Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
C. SÁBADO 3 1 E ENERO DE 1937. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. EN LOS FRENTES DE MADRID EL EJERCITO DE LA ADELANTÁNDOSE A UNA OFENSIVA D E LOS FACCIOSOS, METIÓ VALIENTEMENTE CONQUISTANDO NUEVAS POSICIÓN Y EDIFICIOS DE DISTINTOS SECTORES Nuestros audaces y expertos aviadores realizaron ayer varios eficaces objetivos LA JOMADA DE AYER El enemigo preparaba para ayer una intensa ofensiva por él segundo sector; pero Jo? soldados del pueblo madrugaron- -permítasenos, esta, castiza frase en. gracia a su exactitud- y en ¡la noche del jueves acometieron briosamente, previo un dure castigo de la Aviación, desbaratando el plan de ataqjle; en el, -que, según parece, iba a tomar activa parte la Caballería, cuyas con entracióhes deshicieron la Artillería y la Avíacióo, V COTÍ írtguiMis intermitencias, el combate dtaijó toda la: noche y se prolongó hasta bien éhtrada la malíana, corriéndose a los más inmediatos sectores. El combate, aparte de malograr la ofensiva, nqís reporto positivas ventajas. En el PRfquedel Oeste han sido ocupados nuevos edificios, que dominan el Hospital Clínico y serán buena base P ra futuras operaciones En la zona de Carabanchel también s. e lbgró una notable mejora en las posiciones. Fue ocupado el pabellón escolar Bteeeo Ibáñez y las casas inmediatas. A- este avance concede el mando importancia, estratégica, pues desde la nueva poá a ó n s e domina un amplio sector enemigo. Día a día, el Ejército de la República va ensanchando- sus líneas, alejándolas, por tanto, de la ciudad, al misino tiempo que quebranta al enemigo y frustra sus objetivos, entre los que, tal vez, sea el principal la e eía de refuerzos extranjeros. Nuestra táctica, por tanto, no puede ser más uno de nuestros aviones lanzó seis bombas sobre grupos facciosos de Calaoocha, y cuatro más sobre una concentración de camiones. Andalucía: Cuatro bimotores bombardearon el puerto de Cádiz, en el que sé encentraban muchos barcos, entre ellos el crucero Canarias Se pudo apreciar cómo iba a pique un barco pequeño, alcanzado por las bombas. Parte de éstas cayeron en el muelle. Todos estos servicios se efectuaron sin novedad por nuestra parte. -JQuién va... í CRÓNICA DE GUERRA 1 Él evadido del burro jA qué demonios avanzaba, en derechura moviente. a nuestras trincheras, aquel loco... Porque Y, desde ese día, en las fuerzas, de choque de un loco tenia que tratarse, indiscutible- del pueblo en armas, combatiendo siempre mente, ya que a nadie- en su. sano juicio pocon heroísmo ejemplar, el, evadido del budía ocurrirsele salir del parapeto rebelde, rro -que despojó al animal de su carga chapoteando enire el barro y rasgando jiromortífera para emplearla contra las. mis- nes de niebla, para intentar cruzar la zona mos que se las entregaron- -es. estímulo y batida por los fuegos dé ambos contendien- acicate de sus compañeros, a, los. que anima tes- -la trágica y peligrosa tierra de na- y reconforta con su ejemplo, con la realiza die -en compama de tm. burro. ¡Absurda ción continuada de audaces hazañas, algu y desconcertante pareja... ¡na de las c. ualesr si Clío es servidas- -será o El hombre no decía nada, no hacía nin- jeto de próxima crónica de guerra? i A guna seña amistosa. Entre el airé cenizoso DAMIÁN ESFBRAj- i de la mañana- -una neblina de anís en agua- -se dibujaba bien claramente sit silue- ta fuerte, juvenil, enérgica. Todo hacía suponer aue sus intenciones no fueran muy tranquilizadoras para los milicianos, por lo DE RETAGUARDIJC cual los muchachos, después de darle el ¡alto! reiteradas veces, comenzaron a dispaafeitada, La labor de) S. R. 1. en el seno rar sus fusiles contra él. S. e espantó el burro, que inició un pruden- de Ja Comisión Nacional dfi te retroceso. Fue en vano: su dueño, con Sanidad una varita que llevaba en la diestra, ie aguiBien puede catificarse de extraordinaria joneaba sin descanso y le era forzoso seguir Él de Guerra hacia adelante. Silbaban las balas en torno a la labor realizada por el S. R. I. desde los Ajtoiplte, a W veintiuna treinta, se radió el T primeros momentos de la sublevación fas sus agudas orejas, qm el espanto atirantaba T siguiente: dsta en España. En un sinfín de estilos y de forma increíble, y había en su andar una Ereaíé del Centro: Gran actividad oomaspectos, todos los componentes de que taK, I BS tropas republicanas que guar- desconfianea instintiva al barruntar el riesta se han esforzado, con éxito bien poten go mortal. qeceá e sectores de Guadalajara, AranJpsb, -We del Tajo y otros, se ocupan en Los. nuestros continuaban disparando Al- te, tanto en vanguardia como en la reta- 1 jr (ple reconocimiento y aquellos que gunos se compadecían del infeliz bucheciüo; guardia, en cooperar para aplastar al ene mando les confiere. migo común de la causa del proletariado, de Escorial y Guadarrama, fuego de pero era imprescindible proceder así, pues- la justicia, de la dignidad y de la rasan. El to que el hombre se resguardaba su cuerpo r sin consecuencias por nuescon el del asno. Hasta que un disparo más. S. R. I. se ha esforzado en renovar todq cuanto ha estado a su atafnce, consiguiendo certero- ¡y cómo le dolió, en el fondo, al en las primeras horas de con sus normas democráticas y modernas que lo hizo... -abatió la graciosa figurilla mejorado sensiblemente nuestes del subsector del Parque del del cuadrúpedo. Cayó por tierra, y sus pati- un completo y exacto funcioinmmenio de j á f e diferentes secciones, con inákcntibks me íen las últimas de esta. tarde, fuertas se alearon, en revuelo de protesta, hacia Brigada Rotira han ocupado el joras en bien de la causa popular. el cielo, que apenas se adivinaba. jojar de Vicente Blasco Ibaitez, Yo que, por mi cargo de corresponsal de ¿Y el hombre... Echó cuerpo a tierra, la derecho de los Mataderos, así casap inmediatas, posiciones éstambién, y- -tal un cosaco en maniobras es- guerra de hs miUciot véscae antifascistas, Ijaportaocia táctica, ya que ofrecen pectaculares- -se ocultó iras la barríguita, visito diariamente los frente, he podido eom tas 11 HíinluQ 1 de tiro a nuestras tropas. aún caliente, de su compañero. Inútilmente 11 probar su ímproba y humanitaria labor. Pér j En tacnoche de ayer se pasó a nuestras se le hicieron varios disparos, hasta que, ejemplo, haber conseguido hacer en el misto é p t o i de que haberle mo día varias transfusiones de sangre en los Sttt itia novedad en los demás frentes. persuadidoscesaron dealguno podríaobjeto de frentes, gracias a la perfecta organisacié alcanzado, considerarle que le rige, llevada a efecto, en largos atíés 1 sus punterías. Él de- Marina y Aire de trabajo, persecuciones y sufrimientos 1 32, II noche. A la una y veta De noche, ya. La niebla hace más negra sus componentes. de; cuatro de nuestros aparatos Toda esta provechosa labor es conocida- on las posiciones enemigas de la obscuridad, y la obscuridad- torna más obre las coales lanzaron veinticua- compacta la niebla. Los ojos del centinela por el pueblo trabajador; pero he creíd tro bombas; Minutos después repitieron el apenas si pueden descubrir algo a mis de digno y merecedor hacerlo en éípre- v bombardeo en los mismos lugares, y espe- dos metros A esa distancia, próximamente, senté artículoy y en sucesivos iré hacienda cialmeatei sobre el aeródromo, once aviones, tina vos tenue, le llanta: notorio las diversas actividades del S. JS I. que arroiaron cuarenta bombas. A las cuapara que no quede en el anónimo lo quedes ¡Compañero... ¡Compañero... tro y cuarto fné bombardeado con. idéntiChasca el cerrojo del máuser antes de acreedor de ser sabido y eternamenteJ agraca Intensidad el sector de Pozuelo. decido por todos. Frente de Teruel: A la una de la tarde, pd -Soy yo... El evadido del burro Era él. No encontraba forma dé. poder pasarse a nuestras fitas e ideó aquello. El burro iba cargado de granadas de- manf- ¡salud, Alherti, paladín de El burro ex plosivo asturiam que él se había com prometido, con los jefes- facciosos, a lanzar en nuestras trincheras. Vigilado: desde Jai alemano- italianas por kts bocas de unas amttruttadoras, perseguido desde las nuesirOf por las de los fusiles, tenía que. cerrar la suya y avmzár, avanzar siempre, indifÉrente al riesgo, sabiéndose más próximo a ¡a; tiüef ración definitiva cuanto más cerca delot leales cayera para siempre su. parapeto ¿jei CRÓNICA PARTES OFlCÍALES