Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. V I E R N E S 19 DE MARZO DE 1937. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 8, hato acallado el de los cañones rebeldes. Los artilleros del Ejército popular, con admirable precisión, dejaron caer varias granadas- en la iglesia llamada de Sania María, donde al parecer los facciosos tenían almacenadas gran cantidad de armas mecánicas. Desde las alturas que dominan Brihuega se pudo observar que las llamas devoraban el templo y que las hordas facciosas se daban a la fuga en grandes grupos, en bloque y con vertiginosa velocidad. La actuación de nuestras fuerzas fue eficacísima, pues solamente una As nuestras brigadas hizo más de sesenta prisioneros. ¿Extraordinario botín de guerra El botín de guerra es verdaderamente extraordinario. Además del armamento que reseñó el general Miaja y que se consigna en- el parte ¡oficial, fueron cogidos al enemigo veinte ametralladoras, fusiles ametralladores y g- ran cantidad de fusiles. Después, en el avance sobre las alturas que dominan el pueblo y en les alrededores, se ha recogido tal cantidad de material bélico de todas clases, que seguramente se tardará más de tres días en clasificarlo. Además de los sesenta, camiones a que se hace referencia en la nota oficial, hay oíros varios, unos útiles y otros con averías. Los so dados italianos que no pudieron huir son apresados en sus escondites Al registrar las casas de Brihuega, en las cuevas, en las bodegas y en los desvanes han sido aprehendidos, hasta ahora, más de doscientos soldados italianos. Eficaz cooperación de la gloriosa Aviación republicana La Aviación cooperó con el heroísmo y eficacia en ella habituales al resultado victorioso de la operación de hoy, pues, además de los bombardeos, ametralló, volando a veces a una altura no superior a cien metros, a los grupos de soldados italianos que huían a la desbandada. Al romper el día, entre seis y media y siete de la mañana, despertaron a los madrileños varias explosiones, que culminaron en una en extremo estruendosa, que le hicieron percatarse de que no se trataba de los criminales abuses ni de los traidores raids de aviación, sino de una de nuestras ofensivas contra los empecinados que se alojan en el Hospital Clínico y algún otro edificio de la Ciudad Universitaria. Por mejor decir, que se alojaban, pues de los más importantes han sido desalojados. Nuestras fuerzas rompieron al rayar el alba fuerte fuego de artillería contra el Hospital Clínico, Fundación del Amo y un pequeño edificio próximo a la T asa de Velázquez, desde donde se nos hostilizaba con ametralladoras. Los rebeldes acudieron a las trincheras y parapetos, para contener el ataque que suponían; pero entonces se hizo estallar las minas colocadas precisamente bajo las defensas. El efecto fue tremendo. Entre los escombros de los paredones, tras de alguno de los cuales ¡se escondían veinte ametralladoras con sus correspondientes servidores, y la tierra de las trincheras cayeron envueltos centenares de hombres. Otros, fortuitamente indemnes, pretendieron huir o refugiarse en las ruinas; pero desde nuestras posiciones los persiguió inplacablemente los disiparos certeros del Ejército del pueblo. El fuego de cortina de cañón, fusil y mortero, sostenido durante largo espacio, desde otras de nuestras posiciones, impidió toda ayuda de los contingentes enemigos a los sitiados en la Ciudad Universitaria. El asalto a los edificios volados se llevó a efecto con extraordinario brío, pues nuestras fuerzas esperaban impacientes este momento desde hace varios días. LA 1 ORNADA DE AYER mosierra. Ahora el Ejército republicana bate francamente a las divisiones italianas. El desgaste que sufren las tropas extranjeras es tan grande como el número de, bajas que llevan sufridas. El enemigo, por, su parte, realiza la táctica de siempre: bombardear, mediante su aviación, a las poblaciones civiles alejadas del lugar de, la batalla. Esta es la mejor demostración, de su fracaso. -Fe us. i EL FRACASO DE LOS REBELDES RECONOCIDO POR LA PRENSA FASCISTA Frente a Madrid se hallan los primeros espadones Según, cablegramas de Buenos Aires, todos los periódicos, incluso los que simpatizan con 1- os facciosos españoles, como La Razón La Nación. y El Diario Español coinciden en apreciar que la ofensiva iniciada contra Madrid por la parte de Guadalajara, no ha obtenido el éxito qus el alto mando rebelde esperaba, gracias al heroísmo de las fuerzas republicanas, que resisten valientemente todos los embates de las tropas puestas por Italia y Alemania a la disposición de Fraileo. La Razón dice que en los frentes de Madrid aotúan nada menos que los generales Mola, Yagüe, Moscardó, Várela y Cabanellas, habiendo desistido Franco de enviar también a Queipo- de Llano, ante el disgusto que su presencia produciría a los demás. Crítica hace resaltar que los esfuerzos de todos esos generales, asistidos por los jefes y oficiales italianos y alemanes que, en calidad de técnicos, operan con ellos, se han estrellado contra la voluntad del pueblo español, que prefiere morir a vivir sometido a una tiranía fascista. Un general y un teniente coronel invasores, muertos ¡Entre los cadáveres ha sido hallado el de un teniente coronel italiano. También encontró la muerte en la acción de ayer tarde un general de la misma nacionalidad, que huía en un coche ligero y que volcó a poca distancia de Brihuega. Indudablemente, entre los muertos diseminados por el campe, y que aún no ha sido posible recoger, habrá varios de jefes y oficiales. Un relato de Artigas Arpón del fracaso del ejército italiano Guadalajara 18. (Recibido con retraso. El diputado por Soria, señor Artigas Arpón, que acaba de recorrer el- frente de (3- uadalajara, ha hecljo un relato altamente optimista sobre la marcha de la lucha. Ha dicho que el enemigo, integrado exclusivamente por fuerzas italianas, acumuló en este frente toda clase de elementos, como sí quisiera hacer la demostración Je los progresos de la Italia fascista en cuanto a organización militar. A- tacó por cuatro sitios a la VPK, llegando a Espinosa, Padilla de Huerta, kilómetro 8 3 de la carretera genera! y alturas de Brihuega, que es el pueblo donde entraron unas avanzaílillañ, que no pudieron permanecer mucho tiempo en 61. Estos avances; fueron contenidos en los sitios indicados, porque así tenía que ocurrir. Las líneas de posiciones tienen una elasticidad grande en estos momentos, lo que afianza la situación de las tropas republicanas en el sector de Guacíala jara. No ocurro le mismo en cuanto a las fuerzas italianas. Esto ha. La jornada, de tan feliz, iniciación, continuó siendo francamente favorable para las armas leales en el frente de Guadalajara. El enemigo intentó algunos a- taques, peí o FRACASO DE LA QUINno pasó del intento, pues ante el envite de TA OFENSIVA los leones de Madrid los hijos de la loba se desconcertaron de tal modo, que huyeron, Según un crítico militar nortedejando en nuestro poder abundante y va- americano lioso material de guerra, cuyo detalle pueMéjico 18, 10 mañana. El crítico militar de encontrarse en el parte oficial. comenta También fueron aprehendidos un cente- norteamericano, William Brien, española en sus Notas sobre la guerra la nar de italianos. No hicimos más prisioneros quinta ofensiva de los rebeldes contra Mapor falta de entrenamiento de nuestros sol- drid, y dice que una vez más se ha demosdados en la carrera pedestre, y no te t nga trado la inutilidad de los esfuerzos que viemás de cuatro 1 esto por hipérbole, pues está comprobado nen realizando desde hace la capital, pormeses para apoderarse de que el día que se tomó Trijueque fue tal que el pueblo español está firmemente dela velocidad puesta por los legionarios 10- cidido a defen- derla contra los. enemigos de ínanos, que nuestros muchachos caían ma- su libertad. terialmente rendidos al correr en su perse Este quinto intento, fracasado como los cución y sólo pudieron dar alcance a los cuatro anteriores- -afirma William Brien- que se refugiaron en las cuevas y bodegas no será seguramente el ultimo, pero pueden intentar los facciosos todas las ofendel pueblo y en un bosque- cilio próximo. sivas que conUn poco hiperbólicos podríamos ser al vencida de quieran, que Guadalajara, la desu importante misión en decir que gran parte del Ejército portugués fensa de Madrid, no les dejará pasar, aunquo se ha pasado a nuestras filas al consignar pai- a ello tenga que hacer el mayor de los que se ha presentado en ellas un evadido sacrificios. lusitano. La brillante acción, comenzada ol miércoles, continuó hasta por la noche. En ella, MUSSOLIN 1 MANDA como en las precedentes, tomó parte activísiCARNE DÉ CAÑÓN ma la gloriosa Aviación republicana, que combatió con el mayor éxito con la faccio- Como Jos italianos corren, ahora sa y persiguió a las huestes fugitivas, claro traerá abisinios es que gracias a que nuestros cazas desarroAlejandría 18, í) noche. Está comprollan una velocidad de cuatrocientos kilóbado que el día. 16 zarpó del puerto de metros por hora. Remató la jornada con la toma de Bri- i- ort- Saitl, a las quince horas, el vapor faccioso y huega y las excelentes noticias de Oviedo. Arabia, Dómine procedente de Djdah se que conducía 40 0 abismos, que impedido que el enemigo llevase a. cabo los dos objetivos primordiales que perseguía: cortar las comunicaciones de Madrid con Cuenca y Valencia- por Guadalajara y atacar nuestra retaguardia por Sovan a incorporar a, los ejércitos de Franco. Los abisinios van destinados a Ceuta, y desde este puerto serán trasladados a otro de la Península. Bl barco ha. tocado en los puertos de Mesaguar y Somalí, y transporta, además. 17 peregrinos, para tratar de disimular el verdadero destino de los abisinipsi- -Fetras,