Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B. C. DOMINGO 27 DE SEPTIEMBRE DE 1936 EDICIÓN DE LÁ MAÑANA. PAG. 10. INTERESANTE NOTA DEL SEÑOR I RUJO LA POSICIÓN DEL NACIONALISMO YASCO: EN EL PRESENTE MÓVJMTENf O QUEDÓ; FIJADA DESDE EL PRIMER INSTANTE Solidaridad con los que Juchan por la Libertad, la Democracia y Ja Justicia El ministro sin cartera, Sr. Irujo, ha fa- ciiitado la siguiente nota: He tomado- posesión del cargo de ministro en el Gobierno de la República por designación del partido nacionalista vasco, al que pertenezco. La posición del nacionalismo vasco en el presente movimiento quedó fijada desde el primer instante en que la contienda se. produjo, tanto por el Ejército sublevado y sus aliados, requetés y fascistas, como por nuestra propia determinación. La de aquéllos, encarcelando, cuando no fusilando, a nuestros afiliados, sin que de la persecución y apresamiento se libraran nuestros familiares, mujeres y niños. La nuestra, llevando milicias vascas al frente de combate y ocupando cargos, de responsabilidad y gestión en la defensa de un régimen democrático contra el pronunciamiento militar, la dictadura y el fascismo. Aquella actitud queda hoy ratificada con mi entrada en el Gobierno. A esta decisión ha sido conducido el nacionalismo vasco por lógica consecuencia a. su actitud en los campos de batalla por solidaridad 1 con los pueblos y los hombres que en el resto de la Península ofrecen su vida cada día por an régimen de libertad, democracia política y justicia social, del que esperamos bien en favor de nuestro país y para que la opinión internacional pueda formar juicio más acabado del sentido de la lucha que en estos momentos riega con sangre las tierras del Estado y a la cual nosotros, cristianos y. vascos, aportamos un concurso que es obligada consecuencia de nuestro principios. Quédese, pues, la gnorme responsabilidad de las violencias, en las que vivimos impregnados, para aquellos, que, inccjnscien ¿e, malvados o monstruos las desataron. Mi gestión ministerial en el seno del Gobierno, como forzosa deducción de aquellos principios, en tanto que las hostilidades continúen, ha. de enderezarse a fortalecer los frentes, de combato, para anticipar cuanto sea posible la victoria y la paz, humanizar la guerra, garantizar la asistencia al herido y la vida del prisionero, ínterin no sea juzgado y condenado por Tribunal competente, llevando piedad para el vencido que le libre de la venganza y de la revancha, impropia de quien lucha por aquellos altos ideales. Esa ha sido nuestra conducta en Euzkadi. A las mismas normas he de someter mis 1 actividades ministeriales cooperando a las de mis compañeros de Gabinete, a los que, sin duda, mueven iguales motivos. DON MANUEL 1 RU 1O MI NISTRQ- SI N CARTERA EN EL GOBIERNO DELFRENTE POPULAR Un Gobierno integrado por elementos del Frente Popular, detrás del cual está actualmente todo lo que frente a las fuerzas negativas de la subversión contra el EstadQ hay en España, la significación positiva desde el vigoroso sector católico vasco a organizaciones obreras, de tendencia inás radical; un Gobierno que, tal copio consta en la de. xlaración ministerial, hace de la política de paz basada y garantizada del sistema de seguridad colectiva, norma y eje de su política internacional. (Del discurso pronunciado por el ministro de Estado, Sr. Alvarez del Vayo, ante la asamblea de la Sociedad de Naciones. La transformación de! a República unitaria en federal La transformación de la República uni- taria en federal la estimó de necesidad imperiosa e inaplazable para la seguridad del régimen y su normal desenvolvimiento. Na he de hurtar medio lícito a su consecución, por estimar que un pacto federal, que al par distingue y une a los pueblos, es el régimen dentro del cual, corrigiendo errores históricos en el respeto a la lengua, a lareligión, la raza y las instituciones populares de cada país, pueden encontrar solución, si no plena, al menos inmediata y adecuada, no sólo- los problemas políticos y sociales interiores planteados dentro del Estado, sino tal vez los dé toda la Península y Marruecos y quizá los de Europa, ante la cual una vez más surge inminente, en toda, su enorme crudeza y trascendencia, el mismo problema que en estertores preagóhicos corrompe las entrañas de la ciudadanía española. La necesidad de crear un nuevo orden económicosocial que encauce la solución dei tan candente y vigoroso problema, es para nosotros, los nacionalistas vascos, un postulado religioso emanado de los principios de fraternidad universal, justicia social e igualdad humana encarnados en el catoliJ cismo que fervientemente proclamamos y practicamos, que es la religión del amor dé todos los hombres, y que no permite aquietar nuestra conciencia política- mientras las injusticias sociales pretéritas no encuentren corrección y avance hacia un orden mejor, más justo, más humano, más cristiano, al cual cooperaré con la seguridad de mi deber cumplido y la asistencia ferviente de mi pueblo vasco. La defensa del régimen republicano, obra común Nadie habrá de inferir de nuestra actitud otras conformidades ni distintas aquiescencias a doctrinas, métodos o conductas de hombres o partidos, ligados con nosotros dentro del Gobierno en defensa de la Democracia. Ellos y nosotros hemos encontrado, al sumar con lealtad nuestro concurso a la obra común, el respetó y la. tolerancia, que es lógica aplicación de nuestro signo, cifrado en la defensa del régimen republicano y democrático contra los que atacaron, hecho qué constituye el motivo determinante de nuestro acercamiento. En pie mi ideario nacionalista, cuya integridad no puede ser la obra de un Gobierno de coincidencias ante el peligro inmediato para nuestra civilidad, que nos ha congregado, espero que algún día en España y éh el mundo se proclamo con eficacia el principio de autodeterminación de los pueblos para fijar libremente sus destinos. Aspiraciones inmediatas Aspiraciones inmediatas a las que mi gestión ha de enderezarse son: humanizar la guerra, instaurar la República federal y establecer un nuevo orden político- social. El sentido humano liberal y cristiano de nuestra concepción política nos impele fuertemente a la paz. La, guerra significa la negación del derecho, el derrumbamiento económico, la destrucción de la riqueza y el régimen del homicidio, del asesinato y del crimen. Ni la invocación de Dios atenúa el concepio. Antes bien, lo agrava. Ni. el cottiodin del orden puede justificarlo, pues jue el orden, si no supone armonía con ios principios en que se asientan la justicia y la moral, es una superchería indigna p un vocablo sin. sentido. ORDEN DEL COMITÉ POPULAR DE ABASTECIMIENTOS Habiéndose, producido reclamaciones y quejas con motivo Se alterar los precios de algunos artículos, sujetos a tasa, advertimos a todos los industriales que estén comprendidos en estás disposiciones, -que en los lugares, nías visibles de sus establecimientos tengan carteles indicadores de precios en caracteres grandes, para que puedan ser vistos fácilmente por el publico, y de esta, manera no; se pueda alterar los precios de los artículos. Advertimos que en los establecimientos donde estos carteles dejen de exponerse, los dueños de los mismos serán castigados con la sanción opj rrespondie nte, Hombre de acción, en el más completo sentido, es este vasco de Navarra, D Ma nuel Irujo Olla. Allí donde el carlismo y sus secuaces ejercieron siempre su más im. placable y bárbara hegemonía, allí fue el nuevo ministro de la República democrática española él sembrador más tenaz de las doctrinas nacionalistas vascas. Hace falta una voluntad dé hierro, una acción decidida y una llama viva de ideal para perseverar en la lucha contra todo y contra todos. Navarra es... -Navarra. No hay español que ignore que en aquel país bravio, desde Salvatierra a Ezcürra, desde Tudela a Elizondo, no existe un palmo de monte o valle donde no asiente su planta el carlismo tradicionalista más intransigente. Pues bien: allí es donde el nacionalismo vasco, por la energía de este L Manuel Irujo Olía lanzó su irrintzi de combate y llegó a sentar plaza de beligerante en la lucha por la gobernación interna de la región nava rra. ¡Y, qué lucha! Por dos veces su acta de dipu- tadq foral se vio anulada por la Audiencia de Pamplona, siempre al servicio de las más cerriles derechas, hoy alzadas en ar- mas contra el Gobierno popular y legal. Por fin, en las Cortes de 1921 pudo te- ner representación parlamentaria. De su 1 paso por el Congreso de los Diputados quedó para Navarr. a el plan general de carreteras de Obras públicas, la ordenación de los montes y ríos y su gradual repoblación, la nivelación de su presupuesto mediante impuestos de utilidades, la fundación de la Caja de Ahorrqg, la red telefónica llevada, a todos los confines- de Navarra, la instalación del magnífico hospital de Barañani, verdadera ciudad de la beneficencia, con sus colonias de altura y mar; la Junta ds colonización y rescate de terrenos comunales de los pueblos navarros, etc. etc. Cuando Primo de Rivera dio su golpe dei Estado, Irujo alzó su protesta más viva y el general Sánchez Ocaña lo encerró en la cárcel de Pamplona. En esa misma cárcel, y en calidad de rehenes, están detenidos y presos la madre de Irujo, dé setenta años; su hija única, de diecisiete; tres hermanos y dos hermanas, con los hijos de éstas, niños de corta edad. Irujo, como sus correligionarios los nacionalistas vascos, ha cumplido con su deber, sin que aquel hecho haya torcido jamás su línea de actuación. Es preciso que Europa se entere del proceder inhum 3. no de los facciosos, que buscan morbosas venganzas en las personas más allegadas a los hombres de la Repü. blica, encarcelando ancianas de setenta años e inocentes niños. El nuevo ministro es abogado de los Colegios de Estella, Pamplona, San Sebastián y Madrid, y ha fundado varias Sociedades hidroeléctricas, papeleras, de transportes y agrícolas, miembro de la Soc dad Internacional de Estudios Vascos, doctor en Filosofía y Letras y autor de diversas publica ¡ciones sobre cultura política y social. Es po! pularísimo en las cuatro regiones del País i Vasco. Liberal y cristiano, con un muy avanzado rrrnRrr