Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
AB c. VIERNES 29 D E MAYO DE 1936. EDICIÓN D E LA MAÑANA. FAG. 41. ministro He Industria y Comercio, con objeto de que los Poderes públicos. puedan conocer el pensamiento de las clases mercantiles e industriales respecto a los principales problemas actualmente planteados a la economía española. Por último, se ocupó la Cámara extensamente del estado social y económico en los momentos presentes, acordando dirigirse a los Poderes público con el. deseo de que lo antes posible se restablezca la normalidad e insistiendo al propio tiempo en la solución que tiene interesada respecto al pago de las indemnizaciones a los readmitidos. La Junta de Defensa de Madrid r El problema del agua En la- última Asamblea de la Junta de Defensa de Madrid se dio cuenta de la ponencia evacuada por el Si García Cortés, por encargo dé la Sociedad, sobre el problema del abastecimiento de agua a Madrid, formulando muy atinadas observaciones los Sres. Caballero, Aguilar, Garachana, Duran, Gil, Palacios, Barbar, Rueda, Mamolar y Moneó, aprobándose por unanimidad la ponencia. En ella se formulan diversas peticiones. Al Estado se le demanda que constituya una Comisión especial que se ocupe de la organización del Gran Madrid, como medio eficaz de acometer estos problemas, que, cbmo el del suministro de aguas, afectan a la totalidad del aglomerado urbano; que facilite medios a la Administración del Canal para que actúe desembarazadamente en el cumplimiento de su cometido, incluso para suplir las desidias de los Municipios. A la Administración del Canal del Lózoya se le pide que acelere el ritmo de las obras, en particular las del segundo acueducto y de las redes distribuidoras de Madrid y de los pueblos limítrofes. Al Municipio, que cese en el abandono en que tiene los Viajes antiguos que elabore rápidamente los proyectos de extensión de Madrid y los comunique al Canal a los efectos de que instale el servicio de abastecimiento de agua adecuadamente y que obligue a los caseros a que hagan las tomas de agua de manera que permita la subida de toda la. necesaria para el consu: mo de los inquilinos. A la Diputación, que incremente los auxilios pecuniarios a los pueblos para que activen las obras de suministro de agua y tome por su cuenta el proyecto de aprovechamiento de aguas del río Guadarrama. El problema de falta de escuelas El próximo domingo, a las once de la mañana, proseguirá la Junta de Defensa de Madrid en su domicilio social, Bola, 2, el examén de los problemas de nuestra ciudad; se ocupará de los niños que carecen de asistencia escolar, basándose en datos fidedignos que acusan la gravedad del mal y la urgencia de su remedio. Pueden participar en el acto cuantos ye. cirios se interesen por esta cuestión y quieran abordarla en plano de absoluta objetividad. inauguró ayer tarde con gran solemnidad, en la Sociedad Española de Amigos del Arte. La Exposición ocupa cuatro salas y el vestíbulo, y comprende 342 obras, pertenecientes a las Bibliotecas Nacionales dé Francia y España, Academias de San Fernando, Española y dé la Historia, Casa de Velázquez, Museos Naval y del Prado; peñores Bonjeán, Allende- Salazar, Castañeda, Cenamor, marqués de. Cortina, Ezquerra del Bayo, García Mansilla, Gutiérrez Ro. ig, Hueso Rolland, señora Laborde de Muñoz, señor Lázaro, vizconde de Mamblas, Marañón, De la Puente, Rosset, marqués del Sotillo y Sánchez Gerona. Muebles y porcelanas francesas, piezas verdaderamente primorosas, fueron facilitadas por D. Generoso González. Esta Exposición era ciertamente necesaria. España y Francia, tuvieron durante el siglo XVIII, relaciones estilísticas de gran intensidad. El primor francés, modelo de refinamiento, templó y no poco la expresiva rudeza y austeridad españolas, de los días de los Austrias, aun cuando a costa de buena parte de nuestra personalidad artística. Grabadores destacados, dentro de la pobreza de nuestro arte del grabado, son tributarios del arte francés. Tal el caso de Carmona entre ptro. De otra parte, el grabado francés es el elemento que influyó más enérgicamente, en el florecimiento del libro en Francia. La encuademación en el siglo XVIII francés adquirió perfección de joya, y algunos encuadernadores nuestros como Ibarra y Sancha, afinaron su técnica en París. Coincidiendo con la Feria d l Libro, esta Exposición, emplazada en lugar frontero, constituye prácticamente una especie, de í illante sección arqueológica de aquélla. Un excelente catálogo, con introducción certeramente instructiva de M. Paul Guinard, orienta al visitante. Esta Exposición requiere examen detallado y detenido, que recompensa espléndidamente al visitante por las muchas sorpresas que le reserva. Al acto inaugural concurrieron el ministro de Instrucción púMica, Sr. Barnés; los embajadores de Francia y Argentina, casi toda la crítica madrileña, directores de Museos, la Junta directiva de la Sociedad Española de Amigos del Arte, con su presidente marqués de Lema y vicepresidente marqués de Valdeiglesiás, recibieron y atendieron a los concurrentes. A partir de hoy, puede ser visitada por el público. do que los examinaría sin prejuicios poli ticos. Juzga que la causa de toda la organización económica radica en la lucha entre dos criterios, el individualista y el social. Los economistas clásicos consideran el mundo como cosmos, y los no clásicos como caos, o sea que unos conciben el orden eco- nómico realizándose de abajo a arriba, y otros de arriba a abajo. Unos defienden la libertad y otros la coacción. La justificación del liberalismo económico se basa, a juicio del conferenciante, en el concepto del libre juego de las fuerzas económicas, todas ellas dimanantes de la iniciativa privada, del interés personal. En un régimen de política económico coercitiva, para no llamarla en términos políticos socialista, o comunista, el Estado tiene poder de obligar. En la economía planificada no hay empresa privada, ni mercado, ni libertad contractual. El Estado concentra en sí todas las actividades económicas y crea el funcionario, el burócrata en vez de empresario. Él conferenciante habló, finalmente, del planismo, teoría de procedencia belga, que tiene una finalidad constructiva, ya que repudia el absolutismo doctrinal y descansa en una mística social, dividiendo la economía en varios sectores. Y acabó pronunciándose por la necesidad de elaborar en vez de programas políticos, planes económicos, que se difundan entre las masas para crear un ambiente popular que ayude en su tarea a los hombres de ciencia que apliquen las teorías a la realidad, creando así una. disciplina social en servicio de la colectividad. El conferenciante fue muy aplaudido. En la Universidad Central se entregaron ayer tarde los diplomas de miembros honorarios y correspondientes Reuniones, lecturas y conferencias Colegio Central de Titula: res Mercantiles de España La. segunda conferencia de la. s organizadas por el Colegio Central de Titulares Mercantiles de España, estuvo a cargo de don Ildefonso Cuesta Garrigós, catedrático de Política económica en la Escuela de Altos Estudios Mercantiles, y versó sobre- el tema La política económica y los planes Inició su conferencia aludiendo al confusionismo del siglo xix, en que existió una economía política favorable a los obreros y una economía política favorable a los patronos; pero creía que la economía política no puede ni debe confundirse con la política económica, porque ésta tiende a fijar, normas de bienestar colectivo, es una cosa dinámica, y la economía política es un conjunto de teorías o doctrinas, es decir, una cosa estática. Pasó a ocuparse después de los, diversos sistemas de política ecóncirrica, manifestan- Arte y Artistas Grabados y libros franceses del siglo XVII L a Exposición de grabados y libros ilustrados franceses del siglo XVIII, organizáá PJE Si Instituto Francés en España, se del Colegio de Doctores En el salón de actos de la Universidad Central se celebró ayer tardé el acto dé la entrega de diplomas de, miembros honorarios y correspondientes del Colegio de Doctores a varios jefes de Estado, entre ellos el doctor Masaryk, de Checoslovaquia, y a varios doctores extranjeros que se destacaron en el último Congreso Internacional de la Historia de la Medicina. El acto se celebró coincidiendo con él cierre de las tareas académicas del Colegio de Doctores durante el curso 1935- 36. Ocuparon la mesa presidencial el presidente del Colegio, Sr. Puig de Asprer, y los señores Bauer, Carrillo, Ergueta, Slócker y Martínez del Campo. Asistieron también los doctores Villarejo de Frías, Sicilia y Planas, el marqués del Valle de Ronduélez, otras personalidades académicas, representaciones diplomáticas de todos los países a los que se le han concedido diplomas y numeroso público. Dio comienzo el acto con un discurso del Sr. Puig de Asprer, que versó sobre el tenia El Derecho internacional en la Constitución de la República española Seguidamente el Sr. Fernández de Alcalde leyó la relación de diplomas concedidos a miembros correspondientes y becarios (id honoren extendidos a nombre de personalidades de Alemania, Austria, Bélgica, Brasil, Cuba, Checoslovaquia, Estados Unidos dé América, Francia, Inglaterra, Italia, Noruega, Rumania, Suiza y España. Los diplomas fueron entregados a los representantes diplomáticos de las naciones citadas para que los hagan llegar a sus destinos y a algunos dé los miembros honora-