Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
A B C. MIÉRCOLES 27 DE MAYO DE. 1936. EDICÍIOtJ DE LA MAÑANA. PAG. 35. a la Prensa extranjera, discurso que liasta! mañana no publicará el Osservatore R oma no, y. que no ha. sido aún facilitado a los periodistas. Valga esta; alusión para justificar posibles faltas de corresponsal, que no son mías. Roma, tan previsora en todo, no sienA B C en Roma y Paría. Beck, a Belgrado. Décimo aniversario de te, por lo visto, el afán de los corresponsales extranjeros por ganar el tiempo que hacemás lucida su misión. Hoy el discurso del Ja revolución nacional portuguesa Santo Padre, como hace unos días el discurso político del ministro Ciano, que yo. glosaba en A B C, no puede conocerse en su integridad hasta: las veinticuatro horas, A B C EN PARÍS ABCENKOMA cuando ya las Agencias, de servicio perfec- to y: de innumerables recursos de que uno no podido comunicar a toMisterio alrededor de un espía El Padre; Santo recibe á los co- dos dispone, lo hall- del mundo. Sólo puede los periódicos 1 rresponsales extranjeros Palabras uno retener el- sentido y él sentimiento del soviético baspaternales 1 Pontífice. acto: Claro que está vez, por ejemplo, palata. El sentido y el sentimiento de las París 27, 1; madrugada. (Crónica telefónica, de lluestr. o. redactor. Detenido y proRoma 27, t madrugada! (Crórfica telef ó- bras del Sumo Pontífice son lo que el percesado en septiembre, por espía, el alemán nica de nuestro redactor. A las doce de fume a las flores: valen, por lo menos, como Hugo Eberlein, -subdito; Soviético, fue con- la mañana estábamos situados b. ajo 1 QS; so- el jardín, por más que el jardín valga para denado ayer a diez meses de cárcel por uso portales de San Pedro todos los repfcésén- el- jardinero que, contando los rosales, no de falso pasaporte. líe aquí un nuevo mis- tantes de la P. r, ens. a extranj, era en Roma, perciba el aromare las rosas. terio; protegido y alimentado por la Tercer para ser recibidos en audiencia especial! por Esta es ¡la Casa: que se llama la Casa del ra. República, en- términos eh. que ia opi- el Santo Padre. Creo que es lá segunda vez, común nión no sabe a. qué carta quedarse. Cuando, éh los catorce áñós- que ocupa él más. alto Padre. Venid a la Casa del Padre creyen 5- dé todos, los a fines de, verano, 1 a Policía detuvo én Es- Trono del más, alto Irnperib, -que; Su Santi- tes todos los oréyentes. DeEsta Casa os pery de los trasb. usg. o a- Eberlein y a su cómplice, una dad reúne a la 1 Prensa extranjera en; torno tenece. Pero, que no son. los hijos, sois vosalsaciaña sumamente servicial, la versión suyo Contra el sol sin fren o de la plaza otros quienes de todos tenéis. títulos especiales para que prevaleció, en todos los periódicos cotí enorme relucen las pecheras de; los fracs, lina especial- bienvenida. Representantes de referencia a lo que el juez dijo: adscribía- al desconcertados a i a luz- del díá: El conde de la Prensa extranjera en Roma sois; la posujeto en cuestión; a. -ciertas actividades la Torre, director, del Qsservatore Rot tano; tencia que representáis clandestinas de la- Til- Internacional. El era dirige la ceremonia. La visita tiene como tenéis la dimensión riiáses enorme, porque extensa del munquien, inspeccionaba y retribuía en Francia, níotfvd el cumpléañds del Papái; mejor aún: do la palabra, el pensamiento. Pero vuesnó soló. la. propaganda comunista, sirio los la entrada de Su Santidad en el camino de tra enorme fuerza es. también vuestra enoragentes y los servicios, del espionaje ruso. los días -que -lé- acercan a ésta plaza circular me responsabilidad. Itíás. tarde, el semapariQ Gringoire confir- de sus- ochenta añps. maba la ficha! inicial. Eberlein era! miem- A las doce y media, entre lanzas de; guaiv Estas han sido: casi las mismas palabras bro: del Gortíite- ejecutivo de la III Inter- días vaticanos, suntuosos y- medievales; sur con las que ha comenzado su admirable disr nacional y delegado e n l á Comisión dé bimos las escaleras del Palabio. LQS unifor- curso el Santo Padre. Este ha sido, desdé Control del- Komitern. Su presencia eñ mes de los soldados: atíétjcos s e ¡transío man luego, el concepto, la idea que ha desarror! Francia bajo nombre falso respondía a una en rojas casacas de palatinos vaticanos. Cru- liado a. lo. largo de, su disertación, que ha función diversa- y complicada. saldar el dér zamos la Sala Clénientiná, dtírídfe se cfefebró. durado más de un cuarto de hora. Invita Su ficit de L HÜriiánité, recoger confidencias este año la investidu- ra- de eaí- denaleSj- lle- Santidad a la meditación de la palabra, que; en! orden a la defensa militar del territo- gando hasta la Sala del Consistorio, que: aso- destinada a recorrer el mundo, -ha de prenrioj nutrir- con inyecciones metálicas el se- cio al recuerdo de Clemente XIII. Marmo- der forzosamente en los pueblos. La palabra paratismo alsaciano. Pero ejercía a la. sa- les y tapices. Trono; dorado bajo- sangriento del periodista vuela, se clava en Jaconcienzóri la presidencia del Consejo un Gobierno dosel. Aquí se reúne- una representación de cia colectiva tomo un dardo poderoso. Esta moderado, y acababa de firmarse el Pacto todos los climas periodísticos. Cada uno es, es nuestra, responsabilidad específica. No es frapcorruso. Bien por no indisponer contra en cierto modo, el embajador. de un senti- nuestra responsabilidad la simple responsa 1 los. Soviets a la opinión nacional, bien por- miento, de una curiosidad, de un orefén de- bilidad- de un altoparlante. Una fotografía que necesitara contemporizar en la Cámara ideas que forma, poco a poco, en, cada! país, recoge únicamente ía forma que capta, pero coa un mayoría vacilante, Lava no con- ese cuarto poder que opera en una realidad no piensa, no tiene alma. La palabra del pefirmó ni desmintió las culpas atribuidas al impalpable, llamada, en el optimista leiigo á r, ripdista, su testimonio, es profundamente detenido. Pasaron semanas, -pasaron meses, je democrático, la acción pública. A ningu- espiritual y no material. Por lo menos, es y él proceso- intruídó noüab ocaba en ningún no se nos oculta la trascendencia del acto. lo que el dibujo, a. la fotografía. Hay que cargo. Al día siguiente; de; la segunda vuelta Si ya: es de por sí una alegría del alma: oír ser, en primer término, el altoparlante que de; escrutinio, patente el triunfo del Frente lapalabra del Pontífice y recibir; su! bendi- sabe lo que habla, que no desconoce el efecPopular, el juez decretó que no existía deT ción, esta especie de gracia colectiva nos to que puede producir, ni el bien y el rnal lito de espionaje. Ño había otro delito que- confirma a todos y a cada uno, está maña- de que dispone, por su fuerza individual soél ¡uso de falso pasaporte. Y la causa, al na, el título de intérpretes de emociones, de bre lo colectivo. fin, se vio ayer. Pero apenas empezada la intermediarios y notarios de perfiles de las Sus. palabras, auténtica invitación, a un vista, el procurador de la República recla- cosas, de los gestos y de los hombres. serio examen. de conciencia, terminan recormó y obtuvo él procedimiento de puerta dándonos ahora nuestro compromiso sagracefrada. En los folios- -Kleolaró- existen Unos minutos de espera. La Guardia no- do de servir a la Justicia. Y, con la bendidocumentos, cuya- divulgación podría com- bl- e anuncia con, su presencia la llegada 1 del ción a todos, los presentes, se termina el acto. prometer la. seguridad del Estado. Por tan- Santo Padre. Su Santidad aparece en la Existe la costumbre, que yo no comparto, to, la opinión se hace un lío: si Eberlem sala. Genuflexiones y, silencio. El conde de de aplaudir cuando sale el Santo Padre. Esta ¿sí el espía peligroso a quien siguen iden- la Torré, después de postrarse, a. los pies del costumbre hoy no se. ha cumplido. La sentificando ciertos órganos moderados, ¿por Santo Padre, va, por grupos de nacionali- sibilidad de cádá uno de nosotros, induda? ué se le detiene únicamente por uso de dades, presentando a los periodistas, uno a: blemente, se recogía, de una concentración aisó pasaporte? Si el delito no tiene otra uno, que besan la mano de Su Santidad. de tantas cosas, de tantas emociones, revuelimportancia que él de, falsedad de nombre, La casual distribución que me ha colocado tas ahora- en su posible letargo, que hubiera ¿como existen, eñ el sumario documentos de adelantado de los españoles, me permite sido pueril. aplaudir; lo que estaba más alto concernientes a la seguridad de Francia? oíry. al. presentarme- el conde xlé- -la Torre: que los aplausos. Y, en cierto modo, hubiera Excelencias y exquisiteces, que dijo Maura, Grupo español al- Santo Padre- qjié se sido también como aplaudirnos a. nosotros a propósito también de cierta magistratura detiene un momento. Es en el irístaljte en mismos en aquel amor, en aquel afán prodef regirtlen- parlamentario. Cuando gober- que yo beso su anillo en Ja manó, blanquísi- fesional- prolesional, de fe- -que el Sumo naba un político- moderado, lá opinión no ma, cuando el PapEi! murmura: ¡España; Pontífice nos traía con su palabra, acasa pudo saibér- quién era- Eberlern; convenía España! removiendo desmayos, quebrantos e indife: no irritar a la oposición. Bajó el signo del Yo no; sahía que un- solo nombre de sus rencias en la misma profesión. 1 Frente Popular, el caso Eberlein sigue sien- labios a mi oído tuyiera! üna. emocicrn tan Es curioso que en la misma semana y. ea do un misterio. Aclararlo equivaldría a des aguda, tan fina, tan amplia y tan difícil de la misma Roma se hayan producido dos disacreditar, a desenmascarar acaso a la. nue- precisar, a un tiempo. Sólo cuando, á. iíh- de cursos de extraordinaria importancia, encava mayoría. Régimen sin autoridad y sin rqd. illas he. repetido yo Esp. aña, España- minados al mismo fin: a invitar a los periopublicidad, respaldado además por la más para. mí. ísólo, níe- di cuenta dé que también distas a, una seria meditación de su fuerza abominable de las ufanías: ¡a tiranía irres- se reza así. y. de su responsabilidad. Sin irreverencia ponsable e- iriajireh irsible del anónimo. -Su Santidad sentándose, en tono- pátríár- posible, dando a Dios lo que es de Dios y DARANAS al de ¿uycf suayej comienza su discurso- É. César lo que es. del César, quiero señalar INFORMAGIONES Y NOTÍCÍ S DEL y -E X T R A N Í É d Á