Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
aquel no llega nunca a lo suficiente, en todos los establecimientos hay cuentas abiertas que se saldan parcial o totalmente cuando la venta de la lana, de un becerro o de una vaca les ayuda a salir de la trampa, y más de uno conozco que no las ve saldadas nunca del todo. Si será negocio el suyo! Son las primeras en llegar a los mercados las compradoras, que comprometen conocimientos hechos acá cuando estuvieron criando, y con algunos clientes que fueron de su madre, reúnen unas cuantas casas a las que tienen que aprovisionar semanalmente, mientras aprovechan el viaje para hacer un sin fin de encargos retenidos en la memoria, pues algunas no saben leer. La pasiega Y una de esas mujeres la que me trae la manteca todas las semanas. Su andar despacio y su cara arrugada hacen pensar en una falta de energías que se fueron cuando los años pasaban. No viste su traje típico porque ya es un usufructo de las amas de cría que a fuerza de reformarle le dejaron que no hay quien le conozca. Lleva muchos años viviendo, primero a pie detrás de un burro que la ayudaba a llevar la carga, después en un carro, y hoy en autobús hasta la estación en que toma el tren, y si se la pregunta cuándo la fue mejor, dirá que al princinio, que ahorraba a su costa el importe del autobús y el tren, y traía más manteca que poco a poco van dejando de hacer en las cabanas que tienen cerca un puesto de recogida de leche de las grandes fábricas. Temiendo estoy que pongan uno en la Braguia. porque entonces no volveré a ver a la pasiega ni a probar la manteca. CANDIDO DEL POZO PELAYO, REPORTAJES AGRÍCOLAS Al florecer los rosales... No debía faltar en el presente mes, cuando revistas y diarios nacionales y extranjeros muestran en sus planas fotografías de campos y jardines floridos, bellos rostros femeninos escondidos entre estas o aquestas flores, un acicate que sirva para fomentar el cultivo de las mismas. Y más oportuna resulta la glosa cuando no sólo favorecen el poético y riente aspecto de dar hermosura y espiritualizar la vicia harto materializada y prosaica, sino también tienen la utilidad material que su venta representa, bien sean cortadas para adorno femenino o del hogar, ya sea como base de la industria de extracción de esencias y perfumes de la que, pese a su desarollo en los últimos años, sigue España siendo tributaria a otras naciones. Modesta para lo que debiera ser, importante por la labor que un puñado de beneméritos profesionales viene realizando, existe, sin embargo, una agrupación de impulsores de esta riqueza española: nos referimos a la Sociedad de Horticultura de España. ¿No habéis oído hablar de ella? ¿No sabéis que mientras gozan de protecciones y privilegios otras producciones menos decantadas que la de plantas y flores, esas flores de España que la literatura ha encomiado el describir el luminar del cielo azul de Andalucía o los gualdos campos de Castilla o el festón del Mediterráneo, o el vergel de las Hespérides y tantos otros bellos tópicos, cuesta mucho trabajo sumar colaboraciones y reunir auxilios para impulsar como merece la obtención de flores que pese a sus galas, al sortilegio de su fragancia o de su vistosidad, no siempre conquistan en las esferas oficiales una limosna de subvenciones decorosas para Exposiciones, para mercados, para propaganda, en fin, que consienta reducir la importación al redactor encargado del mismo, don de flores y perfumes extranjeros, embeJosé M a í a A? Soroa tores españoles se han preocupado de esta cuestión, pero con estadísticas se ha comprobado que el consumo actual no compensaría los gastos necesarios de explotación. ¿Su impresión personal sobre el progreso de nuestra floricultura? -El adelanto de unos años a esta parte es- indudable. Aunque en España quizás no sa conozca lo debido, en el extranjero se rinde culto a la labor de los productores españoles, principalmente rosalistas, que en una labor callada y perseverante han conseguido honores internacionales en cuantas exposiciones concurrieron con sus novedades de obtención personal. ¿Responde el consumo de flores a estos sacrificios de los productores? -Sin duda, la afición ha aumentado considerablemente, y, por tanto, la venta de flores. Hace diez años, el mercado de flores 1935 en Madrid podía calcularse en unas 800.000 pesetas anuales. Pues bien, en la actualitía 1 1 jíertüMSWiCL dad pasa del millón y medio de pesetas. Couxxi X I ECnLateohoL. mo usted comprenderá, tal avance se debe odcohoJL. t g s s id. o! e íaur a cierto grado superior de cultura y al auisL san. alcohol, Ü ¿1 t l mento de población. ¿Qué flores son preferidas en Madrid Variación del comercio exterior de esencias y en otras grandes capitales españolas? y perfuma. -Desde luego las rosas y siguen los guisantes de olor, claveles, lilas, dalias y crilleciendo al par jardines de nuestra tierra. santemos. Sobre estos últimos merece suY pues la causa es noble, veamos cómo brayarse que ese grado de cultura, a que responde a la encuesta que acerca del par- antes aludía, ha hecho que el crisantemo no ticular hornos sometido a la amabilidad y sea un culto exclusivo para muertos, sino competencia del presidente de dicha Aso- también para recreo de. salones, jardines y ciación, D. Ramón Ortiz Ferré, jardinero ventanas. del Palacio de Liria, modelado en una larga- ¿De que auxilios y colaboraciones dispráctica profesional de un arte aristocrá- pone la Sociedad? tico. -De las cuotas y alguna modesta subvención que conseguimos para lograr por ¿De cuándo data la constitución de la cuantos medios sea posible impulsar las ferias. exposiciones, conferencias, etc. que Sociedad. Cuál es su programa? -La Sociedad de Horticultura de Es- puedan contribuir al engrandecimiento de paña- -nos responde- se constituyó en la floricultura y horticultura, habida- cuenta 1922, con el exclusivo fin de fomentar la que con ello asimismo colaboramos a que afición a las plantas y las flores y, por tan- el grado de cultura de los españoles se idento el aumento de producción nacional, en tifique y aprecie la sensibilidad artística y sublime que la Naturaleza. pone en nuesconsonancia con la demanda. ¿Cuántos y de qué procedencia son los tras manos. adheridos? Como quiera que al llegar a este punto Cuenta en la actualidad con unos 300 so- mostramos al Sr. Ortiz Ferré nuestro escios, de los cuales, su mayor parte, son pro- cepticismo del éxito pleno a que mucho s de ductores, pero como el objeto de la misma estos planes son acreedores, dada la reitees agrupar en sentido nacional a todo aquel ración con que hay que acudir a solicitar que sienta verdadero cariño a manifesta- auxilios muy regateados, nos dice con opció- n tan sublime, tenemos entre nuestros timismo que quizá peque de exagerado: El socios, a artistas, escritores, agrónomos, ar- fracaso por ahora del mercado de flores en quitectos, doctores y público que si bien en Madrid, se debe a mi juicio, a que no sienlas Artes o Ciencias no tienen clasificación, do la capital d España centro productor no por eso es menos digno de mención. de flores, el coste de éstas es algo elevado. ¿En el ramo d fomentó dé la floricul- Con ello no quiero decir que no llegue a tura, cuáles son las comarcas que acusan conseguirse lo que en otras poblaciones eumás adelanto? ropeas existe desde hace tiempo. Es labor- -La producción más importante de flo- de cultura, de afición a la que la Prensa res en España, corresponde a Cataluña, Le- puede y debe contribuir con los medios a su vante y Andalucía, Granada, zonas que en alcance. la mayoría de los meses del año surten el mercado nacional. Conviene destacar que Brevísimo es el comentario que a las anantiguamente el clavel, en su mayoría era teriores manifestaciones hemos de añadir importado de Niza. En la actualidad, se ob- por nuestra cuenta: amigos de escrucliñar tiene en Barcelona y Granada, de calidad estadísticas, hace pocos días leíamos en el superior y en proporción suficiente que ha. resumen de la de comercio exterior unas anulado por completo dicha importación. cifras. ¿Para qué repetirlas? Con ellas he- ¿Juzga usted posible reducir la com- mos trazado para comodidad del lector el pra de flores a otros países? adjunto gráfico que expone de modo claro- -Efectivamente, todavía se importan flo- que la tributación de este país de las flores res del extranjero, en determinadas épo- a otros más brumosos del centro de Eurocas del año, pero aquéllas son más ob- pa es considerable por el concepto de pertenida. -del forzado que en. estufas espe- fumería, en su mayor parte procedente de ciales y proceden en algunos países en que aromas naturales o de flores. No hemos hala exportación tiene un rango predominan- llado a mano, más no precisa, el dato rete. Las especies más destacadas on orquí- ferente al valor en pesetas que supone la deas y lilas. Ahora bien, -añade el señor compra de flores que íe Holanda, de Francia. Ortiz- -no he de ocultarle que los produc- de Inglaterra y otros países, llegan al nuestro. Pero el hecho lo conoce torio el mundo, y ante semejante realidad afirmamos la necede que Advertimos a los lectores de estas sidad Economíala Literatura, la Agronomía y la se pongan de acuerdo para Páginas agrícolas que la correspon- fomentar el cultivo de flores y plantas, midencia referente a tal suplemento de- sión a la que dedica sus actividades la Sobe dirigirse a nuestra Administración, ciedad Nacional de Horticultura de España. J, CAMPQVA. SCO