultural y política, que ahora sienten la veleidad de adoptar regímenes autoritarios y antidemocráticos, Rusia proclama en su nuevo texto constitucional su fe en la democracia y el respeto que ésta significa, para el libre ejercicio de todos los derechos humanos. La orientación política de este diario nos sirve en, este caso, además, para que este homenaje quede limpiamente justificado con la mencionada motivación clarísima, pues los que redactamos el A B C republicano sentimos nuestra fe sin ninguna tibieza, y con mucha mayor razón en estos momentos, en que de los escombros de un mundo que, se derrumba, resurge, potente y luminoso, el prestigio de la democracia, como sistema político de indiscutible porvenir, y con su significación de índice del más alto grado de respeto para la dignidad del hombre. No tenemos casi necesidad de añadir que la guerra civil que padecemos ha dado a los republicanos una gran cantidad de enseñanzas, recogidas en fraterna comunidad de esfuerzos y sacrificios con todos los sectores del antifascismo, y que para la organización del Estado que debe suceder a esta contienda nada de esto puede ser olvidado, no sólo por ser una lección tan próxima a nuestra sensi-