Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Á B C. MIÉRCOLES 27 DE ENERO DE 1937. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 8. deudos había ocurrido en accidente mortal un grupo de madres se dirigió al local de la Dirección nazi J donde le dijeron que los accidentes habían ocurrido en Alemania. Xo satisfechas las mujeres con esta versión, pidieron les dijeran dónde estaban los cadáveres de los suyos, y como no les contestaran satisfactoriamente, prorrumpieron en gritos de ¡í ¡Xos mentí? ¡Nuestros hijos no han muerto en Alemania, sino que ¡os habéis llevado a la fuerza a España, y allí han sido muertos! Cada vez más excitados los ánimos, las mujeres pretendieron ver al jefe nazi Sprenger, encargado de la oficina; pero éste, temeroso de una agresión, huyó a Francfort. La situación es grave en Darrnstadt, y se teme se reproduzcan los disturbios con caracteres de mayor violencia. -G. Y. T. Gunz estaba en relación con el Frente del Trabajo Alemán. Había participado en los sangrientos asesinatos de obreros en la caidad de Halle y de EisiGbcn, Tenía un confidente en Madrid, llamado Rodatz, que era el representante alemán en España de los famosos aviones Junkers, el cual, por BU calidad de piloto aviador, había teDido entrada en todos los aeródromos españoles civiles y militares. Sostenía relaciones con muchos jefes del Ejército español, con los cuales entabló las primeras negociaciones de venta de aparatos a los militares facciosos. Pero Gunz tenía otros agentes. Un ta Guillermo Gelafell, domiciliado en la calle Francisco Girier, 51, Madrid. En los archivos de este sujeto se han encontrado interesantísimos documentos que demuestran las estrechas relaciones existentes entre Franco, Mola, Sanjurjo, March... y otros patriotas salvadores de España con el fascismo nacionalsocialista. En Alicante y Cartagena, plazas militares- de gran importancia, actuaba a las órdenes del tal Gunz de Barcelona, un sujeto llamado Kidlcr ven Noblelí. Espía- de oficio, había ya actuado luchando contra los Soviets, a las órdenes del general alemán Von der Golz. En su biografía declara: Que antes de servir a la República de Weimar, prefiere dedicarse al comercio. Bien entendido que comercio, en argot secreto, no significa otra cosa que dedicarse al espionaje. El. hecho de ser el representante de una línea alemana de navegación lo ha permitido conocer todos los mediuí; marítimos ospañoles. El tal Gunz tenía dos buenos colaboradores en Barcelona. Uno era un tal Juan Vidal, autor de un libro, de Hitler y el nacionalsocialismo El otro se llamaba Alvaro de Malibran. Este tenía un hermano militar muy influyente, que trabajaba en el ministerio de ia Guerra de Madrid. Por mediación de este patriota Gunz pudo realizar buenos negocios a costa del Estado español. En una carta encontrada en poder del tal Gunz, dice, entre otras cosas, que gracias a unos buenos amigos militares españoles que están empleados en el ministerio, han podido vender una gran cantidad de armamento y material de guerra con destino al Ejército obteniendo a la par muy buenas comisiones de las casas alemanas- Por cartas posteriores se ve que en marzo de 1936, simulando un comercio de patatas, se dedicaban al comercio y contrabando de armas destinadas al complot militar que se estaba preparando por los militares que querían salvar a España. Es de señalar que el general Goded estaba en muy buenas relaciones con el tal Gunz y otros contrabandistas al servicio dp: fascismo alemán. -G. Y. T. vasco, y el obispo de Salamanca, sentado a mi lado, es catalán. Nosotros dos somos tan españoles como vosotros, por lo menos. Del lado rojo nos dicen que las mujeres van a luchar al irente. En este lado, las mujeres no toman noblemente parte en la lucha; pero, llevando medallas e insignias, asisten a los fusilamientos y a las ejecuciones. Se produjo entonces un escándalo indescriptible. El general Millán Astray, el Goebbels español, se levantó gritando; ¡Muera la inteligencia! Este grito sacrilego en la Universidad de Salamanca causó una enorme sensación. El profesor Bermejo protestó e hizo notar: ¡Estamos en la Casa de la Inteligencia! La mujer de Franco, que asistía al acto, se desmayó. El poeta monárquico Pemán exclamó: ¡No; no digamos muera la inteligencia, sino mueran los malos intelectuales! En el acto, Unamuno fue destituido de su cargo de rector, y substituido por el piofesor Madrega. Cuando Unamuno fue después al Casino le silbaron estrepitosamente, y se le retiró su condición de socio que poseía desde su fundación. A partir de esto momento, la Junta de Burgos hizo vigila, -estrechamente a Unamuno, hp. cién olo acompañar por un agente de Policía, que no lo abandonaba un solo paso, y había recibido orden de disparar sobre él, sólo por verlo poner un pie en el estribo de un coche. Añade el autor de la información que, burlando la vigilancia de la Policía, pudo hablar durante dos horas con Unamuno, el cual le dijo: Estoy aterrado por las violencias, el sadismo, la crueldad inconcebible de la guerra civil vista desde el lado nacionalista. He recibido una carta del frente, de un joven escultor vasco muy conocido. Está llena de lugares comunes, y acusa a los rojos de haber arrancado los ojos a los niños, violado a las monjas, e t c Yo comprendí perfectamente que la carta le había sido dictada por la censura militar, y le contesté, textualmente: Es usted un ingenuo; yo sé que su carta ha Eido dictada, y le contesto, precisamente, para que vean los censores que no se me engaña fácilmente. Por otra parte, todas las indignidades que usted me cuenta, como cometidas por los rojos y en las cuales yo no creo de ninguna manera, no son más que pálidos incidentes si se ¡es compara con la crueldad y el sadismo sistemático y organizado con que vernos aquí fusilar a las personas más honradas y. más inocentes, sencillamente porque son liberales y republicanas. Y fíjese usted bien, que no se trata aquí de actos individuales o indisciplinados, sino de órdenes colectivas dadas por el Estado Mayor, que se dice nacional. Todos estos crímenes se ejecutan fríamente, como respuesta a la consigna contenida en el doble grito de ese general demente que se llama Millán Astray: ¡Muera la inteligencia! y ¡Viva la muerte! ¿Qué piensa usted, D. Miguel, de la actitud de las mujeres en esta guerra civil? -Son peores que los hombres. ¡Estas solteronas, vírgenes y piadosas, que han pasado su vida en el celibato y el renunciamiento, van a buscar en el espectáculo de las ejecuciones el estremecimiento que no habían sentido nunca! Franco- -añadió Unamuno- -recuerda siempre mis declaraciones sobre la defensa, de la civilización cristiana y occidental; pero yo quisiera hablar de su defensa por métodos cristianos y no por los métodos del militarismo, brutal e ignorante; polla violencia, por el asesinato. ¡Cuando pienso que a una joven que iba a pedir clemencia para su marido, condenado a muerte, sólo porque era sospechoso de simpatía hacia los republicanos, el Gobierno de Salamanca le respondió: ¡Qué quiere usted! ¡Es como en las corridas; cuando el público quiere caballos, hay que dárselos! Usted lo ve- -terminó diciendo- Lo que estas gentes odian, por encima de todo, es la inteligencia. Son los enemigos jurados tle todo lo que el espíritu representa en el mundo, corno oposición a la, fuerza brutal y ciega de destrucción y. de violencia. -G. I. T. ZEPPEL 3 NES EN 1 FNI Campos de aviación alemana en m nuestras posesiones del África occidental Londres 2 6, 3 noche. Varios vuelos que han venido realizando los dirigibles alemanes Graf Zeppelin e Hindenburg en las proximidades de Ifrii han permitido descubrir que allí existe una base aérea que Alemania ha establecido de acuerdo con Franco. El territorio de Ifni está prácticamente en poder de los rebeldes, y los alemanes han establecido diferentes bases de guerra, que se encuentran estratégicamente repartidas. A 62 kilómetros de la costa de Ifni los alemanes han establecido un gran campo de aviación, que está vigilado dé noche y día por un personal que no permite el acceso a las construcciones que se están realizando en él. Al Norte de dicho campo se encuentra lo que los rebeldes llaman la Casa de la Administración, y que no es otra cosa que un gran cobertizo que contiene numerosas cajas de grandes dimensiones con la inscripción Por 32 parece que se trata de iniciales y cifras que corresponden a una marca de aviones que se transportan a- Ifni para ser montados allí y ser llevados luego a otros aeródromos rebeldes. El campo de Ifni está provisto de. todos los elementos necesarios para el amarre de Jos dirigibles y ya han sido utilizados por el Hindenburg y por el Graf Zeppelin los cuales han desembarcado en distintos viajes a Ifni varios contingentes de hombres, vestidos con el uniforme alemán. -G. Y. T. en España. Barcelona, por ser el centro industrial principal del país, y Madrid, por su capitalidad política de España. En Barcelona actuaba un tal Hanz Gunz, oficial del Ejército alemán y muy conocedor de los asuntos españoles. Tenía por cómplice a un tal Conrard Heer, oficial de reserva de la Reichwer. Gunz estaba emboscado, simulando que trabajaba en la casa alemana de Barcelona Teubort Winkraf Zentrale; Heer estaba casado con la hija de un general de Artillería español, que lia desempeñado después un importante papel en la sublevación militar. Desde Barcelona los dos dirigentes tendían sus hilos por toda la Península y habían confeccionado ya un mapa militar español, indicando con todo lujo de detalles Jos lugares fortificados, estratégicos, la: Vías de comunicación militar, los centroi industriales que fabricaban municiones y material de guerra, los centros abastecedores de material alimenticio, los lugares vitales de producción industrial... COMO SE ORGANIZO EL E S P I O N A J E EN SI QUIERES BARCELONA Y MA- APRENDER. NO VAYAS DR D Barcelona y Madrid fueron los dos focos A SALAMANCA centrales ele la actuación del espionaje nazi I Muera la inteligencia! En el periódico Vendredi aparece una curiosa información de un cronista extranjero que acaba de llegar de Salamanca y J elata detalladamente la vergonzosa sesión celebrada en el paraninfo do Universidad de Salamanca, que motivó a. destitución de Unamuno del cargo de rec tor y el cambio r Utico y tal vez la muerte del célebre polígrafo. El 1 de octubre, con motivo de la apertura de curso en la Universidad salmantina, el catedrático de Literatura pronunció un discurso lleno de lugares comunes, cuyos últimos párrafos fueron una dura critica de los vascos y de los catalanes que. recianü. n la autonomía. Al oír este ataque, Unamuno, que presiclííi cu -1 LT -r; laci T del generai Franco, no mulo TO, lt -rse, y dijo: Se ha ha -Lulo aquí de la España y de la ai: íl- Wspui Pueií jic- 7i! Yo afirmo que en los dos I: los iay patriotas y antipcvtriotas. Yo me considero atacado, como