Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Mfreírid, 23 cte ene r de 1937 ANO XX 3i RO ¡10.512,1 Y ADMINJ STRACiON, SÉ ANO, NQ 51710. mumio SUELTO, 15, CÉNTIMOS DIARIO REPUBLICANO Director: ELFIDIO BC DE IZQUIERDAS ALONSO La disposición conminatoria para que abandonen Madrid en un plazo de- setenta y dos horas, todas los residentes en él con posterioridad al 19 de julio, es justa y hay que cumplirla, pues no puede pedírseles a los madrileños o residentes antiguos de la Decíamos M cottBeat ndo el discurso del seftor Atagfe, né jtobía excitado las capital de la. República que la abandonen, otaras m eá l) teir -0 sl patriotismo espa- dejando sus hogares y sus interesen, cuanü o l a. Be e- Bs í- 1 P tir Integridad e lnde- do se quedan en ella los forasteros. (Del discurso de su excelencia el penAmei á gfefest tottltorio; pero la Presidente de la República. El consejero de Evacuación, D. Enrique sofetpne y mafa Wb atoCncjón, tuvo, adeJiménez, acierto más, 1 Ylrtüft d expresarles a la gran arrollando que con tanto y difícil vj, ene desesta meritoria labor, samasa de coUriMIUrates y a la opinión púbrá rematar su obra con energía, pues tieblica del mando entero, cómo el Jefe del ne a su lado a toda la opinión pública, que tetado signe la linea recta de la Constitución de la República, encamando el por- se despoja de egoísmos improcedentes en reos, con una población de un millón doscientos tnü habitantes, está en buen estado venir de nuestro país hada las corrientes estos instantes, para guiarse por la razón. mas puras del humanismo, qne es, a fin de salud, no habiéndose dado- ni un solo de cuentas, 1 auténtica cSrHiíOción. EL ESTADO SANITARIO DE MA- caso de epidemia. Hace vatios días escribíamos n estas coDRID. -Para que todo sea grande en este Con orgullo reproducimos este ¿lato, cuya lumnas- que los republicanos tesemos altos Talones moraiee ni; Oetéader, qae son la en- Madrid, que asombra al mundo, la Comi- elocuencia demuestra la buena organización traña y l a d i s e c a de lft Bepúbhca. Es- sión Sanitaria de la Sociedad de Naciones. sanitaria de Madrid y los esfuerzos llevacudrinando- ju- eTateeinsa del señor Pre- en su informe sobre el estado de la capital dos a cabo por los encargados de ello, para sidente; ae jre; tónica q ié le da una pa- de la República, ha reconocido que esta ¡ue a los muchos sufrimientos que tiene sión por EspttfiA, forjada, en el más puro ciuriid, junto al frente de batalla, expuesta que padecer este heroico pueblo no se le sucasticismo español, en stt íntimo concepto a los tiros de artillería y bombardeos aé- men las tribulaciones de una epidemia. de la digiridad humana. En la conmoción de una guerra se hunden los artificios de un listado y los pi- lares de la sociedad: pero al renacer la calma e imponerse el deseo de vivir, que nadie se haga iínsfones respecto adulterar la fisonomía 7 la eseada de nh país, porque ha. de responder siempre y eternaPor Fernando Valera mente a su idlosincracia. En España htúl caminado muchas cosas El pueblo español tuvo siempre tres ranía intransigente y el esplendo económiy otra cambiarán más- todavía, pero sienemigos, hijos los tres de una misma maco de su propia Orden c comunidad gue inmutable el Instinto del pueblo. Indre. del fraile es España; el tridomable a la tiranía y adusto con las im- fraile. Uno de estos tres hermanos era el go, Hermano maldición que en. diosa Ignoranterrible la portaciones, j Ahora parece que los frailes se hayan cia llamó sobre nuestras tierras. A la suQuienes Idearon el Trente Popular conoaunque mucho sacrificados encían perfectamente a nuestro pueblo; por concluido, ahí disfrazados, me temo que an- perstición del trigo fueron viñedos y planden por más abundantes cinares, ganados, bosques, ello han hecho punto básico del anhelo de y peligrosos que nunca. tas forrajeras. una República democrática, con ana ConsLa superstición del trigo es causa de que ¿Qué es el fraile? Una perversión del ser titución que garantice así a los españoles 1 a los españoles les cueste e pan dos veces sus máximos derechos, y al Estado, la for- humano. Lo de menos es que vista ropa más caro de lo que en el mercado internataleza de su institución. talar y viva en un convento. Todo el muncional vale. La protección al trigp- -que do sabe que los jesuítas, cuando se ven Los, republicanos defendemos éstos posperseguidos, disuelta su comunidad por los representa para España una carestía: de tulados y luchamos contra quienes los vulmil millones de pesetas cada año- -nos llevó Gobiernos, siguen organizados en la clanneren, sacrificando, como todos los antifasdestinidad, cada uno físicamente en lugar a la política de tasas altas y de pan caro. cistas, cuanto tenemos. El pensamiento poAl arrimo de la tasa fueron penetrando distinto, pero todos unidos espiritualmenlítico del Jefe del Estado, con el cual coinlos arados en la entraña de la tierra macidimos, nos alienta a proseguir infatiga- te en una comunidad hermética. T entondre, más para rasgárselas y esteriUsarlas, bles en la lucha. ces son más poderosos y más temibles. que para fecundarlas. El trigo es para el Lo de menos en el fraile es su atuendo agricultor la rutina, como el dogma para y su forma de vida. Lo de más, su espíel fraile. Castilla pagó a la superstición ritu. Fraile quiere decir menté obcecada NOTAS D E LD Í A religiosa y al culto del trigo la terrible por una superstición, intransigencia, faLA EVACUACIÓN DE MADRID. -natismo, inclinación a imponer por las bue- contribución de su fanatismo y de su miseria. Con una propaganda sistemática, una racionas o por las malas sus propias sandeces El dogma religioso, como es mentira, nal organización de transportes y de distri- a los demás mortales; voluntad sectaria que no tolera duda, independencia ni ale- necesita para subsistir la Inquisición, la bución del personal y una serie de disposicioexclusiva. El trigo, como es anüeeonómico, gría en el prójimo; deseo firme y constannes sensatas y adecuadas, z a cumpliendo la necesita el arancel, la prohibición, el mosociedai Consejería de Evacuación de la Junta de- te de moldear la maneras conforme a cos- nopolio del mercado nacional. Hae poco tumbres, ritos y que se desprenlegada de Defensa de Madrid, su arduo co- den de sus doctrinas; sometimiento de los más de un año que en un Congreso de metido, que es, sin duda alguna, de los más pueblos al despotismo ideológico de la sec- Unión Republicana manifesté mi temor de que la política del trigo penetrara en las indispensables para el desenvolvimiento de ta o comunidad. regiones de Levante. Lo que nunca. hubiela ciudad, en condiciones aceptables para El fraile es la negación del hombre civil. ra creído es que semejante catástrofe se poder ser defendida. La evacuación de la El fraile se siente vinculado a su Orden cobijara bajo las banderas redentoras e J población no combatiente de Madrid tiene, -una pequeña sociedad- -y desvinculado la revolución. Hasta mí ha llegado la node la gran sociedad que es el mundo. Y además de su aspecto humanitario, múltiples ticia de que hay quitnes piensa. i arrancar rosones aiie ¡a aconsejan, ya que para el fu- cuando su Orden prospera, domina, se en- los naranjos que plantaron asiduas manos riquece o se impone el fraile está contenajenas, para sembrar tierras de trigo. turo de la capital de la República se preciaquel esplendor acabe con la sa Que al normalizarse su vida, -no aparezca to, aunque la abundancia de la sociedad El naranjo, con el olivo y la fifia, son alegría y, los fundamentos de la verdadera riqueza, una densidad de población superior a la c, a civil. de España. Son el chorro que vierte en 1 paeidad de la misma. Madrid, que ha sido Y es claro que ahora, cambiados trajes economía nacional el caudal, q u por otro el etntro de los refugiados de todos los pue- y símbolos, andan por ahí muchos frailes agujero se lleva el trigo maldito! NifeetjTa. blas de España, tiene ahora derecho a exi- sueltos o sindicados que acabarían, si les O naranja, nuestro olivo y nuestro vino. lugirles que lo abandonen, por ser indispenchan y vencen contra los productos fixtrandejaran, con la prosperidad y la dicha del iert en m w o libre del mundo. Jío sable limitar el consumo de sus habitantes. pueblo, satisfechos de disfrutar ellos á ti- EL PENSAMIENTO ESPAÑOL DEL 1 EFE DEi, ESTADO T Si nos batiésemos por el comunismo, se estarían batiendo solos los comunistas; si nos batiésemos por el sindicalismo, se estarían batiendo solos? los, sindicalistas; si nos batiésemos por el republicanismo ¿d í izquierda, de centro órde derec ía rse é 6 tarían batiendo los republicanos, No es eso: nos ¿batimoaXtodos, el obrero y el intelectual, profesor y el burgués- -4 jUfi también los burgueses se baten- y los Sindicatos y tíos; partidos políticos y todos los españoles que están agrupados bajo la bandera republicana; nos batimos por la independencia de España y por la libertad de los españoles. LOS TRES ENEMIGOS DE ESPAÑA