Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A W r i c 37 c e enero efe 7937 ANO XXXIII. NUMERO 10.519. REDACCIÓN Y ADMINISTRACIÓN! SERRANO, 61. TELEFONO 51710. NUMERO SUELTO, 15 CÉNTIMOS ABC PARTES OFICIALES El de Guerra Anoche, a las veintiuna treinta, se radió por el ministerio de la Guerra el siguiente: Frente del Centro: Inactividad combativa a causa del mal tiempo. En Madrid durante las primeras lioras de la noclie de ayer, él enemigo desencadenó violento fuego de infantería y artillería sobre nne tros frentes desde el barrio de Tisera hasta el Parque del Oeste; nuestras tropas rechazaron enérgicamente el ataque enemigo, manteniéndose en sus posiciones coa entusiasmo. También en la citada noche continuaron nuestros soldados mejorando sus posiciones frente al Instituto Nacional de Higiene y Fundación Del Amo, ampliando sus líneas en el sentido de frente y profundidad. Durante el día de hoy, ninguna novedad importante que señalar, habiéndose pasado a nuestras filas tres evadidos procedentes del campo enemigo. Sin novedad en los demás sectores. DIARIO REPUBLICANO DE IZQUIBRÓAS Director: E L FID 10 AL O N S O EN LOS FRENTES DE MADRID, RECHAZADOS ENÉRGICAMENTE UNOS CORTOS A T A Q U E S DEL ENEMIGO, NUESTRAS FUERZAS SIGUEN MEJORANDO SUS P O SICIONES EN LA CIUDAD UNIVERSITARIA Tres aparatos facciosos se destrozan en Córdoba a causa de la niebla ron la desventura de verse sojuzgadas par la reacción, cuentan en su, haber con cases La lluvia, ayer más intensa que en días ejemplares de valor increíble, de hazañas anteriores, mantuvo la inactividad en ¡os epopéyicas. frentes de Madrid. Únicamente, a primePero Madrid es, indudablemente, quien ra hora de la noche hubo tiroteo en el secse ha llevado la pahua. En esto, como en tor de la Ciudad Universitaria, pero no tan otras muchas cosas, nadie ha sido capas nutrido como el del viernes, ni de tanta de superar a la auténtica capital de Espaduración. ña. Podemos afirmarlo sin jactancia, aunEn la última noche, nuestras fuerzas meque con orgullo. Y desde que la garra del joraron sus posiciones en el Parque del fascismo arañó nuestros arrabales, no transOeste y durante el día las fortificaron, sin curre hora, ni minuto, ni segundo sin que ser hostilizadas. pueda sumarse un hombre- -ya que no un El espíritu combativo del Ejército repunombre, por propio designio de los intereblicano se constrástó una vez más. en la nosados- -a la interminable lista de los héroes che de anteayer. Los ataques del enemigo anónimos. fueron rechazados con máxima energía. De toda la Península, de todo el orbe Nuestras líneas, si se modifican, es para ser civilizado, llegan al corazón de la patria mejoradas. puñados de guerrilleros con una consigna tácita común: Morir antes que consentir, que las huestes extranjeras traídas por los Por el momento, la atención, fuera del facciosos pisen Una sola calle madrileña. frente de Madrid, donde se decide la suerCómo se está- cumpliendo la orden pueden te del fascismo, está fija en los de Andaludecirlo quienes mandaron preparar arcos cía. El enemigo parece, poner todo su emtriunfales para el pasado 7- de noviembre. peño en la conquista de Málaga, y allí acumula material y tropas mercenarias. Sus Aunque acaso fuera mejor preguntarlo a cualquiera ¡le los defensores de la causa del propósitos, como aquí, se están frustrando. pueblo... En Córdoba y Granada llevan la iniciativa nuestros bravos milicianos y 1 castigan dura Ninguno os hablaría de sí mismo. Eso, mente a las hordas facciosas. En los frennunca. El egotismo- -siquiera en estas, ocates de Málaga, donde se resistió heroicasiones podría estar completamente justificamente en los primeros momentos, la situado- -no figura en la impedimenta de nuestro ción ha mejorado de un modo muy ventaEjército. Para el camarada, para el compajoso y aleja cualquier temor que pudiera ñero, iodos los elogios; para el que habla, haberse abrigado. como si jamás se hubiera acercado a un Todo hace esperar que el ejército invaparapeto. sor termine la intentona con otro nuevo y- -Yo no he hecho nada. En cambio éste... rotundo fracaso. Por lo pronto, el plazo de Así, cogiendo de boca de uno. lo que el quince días fijado para la toma de la ciu- otro acometiera, logra saberse algo. Retadad han transcurrido, sin que los facciosos zos inconexos, estrofas sueltas del gran himse aproximen a sus puertas. no triunfal que a diario se escribe. Así he sabido lo que aquel dinamitero polaco realizó en un subsector madrileño: 3, Apenas si conocía media docena de palabras en español; pero en su corazón latía Paco, el dinamitero polaco la justa causa de España, Sns compañeros La dura lucha que los antifascistas espahabían llegado a saber el oficio, la nañoles tenemos entablada con los nuevos incionalidad y el nombre: Paco. ¿El apelliquisidores de la Humanidad ha sido, un espontáneo y abundantísimo vivero de accio- nes audaces, de gestos heroicos, desde la misEn virtud de las disposiciones para el ma hora en que el conglomerado militardescanso de la Prensa, mañana no se burgués- clerical. se suicidaba, creyendo asesinar a la República. Todas las provincias, publicará A B C Hoy, por la tarde, lo mismo las que pudieron romper el versaldrá Heraldo de Madrid y. el lugonzoso yugo que las que- -faltas del míniiiut de armamento indispensable- -tuvienes El Soqalisí? El de Marina y Aire Valencia 30, 11 noche. A causa del mal tiempo no se efectuaron vuelos de ataque ni de reconocimiento. -Febus. do... ¡Vaya usted a desentrañarlo! El lo pronunciaba de una forma, do escribía de otra, y de ninguna había manera de recor: darlo. ¡Con lo fácil que sería que te llamases López, gachó! -le decían, riendo. Y él, sin comprender la broma, se reía también, sólo porque veía reír a sus camaradas. (Una observación: ¿Habéis notado con qué facilidad se da rienda suelta a las carcajadas en las avanzadillas... Pero aquella tarde ni sus compañeros le decían cuchufletas ni él tenía ganas de oírlas. Todos, con los dientes apretados y las verías de las sienes muy acusadas, apretaban los fusiles entre las manos, disparando sin cesar, mientras el cañón, recalentado, les quemaba en la mejilla. ¡Dura de verdad se estaba poniendo la cosa! Por si faltaba algo, a lo largo de la carretera ocho tanques alemanes apoyaban el avance de las bárbaras huestes. Conviene no olvidar que Paco había sido dinümitcro. Ante los monstruos, no vaciló: uno, dos, hasta media docena de cartuchos estallaron, certeros, bajo los orugas y cuatro carros quedaron n: movilizados sobre el barro. Los otros continuaron su camino, inflexibles, lanzando el plomo de sus ametralladoras contra el hombre en pie. En pie por poco tiempo, que una bala le atravesó ambas piernas. Caído en el cieno, miró en su torno. Las ráfagas imposibilitaban todo intento de acudir a socorrerle. ¿Qué podía hacer... Entonces, al girar otra mirada al campo de 1 batalla, divisó un objeto extraño en aquel lugar y circunstancias: un bidón de gasolina al alcance de ni mano. Nunca se pudo saber cómo ni por qué estaba allí. Sin embargo, el milagro laico si había producido. Paco alargó la diestra, asió la lata y regó el suelo con su contenido, dibujan- do tingran semicírculo. A seguido prendió fuego con una cerilla, y la llamarada intensa, -ardió con la tierra empapada el retamal cercano- -puso extraños fulgores en el gris del anochecido. ¡Era tiempo! Los tanques- -que yya estaban casi sobre nuestras líneas defensivas- -retrocedieron, rápidos, entre exclamaciones triunfales de las fuerzas republicants. Cuando las llamas se extinguieron, la acción guerrera se inclinaba a favor de los defen- sores de la Libertad. Hoy, en uno de los hospitales madrileños convalece de sus heridas este muchacho po- LA JORNADA DE AYER CRÓNICA DE GUERRA