Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. JUEVES i DE OCTUBRE DE 1936 EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 14. Añadió que en Valladolid la Aviación republicana bombardeó la Academia Militar, refugio de los sublevados, causando nueve muertos y 20 heridos. También lia podido comprobar el odio de los facciosos hacia los catalanes, sobre todo a cuanto radica en Barcelona. En Víüladolid, y por referencias de los fascistas, supo que habían llegado unas cajas consignadas como pianos, y que contenían aviones extranjeros. Entre las filas facciosas han visto a oficiales alemanes, que no se recataban de lucir la cruz gamada. Asimismo, tampoco los rebeldes se recataban de hacer público que este material bélico lo recibían a través de Portugal, -Fetms. LOS J U I C I O S EN LA CÁRCEL La sublevación en Vicálvaro Sesión de la mañana A las diez de la mañana de ayer se. reanudó el juicio, interrogándose al procesado capitán Francisco Carrasco Ochoa, que sabía la rebelión de África, pero ignoraba que las milicias defendían a la República, por lo que, al ser bombarcado el cuartel por un avión, se repelió la agresión. Un defensor solicita que sea citado para declarar el Sr. Alonso Mallol. Así se acuerda. Declara el teniente coronel Pedro Sánchez Plaza, que ha venido del frente. Era jefe de las fuerzas de Asalto y Seguridad en los cijas- de la rebelión y explica detalladamente los sucesos. A preguntas del presidente sobre si sacó la consecuencia absoluta de que el cuartel estaba sublevado, responde: -Sublevado lo estaba todo el Ejército. El general Cardenal, jefe de la brigada de Artillería, a la que pertenece Vicálvaro, explica, como en anteriores juicios, su actuación en el cargo y en el accidental de general de la División. Dice que en la última reunión de jefes de cuerpo, el coronel de Vicálvaro le ofreció su lealtad republicana. Sospechó del coronel después del 16 de febrero y comunicó sus sospechas al general Masquelet, entonces ministro de la Guerra. Ensebio Pérez Landero, primer teniente de alcalde y vecino de Vicálvaro, perteneciente a la Unión General de Trabajadores, relata cómo por confidencias se supo lo que sucedía dentro del cuartel, lo que motivó que elementos del Trente Popular montaran guardia ante el edificio durante dos o tres días. La noche de los sucesos, varios sargentos y suboficiales se marcharon porque el coronel les dijo que había que exponer la vida y que se marchara quien quisiera. El testigo habló por teléfono con el teniente coronel Saravia, informándole fle que el cuartel estaba sublevado, y aquél le comunicó que inmediatamente iba a enviar un aeroplano. Supo que del cuartel disparaban y que un aeroplano lanzó tres bombas. Como no pudo volver a comunicar con el ministerio, vino a Madrid personalmente para informar al ministro, viendo antes que había emplazados dos cañones a las puertas del cuartel. Esta declaración la confirma el brigada Manuel Juaneda, el sargento Ramón Sánchez Pegalajar, el alférez médico Sebastián Cirrull, el soldado Francisco González Beltrán y el concejal de Vicálvaro Arturo Dávila. Arcos. Seguidamente se suspende el juicio para proseguirlo por la tarde. la Virgen de Lourdes. La noche del domingo extremaron la vigilancia, y el declarante se acercó tanto al cuartel que pudo oír cóimo discutían los oficiales sobre la conveniencia de tomar el aeródromo de Barajas. Había dos o tres oficiales que se imponían y que eran partidarios de tomar el aeródromo. Entre estos oficiales estaban los capitanes Ferrer y Pomares. El coronel se oponía. Cree que los alféreces de complemento Cruz y Espinosa eran elementos de enlace. En el pueblo las milicias habían tomado medidas para envolver al regimiento si salía a la calle. Al coronel le oyó decir que preferible a sacar el regimiento era aguardar. Desde luego, no oyó ninguna voz que fuera contraria al movimiento. Desde el cuartel no se disparó contra las milicias, pero sí contra los aviones. Anselmo Arranz dice que el día 10 hubo visitas en el cuartel. Afirma que se oyeron tiros de ametralladora que se hacían contra el avión. El testigo y otros paisanos pusieron sábana. s blancas para avisar al avión. El testigo Cándido Martínez. Dice que el día primero de mayo el teniente Garay disparó un tiro contra los ocupantes de una camioneta que cantaban La Internacional El alférez Zafra, pistola en mano, se opuso una vez a un asalto a un centro de Acción Popular. Comparece el capitán Ángel Ferrer. El no ha intentado nunca influenciar al coronel. El declarante fue quien recibió el aviso de la Dirección general de Seguridad. Se preguntó de este centro si en el cuartel ocurría, algo anormal, y al contostarle que no, sino que un avión les bombardeaba, les dijeron que si efectivamente era así permitieran que fueran al cuartel un teniente coronel con fuerzas de Asalto. El declarante se lo comunicó al coronel, y éste contestó afirmativamente. A las ocho y media se suspendió la sesión para continuarla hoy a las nueve de la mañana. Todavía no ha sido firmada la sentencia por los sucesos en el aeródromo de Cuatro Vientos Según nuestras referencias, el Tribunal de Derecho admite la calificación fiscal. Con arreglo a la petición de éste, concede tres absoluciones, y en cuanto a las penas de los restantes procesados, en algunos casos son algo inferiores a las solicitadas por el Ministerio núblico. A causa del estiaje ÑO HA SIDO FUSILADA LA ESPOSA D E L GOBERNADOR DE LA CORUÑA Relato de unos viajantes norteamericanos Barcelona 30, 12 noche. Han llegado a Barcelona los hermanos Atler e Isaac Friedman, subditos norteamericanos y viajantes de comercio, que recorrían España en el momento de estallar la sublevación. Han expuesto su odisea, manifestando Isaac, que el 19 de julio se encontraba en La Coruña. Negó que fuera fusilada la esposa del gobernador civil, merced a las gestiones del cónsul norteamericano, que demostró cómo aquélla, era yanqui. Los obreros mantuvieron la huelga general doce días, y la resistencia de la población civil y de los republicanos, tanto en las capitales como en el campo, es general en toda Galicia. Atler se encontraba en Plasencia al ocurrir los sucesos. Después estuvo en Valencia de Alcántara. donde comprobó la desmoralización t. e los facciosos. Quisieron que so internase en Portugal, pero él se negó, porque sabía cuál era el trato aue se daba a los refugiados. Ha dicho que la resistencia de los obreros y los republicanos en Salamanca, Villanueva de la Serena, Don Benito y Valladolid ha sido heroica; pero fueron derrotados por la falta de armamento. Por todas partes ha visto fusilamientos. Por las carreteras de los pueblos recorridos encontró muchos cadáveres de defensores de las libertades del pueblo. La sesión de la tarde A. las cinco menos cuarto se reanuda la sesión. Comparece el procesado alférez médico de complemento Serafín Cruz. Dice que, conocedor del acuartelamiento, se presentó en el cuartel. El coronel le dijo que estaba licenciado; pero en atención a que no había facilidades para el regreso el coronel le permitió quedarse a dormir en el cuartel. Salió al amanecer de éste, donde observó movimiento de tropas. A dos kilómetros de allí fue detenido por las milicias. Fue y salió del cuartel de paisano; pero dentro se vistió el uniforme. El declarante, quo es catalán, había sostenido con los compañeros algunas discusiones sobre el régimen de Cataluña. No dio ningu, Ba orden. Hay un careo entre el declarante y el soldado Francisco González para poner en. claro si el procesado subió a una batería para ordenar a la fuerza que bajase al patio. El soldado insiste en afirmarlo y el procesado, por su parte, lo niega. Hay otro careo con el coronel. En este careo se pone en claro que al llegar el alférez al cuartel, éste le dijo que estaba fatigado, y que por esto le dejo que se qued a r a a dormir. El testigo Jesús Pérez dice que hacía dos meses vigilaban el cuartel, donde observaron cosas anormales. Un día recibieron varias visitas, entre ellas la del boxeador Paulino Uzcudun. Al salir dio un grito de Viva Don Manuel Torres Campaña, delegado del Gobierno en los Canales del Lozoya, h a liceho pública un sincera y clarísima nota- -que no publicamos íntegra por su mudía extensión- en la que advierte al vecindario madrileño que, como sucedió, otros años- -recientemente en 19 S 2- -el prolongado estiaje y la necesidad de depuras las aguas imponen una limitación en su consumo durante algún tiempo. La acertada medida se razona en estos términos: Como todos los años, estamos los madrileños gastando en esta época el agua clava de nuestros embalses principales, almacemida en invierno y primavera y depurada durante el verano. Pero este año, la cuenca del Lozoya, desde Navaceri ada Siasta Buitrago, es un continuo campamento y, por elfo, a pesar de todos los medios sanitarios puestos en función por Canales, es de teiwcr que las próximas ¡lu ias otoñales acumulen sobre el río irnos arrastres que necesitarán un proceso de decantación más largo que de ordinario en el vaso de captación. En su consecuencia, desde la inserción de esta nota en la Prensa local, se procederá diariamente por los porteros de todas las casas de vecinos y por los de viviendas particulares, sin escusa alguna, al cierre cíe la llave de entrada del agua, desde las diez de la noche a las ocho de la mañana, y se suprimirán en absoluto todos los riegos de patios y jardines, advirtiéndose que no se tolerará regar parques o jardines- -y menos los de hoteles incautados sea por quien fuere- -así como Henar innecesariamente los baños, desperdiciando el agua y dejando sin presión a los pisos altos de la barriada. Concluye la nota haciendo constar que todo esto se hace público para que el silencio no fomente injustificadas alarmas e invitando a cuantos madrileños lo doseen a comprobar por sus propios ojos que hay agua de sobra en los embalses y la medida, se toma tan sólo a efectos de su calidad. EL AGUA SE CORTARA DE DIEZ A OCHO 1 NFORMACIONES DEPORTIVAS Ciclismo Se inaugura en Londres la carrera de los Seis Días. Kilian- Vopel en cabeza. Los españolss Prior- Vicente Londres 3 0. La promoción de los primeros Seis Días en esta capital está obteniendo un éxito creciente. Se recibió Ja carrera con alguna frialdad; pero a partir del tercer día el velódromo se llena siempre. En los los corredores son ovacionados con entusiasmo. La situación de los equipos a las 113 horas es ésta: 1, Kilian- Vopeí; 2, Aerts- Buysse a tina vuelta; 3, Van Kempen hermanos, a una vuelta; 4, Diot- Ignat, a dos vueltas; 5, Walthour- Crosley, a dos vueltas; 6, Van Buggenhout- Van Vlockoven, a tres vueltas; 7, Falk Hansen- Christens, a nueye vuel.