Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. MIÉRCOLES 10 DE MARZO DE 1937. EDICIÓN DE LA: MAÑANA. PAG. 9, UNA ALOeUCION DEL GENERAL MIAJA CRÓNICA DÉ R E T A G U A R D I A PALABRAS DE ALIENTO, CONFIANZA La muñeca colgada Y FE EN EL TRIUNFO DEL DEFENSOR La guerra ha transformado muchas psicologías y ha descubierto horizontes insosDE MAD pechados para los espíritus cultivados. Ante las bárbaras crueldades de la lucha se desCombatientes y madrileños: Hoy vuelvo a dirigiros la palabra por radio para desmoronan, sin estrépito pero con dolor, mu- mentir otra farsa da ios facciosos. Estos han dicho por sus emisoras que, ante los fracachas verdades que creímos absolutas. Lo más puro del sentimiento se ha roto, y los cre- sos tenidos en los últimos combales en el frente de Madrid, el general Miaja ha dicho que no podrá oponer resistencia de importancia en cuanto las tropas del llamado geneyentes lo observan con una escéptica ironía. ralísimo Franco se decidan a dar el asalto definitivo. Como veis, los fracasados son Hay que escribir en su día la tragedia de ellos, pues están acumulando elementos meses, y no han los hogares en los barrios extremos de Ma- logrado entrar en Madrid. Si entonces, de toda clase desde hace cuatrolo lograrán, ¿qué que nosotros carecíamos, no drid. Al detalle, con la observación sagas les pasará ahora? de los que saben que las cosas tienen alma Ante vuestro heroísmo y deseo de vencer, Madrid será, oídlo bien, la tumba del y son vivas expresiones del recuerdo, en la fascismo. cadena de los cariños familiares. Si viviera Han iniciado la quinta ofensiva; pero para ello, según las noticias de cuatro prisioAmado Ñervo, el poeta de las líricas sugeneros italianos cogidos ayer, han tenido necesidad de apelar a los que atacaron de u- na rencias, qué herniosos poemas escribiría a las manera despiadada a los abisinios; primero han traído moros. y legionarios, a quienes casas desmoronadas por la furia fascista. hicisteis morder el polvo con vuestra bravura; después vinieron los alemanes, llamados ¡El, que tanto amó los silencios de la seremoros rubios, y hoy apelan a los esclavos de Mussolini, que, en número de dos. divisionidad, en los jardines florecidos, a la hora nes, quieren probar nuevamente, y a éstos ies haremos lo mismo que a los anteriores. melancólica de los atardeceres primaverales! Aquí me. tenéis siempre en mi puesto, dispuesto a dar mi vida por la defensa de MaEl silencio en la soledad del cuarto de tradrid; pero al mismo tiempo dispuesto a emplear todos los medios con- que contamos bajo inicia el diálogo íntimo entre la conpara darles una lección, que no olvidarán nunca. ciencia y el pensamiento. Es la hora de las Animo, pues, combatientes, madrileños y retaguardia, que con el espíritu tan fuerte sinceridades, la, hora de juagamos así misque os anima, tengo la seguridad plena de qué les venceremos. mos, de rectificar los caminos tortuosos de los siete pecados capitales. Ahora no es posible j entregarse a esas sutiles delicadezas del espíritu, en el infierno de la guerra, que los aviones y los obuses de grueso calibre. salpica todas las horas de ruidos terribles Silencio sin diálogo interior. Cada héroe Allá en el segundo piso de una de ellas ve- -humo, sangre y barro- para conquistar caído es una razón más para vencer. la victoria de los principios fundamentales Han. de escribirse los poemas inmortales mos un comedor modesto. La mesa esto, intacta. El trinchero coquetón, con sus estande la gran epopeya. Con tesoros fúlgidos de de la libertad humana. Los músculos tensos, tes pequeños, no conserva ni un solo objeto ternuras humanas, arrancados de los episola mirada fija en el hilo luminoso donde se ha de salvar la dignidad de un pueblo, en dios bélicos, que no deben perderse en el de cristal. Cuelga un cortinón, rasgado por las trincheras de los rojos sólo hay hom- anónimo de la tragedia. Sin más literatura, la metralla, y la lámpara de estilo español bres que saben morir por los ideales. Honique la forjen las palabras claras y sencillas tiene un brazo roto... Al fondo, en la pared, junto al trinchero, un retrato de mujer con bres de todas las capacidades productivas. de la emoción: Sin líricas exaltaciones. Con Intelectuales y obreros, que saben dónde van la sobria grandeza del hecho que deje su peinado de la época, de 1890, con moño alta y largos pendientes. La mamé política, sin y lo que piensan, y para los que morir es huella luminosa en las almas. una siembra en la gran cosecha de mañana. Pasear por la ciudad en las horas de tre- duda. ¿De ella o de él? Porque en el modes ¡El silencio de los campos removidos por la gua es conocerla de nuevo en su gesta mag- to comedor ha vivido un matrimonio, cori metralla, cara a la inmensidad del éter, con nífica. Y amarla por mártir. Se ven las ca- sus mejores recuerdos en las mieles del epitalamio y en las inquietudes del primer hijo: las pupilas extáticas y el cerebro muerto! sas derruidas, horadadas, por las bombas de ¿Qué edad tenia el bebé en la hora terrible de la explosión d e la bomba? Llenaría la, casa de gritos, de frases ingenuas, de cristalinas risas. Esperaría a su padre en el balcón iluminado de sol con la promesa de unos E S T A D O M A Y O R D E L EJERCITO besos muy dulces. La vida, entonces, no erahosca y dura, como ahora. El poema del hogar tranquilo se quebró en la mañana estival de la toma del cuartel de la Montaña. Junto al borde del piso, en la embocadura del cuadrilátero de la habitación, hay una silla coja, y en una postura de guiñol una Autorizado por el Gobierno de la Repúzona leal, efectuarán su presentación en mu- ñeca colgada. Su cabellera rubia está desblica para que sea anticipada la concenlas citadas Cajas de Recluta números 1 y 2, peinada, y su caí- a de trapo, Marica de poltración a las Cajas de Recluta de Madrid para su destino a Cuerpo; y vo. Cuando se marchó su mamá pequeñi. números 1 y 2, de los individuos perteneTercera. Queda exceptuado de la in a se quedó sin alma... Es un símbolo en cientes al cupo de instrucción, sargentos, corporación el personal siguiente: Comunieste panorama de ruinas. Quedó allí abancabos y soldados acogidos al capítulo XVII caciones, Correos, Telégrafos, Radio y Tedonada en el hogar que fue feliz. Un día e individuos que disfruten prórrogas caduléfonos; personal ferroviario y personal emcadas, del reemplazo de 1 D 32 a 19 35, amacaso, v. n obús la enterrará entre cascotes. pleado en industrias de guerra. Esta últibos, inclusive, e individuos que componen ma excepción ee acreditará mediante cerPero la ternura de su simbolismo no perela totalidad del reemplazo de 1936, se tentificado de trabajo de las fábricas y tallecerá. Es preciso que los niños salgan: dé, drán para ello las siguientes instrucciones: res, autorizado por el ministerio de IndusMadrid para, las costas doradas de Levanté tria, acompañando certificados personales Primera. La referida incorporación se o para los pueblos lejanos, de paisajes verdel mismo trabajo, expedidos por los Coefectuará en el improrrogable plazo de declaros. Donde las muñecas tengan su tramités u organismos sindicales solventes. veinticuatro horas, dando principio a las dición espiritual y su ingenua poesía. En la También se exceptúa el personal de la ocho de la mañana del día 10 del actual, lucha se puede perder todo- -ideas, sentiDirección general de Seguridad, Vigilancia con arreglo a cuanto se determina en la mientos, sistemas políticos- todo, menos la y Policía; los que se hallen sirviendo en orden, circular de 27 de febrero de 1937, el Ejército en batallones de voluntarios y Diario Oficial número 45. risa de los niños... Que conserven la alegría en milicias voluntarias, debidamente conde ivir será nuestra más bella victoria, porLas operaciones de la movilización se troladas por la Comandancia Militar de que ellos son el futuro después de la guerra efectuarán: las de la Caja número 1, en el Milicias, enrolados con anterioridad al 17 cuartel del Retiro, y las de la Caja númey de la revolución. La aurora del nuevo día, de febrero último; los obreros de las minas ro 2, en la calle Ramón y Cajal, númeque se acerca... do Almadén, y los actualmente dedicados ORDEN DE MOVILIZACIÓN DEL GENERAL 1 EFE DEL CENTRO ro 5, bajo la inspección de los coroneles don Carlos Leré, del Centro de Iv ovilización y Reserva número 1, y don Alfonso Mateo Campos, del regimiento de Infantería nímero 2, respectivamente. Se unda. Los individuos que residan en Madrid o en territorio de la jurisdicción de las Cajas números 1 y 2, y que pertenezcan a Cajas de Recluta que no estén en a la explotación de carbones en la cuenca minera de Puertollano (Ciudad Real) todos los cuales quedaran militarizados y puestos al servicio de dichas ividustrias. Los individuos que hayan silo declarados inútiles en las revisiones reglamentarias, y que la hayan sufrlío con anterioridad a la fecha del movimiento subversivo, queaaran igualmente exceptuados, LÁZARO SOMOZA SILVA. Inscribios hoy mismo en cualquiera da los sitios designados per la Delegación de Evacuación,