Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
K B. C. VIERNES 19 DE ¡JUNIO DE 1936. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 33, INFORMACIONES Y NOTICIAS DEL EXTRANJERO A B C en París, Berlín y Ciudad del Vaticano. En China se extiende la resistencia contra e! Japón. Cada vez parece más probable la restauración monárquica en Austria. El Gobierno francés decreta la disolución de las Ligas nacionalistas A B C EN PARÍS Ensayo de socialización en una casa de confecciones. Subasta de la colección de un procer español. Alrededor del proyecto de Madarisga Farís I9 J I madrugada. (Crónica telefónica de nuestro redactor. El rasgo de la modista Chanel, que cede al personal huelguista su importante casa de confecciones, no deja de cariacontecer a ios presuntos beneficiarios. Mademoiselle Chanel se ofrece también graciosamente a continuar ejerciendo la dirección técnica. El secretario del Sindicato Obrero, que, en nombre de la Confederación General del Trabajó, interviene en el conflicto de la costura, opina que la proposición vale la pena. Mas apenas ha sugerido su aquiescencia empieza a. encontrar dificultades. Una de ellas, el pasivo de la explotación y la necesidad de obtener un crédito, medio millón de frah- eos acaso, para enjugarla. Apostemos a que con crédito o sin él fracasará el ensayo. Ninguna otra- industria excluye con tanto rigor el concepto de masas y presupone los de seleción, jerarquía, iniciativa individual y libre. Cuando Rusia decidió al cabo de dieciocho años de colectivismo introducir los modos y la etiqueta de la diplomacia universal, las mujeres y las hijas de los comisarios del pueblo y los jerarcas del Ejército, la Marina y la Aviación encargaron sus trajes por orden de Stalin a las firmas más acreditadas de la capital de Francia. El Estado puede nacionalizar una fábrica, lo que no puede es vestir de uniforme o de blusa, las creaciones del arte y las ficciones estéticas. fantasía y el gusto acaso morboso de un español no hubieren existido los tres alaridos de la moda francesa: el sombrero sombrilla, la falda corta y la falda pantalón. Como no ha trascendido una explicación racional de las visitas que con diferencia de pocas horas hizo el embajador de. España al presidente de la República y al jefe del Gobierno, es lógico que se las relacione con. el próximo paso por París, camino de Ginebra, del ministro de Estado de la segunda República. Pero la hipótesis así enunciada no contiene elementos de precisión. Porque ya se entiende que la preparación de un simple programa protocolario no exige entrevistas de tal importancia. En el criterio del Sr. Madariaga, con respecto a las sanciones y a la reforma de la Sociedad de Naciones, que no coincide, según declaraciones del propio ministro, con el pensamiento del Gabinete de Madrid, creen algunos advertir una explicación, siquiera parcial, de entrambas visitas. Conviene señalar también la precipitada salida de París del Sr. Prieto del Río, qu- e abandona el Consulado general para posesionarse con prisa de la Legación de España en Tánger. -DARANAS ABC EN BERLÍN Los campesinos suecos acusan a los socialistas de traición a la patria Berlín 18, 2 madrugada. (Crónica de nuestro redactor, por avión. Allí donde existe, por somera que sea, la forma de Gobierno, aun si está vaciada de su substancia genuina, ya es bastante, si not para trasmutar el mal en bien, al menos para atenuar sus efectos destructores. Por su sola existencia, la Monarquía le da contención y límites a todo Del mismo gracioso tronco que la oferta cuanto acontece en el proceso político de un de la firma Chanel, es la subasta de una copueblo, y le impone un último respeto, una lección de D. José de la Peña y Guzmán el instancia suprema e inapelable a aquéllas paBueno, procer español fallecido hace meses siones que carecen de sentido creador y lleen París, su Patria, adoptiva. Pariente de van implícitas una tendencia anárquica. los condes de Torre Arias, D. José de la Peña fue durante muchos años un creador No se trata de ninguna fórmula mágica, de elegancias femeninas. Modelista del faporque no hay alquimia que pueda convertir moso Doucet, su fantasía, su originalidad, la escoria en oro, ni al socialismo materiasé aplicaba a exaltar y robustecer, no sin lista en estímulo espiritual de alcance nocierta malicia, la silueta de la mujer de Pable. Pero hay en la forma de Gobierno tales rís, y a través de ella la línea corporal de virtudes, que por su sola presencia aminoran todas las sedas del mundo. Fue un innovador los impulsos de regresión y de. subhistoria. genial, que puso cátedra en el arte de vesDe ahí proviene el hecho de que el sociatir, y al que los siglos venideros tendrán lismo produzca menores daños en las Monarque referirse cuando traten, de evocar las quías que en las Repúblicas. Así es, y así modas del 900. Las obras de arte subastatiene que ser. Estamos ante una ley fisicobas hace horas en el Hotel de Ventas son matemática que no admite, excepción ni puela ínfima parte de una colección sugestiva de admitirla. Una Monarquía que tolera el y costosa que nuestro compatriota tuvo forchoque interno de partidos concluye por zosamente que liquidar, septuagenario ya. hacerse añicos, por fragmentarse y caer. Aun así, D. José de la Peña dejó en mueEn los países nórdicos donde existen Mobles, porcelanas y grabados una verdadera narquías liberales, el socialismo es menos fortuna. Sus ejemplares de Extremo Orienenerguménico que en otros lados. Su locura te- -quimeras, halcones, Ibis en porcelana, es tan mansa, tan sorda, que casi parece aleasí como muebles, cojines y biombos, eran lamiento. Locos pacíficos, quiero decir paciÚnicos. fistas, posesos de la idea maniática del desEl importe de la venta ascenderá á yaarme, empeñados en desarmar sus propias pios centenares de miles de francos. patrias, dejándolas indefensas para el futu Volvamos a 3 a actividad sobresaliente de ro, a merced, de todos los ataques y todos aquel raro espíriti Sin él, es. decir t sin la los riesgos del mañana, corderitos de idilio para el lobo soviet ruso, con hambre de nieves, de siglos y de Europa. Desarme pidieron los socialistas ingleses, los fabianos, en todas las legislaturas, y cuando llegaron al Poder no votaron un céntimo para aviación ni para marina. Acontece luego la expedición de Italia a Etiopía. Entonces son los primeros en pedir guerra contra el fascio, y en querer arriesgar, la existencia de un Imperio que ni supieron crear ni quisieron dotar para su seguridad y su defensa. ¿Todo eso es paradójico? No, es lógico. El socialismo tiene que destruir, como el veneno tiene que envenenar. O destruye por la revolución cuanto existe en el presente a fuerza de orden, labor y ahorro en el pasado, o destruye las posibilidades para el porvenir, quitándole ese poderío moral y material que permita afrontar las contingencias del mañana: Una actitud idéntica a la de los fabianos ingleses han adoptado los socialistas escandinavos, cuyos países tanto se parecen a Inglaterra por su- cultura, por su índole económica y social, y hasta por el éárácter del régimen político. Estos países han podido ser neutrales en la guerra de 1914- 1918. ¿Pero podrán serlo en la guerra de mañana? Probablemente, no. El área de los conflictos se ensancha de un modo, gigantesco en nuestra época, y ellos están en la zona de peligró, una de las zonas polémicas, pues tanto el Báltico como el Mediterráneo son ámbito fatal de los choques en cierne. Mas ya antes de que su delito se acusase de un modo escandaloso, ya ajites, de ahora los socialistas suecos estaban traicionando a la Patria. Pues ellos son los. culpables, por frialdad de sentimientos heroicos y por falta de entendimiento y voluntad de Historia; ellos son los culpables de qué Suecia no tenga el poderío político- militar proporcionado a su gran riqueza económica y a su situación estratégica. Esta situación estratégica es hoy muy parecida a la de aquellos tiempos en que la tensión entre Oriente y Occidente, entre Asia y Europa, impulsó a los barones suecos a dominar y colonizar Rusia. De aquellos combates, gloria de la nobleza y de aldeanía báltica, quedan baladas y canciones, restos de epopeya que tienen un dorado resplandor y una luz celeste, como la del sol de medianoche. Se conservan los manuscritos en la Universidad de Upsala, y todavía se cantan en los atardeceres de invierno, al fuego del hogar, mientras aullan los lobos. Ahora que el lobo bolchevique acecha y ronda el atardecer de Europa, los aldeanos wikingos han recordado esos versos, baladas de sangre y de poesía. Universidad y Patria: eso es Europa. Eso es Historia, eso es raza y cultura. Y lo otro, ¿qué es? ¿El obrero ilustrado el socialista, el lector de novplas de Remarque? Yo le llamo el alfabeto inculto Una especie que se le olvidó a Linneo. -EUGENIO MONTES A B C EN CIUDAD DEL VATICANO í El Santo Padre confiere la púrpura cardenalicia a los nuevos príncipes déla Iglesia Ciudad del Vaticano 18, 12 noche. (Crónica telefónica de nuestro redactor. Esta mañana, mañana del 18 de junio, en que Italia celebra el centenario de los bersaglieri, cuya información intencionadamente aplazo para el gran desfile que el domingo tendrá lugar en Roma, la Ciudad del Vaticano tenía día grande en la Basílica Pontificia. Consistorio público para la imposición del capelo cardenalicio a dos nuevos príncipes de la Iglesia y a cuatro más que, por estar ocupando entonces sus Nunciaturas, representa-