Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
El delegado de Evacuación dice: La defensa de Madrid exige que salgan de nuestra ciudad doscientas mil personas más LOS EVACUADOS SON CARIÑOSAMENTE ACOGIDOS, SEGÚN TESTIMONIOS INNUMERABLES Mujeres de Madrid: contribuid a que ia derrota del fascismo sea más rápida Por el micrófono de Unión Radio se lia dirigido nuevamente a la población ínadrilefia el delegarlo de Evacuación- de la junta de Defensa, Enrique Jiménez. Dijo que el principal ob? táctil o con r ¡uc tropieza la labor de la Consejería es la resistencia sentimental que oponen ¡as heroicas mujeres de Madrid a abandonar sus llorares y a dejar a los luchadores del frente sin el estí- ttiulo que su presencia valerosa supone. Ante este obstáculo -dice- -me d e t u v e muchas veces, coaccionado ni o r a J m ente por esta actitud respetable de la? mujeres madrileñas p r r o la consideración de los altos deberes que me imponía la situación de Madrid y la importancia decisiv; que pnra la victoria tiene la capital- de Kspaíía me han hecho apartar del ánimo cuanto significa o un inconveniente para el interés supe- Estos niños forman parte de la cuarta expedición que sale de Madrid con dirección a Gerona, librándose así de la saña del fascismo invasor de nuestra patria. (Foto Albero y Segovia. Familias madrileñas preparadas para su evacuación a Levante. (Foto V. M. rior de la causa que defendemos. Y no sólo el interés de la guerra; hay, además. razones de humanidad que nos impiden contemplemos con calma ei espectáculo de los niños y millares de otras víctimas inocentes inmoladas a la saña del fascismo, invasor de nuestra patria. Pensad, además, mujeres madrileñas, en la responsabilidad en que incurrís por esta actitud, aparen- teniente tan justificada y correcta. Pensad que vuestra resistencia es una posibilidad más que restáis a la obligación de- resistir que todos nos hemos impuesto para que Madrid sea la tumba del invasor extranjero; pensad que vuestra resistencia y vuestro disgusto es explotado por nuestros enemigos, que en colas y otros sitios propalan ¡as noticias más absurdas e. n perjuicio nuestro, y les sirve de base a las maquinaciones de sus espías, por las cuales caerán hermanos nuestros, vuestros esposos e hijos, a los cuales pensabais defender quedándoos en Madrid. JSTo obstante estos obstáculos, la labor de la Consejería ha logrado un resultado altamente estimable. La población normal de Madrid rebasaba el- millón de habitantes: con la de los pueblos limítrofes y la de otras regiones de España que han venido- a buscar refugio en esta capital, se puede calcular en más del millón y medio la población civil en el mes de noviembre. Pues bien; la población incluida en las nuevas cartillas de abastecimiento no llega a las 900.000 personas. Deducido el tanto por ciento prudencial de repeticiones que son inevitables por el deseo lógico, aunque egoísta, de reforzar ia ración correspondiente a cada uno, se puede afirmar que la población actual no rebasa los 800.000 habitantes. Oueda con ello patente que han salido de esta capital más de 700.000 personas, cifra que evidencia el esfuerzo realizado por la Delegación y el personal á sus órdenes. Pero aun. no es esto suficiente; la defensa de Madrid nos exige otro esfuerzo aún: necesitamos evacuar 200.000 personas más: niños, mujeres y ancianos. Sobre todo niños. Ayudadnos en esta labor. Tin todas partes encuentran nuestros evacuados una acogida fraterna! y de ello- tengo innumerables testimonios que pongo a la disposición de todos. Mujeres madrileñas- -terminó diciendo- sois las compañeras de los bravos del frente. Si ellos os merecen no menos ios merecéis vosotras. Madrid será la tumba del fascismo, si vosotras queréis. Ayudadnos en nuestro propósito humanitario y el triunfo- era mucho más rápido.