Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
Miscelánea d e a c t u a l i d a d e s. Un aspecto de la sala- del Centro de Instrucción Comercial durante el campeonato de mecanografía que se celebra con motivo de la I Exposición de la Oficina Moderna, roto Knis. Junto a B enito Soto habiavu n personaje de mayo r- interés novelesco: el caballero Víc ¿tor. Saint- Gyir- de Barbazán, de lamas rancia nobleza, -francesa. Este caballero. entraba alegre al abordaje, con- un hacha en i a vinario, cantando conciones dionisíacaS y. to cado con un satpforero: de mujer. En la hora- 4 el botín ÍND k interesaba el dinero ¡iú ¿las ricas mercaderías. Sólo le interesaban- las Üellas prisioneras. Era un pirata galante y apasionado, enlá! Jucha mostraba mayor crueldad- que el- liiiamo- Benito SotoPero coirlás damas, aun en medio del horror, quería recordar que sus abuelos habían bailado en Versalles. La aventura duró seis meses, en los que declararon la guerra a la Marina mercante de la pérfida Albión, como se decía entonces. Veinte presas hemos hecho a despecho del inglés. Como cantó el poeta Espronoeda, con entusiasmo romántico por la bárbara hazaña de Soto, el mareante pontevedrés. El vengador de Pedro, fue apresado en Cádiz y los piratas condenados a ser ahorcados y descuartizados, excepto el capitán, que logró huir a Gibraltar a cobrar una letra de cambio, en donde le cogieron y le colgaron del palo cíe un buque sencillamente, sin más recargamientos macabros. Víctor Saint- Cyr de Barbazán, prisionero en Cádiz, sostuvo el gesto feroz hasta última hora. En el momento de ejecutar a lo- s piratas no había verdugo. Entonces, el caballero se ofreció a la justicia para ejecutar a sus compañeros de aventura a cambio de- su propio perdón. La crónica no consigna el final de Saint Cyr de Barbazán, aunque sí dice que el pirata sólo contaba dieciocho años, y tenía tina belleza casi femenina. De este romance de piratas queda ur. a casita en la orilla del Lerez, en Pontevedra. Es la casa de Benito Sotó Aboal. Y también queda la leyenda de que aquí están enterradas todas las riquezas de El vengador de Pedro, el velero bergantín d el romance vivido por Soto, el pirata, y cantado por Es- pronceda, -el poeta. EMILIO CARRERE Ayer tarde se inauguró en la Sociedad de Amigos- del Arte la Exposición de grabados y libros ilustrados franceses del siglo XVIII, organizada por el Instituí Francais en Espagne, que dirige el ilustre escritor M. Paid Guinart. En la Asociación de Escritores y Artistas se ha verificado una interesante sesión poético- musical, en la aue intervinieron las alwn- ñas más aventajadas t de los maestros Cubiles, Fernández Bordas y Anglada. Nit- estra fotografía representa a la señorita Pilar Calderón en una de sus intervenciones. (Fotos Duque.