Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
B C. MIÉRCOLES lo DE MARZO DE 1937. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 10. Ea ¡a revista Unión órgano en Buenos Aires de las Sociedades agrarias Teo y Sedra, que ecuánimemente aeog? artículos e informaciones de los dos campos en que actualmente aparece dividida España, reproduce del periódico Galicia una carta de Ramón Saárez Picallo a Eduardo Blanco Amor, de la que tomamos algunos párrafos, por considerarlos de interés. En otros Iiav detalles del fusilamiento del diputado Miñones: Mi querido Eduardo: Perdona que no te escribiese antes. Desde que salí d 3 Madrid -10 de noviembre- -no tuve tiempo disponible. Recorrí ios frentes de Aragón y estuve en Valencia y Cartagena, trabajando en lo que se ms ha encomendado. Y visitando a los gallegos, que los hay en todas partes. Solamente aquí, en Barcelona, hay unos 400 guardias de Asalto. Te escribo hoy con el alma deshecha, sil tener la confirmación del asesinato de mi heriria. no Antón. El Socialista reprodujo- -con un férvido elogio para vuestra magnífica campaña- -la lista de asesinatos gaHegos en el ¡nos fie agosto. Pero yo aún mantenía la ilusión de que estuviese vivo. Hoy ya no me caite, la menor duda. Nuestro Antón, raí gran camarada, mi insustituible auxiliar, mi mejor amigo y mi animador infatigable, f asesinado por aquellos chacales a culatazos y destrozada de la misma forma su enhoza. Aquella cabeza repleta de ideas genorosas, de nobles pensamientos, de ilusiones ds un futuro venturoso para nuestra patria, fufi destrozada por los asesinos de Galicia y de España. Y para mayor dolor, mi otro hermano, el pequeño, acaba de ser movilizado para que luche en el frente a favor de los asesinos de su propio hermano. En Galicia, sigue la racha de asesinatos brutales, No se ven hartos de sangre. En mi pecruena Sada ya van 27; en La Coru ña, 1.600, y en El Ferrol, unos 6.000. Igualmente y en diferente proporción, en todas las provincias. El 20 de diciembre fusilaron cerca de 500, a raís de un intento de sublevación que abarcaba La Coruña, El Ferrol y Betanzos. Nuestra tierra mártir queda barrida de republicanos de todo matiz y de obreros militantes. Galicia no tiene ya más hombres liberales que los emigrados de América y los de la zona leal. A ellos toca pensar en el futuro de nuestra tierra. Cuando ganemos la guerra- ¡que la ganaremos, irremisiblemente! -hay que construir de nuevo a Galicia. T en esta tarea. los emigrados debéis de ser los primeros. ¿Habéis pensado en esto? Nosotros, si vivimos, aportaremos cuanto estamos X iendo en Cataluña, Vasconia y Valencia. Pero nosotros tenemos sobre nuestras almas tantas amarguras, tanta tristeza, tanto dolor, que quedaremos inútiles todos los días de nuestras vidas para todo lo que sea acción creadora. Apenas que si nos quedarán energías, y ésas liemos de emplearlas todos en la venganza. Pensad en esto. Por encima de todo, se impone la unión más estrecha entre todos los sectores antifascistas de nuestros emigrados, prescindiendo de todo cuanto sea motivo de discordia. Sólo sobre esa base, Galicia se salvara. La salvarán sus hijos emigrados. Esa enorme reserva física y espiritual d que Galicia dispone como ningún otro país, fuera de sus fronteras, es hoy la ünica gran esperanza nuestra. En este mismo período fue también fusilado si diputado Miñones, tu gran amigo. Todos murieron valerosamente, dando vivas a ¡a Rspübltca y al Frente Popular. Tanto, ae los verdugos estaban asombrados del oraje de sus víctimas. El jefe de los fasefetas ferrolanos, guanees, y el de La Co, Tfíña, VaHés, recurrieron a las más inconfesables torturas para hocer llorar a los rojos 1. Nó lo lograron ni lo logran con los infelices que- tienen en su poder y que no lian tenido la de mor ¡Ya llorarán ellos, miserables! JCIA NO TIENE YA MAS HOMBRES LIBERALES QUE LOS EMIGRADOS RESUMEN DE PRENSA DE AYER POLÍTICA. -Alude a la coincidencia de las conclusiones acordadas por el Consejo extraordinario de Izquierda Republicana y el Pleno del Comité Central del partido comunista, y dice que ya los españoles tienen un ideal nacional, notamente español: ganar la guerra para afirmar r, u personalidad y alumbrar una nueva España que sitúe y valorice en el escenario mundial el espíritu eterno de creación que, en forma potencial, h- a p 3 m: oVíccido almacenado en el alma española Señala los puntos esenciales en que esta coincidencia se manifiesta, que son: Ejercito popular, con mando único, de eapaeiáJcíl pvofcáda; ívansfonnación rápida Hit las industrias para creíir una poíeatc isidiist. i ia áe guerra; s- itoriüaa máxima, y plcr. a áel Goíiicmo; política social amplia, dentro del siEí Co ae la- República cíeiiiocrática rae obtuvo los votos cíe la raayería del pceKo español. La suerte do España no es- -no puede nsr- -patrimonio de ninguna fracción, y- mucho menos do un hombre; tampoco puede depender de la impaciencia de unos cuanto? de los apresuramientos de otros, de las extralimitaciones do los demás. El SOCIALISTA. -Dice que todos les esfuerzos han de ser para ganar la guerra y nada más que para la guerra CASTILLA LIBRE. -Comenta las conversaciones y acuerdos entre las Directiva á de las centrales sindicales: Efcehcs, y J? O palabras. -La verdadera latid rovoütteiOiiaria. -Mientras los partidos (jamás tuvo tanto significado el vocablo) políticos procuran desviar el cauce de la Revolución social, esas dos formidables centrales sindicales que tienen por anagrama XJ. G. T. y C. K T. van caminando con paso firme hacia una nueva estructuración social más en consonancia con los anhelos de los explotados secularmente. Eli SOI -Se refiere a los acuerdos del Comité de no intervención, y termina su editorial: Así, pues, que se implante o no implante el control, no es problema que nos quite el sueño. Lo que sí sabe el pueblo español es que mañana lamentarán esta política absurda aquellas naciones que la han patrocinado y alentado cuando debieron condenarla. omenta la reunión que hoy comienza en Londres de las Internacionales Sindical y Socialista, y reproduce parte del discurso que en el Congreso de 1936 pronunció, como jefe de la Delegación española, don Francisco L. aig: o Caballero. MUXDO OBRERO. -En un suelto titulado El Frente Popular es la victoria. lias justas resoluciones de los republicanos, se complace que los republicanos, como ahora Izquierda Republicana, coincidan con las conclusiones recientes del partido comunista, interpi erando exactamente la voluntad de los republicanos españoles. LA VOS 3. Refiriéndose a una polémica entre Casulla Libre y Nueva República dice: Poléuiicas para, pasado mañana. Sí; primero, gana? la guerra. Cree que para algunos elementos- -queremos eree r que de buena íe- -ría consigna del primero, ganar la guerra que es la única consigna, viva y apremiante de la hora, equiva- ie a antes perder la guerra que hacer la revolución ¡Cuánta gana de no entender, cuánta- -ana de envenenar las cosas, cuánta gana de poner más obstáculos en el camino ya penoso y difícil! Ganaremos, eso sí; Lo que es aquí estarnos haciendo todo lo posible- -y lo imposible- -por perder. Eso de boicotear la victoria, es, tal vez, lo único en que no hacemos semana inglesa... HERAMBO BE MADRID. -Comenta la noticia sobra la probable fusión de les partidos republicanos, y dice: La unión cíe los partidos republicanos es tan indispeasafcle como la de ios organismos proletarios. Pide que para facilitar la evacuación de Madrid se intensifiqué el establecimiento de los comedores colectivos, C X T- -Se muestra conforme en que se cree rápidamente una poderosa industria de guerra, bajo el control absoluto y riguroso del Gobierno, para evitar toda injerencia partidista. Con titulares a toda plana, dice: La responsabilidad es una sola e igual para todos; pero el cargo lleva aparejada la cantidad que corresponde a cada cual. Hay que contestar a los ataques parciales del enemigo con la ofensiva general en todos los frentes es el título de un editorial T IA M ENTl- PA FACCIOSA En Barcelona no hay ningún abogado condenado a muerte Barcelona 10, I madrugada. El presidente del Tribunal de Casación ha facilitado una nota, que dice: Como máximo representante de la Justicia de nuestra tierra, me veo precisado a denunciar una maniobra política que en la actualidad se explota por los sublevados fascistas. La Prensa del territorio dominado por los militares facciosos está haciendo una campaña encaminada a que los Colegios de Abogados presionen a sus colegas de Europa y América para que consigan del Gobierno legítimo de la España republicana el indulto de 180 abogados del Colegio de Barcelona, condenados a la última pena por el hecho de haber protesta- do por la muerte de Calvo Sotelo. Pues bien; ni se ha condenado a muerte a ningún abogado, ni por ¡os motivos referidos se ha encarcelado a nadie, ni se ha seguido causa alguna por el hecho de referencia. Si es siempre doloroso que- se mezcle el nombre de la Justicia, nombre que debf ser sagrado para todos, en una maniobra de esta especie de finalidad bien patente, cual es denigrar a los Tribunales de nuestra tierra ante la conciencia jurídica del mundo, lo es más todavía cuando se da el caso de que nuestros Tribunales populares se comportan en sus procedimientos y decisiones con una ponderación y ecuanimidad nunca alcanzada por las Instituciones análoga, TM, surgidas al calor do todas las revoluciones, proceder que contrasta de manera relevante con los fusilamientos en masa, sin siquiera formación de causa, que son los procedimientos ordinariamente seguidos por los rebeldes, faltos de todo espíritu de patriotismo y de conciencia de homb; es. SI TODAVÍA NO HAS CUMPLIDO CON ESTE DEBER ENTRÉGALO ÉN