Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. DOMINGO 31 DE ENERO DE 1937. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 13, HITLER PRONUNCIA Sil ANUNCIADO DISCURSO EN EL RÉiCHSTAG Berlín 30, 2 tarde. Con motivo del IV aniversario de la llegada al Poder del nacionalsocialismo se han celebrado esta mañana varias solemnidades y festejos. A las nueve, Goebbels dirigió por radio una alocución a los niños de las escuelas, a los cuales les llenó sus tiernas cabecitas de lugares comunes nazistas. Entre otras cosas, les dijo que se lia llegado a la liquidación total del paro obrero Les habló también de política- -cosa muy oportuna para la clase escolar- diciéndoles que los jóvenes alemanes no están divididos por sus confesiones, p r o m e t i e n d o únicamente, por Hitler y el nazismo y que en las fronteras alemanas hay un ejército potente. Además, claro es, les aseguró que Hitler es uno de los personajes mas notables del mundo. Es muy posible que los niños (de las escuelas se lo hayan creído. Un discurso muy oportuno a los niños ta ha sido la revolución de las revoluciones, hecha sin- -efusión de sangre. Considera como un orgullo haber llevado a cabo la revolución más grande del mundo sin víctimas y con la simpatía de los extranjeros. ADOLFO! SEGUNDO MEGALÓMANO DE ALEMANIA El primero iué Guillermo II. Sus boutades hicieron época. Su pueblo le adoraba. Un pueblo como el alemán, ayuno de imaginación, exaltaba la de su emperador y rey, sintiendo orondamente, en lo más hondo de sus entresijos de hombresmáquinas, sin pirueta espiritual posible, el influjo del hoy desterrado en Doorn, cuyo azogue mental adoptaba, de Vez en cuando, posturas audaces y muchas veces comprometedoras para la paz del Estado. Ija última pirueta imperial costó a Europa 14 millones de muertos. Pero los alemanes no han escarmentado, y un pueblo así no tiene atadero ni remedio. Puestos a r e buscar entre los suyos, y no encontrando al hombre que fuese capaz ele hacerles cosquillas en su fatigada medula de hombres amoríos, echaron mano de un aventurero austríaco, audaz, mendaz y miserable, llamado Adolfo Hitler, con tipo de excéntrico de varietés, cuya palabra arrebatada e inconexa logró plasmar, en frases de una audacia trasnochada más trasnochados conceptos sobre el nacionalismo y el sindicalismo de masas. E l cocktail conceptuoso prendió en los señoritos redivivos de las salas de té equívocas y los pequeños hoberaux de la vieja Prusia encandilaron sus ojillos degenerados hacia el terrible castigador político. El rebaño de Panurgo fue creciendo día a día, fomentando su influencia, entre bastidores, los señorones de la gran industria de Essen. El nazismo estaba creado. Hitler había heredado el cetro de la megalomanía dirigente. ¡Despertaos, esclavos, porque ya tenéis amo! Y comenzó la era terible de las persecuciones, de las deportaciones en masa, de los sangrientos castigos, de los campos de concentración, de los neronianos incendios y atentados. La megalomanía no admite par. TTna noche- -como en la Edad Media -cayeron parte de sus favoritos. Schleicher y demás compinches- -saco de inmundicia moral, por otra parte- -morían bajo el plomo o el puñal. El impar bello Adolfa estaba satisfecho. Sus celos inconfesables no tenían ya razón de existir. Ahora, ese absurdo aborto político, flor y nata de las degeneraciones fisiológicas y programáticas, lanza ayer, en plena demencia e inmunidad, desde la tribuna del Reichstag, acusaciones de crímenes en esta España roja Roja, sí, de ira, de vergüenza, de venganza; roja también de sangre derramada por la turba famélica de los voluntarios nazis; roja por la sangre de nuestros héroes muertos por las balas y la metralla fabricada en Alemania al servicio de Franco, otro miserable megalómano, simiente teutona prendida en el suelo de nuestra Patria, cuyo nombre se escupirá con asco, de generación en generación. España roja, sí, al rojo vivo de nuestra pasión de Libertad, de núes, tro anhelo de Independencia, de nuestras ansias de Justicia social, de nuestros sueños de pura Democracia... manes aceptar en el futuro Premio Nobel alguno. Se establecerán tres premios, üe 100.000 marcos cada uno, para alemanes solamente, y que se otorgarán a las mejores obras de arte y de ciencia del año. Hitler dijo que Alemania no tiene aspiraciones coloniales con relación a España, y en cuanto al Mediterráneo, que Alemania no tiene ningún interés, salvo el económico. TJnited Press. Los rojos españoles somos terribks, según afirma él führer Refiriéndole al reciente discurso pronunciado en la Cámara de los Comunes por el señor. Edén, dice que jamás estos honorables caballeros se han preocupado de la acción de. ¡los emisarios soviéticos en Alemania ni tampoco han protestado contra Jos acontecimientos que venían produciéndose en España. A continuación el führer arremete contra los que el llama rojos de España Ingenuas anticipaciones de la Prensa francesa París 30, 10 noche. Los periódicos de la mañana opinan que el discurso de ¡Hitler será de tonos suaves, y de ningún modo romperá vidrios. Algunos órganos de Prensa afirman que Hitler dirá que debe liquidarse el problema de España y no. amenazará a Checoslovaquia. Estas afirmaciones de la Prensa francesa son condicionadas, porque casi todos los comentarios tienen al lado una nota sobre la posibilidad de que Hitler. renuncie una vez más a comprometerse en negociaciones positivas con respecto a Europa. Fabra. Ahora resulta que en Alemania impera la democracia Prosigue diciendo que el régimen que i m pera en. Alemania es un régimen esencialmente democrático. Aborda el problema social que la actual economía alemana no se basa en el valor ficticio del dinero, sino, en el auténtico de la producción. La dirección sistemática, de la economía alemana halla su más alta expresión en el plan cuatrienal, y. añade que no admitirán lock- outs ni huelgas. Está dispuesto a modificar el régimen de los ferrocarriles alemanes y a llevar a cabo la nacionalización del Reisbanek. Agrega que en lo sucesivo no admitirá más la declaración del Tratado de Versa- lies de que Alemania es un factor de guerra, y declara solemnemente que Alemania es un Estado con igualdad, de derechos a los que tienen los demás países. La sesión del Reichstag Berlín 30, 10 noche. (Urgente. La sala del Reichstag aparece adornada con bandera y la cruz gamada. Setecientos cincuenta diputados, en su mayoría con uniforme, esperan en pie la llegada de Hitler. En la tribuna diplomática aparece, entre otros, el encargado de Negocios de Franco. Hitler, acompañado por Goering, hace su entrada solemne en el. salón y toma asiento en el banco del Gobierno. A la una de la tarde, eí general Goering hace uso de la palabra. Dice que en su calidad de presidente del Reichstag anterior abre la sesión del nuevo Reichstag. Afirma que este es el resultado de unas elecciones sin precedentes en ninguna democracia y en la historia de Alemania. El doctor Fraick pide que sea reelegido presidente del Reichstag el general Goering, y, por su parte, éste propone que se prolonguen cuatro años los poderes concedidos al Gobierno. Otro ataque a España Contestando a las alusiones del señor Edén, dice que Alemania no quiere aislars 3 en modo alguno. Nuevamente áfaca a España, A modo de ver del orador, las reivindicaciones coloniales serán renovadas sin cesar. Condiciones para Ja paz que, precisamente, Alemania no cítmple en estos momentos Dice luego que para llegar a una ver dadera paz estima necesario -imprescindible lo siguiente: Primero. Estabilidad y orden en el in- terior de las naciones. Segundo. Respeto recíproco de sus neHabla Hitler cesidades vitales. Seguidamente de adoptados los acuerdos, Tercero. Transformación de la Sociedad el general Goering concede la palabra a de Naciones en un órgano de evolución. Hitler. Comienza diciendo que la primera Cuarto. Igualdad absoluta de derechos. parte será una historia de los cuatro años Quinto. del pasados, sacando las conclusiones que han armamentosSolución de un problema de los dentro marco, general; y de interesar a la posteridad; en la segunda Sexto. Represión de los provocadores parte tomará posiciones sobre los problede disturbios internacionales. mas y tareas actuales, y c; iya importancia Termina diciendo que la impprtancja de debe ser la clave para nosotros y para todo un trato equitativo de las minorías es cosa el mundo, con el fin de que se llegue a una que él juzga esencial para el mantenimienVida mejor en común, y en la tercera parto de la, paz. -Fabra. te enunciará los proyectos para un prójimo y lejano porvenir. Ampl laaones Estima el orador que en una breve exBerlín 3.0, S noche. En el discurso que posición no es posible abordar todos los esta tarde ha pronunciado Hitler, ha re problemas que hay planteados en las actuapudiado dos cláusulas más del, Tratado de les circunstancias. Aprovechará de todas Versalles, -TJnited Press. formas esta histórica sesión del Reichstag para exponer algunos aspectos retrospecBerlín 30 9 noche. En su discurso, Hittivos que la experiencia ha puesto de ma- ler ha dicho nifiesto y las consecuencias que de la mis- rá el control que el Estado alemán asumicompleto de los ferrocarrima se derivan, no sólo para nosotros, sino les del Estado, así como, el Reichsbank. para todo el mundo. Adenlás, anunció que Alemania retira su de de Una afirmación muy discutible firma de la cláusula en elculpabilidadesVerla guerra que figura Tratado! de salles. Hitler continúa su discurso y dice que, También dijo que se prohibirá, a los alefe. su, j uicíp, la revolución nacionalsocialis-